Adolfo Madinabeitia, una nueva ruta de escalada en el tepuy de Acopán.

Adolfo Madinabeitia ha concluido su cuarta expedición a los tepuyes de escalada. El alpinista alavés pasó a los anales de la escalada cuando con el madrileño Jesús Gálvez, fueron los primeros en escalar el Salto Ángel, una pared de 1.150 metros por donde se desprende la cascada más larga del planeta. Adolfo estuvo en febrero de 2012 con el navarro José Carlos Delgado “El Buey”. Lo intentaron en el Cerro Autana pero tuvieron problemas para conseguir el permiso de los indígenas. Sin perder la motivación, fueron al tepuy de Acopán en donde, en solitario, abrieron una nueva ruta de escalada en la que estuvieron varios días colgados observando el magnífico paisaje de la selva venezolana. 

Adolfo Madinabeitia y Jesús Gálvez realizaron dos expediciones en 1989 y 1990 trepando el Salto Ángel e intentado el cerro Autana. Veinte años después, en 2010, regresó de nuevo, esta vez en compañía del venezolano André Vancampenhoud, y  ascendieron al tepuy Acopán.

El 7 de febrero de 2012 Adolfo volvía por cuarta vez a los tepuyes de Venezuela, en esta ocasión con José Carlos Delgado “El Buey” (San Adrián ,Nafarroa, 34 años). El objetivo era subir el cerro Autana.

 Cuando llegaron a Ayacucho visitaron a José Miguel Albizu, estellés que lleva 30 años viviendo en esta localidad. Contactaron con indígenas del lugar pero se dieron cuenta de que iba a resultar farragoso pedir los permisos y negociar con ellos. En una lancha voladora por el río Orinoco y el Autona llegaron hasta la comunidad de Cegera que se asienta debajo del cerro Autana. Hablaron con el “capitán”  – el alcalde – quien les pidió mucho dinero. Les ponían19 porteadores a 800 euros cada uno. No aceptaron las condiciones y se tuvieron que marchar.

Se movieron1.700 kilómetros hasta San Elena de Uairén, frontera con Brasil. Llevaban cinco petates pesados con los que debían cargar en transportes públicos. Llegaron hasta el tepuy Roraima. Se encontraron con las mismas trabas de permisos y porteadores. Salía bastante presupuesto y desistieron.

En avioneta volaron al tepuy de Acopán en donde los nativo son más receptivos. Tuvieron buena sintonía con ellos. Para empezar, escalaron una vía de 300 metros abierta por unos alemanes. Buscaron un itinerario inédito. Durante varios días se abrieron paso a machete por la selva. Encontraron una de las mejores caras y se instalaron para pasar varios días en la base de la pared.

Estuvieron cinco días colgados en una de las mejores rutas del lugar y la expedición terminó siendo un éxito. Adolfo me escribió este correo: “Hace unos días hemos regresado de Venezuela de mi tercera expedición fallida al cerro Autana, menos mal que la madre naturaleza nos indemnizó con la apertura de una ruta nueva de muy buena calidad en el tepuy de Acopán. Al comienzo, el viaje fue frustrante pero gracias a que supimos mantener la motivación, ahora visto todo en conjunto, ha sido una bonita experiencia.”

Nos podemos hacer una idea de esta expedición con las cartas que Adolfo enviaba a Felipe Uriarte. Están colgadas en su página de Mendiak eta Herriak.

Adolfo Madinabeitia interviene en el programa de Radio Euskadi Levando Anclas el 20 de mayo de 2012.

www.mendiaketaherriak.com

1 thought on “Adolfo Madinabeitia, una nueva ruta de escalada en el tepuy de Acopán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *