By

Bizcocho de chocolate especial

Quiero dedicarle una entrada a este bizcocho, porque realmente se lo merece. La verdad es que últimamente todas las tartas infantiles de chocolate que hago, las hago utilizando este bizcocho. Me da muy buenos resultados. Es jugoso, admite bien el calado con almíbar (no es imprescindible, pero aconsejable), aguanta muy bien varios pisos de bizcocho-relleno y también sirve para cubrirlo con fondant. Es un bizcocho rápido de hacer (no necesitas ningún robot en especial ni nada parecido), con ingredientes sencillos y muy fácil de hacer.

Ni que decir tiene, que es un bizcocho de chocolate rico, rico. Este bizcocho tanto con un poquito de canela como sin él, está buenísimo.Para lo que no vale es para esculpir formas demasiado precisas. Con esto quiero decir que puedes moldearlo un poco (en caso de que lo necesites para tu tarta) como por ejemplo en la tarta libro con fondo marino pero que no vale para hacer esculturas más precisas.

En resumidas cuentas, bizcocho de chocolate especial a tener muy en cuenta. Junto con el bizcocho de chocolate para tartas de cumpleaños, es mi favorito.

BIZCOCHO DE CHOCOLATE:

INGREDIENTES:

  • 125 gr. de harina corriente
  • 185 gr. de azúcar
  • 55 gr. de cacao puro 100%
  • 1 cucharadita de canela (opcional)
  • ¾ de cucharadita de bicarbonato
  • ½ cucharadita de levadura química (tipo Royal)
  • ½ cucharadita de sal
  • 90 ml. de leche
  • 90 ml. de agua
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

ELABORACIÓN:

Por un lado, mezclamos en un bol, la harina, el azúcar, el cacao, la canela, el bicarbonato, la levadura y la sal.

Por otro lado, mezclamos la leche, el agua, el huevo, el aceite y el extracto de vainilla hasta que esté todo bien mezclado.

Mezclamos a baja velocidad, los ingredientes líquidos sobre los sólidos; mezclamos bien hasta que esté todo perfectamente combinado.

Preparamos el molde donde vamos a hornear. Para ello, extendemos mantequilla en la base y los laterales. Cubrimos la base con papel de hornear y los laterales también, con una tira de papel de horno. Echamos la masa en el interior y procedemos a hornear. Horneamos durante unos 35/40 minutos (comprobaremos que esté hecho el bizcocho). Y cuando lo tengamos, sacamos del horno y desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

***Dependiendo del molde a utilizar y la cantidad de masa, tendremos más o menos tiempo el bizcocho en el horno.

***En las fotos tengo un bizcocho hecho con 1 masa en molde de 14 cm. Aquí obtenemos un bizcocho pequeño pero alto. Por lo que necesitaremos más de 40 minutos para que se haga bien por dentro.

***Otro de los bizcochos está hecho en un molde de 23 cm de diámetro y con 2 masas (es decir, he doblado cantidades para que me quede un bizcocho alto, perfectamente divisible en 3 partes).

***Estos dos últimos bizcochos están hechos en molde de 20 cm. de diámetro y  utilizando una masa en cada uno de ellos. Se pueden dividir en 2 capas o bien, dejarlos tal cual para hacer naked o layer cakes como por ejemplo esta naked cake que he hecho ultimamente.

By

Naked cake de fresas y nata

 

Tenía ganas de preparar una de estas tartas desnudas o “naked cakes” que tan de moda están. Desde luego, puede parecer que son fáciles de hacer pero, en realidad, tienen su cosa.

Bien es verdad, que te ahorras el paso de cubrir el bizcocho con algún frosting, ganache… pero a su vez, eso tiene la ventaja de que sirve para cubrir imperfecciones, posibles roturas de bizcochos, desniveles…

En este tipo de tartas, como todo está “a la vista” tienes que tener muy dominado el tema de la apariencia de los bizcochos, que te queden altitos, igualados y con unos laterales perfectos, ya que será lo que se vea y conforme la decoración de la tarta junto con el relleno que elijamos. Del bizcocho y el relleno que escojamos depende el éxito de este pastel.

Para ser la primera, estoy realmente contenta con el resultado. No he querido complicarme mucho con rellenos, ni decoraciones y utilizar fruta fresca de temporada (las fresas están ahora en su máximo esplendor) que aporta mucho colorido, contraste y frescor al pastel.

TARTA NAKED CAKE O TARTA DESNUDA

INGREDIENTES:

  • 3 bizcochos de chocolate
  • almíbar
  • 750 ml. De nata 35% m.g
  • 2 sobres de estabilizante de nata
  • 100 gr. De azúcar
  • Fresas frescas

ELABORACIÓN:

Para hacer esta tarta, necesitaremos hacer 3 bizcochos de chocolate. Para esta ocasión, he utilizado una de mis recetas de bizcocho de chocolate preferida.

BIZCOCHO DE CHOCOLATE:

INGREDIENTES:

  • 125 gr. de harina corriente
  • 185 gr. de azúcar
  • 55 gr. de cacao puro 100%
  • 1 cucharadita de canela ( opcional, se puede suprimir)
  • ¾ de cucharadita de bicarbonato
  • ½ cucharadita de levadura química (tipo Royal)
  • ½ cucharadita de sal
  • 90 ml. de leche
  • 90 ml. de agua
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

ELABORACIÓN:

Por un lado, mezclamos en un bol, la harina, el azúcar, el cacao, la canela, el bicarbonato, la levadura y la sal.

Por otro lado, mezclamos la leche, el agua, el huevo, el aceite y el extracto de vainilla hasta que esté todo bien mezclado.

Mezclamos a baja velocidad, los ingredientes líquidos sobre los sólidos; mezclamos bien hasta que esté todo perfectamente combinado.

Una vez tenemos la masa, la vertemos en el molde redondo de 20 cm. Previamente cubierto con papel de hornear, tanto en la base como en los laterales y procedemos a hornear.

En horno precalentado a 200º, metemos el molde sobre la bandeja del horno a media altura y procedemos a hornear, bajamos la temperatura a 175/180º y lo tenemos unos 30 minutos. Comprobamos si ya está horneado, introduciendo una aguja en el centro. Si sale sin masa adherida, lo sacamos, en caso contrario, dejamos unos minutos más.

Una vez listo el bizcocho, sacamos del horno, dejamos unos 5 minutos sobre una rejilla y después, procedemos a desmoldar. Siempre sobre una rejilla. Una vez frío, cubrimos con plástico film y dejamos reposar para que se asiente.

***Este bizcocho lo realizaremos 3 veces para tener los tres pisos de bizcocho. Yo he horneado dos a la vez en la misma bandeja, ya que con moldes de 20 cm. caben dos en la bandeja, justo , pero caben.

***En este tipo de pasteles, es muy importante el aspecto del bizcocho, ya que va “visto” en la presentación final. Por lo que habrá que tener especial cuidado a la hora de elaborar los bizcochos para que nos queden unos laterales bonitos a la vista.

Para ellos es importante el molde que utilicemos. A mí me gustan los moldes de la marca PME. En concreto, he utilizado el de 8” x 2” (20cm x 5cm) para hacer esta tarta. Hay que engrasar el molde, ponerle una base de papel de hornear y otra rodeando todo el molde, para que nos suba adecuadamente por el lateral. Y volver a engrasar el papel de horno. Después echamos la masa para su horneado. De esta forma, nos subirá más regularmente y será más fácil su desmoldado.

***Luego, a la hora de montar la tarta, igualaremos los bizcochos con una lira de pastelería, dejando los tres bizcochos del mismo grosor y perfectamente lisos y rectos.

PREPARACIÓN DE LA NATA MONTADA:

En esta ocasión, he optado por rellenar los bizcochos con nata montada azucarada (chantillí). Normalmente no se recomienda utilizar nata por su poca estabilidad y porque puede hundirse con el peso de las otras capas al ser de una textura más hetérea, pero yo quería utilizar un relleno que no fuese muy contundente, sin mantequillas ni excesivamente dulce, por lo que me decanté por la nata azucarada con trozos de fresa.

El truco para que mantenga su estabilidad es usar unos polvitos estabilizantes (que hoy día venden en cualquier gran superficie, tipo Eroski). Yo, concretamente, uso los de la marca Dr. Oetker y van muy bien. Para 750 ml de nata he utilizado 2 sobres. Con eso y 100 gr de azúcar y un buen montado, queda una nata dura, perfecta para este tipo de preparación y que aguanta perfectamente las capas.(como podéis ver en las fotos).

  MONTAJE DE LA TARTA

  • Primeramente, preparamos los bizcochos para su colocación, los cortamos los tres del mismo grosor, cortamos la parte superior con una lira, quitando la “barriguita” que nos haya podido quedar.
  • Colocamos el primer bizcocho sobre la bandeja de pastelería donde vamos a presentar la tarta. Le añadimos un poco de almíbar con un pincel para humedecerlo un poco. Sin pasarnos, no hay que calarlo excesivamente porque se nos puede humedecer demasiado y entonces pierde estabilidad.
  • Colocamos la nata en una manga pastelera con la boquilla que elijamos (en mi caso, la 8B de Wilton, puede ser con boquilla lisa, también). Hacemos un cordon por la parte exterior del bizcocho (que nos sirva de contención) y rellenamos el interior con más nata. Distribuimos trozos de fresas por encima de la nata.
  • Colocamos el segundo disco de bizcocho y procedemos de igual manera que en el punto anterior.
  • Finalmente, colocamos el último bizcocho y sobre éste, ponemos una base de nata, sobre la que colocaremos las fresas enteras y limpias a modo de decoración.
  • Metemos en la nevera para que se enfríe. Dejamos en frío hasta su consumo.

 

By

Bizcocho marmolado de leche evaporada y cacao

bizcocho-de-leche-evaporada-y-cacao.1-JPG

 

Este rico bizcocho es el resultado de gastar un brick de leche evaporada que tenía medio usado en la nevera. Como a los niños les encantan los bizcochos con chocolate, he preparado una masa de cacao para hacer un bizcocho marmolado (tipo mármol).

Antes había hecho otros como este bizcocho para tartas de cumpleaños o este otro bizcocho para tartas fondant. El que os presento ahora queda jugoso, blandito… ideal para el desayuno.

BIZCOCHO MARMOLADO DE LECHE EVAPORADA Y CACAO

 

INGREDIENTES:

· 300 gr. de harina

· 250 ml de leche evaporada

· 10 gr. de levadura tipo Royal

· 150 ml. de aceite de girasol

· 2 cucharadas soperas de cacao

· 1 cucharadita de esencia de vainilla

· 60 ml. de agua hirviendo

· 4 huevos “L”

· 300 gr de azúcar

 

bizcocho-de-leche-evaporada-y-cacao

ELABORACIÓN:

 

En primer lugar, tamizamos la harina junto con la levadura tipo Royal (impulsor químico) y reservamos.

Seguidamente batimos los huevos junto con el azúcar hasta conseguir que doblen el volumen, y adquieran un color blanquecino. Añadimos el aceite en forma de hilillo, poco a poco y sin dejar de batir.

Una vez bien integrados todos los ingredientes anteriores, añadimos la esencia o extracto elegido ( a mí me gusta la combinación vainilla-cacao) y seguimos batiendo.

En este momento añadimos 1/3 de la harina y mezclamos, ya lo haremos a velocidad baja (en caso de utilizar un robot de cocina, tipo Kitchen Aid), en caso de hacerlo manualmente, con varillas y movimientos suaves y envolventes. Seguidamente echamos la mitad de la leche evaporada y removemos hasta que se integre perfectamente en la crema. Añadimos 1/3 de harina y removemos. Continuamos con el resto de la leche evaporada, mezclamos y por último añadimos la harina que nos queda (el último tercio).

En este punto tenemos una masa blanca con sabor a vainilla. Para hacer la masa de chocolate o cacao, ponemos el agua a hervir y una vez alcanzado el punto de ebullición, mezclamos el agua con el cacao. Separamos una parte de crema blanca de vainilla y le añadimos el cacao con el agua. Removemos bien hasta que quede todo bien mezclado.

Preparamos un molde de 22.5 cm, engrasamos y enharinamos tanto la base como los laterales. Colocamos en la base un círculo de papel de horno del tamaño de la propia base (esto se hace para proteger la base del bizcocho, para que no se haga demasiada corteza). Vertemos la mezcla de color blanco (sabor vainilla) y encima echamos la de cacao. Movemos con una aguja la mezcla de cacao para que se distribuya un poco en la otra crema y procedemos a hornear.

Como todos los bizcochos, se mete el molde en el centro del horno precalentado, se tiene a 175º unos 40 minutos hasta que comprobemos que está bien horneado. Para comprobar si está hecho el bizcocho, se introduce una aguja en el centro y si sale sin masa adherida a ella, significa que ya está bien cocinado. En caso contrario, dejarlo unos minutos más.

El tema del horno es muy particular, recomiendo hornear el bizcocho como tengamos la costumbre de hacerlo, cada uno conoce su horno y la manera mejor para hornear los bizcochos.

 

By

Tarta de búhos

_DSC2576

Una vez más, he utilizado como base el bizcocho de chocolate para tartas de cumpleaños para hacer una nueva tarta infantil. Cada vez tengo más claro que para los cumpleaños de los niños hay que  hacer una tarta con ciertos requisitos imprescindibles. Entre ellos, que la tarta tiene que ser de chocolate , que tiene que ser de bizcocho relleno y que tiene que tener una decoración  llamativa y vistosa. Y si además, es rápida y fácil de decorar ¡voilá! ya tenemos todos los ingredientes para que sea un éxito asegurado.

Todo eso que os he contado, pasa con esta tarta. ¡Ya lo comprobaréis!

 

TARTA INFANTIL DE BUHOS

 

INGREDIENTES:

· Bizcocho de chocolate para tartas de cumpleaños

· Rellleno:.- Nata montada o chantillí

.-Trufa

· Cobertura: ganache de chocolate

· Decoración: .- galletas Oreo doble relleno

.- galletas Oreo mini

.- Lacasitos

 

tarta búho lateral

ELABORACIÓN:

 

En primer lugar, preparamos un bizcocho de chocolate, siguiendo la receta de “bizcocho de chocolate para tartas de cumpleaños, dejamos reposar, que se asiente el bizcocho hasta el día siguiente, lo dividimos en 3 capas y procedemos a rellenarlo con nata montada azucarada (chantillí), o bien con trufa de chocolate, en realidad se puede rellenar de lo que más os guste, pero a mi parecer, queda muy bien con una capa de nata y otra de chocolate.

Una vez que tenemos el bizcocho relleno, lo metemos en la nevera para que se endurezca la nata y se asienten los sabores. Procedemos a preparar la ganache de chocolate con 200 gr. de chocolate fondant (tipo Nestlé postres o similar), 200 ml. de nata de montar y una cucharada de mantequilla. Calentamos la nata en un cazo hasta que alcance el punto de ebullición, volcamos la nata sobre el chocolate troceado y dejamos reposar unos minutos. A continuación, removemos suavemente, siempre en la misma dirección, procurando no formar burbujas. Removemos hasta que esté totalmente deshecho el chocolate. Seguidamente añadimos la mantequilla y removemos hasta que se integre perfectamente en la crema.

Dejamos enfriar un poco, sin dejar que se endurezca, que esté la crema fluída pero tibia, no caliente. Sacamos la tarta de la nevera, la colocamos sobre una rejilla con una bandeja por debajo (para recoger lo que caiga) y procedemos a cubrir la tarta con la ganache de chocolate. Volcamos sobre el centro de la tarta y ella misma irá distribuyéndose por toda la superficie y los laterales. Decoramos los laterales de la tarta con galletas Oreo abiertas por la mitad, utilizamos también Oreos mini para decorar.

Para decorar la parte superior realizamos un par de búhos colgados de una rama, para ello, utilizaremos galletas Oreo doble relleno, las abrimos por la mitad y serán los ojos, colocamos lacasitos marrones para simular la niña de los ojos y lacasitos amarillos para hacer el pico. Con un poco de ganache de chocolate que nos haya sobrado hacemos el cuerpo, sacando unos picos (que simulan las plumas) con la punta de un cuchillo. Partimos una tapa de oreo sin relleno por la mitad y simulará las orejas.

Una vez que la tenemos decorada, metemos en la nevera y dejamos que se enfríe.

tarta buho desde arriba

****Se puede complementar la tarta con unos cupcakes con forma de búho.

foto de cupcake de búho                             Cupcake de búho                                         para blog

****Inspirada en esta propuesta.

cupcakes de buho

By

Tarta de Maltesers

tarta-Maltesers

Esta tarta es un claro ejemplo de cómo utilizando el mismo bizcocho, el mismo relleno y variando únicamente la decoración exterior, conseguimos tartas totalmente diferentes. Podeís ver, por ejemplo, la tarta infantil con ratones de mazapán, la tarta de chocolate y nata, y  la tarta Dora Exploradora, todos ellos son un ejemplo magnífco para preparar una tarta rica de verdad. Totalmente recomendada para fiestas de cumpleaños, donde los chocolateros y los niños no dejarán ni las migas.

TARTA DE MALTESERS

INGREDIENTES:

· 1 bizcocho de chocolate para tartas de cumpleaños

· Relleno: Trufa de chocolate

Nata montada

· Cubierta: Ganache de chocolate

1 paquete de Maltesers

tarta-Maltesers1

ELABORACIÓN:

El día anterior elaboraremos un bizcocho de chocolate para tartas de cumpleaños, siguiendo fielmente las instrucciones que doy. Cubrimos con un plástico film y reservamos hasta el día siguiente, que dividiremos el bizcocho en 3 capas para su posterior relleno.

Preparamos los rellenos, una trufa de chocolate, para cubrir una capa y una porción de nata montada azucarada (chantillí) para rellenar otro piso. La elaboración es la misma que la tarta de chocolate con ratones de mazapán (marditos roedores).  Seguimos los pasos para rellenar y montar la tarta.

Elaboramos un ganache de chocolate, siguiendo las indicaciones que doy en la tarta de chocolate con ratones de mazapán y cubrimos toda la tarta con ella.

Seguidamente procedemos a decorar la tarta, para ello, partimos algunos malteser por la mitad y los vamos colocando en los laterales de la tarta. Es conveniente hacerlo con cuchillo de sierra, ya que algunos se rompen cuando los dividimos en dos (esa es la recompensa para la cocinera, los trocitos que se rompen). Los colocamos en los laterales de la tarta, cuando el chocolate está todavía tierno. Se quedan pegados sin problema, no se cae ninguno. Decoramos la parte superior bien con maltesers enteros o con medias mitades… eso al gusto.

tarta-Maltesers.2JPG

By

Tarta infantil de ratones de mazapán

_DSC0140_phixr

Esta tarta fue una de las primeras tartas infantiles que hice cuando comencé mis primeras andaduras con esto de la  repostería. Ésta ha sido una tarta que siempre me ha gustado, que me parece relativamente fácil de hacer teniendo unos conocimientos básicos y que queda muy resultona. He querido volver a publicarla porque desde la primera vez que la hice la he mejorado considerablemente y creo que ahora es una tarta de cumpleaños infantil preciosa e ideal para dejar a los niños con la boca abierta. Por otra parte, me da pena borrar la que tengo publicada en el 2008  ya que forma parte de mis inicios con este blog y con la repostería, así que la mantengo en el blog como el que guarda un objeto antiguo del que le da pena desprenderse.

TARTA INFANTIL DE RATONES DE MAZAPÁN

 

INGREDIENTES:

· Bizcocho de chocolate

· Relleno: .Trufa de chocolate

. Nata montada

· Cobertura: Ganache de chocolate

· Decoración: ratones de mazapán

_DSC0119_phixr

ELABORACIÓN:

Para hacer el Bizcocho de chocolate, he utilizado la receta de “bizcocho de chocolate para tartas de cumpleaños”, una vez elaborado y enfriado (mejor al día siguiente) dividir en 3 capas (si lo haces con una lira para cortar tartas te saldrán todas las capas de igual grosor).

_DSC0134_phixr

Para Rellenar, he optado por rellenar la primera capa con trufa rápida de chocolate, para ello, he montado 250 ml. de nata de montar (35% mat. grasa) con 50 gr. de azúcar y 25 gr. de cacao puro sin azúcar, también le he echado un sobre de estabilizante para nata, para que mantenga la consistencia sin problemas.

La segunda capa la he rellenado con nata montada, para ello he batido con las varillas eléctricas 250 ml. de nata para montar (35% mat. grasa), 50 gr. de azúcar y 1 sobre de estabilizante de nata.

Para hacer la cobertura, he utilizado 200 gr. de chocolate de cobertura (tipo Nestlé postres), 200 ml. de nata para montar y 75 gr. de mantequilla. Se calienta en un cazo la nata y cuando rompe a hervir, se baja la potencia del fuego al mínimo, seguidamente se añade el chocolate troceado y se remueve suavemente y siempre en la misma dirección hasta que se haya deshecho totalmente el chocolate, A continuación, se añade la mantequilla cortada en trocitos y se integra en la crema de la misma manera que el chocolate, o sea, dando vueltas con un tenedor suavemente y girando siempre en la misma dirección.

***Esto último es importante, ya que de esta manera evitamos que se formen burbujas que afean el resultado final.

_DSC0144_phixr

Para hacer los ratones de mazapán, he utilizado 100 gr. de almendra en polvo, 100 gr. de azúcar glas y unas cucharadas de clara de huevo. La forma de elaborar el mazapán es mezclando la harina de almendra con el azúcar glas, a continuación añadimos 1 cucharada de clara de huevo ligeramente batida y unimos tratando de formar una masa, si vemos que está todavía demasiado seca, añadimos un poco más de clara de huevo, eso se va viendo, hasta que tenemos una masa uniforme, húmeda, como la del mazapán. Una vez que la tenemos en el punto correcto, separamos una pequeña porción y le echamos una gota de colorante alimentario de color rojo ( lo utilizaremos para hacer las orejas, el rabo y el hocico del raton).

Modelamos con la masa blanca el cuerpo de los ratoncitos (hacemos una especie de pera), modelamos las orejas, el hocico el rabo y se lo colocamos, para ello, hacemos unas pequeñas hendiduras con una cucharilla u objeto similar y encajamos ahí la masa roja. Para hacer los ojos he utilizado un rotulador comestible, son dos puntitos negros.

_DSC0137_phixr

MONTAJE DE LA TARTA:

Primeramente dividimos el bizcocho en 3 partes o capas (mejor realizarlo el día anterior, para que esté más asentado).

Colocamos la primera capa sobre un cartón de pastelería recortado del tamaño de la base. (esto nos servirá para poder mover la tarta de la rejilla a la fuente de presentación sin problemas).

Sobre la primera capa, extendemos el relleno de trufa rápida y colocamos encima la segunda plancha de bizcocho. Sobre esta capa, extendemos la nata montada y encima colocamos la tercera y última capa de bizcocho. Asentamos bien la tarta y metemos en la nevera para que se enfríe y se endurezca las capas de nata y trufa.

Mientras tanto, elaboraremos la cobertura, una vez que la tengamos hecha, sacamos la tarta de la nevera, colocamos la tarta sobre una rejilla de pastelería y debajo ponemos una bandeja (donde caerá el chocolate y luego volveremos a utilizar).

Dejamos caer el chocolate en el centro de la tarta, suavemente, poco a poco y en forma de hilillo. El mismo irá extendiéndose por toda la superficie de la tarta y cayendo por los laterales, el sobrante, caerá en la bandeja que hemos colocado debajo de la tarta.

*** Aunque haya todavía muchas imperfecciones, no hay que preocuparse, ya que se arreglarán en la segunda capa.

Recogemos el chocolate de la bandeja y volvemos a calentar hasta que esté fluido. Volvemos a realizar la misma operación que antes, le damos una segunda capa de chocolate. Ahora se taparán todos los poros que nos hayan quedado, quedando una superficie lisa y brillante. En caso de que nos haya quedado alguna burbujita, pincharla con un palillo y verás cómo desaparece.

Una vez fría, meter en la nevera para que termine de endurecer la capa exterior.

Colocar los ratones por toda la tarta, haciendo algún agujero que simule que la tarta está siendo roída, para ello utilizar un vaso de chupito, un cortapastas pequeño o algún objeto similar.

*** Cantidades para un molde de 23 cm.

_DSC0013_phixr

By

Tarta de chocolate y nata

DSC_0121_phixr

Esta tarta es ideal para cualquier cumpleaños, además variando la presentación, puede quedarnos una tarta totalmente distinta. En esta ocasión, he optado por decorarla con fideos de chocolate y un coulis de fresa (sin demasiadas complicaciones).

Lo verdaderamente interesante de esta tarta es lo versátil que puede llegar a ser. El bizcocho es realmente delicioso y el relleno puede ser también muy variado, un poco al gusto personal de cada uno. Para mí, un relleno clásico de nata, combinado con un bizcocho húmedo de chocolate es un acierto seguro. Gusta a todo el mundo, especialmente a los niños.

TARTA DE CUMPLEAÑOS DE CHOCOLATE Y NATA

INGREDIENTES:

· Bizcocho de chocolate de Dorie Greenspan

· Relleno:

800 ml. de nata para montar (35% m.g.)

100 gr. de azúcar

2 sobres de estabilizante para nata (opcional) ó

30 gr. de leche en polvo ó 2 cucharadas soperas

queso de untar tipo Philadelphia.

· Decoración:

fideos de chocolate

Coulis de fresa

DSC_0111_phixr(1)

ELABORACIÓN:

En primer lugar, elaboraremos un bizcocho de chocolate ( para ello utilizaremos la receta de Dorie Greenspan, pinchad sobre Bizcocho de chocolate y veréis la receta completa).Una vez que lo tenemos frío y asentado, lo dividimos en 3 capas iguales.

En segundo lugar, prepararemos un chantillí o nata montada con todos los ingredientes del relleno. Para que se mantenga dura la nata durante bastante tiempo, es conveniente utilizar unos sobres de estabilizante, que pueden sustituirse por 30 gr. de leche en polvo (que se mezclará con el azúcar y se añadirá al comienzo del batido), o bien con un par de cucharadas de queso tipo philadelphia (que se añadirán también al principio, junto con la nata.

Para montar la nata, ponemos todos los ingredientes en un recipiente frío, la nata deberá estar bien fría también y montamos con unas varillas eléctricas, primero a velocidad baja y al de un minuto aproximadamente, daremos velocidad al batido hasta que forme picos firmes y que al coger una porción con las varillas, la nata no se caiga, que se mantenga en la varilla.

***Habrá que tener cuidado de no pasarnos con el batido, ya que en este caso, se nos convierte en mantequilla y es imposible recuperarlo como nata.

DSC_0156_phixr(1)

MONTAJE DE LA TARTA

Sobre el plato de servir la tarta colocamos una capa de bizcocho (lo forramos con tiras de papel de aluminio, todo alrededor del bizcocho, para no manchar la fuente de presentación), dividimos la nata montada en 4 partes iguales. Extendemos 1 parte sobre el bizcocho, cubrimos con una segunda capa de bizcocho y procedemos a rellenar con otra parte de nata montada. Colocamos la última capa de bizcocho y tapamos con otra parte de nata montada. Utilizamos la última parte de nata para cubrir los laterales del bizcocho e igualar la tarta.

Cubrimos los laterales con fideos de chocolate, pegándolos con cuidado sobre la nata. Para decorar la parte superior, he utilizado un coulis de fresa ( preparada con unas cuantas fresas, azúcar y un poco de agua, todo ello, en un cazo y llevado al punto de ebullición, se deja cocer unos minutos, se tritura con la batidora y se tamiza con un colador para que no queden pepitas), se echa el coulis en un biberón y se decora al gusto.

Se deja reposar la tarta en la nevera hasta el momento de servir.

***este bizcocho no necesita ser emborrachado, ya que tiene un punto de humedad perfecto, queda jugoso y denso a la vez.

***la tarta puede ser rellenada de cualquier otra cosa, crema de mantequilla (buttercream), natilla, crema pastelera… yo he optado por la nata, porque creo que contrasta muy bien con el bizcocho.

***Queda una tarta de 22´5 cm. de diámetro

DSC_0099_phixr

By

Tarta navideña de castañas y queso

DSC_0037_phixr

Todos  los años me gusta preparar una tarta con crema o dulce de castañas, ya que creo que, junto con las tartas de turrón de Jijona son muy adecuadas para festejar estos días.  Este año, de entre las recetas de navidad posibles, me he decantado por esta receta, espero que os guste. Y si os sirve como inspiración para vuestros postres estos días tan ajetreados, pues ¡Estupendo!

TARTA NAVIDEÑA DE QUESO Y CASTAÑAS

INGREDIENTES:

· Base: bizcocho de chocolate al microondas (pinchad sobre la receta para verlo).

· Relleno:

1.- 650 gr. de crema de castañas (2 botes de la marca “Hero”)

2.- 500 ml. de nata de montar

3.- 200 ml de queso crema tipo Philadelphia

4.- 1 huevo (separada la yema y la clara)

5.- 1 sobre de gelatina

6.- virutas de chocolate

· Cobertura y decoración:

1.- cacao en polvo

2.- chocolate de cobertura

3.- crema de castañas

4.- perlitas plateadas decorativas

DSC_0111_phixr

ELABORACIÓN:

Preparar una base de bizcocho de chocolate al microondas y dejar enfriar. La base puede ser también de galleta triturada con mantequilla.

Para elaborar el relleno, juntaremos en un bol amplio, el queso crema, los dos botes de crema de castañas (dejaremos un poco para realizar la decoración) y la yema de huevo. Lo batiremos bien con las varillas hasta que esté perfectamente mezclado.

Por otro lado, montaremos a punto de nieve la clara de huevo y reservamos. Montamos 400 ml. de nata y reservamos.

En un recipiente pequeño, ponemos un par de cucharadas de agua y vertemos el sobre de gelatina para que se hidrate. Tardará unos minutos. Posteriormente, agregamos la nata que hemos reservado (100 ml.) y calentamos (bien al fuego o en el microondas), removemos bien hasta que esté totalmente derretida la gelatina.

Se le añade esta gelatina disuelta a la crema de castañas y queso.

Seguidamente, se le incorpora la nata montada, primero se le añade una pequeña parte y se bate enérgicamente con las varillas manuales (esto se hace para igualar texturas) y el resto de nata se incorpora delicadamente, con movimientos suaves y envolventes. Una vez que lo tenemos bien unido, añadimos la clara montada, también de manera delicada y suave.

En este punto se le agregan unas virutas de chocolate y se mezcla un poquito.

Montaje de la tarta:

Se coloca el bizcocho en un molde de paredes de silicona con base de cristal y desmontable (para facilitarnos luego el posterior desmoldado de la tarta), se riega con almíbar, si se desea, yo lo recomiendo ( 60 gr. de azúcar disueltos en 100 ml. de agua, se pone en un cazo y una vez que alcanza el punto de ebullición, se deja unos minutos, una vez fuera del fuego se le echa un chorrito de licor, por ejemplo, Licor 43, Ron…)

Se vuelca la mousse de relleno sobre la base de bizcocho y se lleva a la nevera para que cuaje, deberá estar un mínimo de 4 horas, aunque es mejor dejarlo de un día para otro.

Para realizar la decoración, se derrite chocolate de cobertura al baño maría o en el microondas, se mete el chocolate derretido en un cartucho de papel o en un biberón de salsas. Se corta un trozo de papel de hornear del tamaño del diámetro de la tarta y se hace el dibujo elegido, se deja que se seque un poco el chocolate y se coloca la tira de papel con el dibujo todo alrededor de la tarta, se presiona un poco y CON MUCHO CUIDADO para que se quede adherida a la mousse. Se lleva a la nevera para que se enfríe y endurezca totalmente el chocolate.

Cuando vemos que el chocolate está duro, se quita el papel de alrededor, con mucha delicadeza, se desprende sin dificultad; Con el resto del chocolate derretido se pueden hacer filigranas que luego podemos utilizar para decorar la superficie de la tarta.

Se espolvorea cacao en polvo con un colador por toda la superficie y con la crema de castañas que habíamos reservado, se mete en una manga pastelera y se hacen unos rosetones al gusto.

DSC_0113_phixr

By

Tarta de castañas, chocolate y naranja

DSC_0103_phixr

Esta tarta es mi propuesta para el día de Nochebuena. Es una tarta que cumple con todos los requisitos para triunfar en una noche tan especial como es la víspera de Navidad.

En primer lugar, por su vistosidad, queda muy elegante y llamativa; En segundo lugar, por su ligereza, ya que es perfecta como colofón a comidas copiosas, no empalaga nada, es muy fresquita,  está rellena de una mousse muy ligera con sabores de estas fechas (castañas, chocolate…); En tercer lugar, no es nada complicada de hacer y como congela estupendamente, la puedes dejar hecha con bastante antelación.

DSC_0108_phixr

TARTA DE CASTAÑAS, CHOCOLATE Y NARANJA

 

INGREDIENTES:

· Base de bizcocho de chocolate en microondas

· Almíbar para calar el bizcocho

· Mousse de queso, crema de castañas y chocolate

· Cobertura de chocolate

 

Base de bizcocho de chocolate en microondas:

· 35 gr. de harina

· 15 gr. de cacao puro

· 2 huevos

· 50 gr. de azúcar

Almíbar para calar el bizcocho:

· 100 ml. De agua

· 100 gr. de azúcar

· chorrito de Licor 43

 

Mousse de queso, crema de castañas y chocolate:

· 200 gr. de queso crema tipo philadelphia

· 345 gr. de crema de castañas

· 100 gr. de chocolate de cobertura

· 1 yogurt natural

· 2 huevos, separadas yemas y claras

· 400 gr. de nata semimontada

· 50 gr. de azúcar

· zumo y ralladura de ½ naranja

· 1 sobre de gelatina o 6 hojas

Cobertura de chocolate:

· 100 gr. de chocolate de cobertura

· 100 ml. De nata líquida

· 20 gr. de mantequilla

 

Decoración:

· galletas con chocolate

· gotas de chocolate

· bolitas de chocolates

DSC_0145_phixr

ELABORACIÓN:

Para la BASE, la receta que he utilizado es Base de bizcocho de chocolate de microondas, pinchando sobre la receta, os aparecerá la elaboración.

Para el ALMÍBAR, pondremos en un cazo al fuego, el azúcar y el agua, llevaremos al punto de ebullición y dejaremos hirviendo suavemente unos 6/8 minutos, retiramos del fuego y le echamos un chorrito de licor. Removemos y dejamos templar para su utilización.

Para el RELLENO, he hecho una mousse de la siguiente manera: En primer lugar, en un bol amplio se pone el queso crema, el yogurt, las 2 yemas de huevo y el azúcar y se baten con la batidora eléctrica de varillas hasta que esté todo perfectamente mezclado, seguidamente se añade la ralladura de naranja y se sigue batiendo.

A continuación, se vierte la crema de castañas y se sigue batiendo, una vez que vemos que está perfectamente mezclada, se añade el chocolate de cobertura (que previamente habremos derretido en el microondas, y dejado templar) en forma de hilillo hasta que esté todo totalmente mezclado.

Por otro lado, disolvemos la gelatina en polvo en 2 cucharadas de agua, lo dejamos unos minutos hasta que hinche la gelatina y ponemos el cuenco a fuego bajo o al microondas (a baja potencia) para que se disuelva la gelatina, si lo hacemos en el microondas, pondremos la mínima potencia del aparato y cada 10 segundos iremos controlando para comprobar que se disuelve suavemente y no hierve. Una vez disuelta, se le añade el zumo de naranja y se revuelve bien.

Se añade la gelatina disuelta a la crema anterior y se mezcla bien (también con las varillas eléctricas).

Ahora montamos las claras a punto de nieve fuerte y las incorporamos a la crema anterior. La forma de mezclarlas es con varilla manual, suavemente, con movimientos envolventes, moviendo la varilla de abajo hacia arriba, procurando que no se baje la preparación. Una vez bien mezcladas las claras, semimontamos la nata y se la incorporamos de la misma manera que las claras, suavemente y con varillas manuales.

Para la COBERTURA, derretiremos el chocolate al baño maría o al microondas e incorporaremos la nata, mezclamos con un tenedor suavemente, moviendo siempre en la misma dirección, no lo batiremos ni mezclaremos con fuerza para evitar que se formen burbujitas. Una vez bien mezclado, retiramos del fuego y añadimos la mantequilla para darle brillo, dejamos entibiar.

SPA52956_phixr

MONTAJE DE LA TARTA

En primer lugar, preparamos un molde desmontable con base de cristal y paredes de silicona (después nos facilitará el posterior desmoldado). También vale un molde desmoldable cualquiera, pero para mí es mucho más fácil y cómodo utilizar uno de silicona.

Ponemos la base de bizcocho sobre el fondo de cristal, calamos el bizcocho con el almíbar, colocamos las galletas alrededor de la pared del molde, formando un “muro”, (las galletas se sostienen solas, ya que al hacer el bizcocho de chocolate en el mismo molde, queda un pelín más pequeño que la base, con lo que nos deja el hueco perfecto para encajar la galleta, sin que se caigan hacia dentro).

Vertemos la mousse dentro casi hasta el borde de la galleta y metemos en la nevera para que se cuaje la mousse. (Aunque nos sobre relleno, dejaremos un poquito de sitio para que nos quepa la cobertura de chocolate, sin salirse de la altura de la galleta)

Una vez fría y bien cuajada, (nos llevará unas 4 horas), preparamos la cobertura de chocolate y cuando esté templada o tibia ( NUNCA caliente) la vertemos sobre la parte superior de la mousse, dejaremos que caiga sobre la superficie con naturalidad, no interesa rebañar mucho el cazo para aprovechar los restos, porque al final cae más cuajada, menos homogénea y nos interesa que nos quede una superficie lisa completamente y brillante.

NO la extenderemos con una pala o cuchara. Para que se distribuya homogéneamente, ladearemos el molde (como hacemos con el caramelo líquido para hacer un flan) y ella solita, sin tocarla se extiende perfectamente por toda la superficie de la tarta. Dejamos enfriar y metemos en la nevera para que termine de cuajarse.

*** Esta tarta admite perfectamente la congelación; se puede congelar sin la cobertura de chocolate puesta, o totalmente terminada. El problema de congelarla con la cobertura puesta es que cuando se está descongelando la tarta, el chocolate “suda”, esto se arregla, secándolo suavemente con un papel de cocina absorbente.

*** la decoración superior admite muchas variables, en este caso, yo lo he decorado con gotas de chocolate y bolitas de arroz cubiertas con chocolate blanco, con leche y negro, pero se puede decorar al gusto personal de cada uno.

*** queda una tarta muy rica, apenas se nota el sabor de la crema de castañas,

***con estas cantidades, rellenamos un molde de 26 cm. De diámetro y nos sobra algo de mousse. Queda una tarta alta.

DSC_0104_phixr

By

Bizcocho de chocolate para rellenar, apto para tartas fondant

Bizcocho de chocolate para rellenar

Este bizcocho de chocolate es perfecto para ser rellenado, aguanta de maravilla el peso del relleno, se divide en partes muy fácilmente y acepta muy bien el calado con almíbar, lo que hace que nos quede un bizcocho muy jugoso. Yo lo he usado en la tarta Bob esponja.

BIZCOCHO DE CHOCOLATE:

Ingredientes: .- 3 ½ vasos de los de nocilla de harina (250 ml.)

.- 2 ½ vasos de azúcar

.- 1 ¼ vaso de leche + chorrito de zumo de limón

.- 1 ¼ vaso de aceite de girasol

.- 3 sobres dobles de gaseosas o 1 sobre de levadura química.

.- 7 huevos tamaño “L”

.- 50 gr. de cacao puro en polvo

.- cucharadita de bicarbonato

.- pizca de sal

ELABORACIÓN:

En primer lugar separar las claras y las yemas. Montar las claras con una pizca de sal y reservar.

En segundo lugar, montar las yemas con el azúcar, para ello, batiremos con una batidora eléctrica de varillas hasta lograr una crema blanquecina, que haya doblado el volumen, este proceso nos llevará unos 10 minutos aproximadamente.

Una vez montadas las yemas, añadiremos el aceite poco a poco, en forma de hilillo y sin parar de batir hasta que esté perfectamente integrado.

Seguidamente iremos vertiendo la leche (a la que habremos echado el chorrito de zumo de limón) poco a poco y sin dejar de batir.

Por otro lado, habremos juntado y tamizado la harina, el cacao, el bicarbonato y los sobres de gaseosas. Lo incorporamos a la crema de huevos con varillas manuales, movimientos envolventes y suaves. No batir. Mezclaremos hasta que veamos que está perfectamente unido.

Por último, añadiremos las claras montadas a punto de nieve que tenemos reservadas, la forma de unirlas a la mezcla anterior será con movimientos suaves y envolventes, procurando no castigar demasiado el batido ni bajar las claras.

Preparamos un molde rectangular (en mi caso de 37 por 28, es una rustidera de teflón antiadherente), lo engrasamos y enharinamos para que no se nos pegue el bizcocho y vertemos toda la masa en su interior, la alisamos e introducimos en el horno precalentado a 200º durante 15 minutos, una vez metido el molde, bajamos la temperatura a 175/180º con calor abajo-turbo y lo tenemos unos 35/40 minutos aproximadamente, hasta comprobar que está bien hecho.

Sacamos el bizcocho del horno y lo dejamos reposar unos 5 minutos, seguidamente lo desmoldamos sobre una rejilla y lo dejamos enfriar.

*** es conveniente hacerlo el día anterior para que se asiente y luego sea más fácil cortarlo en 2 partes.

*** una vez frío, para guardarlo hasta el día siguiente y que no se reseque, es conveniente envolverlo en plástico film y dejarlo en un lugar libre de corrientes, por ejemplo, dentro del horno (pero apagado, ¡claro!).