De vuelta a Mongolia

Hace bastante tiempo que no escribía ninguna entrada en el blog, principalmente porque no estaba de viaje, los asuntos personales han sido en gran parte la causa de que no hubiera podido venir antes a Mongolia , pero bueno ya estoy aquí de nuevo para continuar con las labores humanitarias de la asociación La otra mirada en Nalaikh.

La verdad que después de aterrizar en el aeropuerto internacional Chinggis Khaan (como no) de Ulaanbaatar he visto que aquí las cosas han cambiado muchísimo desde la última vez que estuve, en septiembre del 2013. Por cierto, si tenéis que venir aquí alguna vez no lo hagáis con Aeroflot, sus aviones no tienen sistemas de entretenimiento y un viaje de 20 horas puede ser bastante aburrido sino traes un buen libro, recomiendo hacerlo con Turkish Airlines, que por 10 o 15 euros más puedes pedir todas las bebidas y comidas de la carta, repetir platos cosa que a mí me encanta, me llevo hasta un mantel) y disponen del tan socorrido sistema de entretenimiento. No es la primera vez que me pasa, he volado 3 veces con la compañía rusa y siempre pasa lo mismo.

11

Volviendo al tema, vino a recogerme Anudari Bold, mongola y estudiante de español que se ofreció a hacer de taxista hasta Nalaikh donde dejaría las maletas y traerme de vuelta a UB. La carretera al aeropuerto viejo (están construyendo uno nuevo) ya no es esa pista de” solo dios sabe que” menos asfalto. Ahora es una vía con 3 carriles en cada sentido y perfectamente asfaltada, ya no se ven apenas vehículos rusos, kamaz o las típicas furgonetas Koreanas conocidas como Bongo porter. El parque móvil se asemeja bastante a lo que se puede ver en España, aunque aun le queden un par de años para parecerse. El numero de todoterrenos Hummer y Mercedes llama la atención, me imagino que estos serán los milagros que ha producido el encontrar minas de oro en el desierto del Gobi (Que en mongol significa desierto) con enormes vetas que algunos aseguran garantizan el suministro de oro por más de 200 años al actual ritmo de extracción. Algo increíble. Al final esto se va a parecer a la India, Mercedes paseando junto a mendigos.

Bueno, pues como decía, Anudari me llevaba las maletas cuando aparece un policía en una rotonda nos dice que paremos y al entregar la documentación este le dice a la conductora que la retira el carnet por borracha, así por la puta cara, cuando mi amiga jura y perjura que hace años que no bebe porque está tomando una medicación. Sin alcoholímetros ni ná…la ley es la ley. Le va a costar meses arreglar este problema a la muchacha, ya conozco como funciona aquí la administración.
Cambiamos de coche y ya por fin en casa, junto con Daniel y Alicia Sornosa, moteros de nacimiento.

Daniel vienen avión a acompañar a Alicia hasta Tokio en moto y Alicia, conocida motera española viene de cruzar Europa y Rusia con la expedición “Héroes del Gobi” catalanes ellos. Está claro, en Ulaanbaatar se juntan los más colgados.

Alicia ha recorrido casi 10.000 kilómetros para llegar aquí y durante el trayecto ha hecho una colecta para poder ayudarnos en las construcciones de Nalaikh y poder pagar los estudios de uno de los niños del pueblo. Ha conseguido más de 1000 euros para la asociación “La Otra Mirada” y además ha traído un montón de bolígrafos donados por Generali Seguros y una caja de gafas de sol donadas por Adidas España para que las repartamos entre la gente que lo pueda necesitar. Muchas gracias Alicia.

IMG_7162

He estado un par de días ayudándoles en los trámites para comprar una moto aquí y ayudando a Llibert Cañadas a realizar los documentos para mandar la suya a España (un autentico coñazo), este chico también ha venido en moto hasta aquí pero se prefiere volver en avión.
Así que nada, después de ayudar en lo que buenamente he podido a este grupito de compatriotas empieza el verdadero trabajo solidario. Eso lo dejo para el próximo post que este se va a hacer un poco largo 🙂

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Deja un comentario


A %d blogueros les gusta esto: