By

Naked cake de fresas y nata

 

Tenía ganas de preparar una de estas tartas desnudas o “naked cakes” que tan de moda están. Desde luego, puede parecer que son fáciles de hacer pero, en realidad, tienen su cosa.

Bien es verdad, que te ahorras el paso de cubrir el bizcocho con algún frosting, ganache… pero a su vez, eso tiene la ventaja de que sirve para cubrir imperfecciones, posibles roturas de bizcochos, desniveles…

En este tipo de tartas, como todo está “a la vista” tienes que tener muy dominado el tema de la apariencia de los bizcochos, que te queden altitos, igualados y con unos laterales perfectos, ya que será lo que se vea y conforme la decoración de la tarta junto con el relleno que elijamos. Del bizcocho y el relleno que escojamos depende el éxito de este pastel.

Para ser la primera, estoy realmente contenta con el resultado. No he querido complicarme mucho con rellenos, ni decoraciones y utilizar fruta fresca de temporada (las fresas están ahora en su máximo esplendor) que aporta mucho colorido, contraste y frescor al pastel.

TARTA NAKED CAKE O TARTA DESNUDA

INGREDIENTES:

  • 3 bizcochos de chocolate
  • almíbar
  • 750 ml. De nata 35% m.g
  • 2 sobres de estabilizante de nata
  • 100 gr. De azúcar
  • Fresas frescas

ELABORACIÓN:

Para hacer esta tarta, necesitaremos hacer 3 bizcochos de chocolate. Para esta ocasión, he utilizado una de mis recetas de bizcocho de chocolate preferida.

BIZCOCHO DE CHOCOLATE:

INGREDIENTES:

  • 125 gr. de harina corriente
  • 185 gr. de azúcar
  • 55 gr. de cacao puro 100%
  • 1 cucharadita de canela ( opcional, se puede suprimir)
  • ¾ de cucharadita de bicarbonato
  • ½ cucharadita de levadura química (tipo Royal)
  • ½ cucharadita de sal
  • 90 ml. de leche
  • 90 ml. de agua
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

ELABORACIÓN:

Por un lado, mezclamos en un bol, la harina, el azúcar, el cacao, la canela, el bicarbonato, la levadura y la sal.

Por otro lado, mezclamos la leche, el agua, el huevo, el aceite y el extracto de vainilla hasta que esté todo bien mezclado.

Mezclamos a baja velocidad, los ingredientes líquidos sobre los sólidos; mezclamos bien hasta que esté todo perfectamente combinado.

Una vez tenemos la masa, la vertemos en el molde redondo de 20 cm. Previamente cubierto con papel de hornear, tanto en la base como en los laterales y procedemos a hornear.

En horno precalentado a 200º, metemos el molde sobre la bandeja del horno a media altura y procedemos a hornear, bajamos la temperatura a 175/180º y lo tenemos unos 30 minutos. Comprobamos si ya está horneado, introduciendo una aguja en el centro. Si sale sin masa adherida, lo sacamos, en caso contrario, dejamos unos minutos más.

Una vez listo el bizcocho, sacamos del horno, dejamos unos 5 minutos sobre una rejilla y después, procedemos a desmoldar. Siempre sobre una rejilla. Una vez frío, cubrimos con plástico film y dejamos reposar para que se asiente.

***Este bizcocho lo realizaremos 3 veces para tener los tres pisos de bizcocho. Yo he horneado dos a la vez en la misma bandeja, ya que con moldes de 20 cm. caben dos en la bandeja, justo , pero caben.

***En este tipo de pasteles, es muy importante el aspecto del bizcocho, ya que va “visto” en la presentación final. Por lo que habrá que tener especial cuidado a la hora de elaborar los bizcochos para que nos queden unos laterales bonitos a la vista.

Para ellos es importante el molde que utilicemos. A mí me gustan los moldes de la marca PME. En concreto, he utilizado el de 8” x 2” (20cm x 5cm) para hacer esta tarta. Hay que engrasar el molde, ponerle una base de papel de hornear y otra rodeando todo el molde, para que nos suba adecuadamente por el lateral. Y volver a engrasar el papel de horno. Después echamos la masa para su horneado. De esta forma, nos subirá más regularmente y será más fácil su desmoldado.

***Luego, a la hora de montar la tarta, igualaremos los bizcochos con una lira de pastelería, dejando los tres bizcochos del mismo grosor y perfectamente lisos y rectos.

PREPARACIÓN DE LA NATA MONTADA:

En esta ocasión, he optado por rellenar los bizcochos con nata montada azucarada (chantillí). Normalmente no se recomienda utilizar nata por su poca estabilidad y porque puede hundirse con el peso de las otras capas al ser de una textura más hetérea, pero yo quería utilizar un relleno que no fuese muy contundente, sin mantequillas ni excesivamente dulce, por lo que me decanté por la nata azucarada con trozos de fresa.

El truco para que mantenga su estabilidad es usar unos polvitos estabilizantes (que hoy día venden en cualquier gran superficie, tipo Eroski). Yo, concretamente, uso los de la marca Dr. Oetker y van muy bien. Para 750 ml de nata he utilizado 2 sobres. Con eso y 100 gr de azúcar y un buen montado, queda una nata dura, perfecta para este tipo de preparación y que aguanta perfectamente las capas.(como podéis ver en las fotos).

  MONTAJE DE LA TARTA

  • Primeramente, preparamos los bizcochos para su colocación, los cortamos los tres del mismo grosor, cortamos la parte superior con una lira, quitando la “barriguita” que nos haya podido quedar.
  • Colocamos el primer bizcocho sobre la bandeja de pastelería donde vamos a presentar la tarta. Le añadimos un poco de almíbar con un pincel para humedecerlo un poco. Sin pasarnos, no hay que calarlo excesivamente porque se nos puede humedecer demasiado y entonces pierde estabilidad.
  • Colocamos la nata en una manga pastelera con la boquilla que elijamos (en mi caso, la 8B de Wilton, puede ser con boquilla lisa, también). Hacemos un cordon por la parte exterior del bizcocho (que nos sirva de contención) y rellenamos el interior con más nata. Distribuimos trozos de fresas por encima de la nata.
  • Colocamos el segundo disco de bizcocho y procedemos de igual manera que en el punto anterior.
  • Finalmente, colocamos el último bizcocho y sobre éste, ponemos una base de nata, sobre la que colocaremos las fresas enteras y limpias a modo de decoración.
  • Metemos en la nevera para que se enfríe. Dejamos en frío hasta su consumo.

 

Print Friendly, PDF & Email

Te puede interesar...

Bizcocho de chocolate especial Quiero dedicarle una entrada a este bizcocho, porque realmente se lo merece. La verdad es que últimamente...
Tarta de fresas con mousse de Nutella   La temporada de fresas ya está terminando, es una fruta que da un montón de posibilidades...
Cupcakes fantasma para Halloween Esta es una de receta de Halloween que he elaborado a partir de tres recetas que, en sí mismas, pueden...
Tarta mousse de fresas Empezaba la temporada de fresas con esta tarta de fresas y lichis y termino la temporada de fresas...

0 Responses to Naked cake de fresas y nata

  1. Tiene un pinta estupenda, te quedó perfecto y seguro que muy rico. besinos

  2. Rosana Patricia says:

    Voy a hacerlo , si, si, . Me gustaria que enviaras mas recetas de bajas calorias y saladas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.