El historiador Alberto Santana investiga la trágica galerna de 1912.

El historiador Alberto Santana recoge documentación sobre la gran galerna acontecida en la costa vasca el 12 de agosto de 1912. Está considerada la mayor tragedia por efectos naturales producida en España en el siglo XX. Fallecieron 143 marinos en una sola noche. La mayoría de ellos de la localidad de Bermeo. Se encontraban a 50 millas de la costa en la pesca del bonito. Se produjo a unos meses del hundimiento del Titanic. En el centenario de la tragedia se celebran una serie de actos. El próximo en San Juan de Gaztelugatxe el 23 de junio en la noche de San Juan.

 

Alberto Santana es historiador, responsable del patrimonio etnográfico de la Diputación de Bizkaia. Es un erudito en muchos temas, entre ellos investiga la gran tragedia de la galerna acontecida el 12 de agosto de 1912.

Era una jornada apacible cuando al anochecer entró por sorpresa un frente que hizo caer la temperatura repentinamente 25 grados. Los barcos pesqueros de Iparralde se habían retirado a puerto. No fue el caso de los boniteros de Bermeo que faenaban a 50 millas de la costa. Querían a apurar las capturas pues pocos días después eran las fiestas del pueblo y necesitaban dinero para gastarlo en las mismas.

La galerna les sorprendió cuando se hizo la noche y estaban con las velas. Fue tal la furia de la naturaleza que volcó los barcos y los hundió. Perecieron 143 arrantzales. De todos los náufragos solo sobrevivió Juan Daniel Eskurza, patrón de embarcación de Lekeitio. Aguantó tres días en la mar hasta que fue rescatado por un arrastrero de Gipuzkoa.

A raíz de la investigación sobre la galerna de 1912 se sabe cómo se componían las dotaciones boniteras.

Alberto Santana se presentó en el programa de Radio Euskadi “La Casa de la Palabra” (jueves 21 de junio de 2012) con dos grandes libros originales de difuntos de las parroquias de Santa Eufemia y Santa María de Bermeo en donde se deja constancia de los nombres de los náufragos. El 25% eran muchachos expósitos, abandonados de niños para luego entrar a trabajar en la mar.

La gran tragedia marina trajo sus consecuencias. Es un  punto de inflexión en la historia de los arrantzales. Fue el final de la navegación a vela en la costa vasca pues solo se salvaron las embarcaciones a motor. A partir de ese momento se construyeron rompeoloas y diques en los puertos.

En la entrevista nos acompañaron Antonio Ibarbengoitia, antiguo arrantzale y responsable del restaurante “Eneperi” frente a San Juan de Gaztelugatxe. Desde hace 15 años celebra una fiesta popular en torno a la noche de San Juan en donde se une la mitología con la magia del lugar. También estuvo Roberto Barinaga, colaborador en la organización de la fiesta. Este año la hoguera está dedicada a los arrantzales náufragos en la galerna de 1912.

www.eneperi.com

Puedes escuchar el programa: 

https://www.eitb.eus/es/audios/detalle/910884/la-casa-palabra-jueves-22-junio-2012-galerna-1912/

 

Este es el contenido de La Casa de la Palabra  jueves 22 de junio 2012.

Desde ayer se celebra en Río de Janeiro la conferencia de Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, también conocida como Rió + 20. Paralela a la cumbre oficial hay una cumbre alternativa. Nos comunicamos con Ignacio Eguizabal , director de la ONG vasca Alboan, que se encuentra en la cumbre paralela de Río.

En la noche de San Juan se celebra desde hace 15 años un acto festivo-mitológico en Bakio, cerca de San Juan de Gaztelugatxe. Cada año hay un motivo principal. El próximo 23 de junio se va a centrar en recordar la terrible galerna de agosto de 1912 en donde murieron 143 personas, muchos de ellos náufragos. Nos lo cuenta el historiador Alberto Santana y Antonio Ibarbengoitia promotor de esta fiesta.

Nos iremos tierra a dentro para hablar del Akelarre. Patrick Ericson es el autor de Maleficium, una novela  sobre la condena por la inquisición a vecinas de Zugarramurdi.

Finalmente, como hacemos los jueves cada 15 días, os presentamos las novedades de Ibilbideak, un lugar de encuentro para compartir rutas por Euskadi y eventos deportivos no motorizados. 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *