Archivo de la etiqueta: Caza del Cachalote

Jaume Mestres. La caza del cachalote en la isla de Lembata.

En la isla de Lembata en Indonesia, el arponero se lanza desde la embarcación para capturar a su presa. Nos lo contó en la Casa de la Palabra (1/12/2008) desde Chiang Mai, al norte de Tailandia, el viajero y escritor Jaume Mestres.

 

Jaume es de los viajeros que viajan sin billete de vuelta. Hijo de familia campesina de Sant Boi de Llobregat desde pequeño le atraían los libros de caballería. En 1973 abrió una librería. Negocio que termino por dejar ya que cada vez sus viajes era más largos y constantes. Ahora se dedica a escribir, viajar y sacar fotografías. Es difícil localizarle en casa. Por ejemplo, durante el 2008, llego en febrero y en marzo ya esta de nuevo en camino. Después de 202 días desde que partiera por ultima vez de Cataluña le hemos localizado en Chiang Mai al norte de Tailandia. Nos ha comentado la difícil situación política y social que vive en estos momentos Tailandia y su estancia con los cazadores de cachalotes en la isla de Lembata.

 

El gobierno tailandés se ha trasladado de Bangkok provisionalmente a Chiang Mai para refugiarse de los tumultos sociales. A pesar de que recomiendan las embajadas salir del país a los turistas Jaume se encuentra tranquilo, muy a gusto y sin ningún interés de abandonar el país.

 

 

El archipiélago de Solor en el mar de Sawu la forman tres islas volcánicas, una de ellas es Lembata. Están situadas al este de las islas de Flores.

 

Los portugueses fueron los primeros europeos en desembarcar. Un documento de 1642 describe a sus habitantes como balleneros que cazaban por el aceite que extraían y por el ámbar gris, una sustancia cerosa que se hallaba en el intestino de los cetáceos, era preciado por sus supuestas propiedades afrodisíacas.

 

Jaume se instalo en la playa de Lamera en casa de Abel Beding, un antiguo ballenero que ahora se gana la vida alquilando habitaciones a los turistas.

 

Dos días antes de la llegada de Jaume cazaron un cachalote cuya carne dejaron secándose al sol.

 

La agricultura apenas existe en Lamera por lo escabros del terreno. Sus habitantes han sobrevivido gracias a la captura de mantas, tiburones, incluido el tiburón blanco, y cachalotes.

 

Las tena son las embarcaciones tradicionales. Están construidas sin clavos ni metales. Los nativos las consideran un ser vivo que tiene su propio espíritu.

 

La caza del cachalote es un ritual en el que el espíritu de las tena que simboliza los árboles, el cielo y la luz combate contra Kotakelma, el gran espíritu de las profundidades marinas.

 

La caza es artesanal y el arponero expone su vida cuando se lanza junto con el arpón. Una vez acorralada la pieza, el resto de la tripulación, a base de arpones y cuchillos terminan por matarla.

 

La temporada de caza del cachalote es de mayo a octubre. Se capturan de 12 a 40 ejemplares anualmente. La tradición se pierde pues los jóvenes prefieren ir al seminario que ser pescadores.

 

Más información en el numero 55 de la revista Altair y el monográfico “Al este de Java” en donde Jaume Mestres publica dos reportajes.