Nuestro hombre en el corazón de Manhattan

                   

Esto no queda así, esto se hincha. Crece. Hoy les presento a Luis, nuestro hombre en la capital del Imperio. Más datos biográficos, en su autopresentación.

Yo sólo añadiré que Luis es un buen profesional y un buen amigo, que nunca se aburre de acompañarnos a descubrir el Mediterráneo, que nunca se cansa de descubrir con nosotros esa ciudad fascinante en la que vive desde hace años. Con nosotros, con cuantos le pedimos el favor de que nos explique si ese frío de quince bajo cero en Nueva York se aguanta bien o hay que ir forrado.

  

El nos explicará como si fuera la primera vez que se lo preguntan que hay que tener en cuenta que fuera hace frío de verdad, pero que en los lugares cerrados hace un calor de verdad. Consejo: algo muy abrigado por encima, que te deje respirar cuando te lo quites al entrar al edificio, a la oficina, al hotel, al restaurante.

El nos dirá si el hotel al que vamos está bien situado y por qué. Por qué el Centro Vasco está donde está y no es ya la mejor ubicación. Cuál es la tipología del vasquito-a que llega hoy a la ciudad. Cuál la de quienes nos precedieron.

Nos resolverá con gran sentido común todas nuestras dudas, que son las de todo hijo de vecino que llega allí por primera vez, que son las mismas que le han formulado cien veces antes y te responderá como si fueras el primero que las formula.

El nos da buenos consejos a todos, y yo le voy a dar uno a él: en Nueva York no se debe tener una cama libre, ni un sofá cama para visitas en el salón. Hay que vivir en un lugar en el que no cabe ni uno más y sin parada de metro al lado.

No hay cosa más peligrosa hoy, cuando todo el mundo está en disposición de “conocer” la capital del Imperio, que tener sitio y buen talante. Además de que los metes en casa, los tienes que acompañar a conocer Central Park, la Zona Cero, la estatua, Times Square, el sitio donde secuestraron a Galíndez, el Guggem (el nuestro, mucho más bonito), el Barrio Chino, el …. (es que, de verdad, en esta ciudad hay mucho que ver y todo el mundo lo sabe), y tienes que colaborar en el descubrimiento admirado de cada visitante como si nadie antes lo hubiera festejado tan bien ni le hubiera descubierto tantos aspectos admirables.

Bueno, corto y pego. Lo único que pretendía era hacer una introducción a nuestro primer blogger (mañana sigue otro, y pasado otro, y así hasta que ustedes quieran) y animarles a que lo visiten a partir de este enlace, mientras arbitramos la fórmula definitiva que evite mi proliferación.

0 pensamientos sobre “Nuestro hombre en el corazón de Manhattan

  1. Mikel

    ¡Vaya fichaje! Me alegro de la incorporación de Foncillas.

    Hasta ahora yo sólo lo conocía de RAdio Euskadi, y me parece que lo hace muy bien. Me encanta lo de los viernes por la tarde con otros corresponsales.

    Espero que nos cuente cosas tan interesantes como en la radio, por lo menos.

    Zorionak Vascos en el Mundo!

  2. eguia uria maria luisa

    Si senor buen fichaje.
    Y ahora a meterse debajo de la alfombra.
    Y este fichaje se hace en 2007.
    Despues de la verguenza de lo que paso en la columbia en 2006 con el gobierno vasco.
    En fin necesitamos gente con un poco mas de coraje, decision y sobre todo sentido comun.
    Ser buen periodista entre otras cosas es denunciar secuestros y faltas de derechos humanos y Foncillas sabia mi situacion desde 2004.

Responder a Mikel Cancelar respuesta


A %d blogueros les gusta esto: