By

Estrellas de Navidad con speculoos

DSC_1159_phixr

La mezcla de especias speculoos se asocia irremediablemente a los Paises Bajos y a las recetas por Navidad, el sabor de esta mezcla de especias (canela, clavo, cardamomo, cilantro, nuez moscada, cáscara de naranja y cáscara de limón) es irresistible, por lo que este tipo de galletas son un fijo en la quiniela durante estos días navideños.

En su día yo hice y compartí las galletas de genjibre con la forma de la silueta de un hombre, igual que uno de los personaje de Shrek, las gingerbread men cookies. Abajo veréis una foto con el mismo molde y estas otras que os presento ahora.

Estas galletas en forma de estrella con speculoos que os propongo en esta ocasión son ideales con el té o café, como regalo de Navidad e incluso para colgar en el árbol.

Esta receta está  inspirada en una de Marta Stewart, aunque con pequeñas variaciones, el resultado es una galleta crujiente, muy perfumada y deliciosa.

GALLETAS ESTRELLAS DE NAVIDAD CON SPECULOOS

 

INGREDIENTES:

· 500 gr. de harina

· 200 gr. de mantequilla

· 200 gr. de azúcar moreno

· 125 gr. de golden syrup o melaza (yo utilicé el sirope)

· 1 huevo grande

· 2 cucharadas de té de mezcla de especias de speculoos

· 1 cucharada de té de bicarbonato

· ¼ de cucharada de té de sal

DSC_1180_phixr

ELABORACIÓN:

Mezclar la mantequilla a punto de pomada con el azúcar hasta lograr una crema esponjosa (mejor hacerlo con unas varillas eléctricas o mezclador tipo Kitchen Aid), tenerlo unos 5 minutos en velocidad alta.

Añadir el huevo y continuar batiendo hasta que esté perfectamente integrado en la mezcla de mantequilla. Seguidamente, añadir el sirope dorado o melaza y continuar mezclando hasta que esté bien homogéneo. Añadir las especias y mezclar, agregar el bicarbonato y la sal y continuar batiendo.

Una vez que tenemos la masa bien mezclada, se va añadiendo la harina tamizada de 100 en 100 gr. La harina se mezclará con la pala de la amasadora, a velocidad baja hasta que esté toda la harina perfectamente mezclada. No habrá que trabajar mucho la masa, SOLAMENTE lo justo hasta que se mezclen los ingredientes.

Si lo hacemos a mano, lo mezclaremos con una rasqueta o cucharón de madera, no batiendo, si no, únicamente mezclando la harina hasta formar una masa más o menos compacta (aunque esta masa queda bastante blanda). Formaremos una bola con la masa y la dividimos en dos. Aplanamos la masa un poco sobre plástico de cocina y tapamos con más film. Refrigeramos unas cuantas horas en la nevera para que se endurezca la masa.

*** Como queda una masa bastante blanda (incluso después de ternerla en la nevera), y he metido la masa una media hora en el congelador para que se endurezca todavía más y permita formar las piezas sin dificultad.

Cogemos una porción de masa (la otra la mantenemos en la nevera) y la extendemos con un rodillo hasta dejarla de un grosor de 0`5 cm. Se forman las galletas con el cortapastas elegido, estrellas, árboles de navidad, muñecos de jengibre…y se colocan sobre una bandeja de horno a la que habremos cubierto con papel de hornear o silpat. Se vuelven a meter en la nevera a refrigerar durante 20 minutos aprox.

Se hornean en horno precalentado a 200º durante 15 minutos, una vez que introducimos la bandeja, se baja la temperatura a 175º y se mantienen unos 8/10 minutos, hasta que veamos que comienzan a tomar color por los bordes.

DSC_1205_phixr

***Esta es mi manera de hornear galletas, pero cada uno deberá adaptar tiempos y temperatura a las características particulares de su horno, ya que no todos los hornos son iguales.

***Las galletas cuando se sacan, deberán estar relativamente blandas por el centro, no preocuparse por ello, ya que cuando se enfrían, se endurecen. Si las dejamos demasiado tiempo en el horno, corremos el riesgo de que nos queden duras como piedras.

Una vez fuera del horno, dejamos reposar las galletas unos minutos en la propia bandeja y seguidamente, se traspasan a una rejilla de pastelería para que terminen de enfriarse.

***Estas galletas aguantan bastante tiempo, guardadas en latas o botes de cristal, herméticamente cerrados.

***Si al formar las galletas, se les hace un agujero con una pajita en la parte superior, sirven perfectamente para decorar el árbol de navidad.

***Con esta proporción de especias speculoos, queda un sabor muy agradable, ni demasiado fuerte, ni demasiado suave. Muy agradable al paladar.

***Esta masa queda bastante blanda (el uso de melaza o sirope hace que no cristalice ni endurezca la masa), por lo que puede ser un poco difícil de trasladar las pastas a la bandeja del horno, sin que se deformen, por lo que conviene estirar la masa y darle forma con rapidez para que no se caliente más. Procurar no añadir más harina, ya que variaría la proporción de ingredientes, quedando unas galletas duras.

***Esta masa admite perfectamente la forma gingerbread man.

***Receta adaptada de Marta Stewart.

DSC_1197_phixr

By

Gofres belgas

DSC_0046_phixr

Hoy vengo con la auténtica receta de gofres belgas. De mi viaje a Bélgica me traje un par de cajas de azúcar perlado (imprescindible para elaborar los auténticos gofres belgas) y para hacerlos he utilizado la receta que viene en la parte posterior de la caja. La he seguido al pie de la letra y el resultado ha sido magnífico.

Tengo que decir que me han encantado. Si  eres un entusiasta de los gofres, ésta es tu receta. Quedan exactamente igual a los que he probado en cualquiera de los puestecitos que inundan Bruselas  vendiendo este típico dulce belga.

Hasta ahora había estado haciendo esta otra receta de gofres, con  unos resultados muy buenos. Es otro tipo de masa, más liviana y ligera, tipo pasta Choux. La verdad es que me gustan las dos, así que, mientras tenga azúcar perlado no pararé de hacer la receta que hoy os presento.

GOFRES BELGAS

 

INGREDIENTES:

· 500 gr. de harina de fuerza

· 175 gr. de leche tibia

· 50 gr. de levadura fresca de panadero

· 2 huevos y 1 yema

· 10 gr. de sal

· 1 sobre de azúcar avainillado

· 250 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

· 300 gr. de azúcar perlado

DSC_0029_phixr(1)

ELABORACIÓN:

 

En primer lugar, deberemos elaborar una masa con la harina, la leche, la levadura, los huevos, la sal y el azúcar avainillado. Para ello, desleiremos la levadura fresca en la leche tibia, formamos un volcán con la harina, la sal y el azúcar avainillado y en su interior echaremos la leche con levadura y los huevos y la yema. Mezclaremos hasta conseguir una masa uniforme, donde todos los ingredientes se hayan unido perfectamente, quedando una masa bastante tierna o blanda.

Se deja reposar la masa resultante, cubierta con un plástico film (engrasado con un poco de aceite para que no se pegue), después se cubre con un paño de cocina y se deja reposar por 30 minutos aproximadamente, hasta que haya doblado el volumen.

*** El tiempo de reposo es relativo, dependerá de la temperatura de la habitación donde repose la masa, de si es verano o invierno… en esta ocasión, con 30 minutos he tenido suficiente.

Una vez doblado el volumen, se desgasifica la masa y se le añade la mantequilla cortada en cuadraditos, se amasa para que se integre toda la grasa en la masa, finalmente se añade el azúcar perlado y se amasa hasta que se distribuya regularmente por toda la masa.

Preparamos la gofrera para cocerlos. Para ello, pincelamos toda la superficie de la gofrera con aceite de girasol. Cerramos el aparato, colocamos en el nivel 4 de temperatura y esperamos hasta que se enciende la luz verde que nos indica que ya ha alcanzado la temperatura idónea.

Nos ayudamos de unas cucharas soperas para separar trozos de masa, las echamos en las cavidades de la gofrera y las aplastamos un poco para que se extiendan más o menos por toda la superficie. (No es necesario hacerlo muy concienzudamente ya que luego al cerrar la tapa, se distribuye la masa uniformemente).

Cerramos la tapa y la dejamos unos 8 minutos, comprobamos que ha cogido un bonito tono dorado y sacamos.

DSC_0056_phixr_phixr

*** Con estas cantidades salen 12 gofres.

***Se pueden tomar con chocolate, nata, caramelo, frutas,…

***El azúcar perlado es imprescindible en la elaboración de los auténticos gofres belgas, ya que la característica primordial de este tipo de gofre es encontrarte trozos de azúcar en cada mordisco y esto sólo se consigue utilizando azúcar perlado.

*** Se puede congelar la masa en paquetitos individuales, para utilizarlos sólo necesitamos sacarlos con antelación para que se descongele y en unos minutos  tenemos una merienda de lujo que te puede sacar de un apuro en más de una ocasión.

*** Se necesitan unos 90 ó 100 gr. de masa para cada gofre.

DSC_0015_phixr(1)