By

Magdalenas integrales de calabaza y nata

Aquí vengo con otra variante para hacer unas ricas magdalenas con calabaza. En el blog tengo otras versiones , como por ejemplo las magdalenas de calabaza y chocolate (que están muy ricas también). Si tenéis mucha calabaza y buscais recetas ricas, sanas y sabrosas donde gastarla, ésta es vuestra receta. Quedan mullidas, jugosas, muy especiadas. Ideales para el desayuno acompañadas de un cafecito.

MAGDALENAS INTEGRALES  DE CALABAZA Y NATA

INGREDIENTES:  (para 12 unidades)

  • 400 gr. de puré de calabaza
  • 150 gr. de azúcar moreno
  • 175 gr. de azúcar blanquilla
  • 125 ml. De nata ligera de cocinar
  • 4 huevos
  • 125 ml. De aceite de girasol
  • 125 gr. de harina normal
  • 200 gr. de harina de espelta integral
  • 3 sobres dobles de gaseosas o 1 sobre de levadura química tipo royal.
  • Canela, jengibre y nuez moscada. (1 cucharadita pequeña de cada una)

ELABORACIÓN:

Primeramente, prepararemos el puré de calabaza, para ello, pelamos y cortamos la calabaza en trozos pequeños y los ponemos al vapor en una olla apta para ello.

Cuando la calabaza está tierna, apagamos el fuego y pasamos la calabaza cocida a un colador amplio. Con un tenedor aplastamos las piezas de calabaza hasta convertirla en puré. Dejamos escurriendo en el colador. Conviene aplastar varias veces el puré de calabaza para que suelte la mayor cantidad de agua posible. Veremos que al ser la calabaza mayormente agua, cuanto más aplastemos la papilla, más agua desecharemos.

Este paso es muy importante, ya que si no retiramos el exceso de agua, obtendremos unas magdalenas demasiado húmedas, cuya masa no subirá adecuadamente, resultando unas magdalenas apelmazadas y poco aireadas. Así que ¡ya sabéis! Dedicarle a este paso su tiempo, es imprescindible.

En segundo lugar, una vez tengamos el puré listo, lo ponemos en un bol amplio, le añadimos el azúcar y mezclamos con las varillas. A continuación, se añaden las especias y las mezclamos.

Seguidamente, vamos añadiendo los huevos de uno en uno. Mezclando con varillas hasta que estén perfectamente integrados en la masa., ahora, añadimos la nata líquida y después el aceite en hilillo. Cuando tenemos todo perfectamente mezclado, es la hora de añadir las harinas.

Habremos tamizado la harina junto con los sobres de gaseosas. Vamos añadiendo las harinas poco a poco y mezclando suavemente hasta que desaparezcan en la masa. Una vez que lo tenemos, procederemos a rellenar las cápsulas de magdalena.

En mi caso, preparo previamente los papelillos de magdalena y los meto en flaneras rígidas de acero inox.  Son de buen tamaño, por lo que obtendremos con esta masa 12 magdalenas grandes.

Vertemos la masa resultante distribuida en las 12 flaneras, llenaremos hasta las ¾ partes del molde. Encima he echado un puñadito de almendra crocanti. (es opcional, pero recomendable), también se puede poner cualquier otro fruto seco como nuez, pistacho… y si no vais a optar por algún tipo de fruto seco, es conveniente echar un poco de azúcar (mejor moreno) ya que las magdalenas no quedan excesivamente dulces . Pero eso es un poco al gusto. Para mí, (que no me gusta superdulce) quedan perfectas de dulzor (con el crocanti de almendra).

Llega el momento de hornear, colocamos todos los moldes en la bandeja del horno y en horno precalentado a 200 grados, metemos la bandeja a media altura. Bajamos a 175 grados con calor abajo-aire y mantenemos durante 30/35 mins. Hasta que al introducir un palillo en el centro de la magdalena, éste sale seco, sin masa adherida.

Cuando termina, sacamos del horno, sacamos de las flaneras y dejamos enfriar en una rejilla.

 

By

Cardo rojo de Ágreda en conserva

En Ágreda (Soria) se cultiva el CARDO ROJO DE ÁGREDA. Este cardo se siembra en fincas de regadío de muy buena calidad a finales de la primavera para que a partir de Noviembre haya alcanzado su máximo desarrollo en grosor y altura.

Es entonces cuando el cardo se cubre de tierra, formando una pirámide de metro y medio de altura. Esta técnica es exclusiva de Ágreda, transmitida de generación en generación, Técnica muy costosa y laboriosa pero imprescindible para proteger a la planta de las heladas del Moncayo y lo que le confiere un sabor y un color que hacen que el cardo rojo de Àgreda sea único, exquisito y muy preciado, además de apto para ser consumido en ensalada.

Comienzan a consumirse en noviembre, pero el punto álgido de su consumo es en las Navidades, sobre todo Nochebuena, donde el cardo supone uno de los manjares típicos e insustituibles.

El Cardo Rojo de Ágreda contiene un 94% de agua, fibra, pocos hidratos de carbono y proteínas y escasas calorías, por lo que es ideal para dietas de adelgazamiento. Rico en minerales, vitamina C y B3, hierro y calcio.

CARDO ROJO DE ÁGREDA

 

La mejor manera de consumir el cardo, es comerlo fresco, cuanto más fresco mejor. Pero también podemos preparar conserva de cardo y disponer de ella para tomar esta deliciosa verdura durante todo el año.

En primer lugar, separamos las pencas de cardo y procedemos a pelarlo. Quitando las hebras más gruesa y cortándolo en trozos más o menos regulares, un poco al gusto.

Mientras vamos pelando el cardo, lo vamos echando a una palangana con agua fría. Se le suele añadir una cucharada de harina para evitar que se ponga negro por la oxidación.

Una vez pelado, lo lavamos concienzudamente para quitarle toda la tierra y dejarlo limpio. Se pone en una olla express con agua fría, casi cubriendo todo el cardo. Se cuece durante 15 minutos aprox. (conviene dejarlo un poco tieso, al dente, ya que después, durante la cocción al baño maría, se continúa cociendo y ya queda en su punto justo de tersura).

**Dependiendo de las pencas de cardo que estemos cociendo, necesitarán más o menos tiempo. Cuanto más nos acerquemos al corazón del cardo, serán más tiernas las pencas, por lo que necesitaremos menos tiempo de cocción.

Una vez cocido, vamos echando las piezas en frascos limpios y esterilizados, preparados para su conservación. Rellenamos con el agua de la cocción y cerramos.

Procedemos a hacerle el baño maría. En mi caso, durante 15 minutos en olla a presión. Una vez terminado, dejamos enfriar y guardamos.

Otra manera de conservar el excedente de cardo, aunque no es tan duradera como el embotado consiste en meterla en bolsas al vacío. Una vez limpio y seco, en crudo, se envasan al vacío y se guardan en la nevera. Duran unos 10 días sin perder propiedades.

***He hecho la prueba de congelar la bolsa al vacío, sacarla del congelador y dejar que se descongele para proceder a cocer y el resultado ha sido pésimo. Estaba totalmente ennegrecido y blandurrio.  También he probado a cocinarlo directamente del congelador con mal resultado. No se quedó negro pero perdió totalmente la tersura. Estaba blando.

Conclusión: No es una verdura que se deba congelar en crudo.

***El cardo rojo de Ágreda, debido a sus cualidades únicas, puede ser consumido en ensalada. Se le hacen unos cortes a los extremos de las piezas y se dejan un rato en agua helada, una vez conseguido el rizado y bien escurrido, se aliña con aceite de oliva virgen extra, vinagre y sal al gusto. También se le pueden añadir unos granitos de granada.

 

 

***Pinchando este enlace podéis ver la forma más común de consumir el cardo. La salsa de almendras bien puede ser sustituída por una salsa de nueces elaborada de la siguiente manera: En una sartén se hace una salsa bechamel de manera tradicional, con aceite de oliva, harina, un majado de perejil, ajo, nueces y leche. La salsa deberán quedar más bien espesa. Para presentarlo, una ver revuelto con la salsa, se le pueden poner encima unos piñones, pasas, o foie, o almendras, nueces, almejas (dependerá del gusto)…

 

 

By

Tarta de Navidad 2019

La Navidad es una época del año que nos acerca a los sentimientos. El amor por los que comparten con nosotros este maravilloso viaje que es la vida, el recuerdo de los que ya no están o los que no pueden estar… O simplemente un tiempo mezcla de nostalgia e ilusión. Para hacer más dulce cualquiera de esos sentimientos, os dejo esta tarta de Navidad, ideal para Nochebuena o Nochevieja. Que estos días y todo el año sean dulces. Zorionak! ¡Felicidades!

Uno de los principales elementos de decoración de la tarta son las galletas de navidad en forma de galletas de jengibre decoradas con glasa que publiqué en un post anterior 🙂

TARTA DE NOCHEBUENA/NOCHEVIEJA 2019

BASE: bizcocho de chocolate sin harina y con mantequilla

RELLENO: .- mousse de castañas y chocolate blanco

.- capa de crujiente de gianduja

.- mousse de dulce de leche

CUBIERTA:  ganache de chocolate

DECORACIÓN:  casitas de jengibre decoradas con glasa.

ELABORACIÓN:

Para la BASE:

MASA DE BIZCOCHO CON CHOCOLATE Y MANTEQUILLA SIN HARINA

 

INGREDIENTES: para un molde redondo de 32 cm.

  • 100 gr. de chocolate negro amargo (60% de cacao como mínimo), también se puede hacer con chocolate de cobertura fondant tipo Nestlé postres. (ese es el que he utilizado yo).
  • 85 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 gr. de azúcar glas
  • 6 gr. de cacao en polvo
  • 3 huevos enteros
  • 3 claras de huevo.

 

ELABORACIÓN:

 

Fundimos el chocolate al baño maría o en el microondas y dejamos enfriar. Por otro lado, batimos la mantequilla a punto pomada, añadimos el cacao con 40 gr. de azúcar hasta que tenga una textura blanda y ligera.

Separamos las claras y las yemas de los huevos e incorporamos las 3 yemas y 1 clara a la mantequilla, una vez bien mezcladas, añadimos el chocolate derretido y tibio.

Montamos las otras 5 claras a punto de nieve, agregando poco a poco el azúcar restante ( o sea, 60 gr.). una vez que las tenemos bien montadas, las mezclamos cuidadosamente con las yemas hasta formar una masa esponjosa y ligera.

Engrasamos un molde redondo de 32 cm. Y cubrimos la base con papel de horno. Volcamos la masa resultante dentro, igualamos con una espátula y procedemos a hornear.

Hornearemos durante 15/20 minutos en horno precalentado a 180 grados  hasta que observemos que el bizcocho ya está hecho. Queda un bizcocho liviano, que luego baja un poco cuando se enfría y colocamos el resto de la tarta encima.

Para el RELLENO:

MOUSSE DE CASTAÑAS Y CHOCOLATE BLANCO

Ingredientes:

  • 150 gr. de chocolate blanco (100 gr)
  • 200 ml. de nata líquida (150 ml)
  • 100 ml. de leche (50ml)
  • 150 gr. de azúcar (100 gr)
  • 1 sobre de gelatina o 6 hojas (1 sobre o 4 hojas)
  • 450 gr. de crema de castañas (300 gr)
  • 500 ml. de nata montada (300 gr)
  • 3 yemas (2 yemas)
  • 100 ml de dulce de leche (65 ml)

Elaboración:

Para la mousse de castañas, chocolate blanco y dulce de leche, primeramente montamos la nata ( 500 ml) y reservamos. Hidratamos el sobre de gelatina en 50 ml. de leche fría, el resto de la leche ( 50 ml) la calentamos y una vez hidratada la gelatina juntamos con la leche caliente y mezclamos bien hasta que se disuelva.

Por otro lado, ponemos un cazo al fuego y cocemos la nata líquida (200 ml) con el azúcar, retiramos cuando rompa a hervir, añadimos las yemas de huevo y batimos enérgicamente, las añadimos de una en una teniendo la precaución de que no cuajen, para ello hay que batir con rapidez y enérgicamente. Incorporamos entonces la gelatina hidratada (que teníamos reservada) y el chocolate blanco (que habremos fundido previamente), deshaciendo todo bien.

A continuación, añadimos la crema de castañas, mezclamos con las varillas y una vez bien mezclado, añadimos la nata montada que teníamos reservada en la nevera.

La nata se incorporará de la siguiente manera: cogemos algo menos de 1/3 de la nata y la mezclamos con vigor, con fuerza, batiendo bien (esto se hace para igualar texturas), el resto de la nata se incorpora de forma suave, con movimientos envolventes y con delicadeza para que coja aire y nos quede la textura mousse.

 

.- capa crujiente de gianduja

Primeramente deberemos preparar una praliné de avellana :

Para elaborarla, podéis echar un vistazo a la receta de “ tarta mousse de praliné y mousse de toffe con chocolate blanco”, ahí tenéis un paso a paso con fotos muy clarificadoras para elaborar una praliné perfecta.

***Para elaborar la GIANDUJA :

  • 300 gr. de chocolate al 55 % cacao
  • 200 gr. de praliné de avellana

Lo primero que tendremos que hacer es : atemperar el chocolate ( para que luego se realice mejor la mezcla con el praliné).

En un cazo al baño maría derretimos el chocolate, subimos la temperatura del chocolate a 45º, una vez que lo tengamos, bajamos la temperatura del chocolate hasta 27º ( para acelerar el enfriamiento, se puede cambiar el chocolate de recipiente y moverlo constantemente). Una vez alcanzada esa temperatura, se sube de nuevo hasta que llegue a los 33º, 35º.

Se mezcla con la crema praliné y se guarda en un frasco cerrado herméticamente, si lo guardamos en la nevera, se endurecerá, a temperatura ambiente tendrá textura tipo Nutella.

Para elaborar el CRUJIENTE DE GIANDUJA:

 250 gr. de Gianduja

80 gr. de barquillos

 

Calentamos un poco la gianduja para que esté más maleable. Con la mano, pulverizamos los barquillos y mezclamos bien con la gianduja. Extendemos hasta dejar una plancha fina y dejamos enfriar hasta que se endurezca.Lo mejor es extenderla con rodillo con plástico film debajo y encima del crujiente.

Conviene hacer una plancha de crujiente de gianduja lo más fina posible,lo mejor es hacerla y meterla ene l congelador para que se endurezca y luego utilizarla directamente congelada.En esta ocasión, le daremos forma redonda de un tamaños un poco inferior a nuestro molde.

.- MOUSSE DE DULCE DE LECHE:

INGREDIENTES:

.- 300 gr. de dulce de leche

.- 100 nata 35% mat. Grasa

.- 300 ml. de nata 35 % mat. Grasa

.- 4 hojas de gelatina

.- 50 ml. de leche

ELABORACIÓN:

Calentamos en un cazo el dulce de leche con los 100 ml. de nata. Lo removemos bien hasta que se mezcle totalmente.

Por otro lado, semimontamos el resto de la nata (300 ml.) y reservamos en la nevera. Hidratamos las hojas de gelatina en agua fría durante unos 10 minutos, sacamos del agua, secamos y las disolvemos en los 50 ml. de leche caliente.

Añadimos la gelatina disuelta al dulce de leche y dejamos entibiar. Una vez frío, añadimos la nata semimontada a la crema. Mezclando con movimientos suaves y envolventes, mezclando solamente hasta obtener una crema homogenea.

GANACHE DE CHOCOLATE

Calentamos 150 ml. de nata en un cazo. Por otro lado, troceamos 150 gr. de chocolate de cobertura en un recipiente. Cuando la nata rompe a hervir, la volcamos directamente sobre el chocolate troceado y al de 1 minuto de reposo, comenzamos a mezclar suavemente con una espátula haciendo movimientos circulares. No batir, ya que conseguiríamos darle mucho aire, lo que se traduce en burbujas que afean la cubierta.

MONTAJE DE LA TARTA

Sobre un cartón de pastelería de 1 cm. inferior al tamaño de la tarta, se coloca el bizcocho de chocolate. Se coloca un aro extensible de pastelería del tamaño del bizcocho. (es conveniente rodear el aro con una tira de acetato, para que luego sea más fácil retirar el aro).

Se vuelca la mousse de castañas y chocolate blanco, se alisa con una espátula y  se distribuyen unos pegotitos de dulce de leche por la superficie (opcional pero aconsejable).

Metemos en la nevera para que se endurezca, dejamos unas horas. Cuando ya la tenemos más o menos dura,sacamos la lámina de crujiente del gianduja del congelador, retiramos el film y la colocamos sobre la mousse, presionando levemente para que no queden burbujas de aire entre la mousse y la gianduja.

Cubrimos con la mousse de dulce de leche (que hemos preparado anteriormente) y alisamos bien la parte superior. Volvemos  a meter en la nevera.

***En este punto, podemos congelar la tarta y terminar de decorar el día que vayamos a usarla o si la vamos a utilizar sin congelar, conviene dejarla reposar así toda la noche. Las mousses quedan mejor asentadas de un día para otro.

Al día siguiente, preparamos la ganache de chocolate y cuando está prácticamente fría, la vertemos en la tarta, desde el centro se va extendiendo por toda la superficie. Podemos ayudarla moviéndola un poco o con una espátula, pero mejor no tocarla para que quede totalmente lisa. ¨Volvemos a meter al frío.

Ya solamente nos queda, quitar el aro, el acetato y colocar alrededor de la tarta las casitas de jengibre que tenemos previamente hechas. No es necesario pegarlas con nada, ya que con la propia mousse se quedan pegadas y no se mueven.

**Las formas y tamaños de las casas son al gusto de quien las hace, dejando volar tu imaginación. Para darle un toque más navideño, es conveniente espolvorear azúcar glass con un colador por la superficie haciendo efecto de nevado. Eso sí, se hará justo antes de presentarla en la mesa porque se humedece rápidamente y desaparece en el chocolate.

By

Galletas de Navidad

Hoy os quiero enseñar los diseños de casitas de jengibre que he preparado para decorar la tarta que será la protagonista estas navidades. Os la pondré en el siguiente post. He utilizado la receta de la masa de las galletas cookies navideñas con especias que mantienen muy bien la forma, quedan extremadamente crujientes y ricas.

***Conviene hacerlas más finas de lo habitual, (si utilizais el rodillo con arandelas para que queden todas de igual grosor, usar el aro de 2 mm. y dejarlas en el horno un pelín mas de tiempo, para que nos queden crujientes y duras a la vez).

***preparamos una glasa real para delinear y luego ya es cuestión de dejar volar la imaginación para hacer diferentes diseños de casas.

***Ya que tenemos la masa lista, aprovechamos para hacer muñecos de jengibre, estrellas, pinos….que nos vendrán muy bien para decorar luego nuestra tarta y las que sobren, son buenísimas para comer

***Salen un montón de galletas, suficiente para decorar hasta 3 tartas.

By

Naranjas confitadas

A partir de ahora, empezaremos a tener buenas naranjas de zumo en el mercado, y si esperamos un poquito más, a que llegue el invierno, ahí es donde estarán en su esplendor, dulces, baratas y abundantes. Ese es buen momento para dedicar un ratito a confitar naranjas para tener de reserva y utilizar en incontables ocasiones.

Lo mismo te valen para decorar un roscón de reyes, para cakes y bizcochos, para pudings…para bañar con chocolate….la elaboración es sencilla, seguir unos pasos y un poco de paciencia. Te animas?

 

NARANJAS CONFITADAS

INGREDIENTES:

  • 3 naranjas de zumo
  • 400 gr. de agua
  • 200 de azúcar

ELABORACIÓN:

En primer lugar, elegiremos unas naranjas que tengan la piel fina, preferiblemente de zumo (que tienen menos piel blanca). Las lavamos concienzudamente bajo el grifo y secamos.

Seguidamente, cortamos las naranjas en rodajas de ½ cm. aprox. desechando los extremos. Ponemos una cazuela ancha al fuego con los 400 gr. de agua y los 200 gr. de azúcar. Llevamos al punto de ebullición y mezclamos con una cuchara para que se disuelva bien el azúcar en el agua.

Echamos las rodajas de naranja que tenemos reservadas y bajamos la intensidad del fuego, para que mantengan un suave hervor, que se vaya confitando poco a poco. Dejaremos al fuego 1 hora aprox. hasta que prácticamente desaparezca el almíbar.

*Conviene utilizar una olla ancha para que las rodajas de naranja no se monten una encima de otra, como mucho pueden formar 2 capas. No utilizar tenedores ni nada para mover las rodajas, hay que tener cuidado de no romperlas. Para moverlas, levantar la cazuela y moverla con movimientos de vaivén.

Cuando prácticamente haya desaparecido el almibar, sacamos del fuego y colocamos las rodajas en una rejilla para que se sequen. Dejamos en un lugar seco y al de 24 horas, tendremos secas nuestras rodajas de naranja. Guardamos en recipientes tapados. Yo, lo meto en la nevera, en la puerta, donde suele ir la mantequilla y aguanta perfectamente mucho tiempo.

*Admite muchos usos, decoración para el roscón de reyes, cakes de naranja confitada…

*También he hecho lo mismo con limón, solo que le he añadido algo más de azúcar y el resultado no me ha gustado demasiado. Queda demasiado amargo, os dejo también una foto de cómo ha quedado, estéticamente está bien pero en cuanto a sabor, a mí, particularmente, no me ha convencido.

 

By

Galletas de mantequilla de cacahuete con besos de chocolate

 

Estas galletas son típicas de Estados Unidos, forman parte de su repostería más tradicional. De hecho, tanto los ingredientes como el libro de donde he extraído la receta han sido un regalo traído expresamente para mí por una familia muy querida de Minessota.

Las galletas, en sí, son contundentes, dulces, calóricas … ¡¡¡pero riquísimas!!! Típica repostería americana. Aquí os dejo la receta que viene en el libro. Las medidas son en “cups” y “teaspoons” (medidas americanas). Yo, como tengo las tazas y las cucharillas de medir, no he tenido ningún problema para hacerlas. ¡Espero que si conseguis los kisses (los besos de chocolate) y la mantequilla de cacahuete os animéis a probarlas!

 

GALLETAS DE MANTEQUILLA DE CACAHUETE CORONADAS CON KISS DE CHOCOLATE

INGREDIENTES:  (para 3 docenas de galletas)

  • 1 ¼ taza de harina (cup)
  • 1 cucharadita de las de té de bicarbonato sódico (1 teaspoon)
  • ½ cucharadita de las de té de sal ( ½ teaspoon)
  • 125 gr. De mantequilla a temperatura ambiente ( ½ cup o 1 stick)
  • 1 taza de mantequilla de cacahuete suave, sin sal y natural (no hidrogenada)
  • ½ taza de azúcar granulado, + para cubrir las galletas
  • ½ taza de azúcar moreno ligero (light Brown sugar)
  • ½ cucharadita de las de té de extracto de vainilla
  • 1 huevo
  • 36 kisses de chocolate ( chocolatinas americanas con esa forma tan peculiar)

ELABORACIÓN:

En un bol de tamaño medio, mezclar juntos la harina, el bicarbonato, y la sal y reservar.

Por otro lado, batir en un robot de cocina tipo Kitchen Aid o similar la mantequilla junto con la mantequilla de cacahuete, a velocidad media-alta unos dos minutos, hasta que la mezcla esté cremosa.

Añadimos los dos tipos de azúcares, el normal y el moreno y continuamos batiendo hasta que la mezcla se blanquea y esté esponjosa. (este proceso nos llevará unos 3 minutos). Añade la vainilla y el huevo y mezcla hasta que esté perfectamente integrado. Reducimos la velocidad a lo más lento.

Echamos 1/3 de la mezcla de harina y mezclamos solamente hasta que desparezca la harina en la crema. Gradualmente vamos añadiendo el resto de harina hasta terminar con toda. No sobrebatimos, justo hasta que esté bien mezclada.

Volcamos la masa resultante sobre una superficie lisa ( la encimera) cubierta con un poco de plástico film. Extendemos la masa con el rodillo, cubrimos con más plástico film y llevamos a refrigerar. Dejamos en la nevera hasta que la masa está totalmente fría y se haya endurecido lo suficiente como para formar bolas. ( mínimo 1 hora, mejor toda la noche).

Cuando están listas para hornear, precalentamos el horno a 180 grados durante 15 minutos. Formamos bolas de unos 3 cm. Cubrimos completamente las bolas con azúcar corriente y colocamos en las bandejas para hornear galletas, cubiertas con un silpat o papel de horno. Dejamos espacio suficiente entre galletas para que al hornear no se peguen (ya que creen un poco). Con una cuchara, aplanamos un poco cada galleta y procedemos a hornear.

Las tenemos en el horno hasta que adquieren un ligero tono dorado por los bordes, (sobre 12/15 minutos, dependerá del horno) es importante no sobrehornear.

Sacamos del horno la bandeja y suavemente, presionamos un kiss de chocolate en el centro de cada galleta. Volvemos a introducir la bandeja en el horno con las galletas y las dejamos 1 minuto más. Sacamos del horno, dejamos enfriar en la propia bandeja 2 minutos y seguidamente, pasamos las pastas a una rejilla para que terminen de enfriarse completamente.

** Estas galletas pueden craquelar, es normal.

**Receta extraída del libro “The great Minnesota cookie book” de Lee Svitak Dean y Rick Nelson.

By

Tarta Jurassic world

 

Si cuando le preguntas a tu sobrino que “qué va a ser de mayor”…, te contesta que “paleontólogo” , pues la temática de la tarta para celebrar sus 6 años, no podía ser otra que una tarta de Jurassic World, con todo un catálogo de velociraptors, triceratops, brontosaurios y demás dinosaurios.

Inspirada en el mundo jurásico, la tarta tiene la puerta de acceso de la película, cascadas de agua, volcán y demás elementos que en su conjunto hacen una tarta muy vistosa. A la hora de soplar las velas, pusimos unas bengalas en el volcán, simulando la erupción de la lava, que dejó boquiabierto al cumpleañero.

 

TARTA JURASSIC WORLD

INGREDIENTES:

  • 1 bizcocho de chocolate especial de 23 cm. (2 masas)
  • 1 bizcocho de chocolate especial de 14 cm. ( 1 masa)
  • Almíbar para calar el bizcocho
  • 500 gr. De crema pastelera de chocolate
  • ½ receta de frosting ligero de queso
  • Ganache de chocolate: 200 gr. De chocolate de cobertura

                                                        200 ml. De nata de montar (35% m.g.)

  • Decoración: figuras de dinosaurios de plástico y elementos decorativos en fondant o pasta de azúcar (puerta de acceso, hojas, piedras, río, lava del volcán…)

ELABORACIÓN:

            En primer lugar, hacemos dos bizcochos de chocolate, uno de ellos de 23 cm. y otro de 14 cm. Para hacer el bizcocho grande multiplicamos por dos la receta de bizcocho de chocolate especial. (nos quedará un bizcocho alto, para dividir en 3 capas). Para hacer el de 14 cm. utilizaremos 1 masa de bizcocho de chocolate especial. Nos quedará un bizcocho alto, para dividir en 3 pisos.

Una vez que los tenemos hechos y fríos, los envolvemos en plástico film y guardamos durante 1 día para que se asienten y podamos dividir mejor.

Procedemos a hacer la crema pastelera de chocolate:

INGREDIENTES:

  • 500 ml. de leche
  • 4 yemas de huevo (tamaño L)
  • 6 cucharadas soperas de azúcar
  • 3 cucharadas soperas de Maizena (harina de maíz)
  • pizca de sal
  • 200 gr. de chocolate de 70 % cacao, derretido
  • 50 gr. de mantequilla cortada en 5 trozos a temperatura ambiente.

 

ELABORACIÓN:

 

Poner la leche en un cazo y llevarla a ebullición. Mientras tanto, en un cazo amplio mezclar las yemas de huevo, el azúcar, la harina de maíz y la sal hasta que quede homogéneo.

Ir vertiendo sobre esta crema ¼ de la leche, poco a poco en forma de hilillo. Esto se hace para que se vaya calentando la crema y no se cuajen los huevos por efecto del calor. Verter el resto de leche y mezclarlo bien.

Poner el cazo a fuego medio y remover continuamente, sin parar, llegando bien a todos los rincones del cazo, llevarlo poco a poco a ebullición, mantenerlo en ebullición uno o dos minutos, sin parar de remover.

Retirar el cazo del fuego, mezclar el chocolate derretido y dejarlo reposar 5 minutos. Después echar la mantequilla cortada en 5 trozos y mezclar hasta que esté totalmente incorporada en la crema y ésta tenga una apariencia suave y sedosa.

Colocar una pieza de plástico de cocina sobre la parte superior de la crema y que esté en contacto con ella y una vez tibia, meterla en la nevera para que se enfríe hasta su uso.

A continuación, elaboraremos ½ receta de frosting especial de queso crema, pinchando sobre la receta, podréis ver la forma de hacerla.

Por último, elaboraremos una ganache de chocolate, para ello, llevamos a ebullición la nata y la vertemos sobre el chocolate de cobertura troceado. Dejamos un par de minutos reposando y procedemos a mezclar con una espátula y movimientos suaves, hasta que se deshaga todo el chocolate y obtengamos una crema. Dejamos entibiar, removiendo de vez en cuando, para quitarle las burbujas.

 

 

MONTAJE DE LA TARTA:

  1. Dividimos el bizcocho grande en 3 pisos y procedemos a rellenarlo, la primera capa de relleno será de frosting de queso. Colocamos una segunda capa de bizcocho. (pincelamos con almíbar) y cubrimos con crema de chocolate. Colocamos el tercer bizcocho y pincelamos con almíbar. Reservamos.
  2. El bizcocho pequeño lo dividimos en 3 capas, al igual que el anterior. El primer piso lo cubrimos con frosting de queso. El segundo y tercer disco de bizcocho lo recortamos un poco para hacer la terraza escalonada, como se muestra en el paso a paso. Rellenamos el segundo bizcocho con crema pastelera de chocolate y colocamos el tercer disco de bizcocho. Reservamos
  3. El bizcocho que nos ha sobrado de recortar los discos lo reservamos para hacer el volcán. Lo desmigamos y añadimos una cucharada de crema de queso, mezclamos bien  hasta obtener una masa como de cake pops. Si necesitamos,  añadimos un poco más de crema. Damos forma de volcán y reservamos.
  4. Una vez formados y montados los rellenos, metemos en la nevera un par de horas mínimo para que se endurezca un poco la tarta.
  5. Para que haya estabilidad en la tarta y se mantenga perfectamente los diferentes pisos sin hundirse, procederemos a colocar unas pajitas gordas a modo de “pilares” en la parte de la tarta grande, donde va la segunda tarta. Dejamos la pajita central más alta para “insertar” la segunda tarta y el volcán. Para que no se caiga y no se desplace.

***Quitamos un trozo de tarta de la parte delantera, de forma escalonada, para darle más realismo a la cascada de agua.

  1. Una vez tenemos todo el montaje, cubrimos toda la tarta con la ganache de chocolate que hemos hecho anteriormente. Deberemos tener la ganache con una textura fluída para poder extenderla por toda la superficie y laterales de la tarta. (no hay que dejarla lisa, todo lo contrario, de esta forma dá más realismo simulando una selva o bosque). Cuando está totalmente cubierta, metemos en la nevera una media hora para que se endurezca un poco.
  2. Llega el momento de dejar volar la imaginación y decorar con todos los elementos que hemos realizado, piedras, la mítica puerta de acceso al parque, cascada de agua, hojas, ramas, … y por supuesto, los protagonistas fundamentales de la película…los Dinosaurios.

 

By

Tarta tren infantil

 

Cumplir el primer añito es un acontecimiento especial, único. Con esta tarta infantil hemos celebrado el primer cumpleaños de mi sobrino Egoi. Una tarta de dos pisos que ha quedado muy chula, muy de bebé y muy colorida…

La verdad es que me ha encantado el resultado, es trabajosa pero queda muy vistosa. Por dentro, bizcocho de chocolate y frosting de queso. A lo seguro! Espero que os guste, tanto como nos ha gustado a nosotros.

TARTA TREN

INGREDIENTES:

  • 3 masas de bizcocho de chocolate especial
  • 1 ½ receta de frosting ligero de queso
  • Almíbar para calar los bizcochos
  • Fondant (pasta de azúcar) de colores

ELABORACIÓN:

BIZCOCHO DE CHOCOLATE ESPECIAL

INGREDIENTES:

  • 125 gr. de harina corriente
  • 185 gr. de azúcar
  • 55 gr. de cacao puro 100%
  • 1 cucharadita de canela (opcional)
  • ¾ de cucharadita de bicarbonato
  • ½ cucharadita de levadura química (tipo Royal)
  • ½ cucharadita de sal
  • 90 ml. de leche
  • 90 ml. de agua
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

ELABORACIÓN:

Por un lado, mezclamos en un bol, la harina, el azúcar, el cacao, la canela, el bicarbonato, la levadura y la sal.

Por otro lado, mezclamos la leche, el agua, el huevo, el aceite y el extracto de vainilla hasta que esté todo bien mezclado.

Mezclamos a baja velocidad, los ingredientes líquidos sobre los sólidos; mezclamos bien hasta que esté todo perfectamente combinado.

Preparamos el molde donde vamos a hornear. Para ello, extendemos mantequilla en la base y los laterales. Cubrimos la base con papel de hornear y los laterales también, con una tira de papel de horno. Echamos la masa en el interior y procedemos a hornear. Horneamos durante unos 35/40 minutos (comprobaremos que esté hecho el bizcocho). Y cuando lo tengamos, sacamos del horno y desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

***Deberemos hacer 3 veces la masa de bizcocho de chocolate.

***Dos de las masas las hornearemos en 2 moldes de 20 cm. de diámetro .Cada bizcocho lo dividiremos en 2, por lo tanto, obtendremos 4 capas de bizcocho de chocolate de 20 cm. (para formar el piso inferior de la tarta)

***1 masa la hornearemos en un molde de 14 cm. de diámetro. El bizcocho que obtenemos, lo dividimos en 3 capas. (esto formará  el piso superior de la tarta).

 

Por otro lado, hacemos una receta y media de frosting especial de queso crema, que nos servirá para rellenar  y cubrir toda la tarta.

MONTAJE DE LA TARTA

Para hacer estas tartas tan elaboradas conviene organizarse bien y hacerlas por partes. El primer día, haremos los bizcochos, como necesitan reposar para que se asienten y poder dividirlos, es mejor dejarlos de un día para otro. Eso sí, bien envueltos en film para que no les de el aire y no se sequen.

Las figuras y formas de fondant (trenes, perritos, vagones…) podemos hacerlas también un día antes y dejarlas que se vayan secando.

El día del montaje de la tarta, procedemos a dividir los bizcochos. Deberemos obtener 4 discos de 20 cm. ( para el piso inferior) y 3 discos de 14 cm. (para el piso superior).

Extendemos la crema de queso equitativamente en los diferentes pisos, tanto de la tarta grande, como de la pequeña. Cubrimos ligeramente con más crema y llevamos a la nevera para que se endurezca un poco y se asiente.

***Tenemos que tener en cuenta que una vez que cubramos la tarta con fondant y las figuras de decoración, ya no podremos meter la tarta en la nevera, por lo que conviene cubrirla y decorarla con fondant lo más tarde posible y hacerlo todo de una vez.

Procedemos a montar los dos pisos. En primer lugar forramos  los bizcochos rellenos con el fondant. Cuando lo hemos hecho, tenemos que montar los dos pisos de tarta. Se colocan unas pajitas gruesas en la tarta inferior,(a modo de pilares) para que la tarta de arriba no se hunda por el peso. La pajita central, la dejamos más larga para “insertar” el piso superior y que, de esta manera, no se nos mueva ni caiga la parte de arriba.

Una vez colocada, vamos decorando toda la tarta con los motivos infantiles de tren que hemos hecho.

 

By

Bizcocho de chocolate especial

Quiero dedicarle una entrada a este bizcocho, porque realmente se lo merece. La verdad es que últimamente todas las tartas infantiles de chocolate que hago, las hago utilizando este bizcocho. Me da muy buenos resultados. Es jugoso, admite bien el calado con almíbar (no es imprescindible, pero aconsejable), aguanta muy bien varios pisos de bizcocho-relleno y también sirve para cubrirlo con fondant. Es un bizcocho rápido de hacer (no necesitas ningún robot en especial ni nada parecido), con ingredientes sencillos y muy fácil de hacer.

Ni que decir tiene, que es un bizcocho de chocolate rico, rico. Este bizcocho tanto con un poquito de canela como sin él, está buenísimo.Para lo que no vale es para esculpir formas demasiado precisas. Con esto quiero decir que puedes moldearlo un poco (en caso de que lo necesites para tu tarta) como por ejemplo en la tarta libro con fondo marino pero que no vale para hacer esculturas más precisas.

En resumidas cuentas, bizcocho de chocolate especial a tener muy en cuenta. Junto con el bizcocho de chocolate para tartas de cumpleaños, es mi favorito.

BIZCOCHO DE CHOCOLATE:

INGREDIENTES:

  • 125 gr. de harina corriente
  • 185 gr. de azúcar
  • 55 gr. de cacao puro 100%
  • 1 cucharadita de canela (opcional)
  • ¾ de cucharadita de bicarbonato
  • ½ cucharadita de levadura química (tipo Royal)
  • ½ cucharadita de sal
  • 90 ml. de leche
  • 90 ml. de agua
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

ELABORACIÓN:

Por un lado, mezclamos en un bol, la harina, el azúcar, el cacao, la canela, el bicarbonato, la levadura y la sal.

Por otro lado, mezclamos la leche, el agua, el huevo, el aceite y el extracto de vainilla hasta que esté todo bien mezclado.

Mezclamos a baja velocidad, los ingredientes líquidos sobre los sólidos; mezclamos bien hasta que esté todo perfectamente combinado.

Preparamos el molde donde vamos a hornear. Para ello, extendemos mantequilla en la base y los laterales. Cubrimos la base con papel de hornear y los laterales también, con una tira de papel de horno. Echamos la masa en el interior y procedemos a hornear. Horneamos durante unos 35/40 minutos (comprobaremos que esté hecho el bizcocho). Y cuando lo tengamos, sacamos del horno y desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

***Dependiendo del molde a utilizar y la cantidad de masa, tendremos más o menos tiempo el bizcocho en el horno.

***En las fotos tengo un bizcocho hecho con 1 masa en molde de 14 cm. Aquí obtenemos un bizcocho pequeño pero alto. Por lo que necesitaremos más de 40 minutos para que se haga bien por dentro.

***Otro de los bizcochos está hecho en un molde de 23 cm de diámetro y con 2 masas (es decir, he doblado cantidades para que me quede un bizcocho alto, perfectamente divisible en 3 partes).

***Estos dos últimos bizcochos están hechos en molde de 20 cm. de diámetro y  utilizando una masa en cada uno de ellos. Se pueden dividir en 2 capas o bien, dejarlos tal cual para hacer naked o layer cakes como por ejemplo esta naked cake que he hecho ultimamente.

By

Tarta Minnie mousse

Con esta preciosa tarta de Minnie hemos celebrado los 5 años de mi sobrina Madalen. Sigue gustándole a rabiar todo el rollo Minnie Mousse, así que su tía no podía hacerle una tarta con otra temática. La verdad es que ha quedado una tarta muy rosa, muy bonita y superrica (he hecho el bizcocho de zanahoria con frosting de queso) que está buenísimo y ha aguantado perfectamente los 3 pisos. Así que la tendré muy en cuenta para mis tartas de pisos a partir de ahora.

TARTA MINNIE MOUSSE

INGREDIENTES:

  • Bizcocho de zanahoria
  • Frosting ligero de queso
  • Cubierta: ganache de chocolate blanco con colorante rosa
  • Decoración: galletas decoradas de Minnie, golosinas rosas como nubes, corazones…

ELABORACIÓN:

En primer lugar, elaboramos un bizcocho de zanahoria en un molde de 22’5 cm

Utilizaremos:

  • 600 gr. de zanahorias ralladas
  • 375 gr. de azúcar (mitad normal, mitad moreno)
  • Ralladura de 1 naranja
  • 8 huevos
  • 300 ml. de aceite de girasol
  • 375 gr. de harina
  • 3 cucharaditas (de las de té) de bicarbonato.
  • 3 cucharaditas (de las de té) de impulsor químico (levadura Royal)
  • 2 ½ cucharaditas de canela
  • 1 cucharadita de nuez moscada
  • 1 cucharadita de sal

Elaboración:

  • Picamos la zanahoria (bien con un robot de cocina, picadora, rallador), le añadimos el azúcar y mezclamos. También le incorporamos la ralladura y dejamos aparte.
  • Por otro lado, tamizamos y mezclamos los ingredientes secos. Estos son, la harina, la levadura, el bicarbonato, la sal, canela y nuez moscada).
  • A la mezcla de zanahorias y azúcar se le van incorporando los huevos de uno en uno. Cuando están todos bien integrados, se le añade el aceite poco a poco, en hilillo.
  • Preparamos un molde (en este caso, un molde redondo de 23 cm) lo engrasamos con mantequilla, cubrimos la parte inferior con papel de horno  y volvemos a engrasarlo. Añadimos harina espolvoreada y vertemos la mezcla anterior. Procedemos a hornear.
  • Para hornear el bizcocho, lo hacemos en horno precalentado a 200 grados. Una vez que metemos el molde, bajamos a 175 grados con calor abajo-aire. Lo tenemos durante 50/60 minutos y comprobamos a ver si está hecho. Si introducimos un palillo y sale con masa adherida, lo dejamos un poquito más hasta que esté bien horneado. Cuando esté hecho, sacamos del horno, dejamos 5 minutos reposar y desmoldamos sobre una rejilla.
  • Cuando esté frío, tapamos con plástico film y dejamos que se asiente hasta el día siguiente, cuando procederemos a dividirlo en 3 capas.

FROSTING LIGERO DE QUESO

Elaboramos una receta y media de frosting ligero de queso, siguiendo las instrucciones que doy en la receta.

GANACHE DE CHOCOLATE BLANCO COLOREADO DE ROSA

Preparamos una ganache de chocolate blanco, para ello calentamos 50 ml. De nata y llevamos a ebullición. Por otro lado, tendremos unos 100 gr. De chocolate blanco cortado en trocitos y en un bol. Volcamos la nata hirviendo sobre el chocolate y dejamos unos minutos. Pasado ese tiempo, removemos con una espátula hasta deshacer el chocolate. Le añadimos unas gotas de colorante rojo para lograr el tono rosa. Removemos bien hasta que esté perfectamente mezclado. Cuando lo tenemos,metemos en un biberón y dejamos reposar un poco para que se espese y alcance la textura idónea para hacer la decoración.

***en mi caso, cometí el error de extenderlo antes de tiempo, no estaba suficientemente espeso y se me “escurrió” más de la cuenta. Por eso, hay que tener paciencia y hacerlo en el momento justo para conseguir el efecto “chorrete”, en inglès queda mejor el nombrecito para este tipo de decoraciones: drip cake.

MONTAJE DE LA TARTA

Una vez fríos y asentados el bizcocho de zanahorias (que por las cantidades, nos habrá quedado de una altura considerable para poder dividir en 3 capas hermosas sin problemas) dividimos el bizcocho en 3 capas.

Sobre la primera capa, echamos algo menos de 1/3 del frosting de queso, lo extendemos y colocamos la segunda capa de bizcocho encima. Volvemos a cubrir con frosting (1/3) y colocamos el último bizcocho. Cubrimos la parte superior y los laterales con frosting. Dejándolo lo más liso posible. Metemos en la nevera para que se enfríe. Habremos reservado una parte de frosting, que utilizaremos ahora para darle la última capa de frosting, y hacer un acabado liso, tapando imperfecciones y demás.

Cuando ya tenemos el pastel bien liso y totalmente cubierto de frosting, lo metemos en la nevera para que se enfríe y se endurezca. Si tenemos la ganache rosa en su punto justo, la vamos echando por la orilla de la superficie y luego cubrimos la parte superior. Metemos en la nevera otrra vez para que se endurezca.

Pasado un rato, sacamos y procedemos a decorar. Colocando galletas decoradas con fondant, dulces, gominolas, corazones… de la forma más armónica posible para que resulte atractiva a la vista.