By

Cupcake de chocolate

DSC_0566_phixr

Esta es la receta básica para hacer cupcakes de chocolate, de todas las recetas que he probado y experimentado, sin lugar a dudas, me quedo con ésta. Así que no voy a poner más opciones de cupcakes de chocolate, porque para mí, esta receta es la ideal y definitiva. Cumple con todos los requisitos necesarios para disfrutar de un delicioso cupcake de chocolate. ¡comprobadlo vosotr@s mismos!

CUPCAKES DE CHOCOLATE

INGREDIENTES: (para 18 cupcakes)

· 3 huevos

· 250 gr. de azúcar

· 125 gr. de aceite de girasol

· 125 gr. de leche entera

· 10 gr. de levadura

· 150 gr. de harina

· 100 gr. de cacao puro en polvo

· 1 cucharadita de las de té de bicarbonato.

· 1 cucharada de zumo de limón

· pizca de sal

DSC_0574_phixr

ELABORACIÓN:

En un bol amplio tamizamos y mezclamos la harina, el cacao, la levadura, el bicarbonato y la pizca de sal. (o sea, los ingredientes secos). Reservamos.

A la leche le añadimos la cucharada de zumo de limón y la dejamos reposar unos 10 minutos, notaremos que parece que se nos ha cortado, no os preocupéis porque así precisamente es la textura que queremos obtener (buttermilk).

Por otro lado, con una batidora de varillas o robot adecuado, batimos los huevos y le vamos añadiendo el azúcar en dos o tres tandas, lo batimos bien hasta que veamos que ha doblado el volumen y que adquiere una textura de crema pálida. Sin dejar de batir, incorporamos poco a poco el aceite, en forma de hilillo, una vez que está bien integrado el aceite en la crema, añadimos la leche de la misma manera, o sea, en chorrillo y poco a poco.

Añadimos la mezcla de harinas y removemos, esta vez con espátula o varillas manuales y suavemente, con movimientos envolventes. En cuanto tengamos una crema homogénea, dejamos de mezclar, no hay que castigar demasiado el batido.

Dejamos reposar la masa unos 5 minutos. Mientras aprovechamos para preparar un molde para magdalenas o cupcakes rígido y colocamos dentro los capacillos de papel. Rellenamos con la masa, cada capacillo hasta la mitad de su capacidad. Colocamos sobre la bandeja del horno y horneamos en horno precalentado a 180º durante 15 ó 20 minutos. Transcurrido ese tiempo, comprobamos que ya están hechos introduciendo un palillo en el centro de una magdalena, si sale seco, quiere decir que ya están horneados y los sacamos. En caso contrario, los dejamos unos minutos más.

Sacamos del horno, los dejamos reposar 5 minutos y los sacamos del molde rígido, dejamos enfriar sobre rejillas.

***Una vez hechos, se pueden conservar hasta una semana guardados en un recipiente hermético y hasta 3 meses en el congelador.

***Resultan unos cupcakes de chocolate absolutamente deliciosos, esponjosos, llenos de sabor y muy mullidos. Muy fáciles de comer.

***No conviene llenarlos más de la mitad de su capacidad, ya que lo que queremos es que lleguen al borde del papelillo, no necesitamos que hagan copete. En caso de que sobresalgan mucho del capacillo, se les corta lo que sobresalga con un cuchillo de sierra.

DSC_0579_phixr

By

Pan de molde Dukan

DSC_0035_phixr

El nuevo año siempre viene acompañado de renovados propósitos, de  promesas a cumplir y de objetivos a lograr. Uno de ellos suele ser apuntarse a un gimnasio y hacer algún tipo de dieta con la intención de adelgazar, sobre todo, después de los excesos cometidos en las Navidades.

Por ello, a partir de ahora, voy a poner una serie de recetas “imprescindibles” de la Dieta Dukan que os pueden ayudar a conseguir el objetivo de adelgazar. A mí, particularmente , me ha ido fenomenal. Lo dice la báscula y lo dice los análisis médicos. No deseo entrar en ninguna polémica sobre la dieta Dukan; solamente quiero mostrar las recetas que hacen que puedas llevar una dieta sin dejar el dulce de lado, dándote el gustazo de comer cosas dulces y ricas estando a  régimen.

Estas recetas van dirigidas a “alegrar la vida” a las personas que después de haberse asesorado, haberse leído el libro y haberse convencido … deciden hacer la Dieta Dukan.

Para comenzar la tanda de “imprescindibles“, nada mejor que este pan:

Este pan es una manera ideal de comenzar el día, cumple los requisitos necesarios para un buen desayuno, es saciante, utilizas el salvado de avena y trigo (que facilita el tránsito intestinal), y lo puedes cubrir con queso fresco 0%, y pechuga de pavo o jamón york, o incluso salmón ahumado. Acompañado con un buen tazón de café con leche desnatada, tienes un desayuno saciante, rico y rápido.

Tardas exactamente 5 minutos en preparar todo y tenerlo listo para comer, así que mientras preparas la cafetera, puedes aprovechar para hacerte tu pan diario siguiendo la dieta Dukan.

PAN DE MOLDE DUKAN

INGREDIENTES: (para 1 ración)

· 2 cucharadas soperas de salvado de avena

· 1 cucharada sopera de salvado de trigo

· 1 cucharada sopera de queso fresco batido 0% m.g.

· 1 cucharilla de las de café de levadura

· 1 clara de huevo

· pizca de sal

DSC_0156_phixr

 

ELABORACIÓN:

En un cuenco pequeño, mezclar por este orden el salvado de avena, el salvado de trigo, la sal, la levadura, el queso fresco batido y por último la clara de huevo (NO es necesario batirla previamente a punto de nieve). Una vez que tenemos una pasta con la textura que se muestra en la foto, se vierte en un molde de silicona (en este caso, con forma de plum-cake), se extiende bien por todo el molde para que quede igualada la masa y se mete en el microondas.

DSC_0170_phixr

Se pone a 700 W. Durante 3 minutos 30 segundos. Sacar del microondas y volcar sobre una rejilla para que termine de enfriarse. Se corta por la mitad y ya tenemos 2 rebanadas de pan ideales para el desayuno o para prepararnos un sandwich Dukan. Se puede utilizar así, tal cual o tostar en la tostadora.

Sale del microondas un pelín húmedo, pero NO ponerlo más tiempo, ya que cuando se enfría, toma la textura perfecta. Miga blandita, como de pan. Si lo dejas más tiempo, corres el riesgo de que te quede muy duro, tipo “pan tostado”, es cuestión de ir haciendo pruebas en tu microondas hasta lograr el punto.

*** Para aprovechar el huevo, lo que hago es utilizar 1 huevo para dos días, el primer día, utilizo la yema. Hago el pan exactamente igual que pongo en la receta, sustituyendo la clara por 1 yema + un poquito de agua, como 1 cucharada sopera aprox. (para que nos quede la misma textura que al utilizar la clara).

Guardo la clara en un recipiente en la nevera y al día siguiente hago el pan de la dieta Dukan utilizando la clara del huevo que teníamos reservada del día anterior.

De esta forma, no nos van quedando yemas por la nevera sin saber qué hacer con ellas y con 1 huevo completo haces pan para dos días.

DSC_0041_phixr(2)

By

Gofres belgas

DSC_0046_phixr

Hoy vengo con la auténtica receta de gofres belgas. De mi viaje a Bélgica me traje un par de cajas de azúcar perlado (imprescindible para elaborar los auténticos gofres belgas) y para hacerlos he utilizado la receta que viene en la parte posterior de la caja. La he seguido al pie de la letra y el resultado ha sido magnífico.

Tengo que decir que me han encantado. Si  eres un entusiasta de los gofres, ésta es tu receta. Quedan exactamente igual a los que he probado en cualquiera de los puestecitos que inundan Bruselas  vendiendo este típico dulce belga.

Hasta ahora había estado haciendo esta otra receta de gofres, con  unos resultados muy buenos. Es otro tipo de masa, más liviana y ligera, tipo pasta Choux. La verdad es que me gustan las dos, así que, mientras tenga azúcar perlado no pararé de hacer la receta que hoy os presento.

GOFRES BELGAS

 

INGREDIENTES:

· 500 gr. de harina de fuerza

· 175 gr. de leche tibia

· 50 gr. de levadura fresca de panadero

· 2 huevos y 1 yema

· 10 gr. de sal

· 1 sobre de azúcar avainillado

· 250 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

· 300 gr. de azúcar perlado

DSC_0029_phixr(1)

ELABORACIÓN:

 

En primer lugar, deberemos elaborar una masa con la harina, la leche, la levadura, los huevos, la sal y el azúcar avainillado. Para ello, desleiremos la levadura fresca en la leche tibia, formamos un volcán con la harina, la sal y el azúcar avainillado y en su interior echaremos la leche con levadura y los huevos y la yema. Mezclaremos hasta conseguir una masa uniforme, donde todos los ingredientes se hayan unido perfectamente, quedando una masa bastante tierna o blanda.

Se deja reposar la masa resultante, cubierta con un plástico film (engrasado con un poco de aceite para que no se pegue), después se cubre con un paño de cocina y se deja reposar por 30 minutos aproximadamente, hasta que haya doblado el volumen.

*** El tiempo de reposo es relativo, dependerá de la temperatura de la habitación donde repose la masa, de si es verano o invierno… en esta ocasión, con 30 minutos he tenido suficiente.

Una vez doblado el volumen, se desgasifica la masa y se le añade la mantequilla cortada en cuadraditos, se amasa para que se integre toda la grasa en la masa, finalmente se añade el azúcar perlado y se amasa hasta que se distribuya regularmente por toda la masa.

Preparamos la gofrera para cocerlos. Para ello, pincelamos toda la superficie de la gofrera con aceite de girasol. Cerramos el aparato, colocamos en el nivel 4 de temperatura y esperamos hasta que se enciende la luz verde que nos indica que ya ha alcanzado la temperatura idónea.

Nos ayudamos de unas cucharas soperas para separar trozos de masa, las echamos en las cavidades de la gofrera y las aplastamos un poco para que se extiendan más o menos por toda la superficie. (No es necesario hacerlo muy concienzudamente ya que luego al cerrar la tapa, se distribuye la masa uniformemente).

Cerramos la tapa y la dejamos unos 8 minutos, comprobamos que ha cogido un bonito tono dorado y sacamos.

DSC_0056_phixr_phixr

*** Con estas cantidades salen 12 gofres.

***Se pueden tomar con chocolate, nata, caramelo, frutas,…

***El azúcar perlado es imprescindible en la elaboración de los auténticos gofres belgas, ya que la característica primordial de este tipo de gofre es encontrarte trozos de azúcar en cada mordisco y esto sólo se consigue utilizando azúcar perlado.

*** Se puede congelar la masa en paquetitos individuales, para utilizarlos sólo necesitamos sacarlos con antelación para que se descongele y en unos minutos  tenemos una merienda de lujo que te puede sacar de un apuro en más de una ocasión.

*** Se necesitan unos 90 ó 100 gr. de masa para cada gofre.

DSC_0015_phixr(1)

By

Pastas de anís de Sor Piedad

DSC_0543_phixr

A esta receta de pastas le tengo un especial cariño. La fórmula me la ha facilitado Sor Piedad, una monja con un corazón que no le cabe dentro  del cuerpo y cuyo cometido en esta vida es ayudar a los más desfavorecidos en los momentos más duros.

Ni que decir tiene que están buenísimas, que tienen ese toque rústico de las cosas hechas en casa, y lo mejor de todo es, que no son difíciles, es una masa bastante manejable, perfecta para iniciarse en esto de las pastitas.

Seguro que si las probáis, no podréis comer sólo una…¡ya  me contaréis!

PASTAS DE ANÍS DE SOR PIEDAD

 

INGREDIENTES:

· 600 gr. De harina

· 300 gr. De azúcar

· 250 gr. De mantequilla

· 1 sobre de levadura tipo Royal

· 2 cucharadas de anís

· 2 huevos y 2 yemas

· 1 clara

· Para decorar: guindas, almendra, nuez…

DSC_0553_phixr

ELABORACIÓN:

Primeramente se bate la mantequilla, bien con un tenedor, bien con varillas, hasta dejarla suave y esponjosa.

Se baten los huevos como si fuese para tortilla y se unen a la mantequilla, se mezcla muy bien, hasta que esté perfectamente unido, es de mucha ayuda utilizar unas varillas eléctricas, ya que facilita bastante la tarea.

Cuando está bien mezclado, se añade el azúcar y se sigue mezclando. Después, se añade el anís y se bate.

Por otro lado, habremos tamizado la harina junto a la levadura. Se vierte toda la harina sobre la mezcla de mantequilla y se une, primero con un tenedor o espátula de pastelería y después con las manos, procurando NO AMASAR, juntando los ingredientes hasta formar una bola tierna en la que los ingredientes estén bien distribuidos.

Esa masa se divide en dos trozos, se coloca sobre un plástico film de cocina y se coloca otro plástico sobre la bola, entonces de aplana con el rodillo, se cierra bien y se guarda en la nevera durante un par de horas, hasta que se endurezca la masa.

De esta forma, al dejar la masa más o menos plana, se nos endurecerá antes y luego será más fácil el terminar de extenderla para formar las pastas.

Colocamos papel de hornear sobre una bandeja de pastelería y precalentamos el horno a 200º  durante 15 minutos.

Extendemos la masa sobre una lámina de silicona (para que no se nos pegue), o sobre la encimera que habremos espolvoreado un poco de harina. Damos forma a las galletas con un cortapastas redondo, recogemos con cuidado con una espátula de pastelería y trasladamos las pastas a la bandeja que tenemos preparada.

Con la clara que nos ha sobrado, la batimos un poco y pincelamos la parte superior de las pastas, para darle un bonito color dorado.

Colocamos una guinda, una nuez o almendra entera en el centro de la pasta y horneamos.

Cuando metemos la bandeja al horno, bajamos la temperatura a 180º , en mi caso horneo con calor abajo-turbo durante unos 10/12 minutos. Pero eso dependerá de cada tipo de horno, hay que sacar las pastas cuando adquieran un ligero tono dorado. Aunque parezcan tiernas, sacarlas, porque luego se endurecen cuando se enfrían.

Se retiran del horno, se ponen sobre rejillas para que terminen de enfriarse.

DSC_0556_phixr

*** con estas cantidades salen una buena cantidad de pastitas.

*** también se pueden decorar con hilillos de chocolate, confetis de colores…

*** es una masa que no admite formas muy perfiladas, ya que al llevar levadura, crece bastante en el horno y pierde la forma.

By

Rosquillas esponjosas

DSC_0234_phixr

Esta receta de rosquillas ha viajado de punta a punta de la península. Viene nada menos que desde Cádiz. 1000 y pico kilometrillos de nada. Se trata de una receta familiar de una amiga lectora de este humilde blog de recetas de cocina, que tan amablemente me la ha facilitado para que la tenga, las pruebe y corrobore que realmente están divinas.

Antes que estas había hecho otras: rosquillas de lecherosquillas patissier, rosquillas portugalujas o rosquillas dobles. Cada una tiene sus propias características. Estas que os presento ahora quedan mullidas, blanditas, esponjosas a no poder más, ¡Vamos, totalmente recomendables! Bueno, Carmen, ¡va por tí!

ROSQUILLAS ESPONJOSAS

 

INGREDIENTES:

  • 1 kg. de harina de todo uso (no se usará todo)
  • 5 huevos
  • 1 vaso de los de agua (250 ml.) de aceite de oliva suave
  • 1 vaso de los de agua (250 ml.) de azúcar
  • un puñado generoso de anis verde
  • 2 sobres de levadura tipo Royal
  • anís dulce (tipo Marie Brizard, El mono…)

DSC_0260_phixr

ELABORACIÓN:

En primer lugar, se pone el vaso de aceite en una sartén con los granos de anís, se calienta el aceite al fuego y cuando va cogiendo calor, se retira del fuego y se deja que se enfríe totalmente.

Aparte, en un bol, se vierten los huevos y se baten bien, una vez que lo tenemos, añadimos el azúcar y continuamos batiendo hasta que esté perfectamente integrado, hasta que monte un poquito.

En tercer lugar, añadiremos el aceite que teníamos reservado (ha de estar frío y colado, para quitar los granillos de anís), mezclamos bien y seguidamente echamos parte de la harina que habremos mezclado con los sobres de levadura. En principio, mezclamos como medio kg, de una vez, se mezcla y se va añadiendo harina, según nos lo vaya pidiendo la masa, hasta lograr una masa bastante tierna… se necesitarán unos 800 gr. aproximadamente, pero no se puede asegurar, ya que cada harina absorbe la humedad de manera diferente, los huevos no son todos del mismo tamaño, entonces dependerá un poco de esos factores para que necesitemos añadir más o menos harina.

Lo que sí tiene que quedar es una masa bastante tierna, nos mojamos las manos con aceite y si logramos formar una bola, pues ya está, ése es el punto de la masa.

Una vez que lo tenemos, formamos bolas de unos 25/30 gr. Las vamos colocando sobre la encimera. Una vez que están todas formadas, se pueden dejar un ratito en reposo o si tenemos prisa, empezar a formar las roscas por las primeras bolas que hemos hecho. Para formarlas, nos embadurnamos las manos con aceite y cogemos dos bolas, las juntamos por la parte que ha estado en contacto con la encimera y hacemos un agujero en el centro.

En cazo profundo, calentamos abundante aceite para freirlas, las vamos echando de una en una y con cuidado, al principio irán al fondo, pero enseguida subirán a la superficie. Las freímos teniendo la precaución de que se hagan bien por dentro y no se nos quemen por fuera, para esto habrá que controlar adecuadamente la intensidad del fuego, deberá estar caliente para que se frían, pero no demasiado para que no se quemen por fuera y se queden crudas por dentro.

DSC_0207_phixr

El punto de calor del aceite es muy importante para lograr unas roscas perfectas, doraditas por fuera, bien hechas por dentro y nada aceitosas.

Según se van friendo, se ponen sobre un papel de cocina para eliminar el exceso de aceite e inmediatamente, se pincelan con anís dulce ( para que tome un ligero sabor a anís), también se puede poner anís en un pocillo y meter brevemente la rosquilla en él. Solamente tomará un ligero aroma a anís.

Después se pueden pasar por azúcar o dejarlas así. Depende de lo golosos que seamos.

*** Quedan unas rosquillas grandes (tamaño donut), son muy tiernas por dentro y con un sabor muy rico. Totalmente recomendables.

*** Con estas cantidades salen unas 25 roscas.

DSC_0254_phixr

By

Panecillos de leche (Xavier Barriga)

 

Desde que le ví a Eva (del blog Ma petit boulangerie) el resultado de estos panecillos, siguiendo las directrices de Xavier Barriga, viendo su estupendo video donde todo queda aclarado, no pude resistirme, en primer lugar, a comprarme el libro y en segundo lugar, a hacer los panecillos.
Son un vicio, fáciles de hacer, con un solo levado y con un resultado buenísimo, con una miga suave y mullidita (que le da la leche). Me encantan y quiero compartirlo con tod@s vosotr@s.

PANECILLOS DE LECHE de Xavier BarrigaINGREDIENTES:

.- 500 gr. de harina de fuerza
.- 10 gr. de sal
.- 40 gr. de azúcar
.- 20 gr. de leche en polvo
.- 280 gr. de leche
.- 25 gr. de mantequilla
.- 15 gr. de levadura fresca

ELABORACIÓN:

En una máquina amasadora (en mi caso, el accesorio amasador del robot de cocina) echar, por este orden, la harina, la sal, el azúcar, la leche en polvo, la levadura y la mantequilla.
Comenzar a amasar, con una velocidad lenta, para que se mezclen los ingredientes sólidos y añadir la leche . Subir un poco la velocidad y tenerlo amasando durante 13/15 minutos, hasta que veamos que tenemos una masa elástica que se despega de las paredes del bol.
Apagar el accesorio amasador y sacar la masa con cuidado, tratándola con suavidad, sin desgarrar la masa.
Seguidamente, dividir la masa en trozos de 70 gr. aproximadamente, darle forma de bola, colocarlas en una bandeja de horno y dejarlas reposar durante 20 minutos aprox.
Este reposo se hace para que se relaje la masa y pierda elasticidad, y para que luego sea más fácil formar las piezas.
Dar forma a las bolas al gusto, en panecillos, molletes…..y colocarlas de nuevo en la bandeja del horno, darle los cortes al gusto y pincelar con huevo batido. Cubrir con un plástico film que habremos aceitado y tapar con un paño de cocina.
Dejar levar hasta que la masa duplique su volumen (el tiempo es orientativo, ya que en invierno las masas retardan el levado por el frío y sin embargo en verano aumentan el tamaño mucho antes).
Precalentar el horno a 200º durante 15 minutos aproximadamente, colocar un recipiente con agua caliente, casi hirviendo en la base (para que aporte humedad durante el horneado del pan); Transcurrido ese tiempo, bajar el horno a 180º con calor abajo-turbo y hornear durante 10/15 minutos, hasta que veamos que se han dorado.
Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.

By

Pan dulce (para tostadas de carnaval)

He elegido esta masa de pan dulce para elaborar las tradicionales tostadas de carnaval. Existen un sin fín de recetas para elaborar este dulce típico de carnaval, comunmente se elabora con pan del día anterior, enriquecido con una mezcla de huevos, leche, azúcar y algún aroma…. En esta ocasión he elegido una masa dulce ( mitad brioche-mitad pan de leche ) para utilizar como base para las tostadas.

La receta es de Richard Bertinet, sacada de su libro “Panes”. Hoy solamente os pongo los panes que me han salido, ya que tengo los dos moldes esperando a que se endurezcan para elaborar las torrijas. Mañana, en cuanto los haga, os enseño el resultado final.
Ni que decir tiene que esta masa sirve para hacer un montón de formas variadas de pan, caracolas, pan de viena… en su libro Richard Bertinet, a partir de esta fórmula elabora una gran variedad de piezas. El resultado me ha gustado y creo que es ideal para estas tostas de Carnaval.

PAN DE MASA DULCE PARA TOSTADAS DE CARNAVALINGREDIENTES:

.- 250 gr. de leche entera
.- 15 gr. de levadura fresca
.- 500 gr. de harina de fuerza
.- 60 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
.- 40 gr. de azúcar
.- 10 gr. de sal
.- 2 huevos grandes

ELABORACIÓN:

Verter la leche en un cazo y calentarla ligeramente hasta que alcance la temperatura corporal; no se debe notar ni caliente ni fría al sumergir un dedo.
Frotar la levadura con la harina con la ayuda de las yemas de los dedos como si se estuviese preparando unas migas. Cortar la mantequilla en trocitos y frotarla también con la harina hasta que esté bien integrada. Añadir el azúcar y la sal y mezclar. Luego añadir los huevos batidos y la leche. Sostener el cuenco con una mano mientras le da la vuelta y mezclar los ingredientes con la otra ( es conveniente usar una rasqueta para mezclar) durante 2-3 minutos, hasta que la masa comience a formarse.

Con la ayuda de la rasqueta de plástico, levantar la masa y trasladarla a la superficie de trabajo. Aunque la masa resulte bastante blanda y húmeda (tienen el aspecto de unas gachas pegajosas), no añadir harina a la superficie de trabajo.

Para trabajar la masa es muy conveniente ver este video de Richard Bertinet, (una imagen vale más de mil palabras), yo lo he seguido al pie de la letra y he obtenido un resultado más que satisfactorio.
Una vez que obtenemos una masa sedosa, homogénea y manejable, enharinar ligeramente la superficie de trabajo, colocar la masa encima y formar con ella una bola, llevando los extremos hacia el centro de la masa, presionar bien hacia abajo con el pulgar e ir rotando la bola a medida que se trabaja. Dar la vuelta a la bola, estirar y esconder los bordes hacia abajo.

Seguidamente depositar la bola de masa en el interior de un cuenco ligeramente enharinado, cubrir con un paño de cocina y dejar reposar en un lugar al resguardo de corrientes de aire. Dejar reposar la masa hasta que doble su volumen.

Una vez haya reposado la masa, volcarla sobre la superficie de trabajo con suavidad (nos podemos ayudar de la rasqueta de plástico), desgasificar la masa, presionando la masa hacia abajo. Dividir la masa en dos partes iguales y modelar los panes. Para ello, aplanamos ligeramente una de las bolas de masa con la palma de la mano. Doblar un extremo hacia el centro y presionar hacia abajo con la palma de la mano. Doblar el otro extremo sobre el centro y presionar de nuevo hacia abajo. Doblar por la mitad y presionar firmemente hacia abajo para sellar los extremos. Dar la vuelta a la masa y colocarla ( con el punto de unión hacia abajo) en un molde de plum-cake engrasado.
Dejar reposar por segunda vez hasta que vuelva a doblar el volumen. Después, pincelar con un poco de leche (se le puede añadir unas gotitas de agua de azahar para aromatizar) y meter en horno precalentado a 180º con calor abajo-turbo durante 15/18 minutos, hasta que veamos que adquiere un color dorado y que al sacarlo del molde la base suena a hueco.
A la hora de hornear es conveniente colocar un recipiente con agua en la base del horno para crear el efecto de humedad que favorece el horneado de estas piezas de bollería.
Una vez horneados, desmoldar y dejar enfriar en rejilla.

By

Pulguitas de chorizo

 

Estos pequeños bocados son un clásico en mi congelador. Cuando decido prepararlos, nos comemos unos cuantos como merienda, calentitos, recién hechos y los que sobran van derechitos al congelador, sobre todo porque quedan estupendamente una vez descongelados, porque te resuelven una merienda en 15 minutos y porque a mis peques les encantan.
Los hago de tamaño bocado, me gusta más así… quedan riquísimos.


PULGUITAS DE CHORIZO

INGREDIENTES:
.- 550 gr. de harina de fuerza ( yo, harina marca Día + cucharadita
de gluten)
.- 50 gr. de sémola de trigo
.- 320 ml. De agua tibia
.- 15 gr. de levadura fresca
.- 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
.- 1 cucharada de miel
.- 1 cucharadita de sal
.- 80 gr. de masa madre líquida Eric Kaiser
.- choricitos tamaño cocktail

 

ELABORACIÓN:

Disolver la levadura fresca en el agua tibia, echarla en la cubeta de la panificadora, seguidamente y por este orden añadir: la masa madre, el aceite, la miel, la harina + gluten + sémola de trigo, y la sal por encima.
Programar la función “masa”,(en la panificadora Biffinet, el nº 6) que consiste en un amasado y un levado de la masa.
Sacarlo de la cubeta de la panificadora a la mesa de trabajo (previamente espolvoreada con harina), desgasificarla, quitando el aire que haya cogido en el levado, hacerlo con movimientos suaves y delicados.
Cortar porciones de 30 gr. y extenderla, poner el choricito de cocktail en el centro y cerrarlo dando forma de pulguita, teniendo la precaución de sellar perfectamente la masa para que no se rompa y salga el chorizo durante el horneado.
Colocar los panecillos en una bandeja de horno forrada con papel de hornear, con el sellado hacia abajo. Barnizar los panecillos con huevo y dejarlos reposar unos 20 minutos. Aprovechar este tiempo para precalentar el horno, colocando un recipiente con agua hirviendo en la base del horno (para favorecer la humedad dentro del horno), precalentar a 200º con calor arriba-abajo-turbo.
A la hora de introducir las bandejas (salen 2 bandejas), bajar la temperatura a 180º con calor abajo-turbo. Tenerlas 20 minutos, pero a los 10 minutos, cambiar las bandejas de posición (la de abajo, arriba y viceversa).
Una vez dorados y cocidos, sacar del horno y dejar entibiar en una rejilla.

*** salen unas 30 pulguitas.
***las que no se coman, se pueden congelar una vez frías.

By

Crepes y tortitas

Este el desayuno preferido de mi hijo, cuando nos levantamos los domingos por la mañana con tiempo y ganas de preparar un desayuno en familia, siempre hacemos tortitas…
Existen tres tipos de masa: básica, que se utiliza para crepes, filloas o frixuelos; De levadura, más esponjosa que la básica; y soufflé, masa de levadura con clara de huevo montada a punto de nieve.

Los crepes, filloas o frixuelos son tortitas muy finas que reciben esos nombres en Francia, Galicia y Asturias, respectivamente. Se elaboran con una masa hecha a base de harina, huevos y leche, que se cuaja en una sartén engrasada.
Las Tortitas Americanas se parecen a las crepes, aunque son mucho más gruesas y esponjosas porque se adiciona levadura en polvo a la masa. Se hacen con harina de trigo o de maiz, o una mezcla de ambas.
Los Blinis son tortitas de pequeño tamaño, típicas de la cocina rusa, en las que la harina de trigo se sustituye por trigo sarraceno o alforfón. Se sirven generalmente con nata agria y acompañando ahumados y caviar.


TORTITASINGREDIENTES:
.- 125 gr. de harina (1 taza)
.- 1 huevo
.- 1 cucharada sopera de azúcar
.- 1 sobre doble de gasificante o 2 cucharadas de levadura en polvo
.- 225 gr. de leche (1 taza)
.- sal
ELABORACIÓN:

Mezclamos la harina, la sal, el azúcar y el sobre doble de gaseosas o la levadura en polvo, después añadimos la leche y la yema de huevo y batimos con una batidora para que no queden grumos, después le añadimos la clara que hemos reservado del huevo montada a punto de nieve procurando no revolver mucho para que la masa quede esponjosa.
Dejamos reposar la masa 15 minutos.
Pintamos el fondo de una sartén con un trocito de mantequilla, y se dejan caer en el centro un par de cucharadas de masa y, con la sartén agarrada por el mango, se mueve en todas las direcciones para extender la masa por el fondo con el fuego más bien tirando a bajo porque si no, se quema la superficie de la tortita, se cuaje demasiado deprisa y de modo desigual.
Cuando la tortita hace ojos, esto es que se le abren agujeros, le damos la vuelta y cocinamos por el otro lado. Según las tenemos hechas, las vamos apilando unas encima de otras para que no se enfríen y las tapamos con otro plato.
*** Se suelen acompañar una vez hechas con nata, sirope de caramelo, de chocolate, mermelada, mantequilla … o cualquier otra cosa que queráis.

By

Bollos de leche y caracolas de Nocilla

Estos bollitos los he preparado para una merienda de mis niños con sus amiguitos…. les di a elegir entre varias cosas y decidieron que querían caracolas de nocilla y bollitos con chocolate dentro, así que, ni corta ni perezosa, mientras ellos jugaban, yo también jugaba y disfrutaba con las masas. Merendaron un poco tarde… fue casi una merienda-cena (por eso de los levados), pero creo que la espera mereció la pena.
Con una misma masa dulce se pueden hacer un montón de variedades, aquí os dejo una muestra, dos versiones de una misma masa, espero que os guste y la pongais en práctica, si teneis ocasión.

BOLLOS DE LECHE Y CARACOLAS RELLENAS DE NOCILLA

INGREDIENTES:


. 550 gr de harina de fuerza
. 150 gr de azúcar glass
. 250 ml de leche tibia
. 15 gr de levadura fresca de panadería
. 2 huevos
. 90 gr de mantequilla a punto de pomada
. 1 pizca de sal
. azúcar humedecida para decorar
. nocilla para rellenar las caracolas
. onzas de chocolate negro o blanco para rellenar
ELABORACIÓN:

En primer lugar, desleir la levadura en la leche tibia y reservar. Hacer un volcán con la harina y echar la pizca de sal por encima; en el hueco, verter la leche , el azúcar, los huevos batidos y mezclar todos los ingredientes del interior del volcán. Una vez bien mezclado, añadir la mantequilla a punto de pomada y en pegotes y mezclar con los dedos hasta que esté bien unido.
A continuación, ir cogiendo harina de los costados poco a poco hasta formar una masa más bien líquida, en este punto, la masa estará pegajosa y difícilmente manejable. Habrá que amasar durante 10 ó 15 minutos hasta lograr una masa brillante, firme pero manejable y homegenea.

Una vez que tengamos la masa lista, se enharina el interior de un cuenco y se introduce la bola de masa. Se cubre con un paño de cocina y se deja reposar en un lugar al resguardo de corrientes de aire. Dejar reposar la masa hasta que haya doblado el volumen (1 hora aprox).Para hacer las CARACOLAS rellenas de Nocilla:

Volcar la masa suavemente sobre la superficie de trabajo ligeramente enharinada, y aplanarla suavemente con el rodillo hasta formar un rectángulo. Extender homogéneamente la crema de cacao y avellanas y enrollar la masa empezando por el lado más largo, como si se tratase de un brazo de gitano. Cortar la masa con un cuchillo afilado en rodajas de 2 cm y colocarlas hacia arriba en una placa de hornear.
Pincelar con un poco de huevo batido o leche y dejar levar hasta que casi hayan doblado el volumen.

Para hacer los BOLLOS DE LECHE:

Cortar la masa en trozos del mismo tamaño, cada trozo se aplana un poco, se dobla cada extremo sobre el centro de la masa y se presiona bien hacia abajo con el pulgar o con los dedos, haciendo rodar la bola a medida que se trabaja. Dejar las dobleces ocultas en la parte de abajo.

Pintar cada bollo con leche o huevo batido y dejar levar hasta que doble el volumen. Si se quiere añadir una onza de chocolate en cada bollo, hacerlo al principio antes de formar el panecillo.Una vez que tenemos los bollos o caracolas listos para hornear, se decoran con un poco de azúcar humedecido y se hornean en horno precalentado a 180º durante 10/15 minutos, hasta que veamos que han cogido un tono dorado.

Sacamos las bandejas del horno y dejamos enfriar los bollos sobre una rejilla. En caso de no consumir todos en el día, es recomendable congelarlos, ya que tienden a endurecerse rápidamente.