By

Tarta de números

Este tipo de tartas son tendencia en 2018, están de moda en todas las redes sociales: Pinterest, Instagram, Facebook…así que este humilde blog no podía abstraerse de este descubrimiento y aquí teneís mi propia versión de este tipo de tartas.

Aunque, en realidad, las tartas con letras y números no son nuevas (en esta tarta infantil que hice en el año 2014, tarta número uno con animales de la jungla) lo podeis comprobar. Eso sí, lo que es novedoso es la disposición de las diferentes capas y la decoración.

Pueden ser tan variadas como imaginación tengamos, la base puede ser una masa quebrada, masa de almendra, pasta sablée, masa de whoopie, bizcocho… el relleno, también variado y al gusto, de queso, de nata, de chocolate… eso sí, deberá tener la suficiente consistencia como para aguantar varias capas sin deformarse y ser, a la vez, suave y sabrosa. Y en cuanto a la decoración, pues hay infinitas posibilidades, admite prácticamente de todo, está muy de moda añadir flores, macarons, bombones, frutas frescas…

Para hacer la mía, me he inspirado en la receta de este blog americano, el resultado me ha gustado mucho. Es de chocolate y queda realmente deliciosa.

En esta ocasión, he hecho los números 18, para celebrar la mayoría de edad de mi hija y el número 4, para celebrar el cumple de mi sobrina. ¡Un éxito!

TARTA DE NÚMEROS

  • MASA DE GALLETA DE CHOCOLATE
  • CREMA DIPLOMÁTICA DE CHOCOLATE
  • GANACHE DE CHOCOLATE
  • MERMELADA DE FRESAS

PARA LA BASE DE GALLETA DE CHOCOLATE

(cantidad para 3 números dobles de 20 x 16´5 cm)

INGREDIENTES:

  • 400 gr. de harina
  • 100 gr. de harina de almendra
  • 60 gr. de cacao puro
  • 250 gr. de mantequilla
  • 2 huevos
  • 120 gr. de azúcar glas
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

ELABORACIÓN:

                En un bol, tamizar y mezclar los ingredientes secos, es decir, harina, harina de almendra, cacao y la sal. Reservar.

Por otro lado, batir con una batidora de varillas, o robot tipo Kitchen Aid (con el accesorio de pala) la mantequilla a punto pomada junto con el azúcar glas hasta que esté esponjoso y de color pálido. Seguidamente, añadir el extracto de vainilla y batir.

Añadimos los huevos ligeramente batidos, de uno en uno. No añadir el siguiente hasta que el primero esté perfectamente integrado en la masa. Rebañar el bol varias veces, para que se mezclen perfectamente todos los ingredientes.

Con el robot a velocidad baja, añadimos los ingredientes secos y mezclamos solamente hasta que desaparezca la harina en la crema. Tened la precaución de no sobrebatir la mezcla. La masa debería quedarse unida cuando la juntamos con las manos, y si presionamos los dedos, dejar la huella. En caso de que el aspecto sea más seco, que no podamos unir los ingredientes con las manos, añadiremos con cuidado una cucharada de nata o leche, hasta que tengamos la textura idónea. (a mí, no me ha hecho falta, queda una masa bastante húmeda, pero dependerá un poco del tamaño de los huevos, del poder de absorción de la harina…)

Esta masa es imprescindible que se enfríe. Dividimos la totalidad de la masa en 3 partes, Deberemos colocar cada masa entre dos plásticos film, estirarla un poco y mantener refrigerada un mínimo de 1 hora. (también se puede meter un ratito en el congelador para acelerar el proceso).

Una vez fría la masa, sacamos de la nevera y estiramos con un rodillo, deberá tener un grosor de 6 mm. aprox. Colocamos el patrón del número que vayamos a hacer sobre la masa y recortamos con un cuchillo afilado. Una vez que los tenemos, volcamos sobre la  bandeja de hornear (que tendremos con un papel de horno o silpat) y metemos en la nevera unos 10 minutitos para que se enfríe y luego no se deforme. (es conveniente hacerlo, pero no imprescindible).

Precalentamos el horno a 200 grados y luego, cuando introducimos la bandeja, lo bajamos a 175 grados, lo tenemos 10 minutos. Sacamos la galleta aunque esté tierna, ya que si no, después, durante el enfriado se endurece demasiado y no queremos una galleta-base dura.

Dejamos en la propia bandeja un par de minutos y después sacamos a una rejilla para que termine de enfriarse.

Hacemos el mismo proceso con todos los números. En cada bandeja de horneado irán 2 números iguales, para hacer los dos pisos de cada tarta.

CREMA DIPLOMÁTICA DE CHOCOLATE (para 3 tartas de números de tamaño 20 x 16.5)

  • Crema pastelera de chocolate
  • 375 ml. de nata de montar (35% m.g.)
  • 75 gr. de azúcar glas
  • 2 cucharadas de cacao puro
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 5 hojas de gelatina
  • 25 ml. de nata de montar

ELABORACIÓN:

                Por un lado, preparamos una crema pastelera de chocolate siguiendo estas instrucciones:

INGREDIENTES:

  • 750 ml. de leche
  • 6  yemas de huevo (tamaño L)
  • 9  cucharadas soperas de azúcar
  • 4 ½  cucharadas soperas de Maizena (harina de maíz)
  • pizca de sal
  • 200 gr. de chocolate de 70 % cacao, derretido
  • 70 gr. de mantequilla cortada en 5 trozos a temperatura ambiente.

 

ELABORACIÓN:

 

Poner la leche en un cazo y llevarla a ebullición. Mientras tanto, en un cazo amplio mezclar las yemas de huevo, el azúcar, la harina de maíz y la sal hasta que quede homogéneo.

Ir vertiendo sobre esta crema ¼ de la leche, poco a poco en forma de hilillo. Esto se hace para que se vaya calentando la crema y no se cuajen los huevos por efecto del calor. Verter el resto de leche y mezclarlo bien.

Poner el cazo a fuego medio y remover continuamente, sin parar, llegando bien a todos los rincones del cazo, llevarlo poco a poco a ebullición, mantenerlo en ebullición uno o dos minutos, sin parar de remover.

Retirar el cazo del fuego, mezclar el chocolate derretido y dejarlo reposar 5 minutos. Después echar la mantequilla cortada en 5 trozos y mezclar hasta que esté totalmente incorporada en la crema y ésta tenga una apariencia suave y sedosa.

Colocar una pieza de plástico de cocina sobre la parte superior de la crema y que esté en contacto con ella y una vez tibia, meterla en la nevera para que se enfríe hasta su uso.

Por otro lado, preparamos una nata montada azucarada (chantillí), + gelatina

Para ello, lo primero que hacemos es, poner las hojas de gelatina a hidratar, se ponen en un bol con agua fría y se dejan unos 10 minutos para que se ablanden. En caso de utilizar gelatina en polvo, la hidrataremos vertiendo los polvos en un poco de agua.

Cuando la gelatina está hidratada, se sacan las hojas del agua, se secan y se echan en un pequeño bol con los 25 ml. de nata. Con muuucho cuidado, se calientan en el microondas, poco tiempo, a baja potencia. NUNCA deberá hervir, ya que pierde su poder gelificante. Hay que calentarlo lo justo para que se disuelva la gelatina, para que desaparezca en la nata. Se deja enfriar.

Por otro lado, mezclamos el azúcar glas y el cacao. Comenzamos a batir la nata con un robot tipo Kitchen Aid con accesorio globo o bien con unas varillas eléctricas; Cuando comienza a espesar la nata, le añadimos la mezcla de azúcar-cacao y continuamos batiendo. Le añadimos también el extracto de vainilla.

En este punto, cuando casi tenemos la nata montada, le añadimos la gelatina disuelta en la nata. La gelatina deberá estar tibia, tirando a fría (para no desmontarnos la nata que tenemos casi montada) pero NUNCA cuajada o casi cuajada, deberá estar líquida ya que si se la incorporamos ya un poco cuajada, lo único que conseguiremos es tener una nata montada chocolateada llena de grumos, imposible de arreglar.

***Este punto de la gelatina es muy importante, hay que tener mucha precaución para hacerlo bien.

Cuando ya tenemos la nata chocolateada lista, es momento de juntar ambas preparaciones (crema pastelera y nata) para hacer la CREMA DIPLOMÁTICA. Para ello, batimos la crema pastelera con unas varillas, lo batimos enérgicamente para que nos quede una crema suave, Le incorporamos 1/3 de la nata y mezclamos con las varillas enérgicamente, (esto se hace para igualar texturas). Seguidamente le añadimos el resto de la nata montada, pero suavemente, con una espátula y con movimientos envolventes, dándole aire a la preparación.

Cuando está todo perfectamente mezclado, lo volcamos en una manga pastelera con boquilla redonda y amplia ( la boquilla de Wilton #2A ) Lo dejamos unos minutos en la nevera, mientras preparamos las bandejas o cajas donde vamos a presentar las tartas.

Preparamos una GANACHE DE CHOCOLATE, lo hacemos con 100 ml. de nata y 100 gr. de chocolate fondant. Llevamos la nata a hervir, la volcamos sobre un recipiente con el chocolate fondant partido en trocitos. Dejamos reposar unos 5 minutos y mezclamos con una espátula hasta que desaparece el chocolate y nos queda una crema.

MONTAJE DE LA TARTA DE NÚMEROS

            Estas tartas se suelen presentar en cajas, pero pueden ponerse en bandejas perfectamente. Para que no se mueva la letra o número se pone un pegote en la base y se coloca la primera galleta con forma de número. Se pinta con la ganache de chocolate, encima se puede poner una capita de mermelada de fresas (le da un plus a la tarta, y si es mermelada casera, todavía mejor)  y comenzamos a poner puntos de crema diplomática, de tal forma que cubrimos toda la superficie de la tarta. Se pone la manga pastelera totalmente perpendicular a la base y se van formando los puntos.

Una vez que hemos cubierto toda la superficie, la cubrimos con el segundo número de galleta de chocolate y volvemos a repetir la misma operación hasta dejar toda la superficie cubierta de crema diplomática.

A partir de aquí, dejamos volar la imaginación, decoramos a nuestro gusto, con macarons, frutas, bombones, galletas, flores…y ya tenemos nuestra preciosa tarta lista.

A TENER EN CUENTA:

***Una vez que tenemos la tarta montada, hay que conservarla en la nevera. Necesita frío

***Es mejor consumirla el mismo día del montaje. Aunque al día siguiente también está buena, la galleta se habrá ablandado y se podrá partir mejor.

***Con el reposo en frío de la tarta, la galleta se ablanda un poquito y es conveniente para luego poder partir las porciones sin problema. La forma de cortar la tarta es con tijera, de esta forma mantiene la forma correctamente.

***Esta crema que he utilizado mantiene perfectamente la forma y el peso de la segunda capa. Era una duda que tenía, ya que si se derrumba o hunde la primera capa de crema, nos arruina la presentación de la tarta.

***La crema queda muy fina, suave y riquísima. Combina perfectamente con la textura de la masa de galleta.

Print Friendly, PDF & Email

Te puede interesar...

Tarta M&Ms Preciosa tarta para cumpleaños. queda supercolorida, muy vistosa. Además como es para niños, la...
Tarta de letras y frutas Últimamente estoy a tope con las tartas de letras y números. No quería dejar de enseñaros esta...
Tarta casa club de Minnie Mousse Esta tarta fue la elegida por mi sobrina Madalen para celebrar sus 4 añitos. Parece que una vez...
Queso fresco Hace tiempo que me ha dado por preparar mi propio queso fresco casero. No tiene ninguna complicación,...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.