Archivo de la categoría: Curiosidades

Dinero microbiano para una ronda de queso y cerveza “humanizados”

Investigadores del Centro de Gen√≥mica y Biolog√≠a de Sistemas de la Universidad de Nueva York se fueron a un banco de Manhattan y pidieron 80 billetes de 1 d√≥lar para estudiar lo que hay sobre el dinero. Pocas cosas hay en el mundo tan sobadas como los billetes, as√≠ que no es de extra√Īar lo que han encontrado: ADN de 3.000¬† tipos diferentes de microorganismos, de los cuales s√≥lo est√° identificado el 20 por ciento.

La mayor√≠a proced√≠a de microbios inocuos pero tambi√©n hab√≠a otros ocupantes m√°s molestos: las bacterias que producen acn√©, otras que producen neumon√≠a y √ļlcera g√°strica y otras m√°s peligrosas, como Bacillus antracis,¬† el √°ntrax, que est√° entre los microbios que se usan como arma biol√≥gica. Los cient√≠ficos del NPR se√Īalan, en este sentido, que no hay que alarmarse demasiado porque se trata de una bacteria muy com√ļn en el sue√Īo que las personas que trabajan con la tierra pueden portar habitualmente.

Incluso se identificaron genes de resistencia a antibi√≥ticos sobre los d√≥lares que, a simple vista, seguro que no parec√≠an tener tanto okupa. Pero no es de extra√Īar que los billetes est√©n tan llenitos de microbios, no estamos todo el d√≠a lav√°ndonos las manos y, como dicen los investigadores, quienes llevan la cartera calentita instalada junto al pecho o en el bolsilo de los pantalones tiene ah√≠ el caldo de cultivo id√≥neo para los microbios.

La cuesti√≥n no es s√≥lo pensar en que todo este material microbiano est√° en los billetes, sino que ha pasado por nuestras manos. Este tema tan sugerente, el de nuestra estrecha relaci√≥n con los microorganismos me recuerda otra historia, de la que me habl√≥ hace poco el microbi√≥logo Ignacio L√≥pez Go√Īi, de la Universidad de Navarra, autor del blog MicroBio.

Se trata de una historia que contó en las charlas organizadas por Naukas en el certamen CocinArte, en Pamplona: la historia de cómo fabricar queso y cerveza con microorganismos procedentes del cuerpo humano.

Primero repasemos nuestros conocimientos sobre el proceso de fermentación. Los microorganismos responsables son bacterias, mohos y levaduras. Para los procesos que nos interesan, la fermentación alcohólica y la fermentación láctea,  tendremos que echar mano de algunos de ellos

Para hacer cerveza o vino, necesitamos levaduras que act√ļen sobre los hidratos de carbono de la cebada o de la uva. Generalmente se trata de az√ļcares como la glucosa, la fructosa o el almid√≥n, de los que las levaduras obtienen energ√≠a en un ¬†proceso en el que producen en alcohol et√≠lico y di√≥xido de carbono. El alcohol viene a ser, por tanto, el desecho de microorganismos a los que les pirra el az√ļcar.

En el proceso de fermentaci√≥n l√°ctea pueden utilizarse diferentes tipos de bacterias y hongos. Las bacterias producen √°cido l√°ctico, descomponen la lactosa, que es un az√ļcar, y acaban haciendo que cuajen las prote√≠nas de la leche. En esta primera fase obtenemos la cuajada que acaba madurando y convirti√©ndose en queso por acci√≥n de m√°s bacterias l√°cticas y hongos.

Lo curioso es que estos microbios producen reacciones similares en el cuerpo humano. Aunque un queso apestoso sea alabado por los gastrónomos y su equivalente odorífero en una persona provoque gestos de repugnancia, su origen es el mismo: ambos olores son causados por bacterias.  Para estos microorganismos somos un ecosistema, somos su mundo, y hay quien ha decidido aprovecharlos para crear sus propios productos gastronómicos.

Es lo que han hecho¬† la cient√≠fica estadounidense Christina Agapakis y la experta noruega en aromas Sissel Tolaas en la instalaci√≥n ‚ÄúSelfmade‚ÄĚ ¬†que abrieron en Dub√≠n. En esta exposici√≥n mostraron 11 quesos realizados a partir de bacterias tonadas del cuerpo de diferentes personas. Los donantes son artistas y cient√≠ficos que se prestaron a este singular experimento. Esta experiencia¬† no ten√≠a como objetivo promocionar la producci√≥n comercial de nada parecido, sino llamar la atenci√≥n sobre la relaci√≥n que tenemos con las bacterias que nos habitan.

beardbeer-draft-printLo de la cerveza selfmade es otro cantar. Y a estas alturas puede que a alguno le est√©n dando ganas de cambiar de tema. En este caso s√≠ es una iniciativa comercial. Su art√≠fice es Rogue Ales , una cervecera artesanal norteamericana con vocaci√≥n innovadora que ya no sabe qu√© hacer para seguir inventando. Su producto humanizado es una cerveza en cuya fermentaci√≥n se utilizan levaduras cultivadas en pelos de la barba del maestro cervecero¬† John Maier, que tiene a bien no haberse afeitado desde 1978. En este tupido ecosistema, seg√ļn los an√°lisis del laboratorio, viven los reto√Īos h√≠bridos de levaduras de las que utilizan en la cervecera habitualmente y de otras levaduras silvestres.¬† Y ellas son los responsables de la fermentaci√≥n de esta cerveza, llamada Beard beer, que se comercializa y anuncia con una foto del sonriente barbudo. Adem√°s dicen que es ideal para acompa√Īar platos de carne de ternera, de cerdo, y para los postres.

En La mecánica del caracol tenemos una sección llamada Mundo Micro, en la que el microbiólogo Guillermo Quindós nos cuenta todo tipo de curiosidades sobre este apasionante mundo de los microbichos. Aquí tenéis algunos de los espacios emitidos hasta el momento. Y este es el blog de Guillermo: Mikrobios.

Arcoiris cósmico en los anillos de Saturno

Saturn_s_rainbow_rings_largeEn 1610, el a√Īo en el que Galileo Galilei observ√≥ por primera vez con un telescopio los anillos de Saturno, era imposible prever el espect√°culo que cuatro siglos despu√©s nos ha dejado la sonda Cassini. Esta es la imagen tomada el 30 de junio de 2004 de la secci√≥n de uno de famosos anillos que, por cierto, est√°n bautizados con las primeras siete letras del alfabeto. La fotograf√≠a corresponde, concretamente, al anillo C y al principio del anillo B, y en ella se puede apreciar esta especie de arcoris c√≥smico, que abarca unos 10.000 kil√≥metros de superficie. Los distintos colores de los anillos se deben a variaciones en su composici√≥n: los tonos turquesa se corresponden con part√≠culas de agua helada pr√°cticamente pura, mientras que los rojizos indican la presencia de m√°s contaminantes.

El famoso y complejo sistema de anillos observado por Galileo Galilei est√° formado por millones de part√≠culas de hielo en las que se mezcla polvo y alg√ļn otro compuesto qu√≠mico, con un tama√Īo muy diverso que va desde una micra hasta varios metros. Sobre su origen hay dos teor√≠as:

  • Los anillos proceden de una luna de Saturno. Cuando su √≥rbita se acerc√≥ m√°s de la cuenta al planeta acab√≥ destrozada y los fragmentos permanecieron alrededor del planeta hasta nuestros d√≠as. En 2013 la cient√≠fica planetaria Robin Canup, del Southwest Research Institute en Boulder, Colorado (EE.UU.) cre√≥ detalladas simulaciones inform√°ticas para explicar la formaci√≥n de los anillos. Los fragmentos de la desaparecida luna, que medir√≠a en origen entre 1 y 50 kil√≥metros de di√°metro, formaron un sistema de anillos de hielo con una masa hasta 1.000 veces mayor a la actual.¬† Posteriormente, las innumerables colisiones convirtieron estos trozos m√°s grandes en part√≠culas m√°s peque√Īas.
  • Los anillos ser√≠an restos de la materia original que compon√≠a la nebulosa donde se form√≥ el planeta. de ser as√≠, los anillos ser√≠an tan antiguos como el planeta y se habr√≠an formado al mismo tiempo que el resto del sistema solar.

    Por cierto que los anillos fueron bautizados a medida que se iban descubriendo, de manera que el orden de las letras alrededor de Saturno es D, el anillo más próximo a este gigante gaseoso, seguido por C, B, A, F, G y E.

    Y próximamente veremos por qué se puede decir que Saturno es un planeta con Txapela.

 Fuente: Agencia Espacial Europea

Cuando nuestros sentidos nos enga√Īan

Una de las verdades de la vida que tenemos que asumir es que nuestro cerebro nos enga√Īa, nuestros sentidos nos enga√Īan y nuestro cuerpo nos enga√Īa. Como explican los neurocient√≠ficos Susana Mart√≠nez Conde y Stephen Macknick en su libro Los enga√Īos de la mente, las cucharas que se doblan, las sillas que desaparecen ante nuestros ojos, los pa√Īuelos que cambian de color, la paloma en la jaula y el conejo en la chistera no son sino ilusiones √≥pticas. La magia es un enga√Īo de la mente y algo especialmente f√°cil de hackear es nuestro sistema visual, formado por ojos y cerebro.

Cada ojo equivale a una cámara de un megapixel. No parece gran cosa, la verdad, lo que pasa es que nuestra imagen del mundo es tan rica y detallada debido a los procesos de relleno que hace el cerebro para completar el cuadro. Y claro, el relleno a veces es una interpretación libre de nuestra cabecita.

Un truco que aparece como ejemplo en el libro. Una mujer aparece en el escenario con un vestido rojo. El vestido, eso no lo sabemos, est√° sujeto con hilos y velcro sobre otro vestido exactamente igual, pero de color blanco. El mago hace que descienda el nivel de luminosidad, se abre una trampilla, tira del hilo, el vestido rojo desaparece y lo que parece un burdo truco es magia para el p√ļblico que ha visto como el vestido cambiaba de color en un latido.

El truco est√° en que una luz intensa que luego disminuye deja al p√ļblico moment√°neamente cegato y que, durante el tiempo en el que el vestido ha estado iluminado, las neuronas de nuestra retina especializadas en distinguir el color rojo se han adaptado, se encuentran c√≥modas viendo su color favorito‚Ķ tanto que cuando el vestido iluminado desaparece durante un lapso de tiempo seguimos viendo ese color. Es como cuando miramos una bombilla, o un aparato que desprende luz y cerramos los ojos o miramos a otra parte. La huella fantasma de la bombilla sigue ah√≠ varios segundos despu√©s.

Ilusiones ópticas aprovechadas por los magos hay unas cuantas.. aunque todo esto viene al hilo de una noticia que se basa más en el tacto que en la vista. Se trata de un llamativo estudio realizado por neurocientíficos de la Universidad de Bielefeld en Alemania, el Instituto Max Planck de Cibernética Biológica en Alemania, y la Universidad de Milán-Bicocca en Italia, que revela lo asombrosamente fácil y rápido que es hacer pensar a una persona algo tan absurdo como que su mano es de mármol. Si nos ponemos en situación podríamos intentar repetirlo en casa.

Vamos a ver, necesitamos dos ayudante y una persona con ganas de experimentar esta sensaci√≥n tan rara. El conejillo de indias debe sentarse en una mesa con los brazos extendidos sobre ella. Le vamos a vendar adem√°s los ojos para que se quede m√°s impactado. El ayudante n√ļmero 1 debe darle golpecitos con un objeto en una mano. El estudio dice que utilizaron un martillo pero este instrumento parece un poco exagerado, as√≠ que pongamos que usamos una espumadera.

Mientras el ayudante n√ļmero 1 golpea al conejillo en una mano con la espumadera, el segundo ayudante golpea al mismo ritmo un pedazo de m√°rmol, aqu√≠ s√≠, con un martillo. Ambos ayudantes deben estar compenetrados porque el truco est√° en que cuando el objeto de estudio sienta el golpe, oiga un entrechocar de piedra. Si todo sale como es debido, en cuesti√≥n de minutos, el sujeto de estudio comenzar√° a sentir sus manos m√°s r√≠gidas, pesadas y duras, menos sensibles, y poco naturales. Vamos, la mano se le ha convertido en m√°rmol, o al menos as√≠ la sentir√°.

La explicación de nuevo tiene que ver con lo fácil que es hackear nuestros sentidos. Para percibir nuestros cuerpos y el mundo que nos rodea, nuestro cerebro combina constantemente la información recibida por diferentes sentidos con el conocimiento previo obtenido de la memoria. Sin embargo, la composición de nuestro cuerpo nunca cambia, el cerebro no pierde tiempo recordando que estamos hechos de carne y hueso.

Esta novedosa y extravagante ilusión corporal, la de tener una mano de mármol, demuestra que el material del que percibimos que está hecho nuestro cuerpo, puede variar rápidamente gracias a una ilusión sonora. Esta sorprendente plasticidad perceptiva podría explicar por qué las prótesis pueden ser asimiladas rápidamente por el usuario como una parte integrante de su cuerpo, o por qué la gente experta en el manejo de una herramienta sienten que esta es una prolongación de su cuerpo.

La entrevista con Susana Martínez Conde en La Mecánica del Caracol sobre este tipo de cuestiones se puede escuchar aquí.

Mundo Micro: Un vistazo al apasionante mundo de los microorganismos

Casi desde el comienzo del programa La mec√°nica del caracol hemos contado con el catedr√°tico de microbiolog√≠a de la UPV-EHU Guillermo Quind√≥s para hablarnos del fascinante mundo en el que se mueven virus, bacterias, protozoos y hongos. Algunas de las historias que nos ha contado en estos √ļltimos a√Īos pueden no ser aptas para personas escrupulosas (como el programa que hicimos sobre la presencia de microbichos en tel√©fonos m√≥viles, lavabos, picaportes…) pero son, sin duda, muy apropiadas para entender c√≥mo funciona nuestro organismo, las relaciones entre seres vivos y el ritmo de la naturaleza. Esta temporada Guillermo se anim√≥ a preparar una serie de historias breves sobre los temas m√°s diversos: salud, biotecnolog√≠a, incluso historia. Esta secci√≥n se llama Mundo Micro y aqu√≠ presentamos sus primeros frutos:

El extra√Īo caso del se√Īor que se emborrach√≥ sin beber alcohol:¬† Un ciudadano estadounidense llega a un hospital en estado de embriaguez jurando no haber probado el alcohol. Tras 24 horas en observaci√≥n vieron que el nivel de alcohol en sangre con el que hab√≠a entrado, 0,32 gr./l. hab√≠a bajado hasta 0,12 gr/l. Segu√≠a presentando alcohol en su organismo sin haber probado ni gota. El culpable podr√≠a ser, al parecer, un hongo, una levadura concretamente llamada Saccharomyces cerevisiae, que habr√≠a crecido de forma excesiva en su est√≥mago.

РLa conspiración de los necios: la historia del doctor Ignaz Semmelweis. A mediados del siglo XIX un médico que trabajaba en el Hospital General de Viena entendió por qué la mortalidad de las parturientas de una de las dos salas de maternidad era mucho mayor que en la otra. Ignaz Semmelweis comprobó que las mujeres morían tras ser atendidas por médicos o estudiantes que habían realizado autopsias y que, sin lavarse las manos, atendían posteriormente los partos. La recomendación de lavarse las manos fue un gran avance, aunque como explica Guillermo Quindós, al doctor Semmelweis le costó la vida. Los médicos fueron muy reticentes ante esta petición y su defensor acabó ingresado en un hospital psiquiátrico. Murió debido a la infección que sufrió como consecuencia de una paliza.

– El microbioma: El 90 por ciento de nuestras c√©lulas provienen de microorganismos…somos un aut√©ntico ecosistema para los microbios que nos habitan. En esta p√≠ldora Guillermo explica las expectativas que se ponen en las investigaciones sobre el microbioma, compuesto por entre 300 y 1.000 especies de microbios diferentes.

– Terapia antimicrobiana con oro y plata. El nitrato de plata se utiliza para prevenir que los ni√Īos adquieran infecciones durante el parto pero en la actualidad se investiga el uso de nanopart√≠culas de estos metales para que sirvan como vacunas o como antimicrobianos. El oro y la plata pueden interferir con la estructura del microorganismo, incluso con su metabolismo. Lo curioso es que, adem√°s dle tama√Īo, la forma tambi√©n importa, y estas nanopart√≠culas son m√°s efectivas cuando tienen forma c√ļbica.

– La prodigiosina: Serratia o el bacilo prodigioso. Alejandro Magno conquist√≥ Tiro gracias a la ayuda extraordinaria de un bacilo que provoc√≥ manchas rojas en el pan, lo que fue considerado como un augurio que les anunciaba la victoria. Esta bacteria crece en harinas y produce un pigmento rojo llamado prodigiosina. La presencia de estas manchas en hostias consagradas se han tomado como se√Īales divinas.

– Candida Albicans: una levadura muy poco c√°ndida. Esta levadura de nombre bondadoso aparece en lugares como boca o genitales y puede provocar una candidiasis oral o una vaginitis. En personas con el sistema inmunitario debilitado pueden provocar serios problemas a nivel de ri√Ī√≥n, h√≠gado o cerebro.

Estas charlas microbianas pueden escucharse en este podcast especial de Mundo Micro. Ya está en marcha la segunda tanda de programas, así que seguiremos informando sobre este universo oculto a nuestra vista.

Cómo seguir esta noche el paso del asteroide 2014 DX110

A las 22:06 horas de hoy el asteroide 2014 DX110 pasar√° a una velocidad de casi 15 metros por segundo a menos de 350.000 kil√≥metros de la superficie terrestre, una distancia inferior a la que nos separa de la luna.¬† Se trata de una roca de un tama√Īo de 30 metros de di√°metro, el tama√Īo de un edificio de oficinas. La NASA vigila este objeto ya que tiene una probabilidad entre 10 millones de impactar contra la Tierra el 4 de marzo de 2046, aunque faltan datos todav√≠a sobre el recorrido de su √≥rbita.

El 2014 DX110 fue descubierto el pasado 28 de febrero por científicos en Hawai aunque no es la primera vez que nos visita. Para poder apreciar este fenómeno, el usuario necesitará de un telescopio siempre y cuando las condiciones sean propicias para ello. Afortunadamente hoy en día cualquier evento puede seguirse a través de internet.. y este no podía ser menos. The virtual telescope project tiene preparado el seguimiento del paso de este asteroide.

¬ŅPor qu√© en un eclipse de sol los √°rboles proyectan formas de medias lunas?

 

eclipseEsteba Esteban, del Aula de Astronom√≠a de Durango, me ha enviado esta imagen tan curiosa despu√©s la charla que mantuvimos hace unos d√≠as en La mec√°nica del caracol sobre su libro “¬Ņpor qu√© al mirar el cielo se pueden encontrar tantas sorpresas?”. Entre historias sobre la luna, el sol, los planetas y las estrellas sali√≥ a relucir esta peculiar forma de visionar los eclipses de sol: a trav√©s de los juegos de luces y sombras que se forman a trav√©s de los √°rboles.

eclipse2Es un efecto espectacular y poco conocido de los eclipses de sol durante la fase parcial y recibe el nombre de efecto pinhole. Cuando los rayos procedentes de una fuente luminosa atraviesan un pequ√Īo agujero, √©ste hace la funci√≥n de una lente y proyecta la imagen de la fuente de luz.

En este caso, los huecos que udan entre las hojas son los que hacen de lentes y cada uno de ellos proyecta la imagen del sol eclipsado. Seg√ļn el momento en el que se encuentre el fen√≥meno, la imagen del sol aparece con forma de media luna o de circunferencia. Lo que hace de este efecto una imagen espectacular es que cada √°rbol proyecta decenas de im√°genes de este tipo en el suelo. Imaginemos el efecto en un bosque, parque, o en una calle arbolada.