Archivo de la etiqueta: Escritor de Uruguay

Reportaje realizado a Ignacio Mart√≠nez por el periodista Roge Blasco en el programa ‚ÄúLa casa de la palabra‚ÄĚ, en Radio Euskadi, en directo desde Montevideo por v√≠a telef√≥nica.

RB A continuaci√≥n, en ‚ÄúLa casa de la palabra‚ÄĚ hablaremos con Ignacio Mart√≠nez sobre su libro MILPA Y TIZOC, Premio del Ministerio de Educaci√≥n y Cultura de Uruguay. Es una novela juvenil de aventura sobre la cultura mexicana. El escritor Ignacio Mart√≠nez ha publicado 48 libros para ni√Īos y j√≥venes, 7 para adultos y ha estrenado 24 obras de teatro. A los 19 a√Īos tuvo que abandonar el pa√≠s y anduvo por el mundo donde trabaj√≥ en 100 oficios. La novela MILPA Y TIZOC cuenta la historia de dos j√≥venes aztecas que son testigos del desembarco de Hern√°n Cort√©s en los tiempos de la conquista de M√©xico. Le damos la bienvenida a Ignacio Mart√≠nez que est√° all√≠ en Montevideo, en la primavera. Buenas noches, buenas tardes‚Ķ

 

 

IM Buenas tardes para aqu√≠, buenas noches para Espa√Īa y para el Pa√≠s Vasco.

 

RB Ignacio están viviendo la primavera…

 

IM Hoy hace un día espléndido, de más de 30 grados, pero estamos con mucha seca aquí, a diferencia de ustedes. Lamentablemente necesitamos las lluvias que nos podrían prestar un poco de allí, del Norte.

 

RB Pues s√≠, aqu√≠ no ha dejado de llover en todo el mes de noviembre. Me gustar√≠a preguntarte algo sobre tu biograf√≠a. Por ejemplo cuando tuviste que salir del Uruguay, cuando ten√≠as 19 a√Īos. ¬ŅSaliste exiliado? Com√©ntanos un poquito de esa √©poca en que estuviste trabajando en cien oficios distintos.

 

IM Mi caso es el de tantos compatriotas que en esos a√Īos dif√≠ciles, a partir del 27 de junio de 1973, algunos casos antes, (yo nombro esa fecha porque fue el momento del golpe de estado), tuvimos que abandonar el Uruguay y fuimos de alguna manera recibidos por pa√≠ses hermanos primero (Chile, Argentina), pero luego tambi√©n toda Am√©rica se volvi√≥ muy dif√≠cil para poder quedarnos en esta zona del mundo y entonces muchos pa√≠ses europeos abrieron sus puertas para darnos su solidaridad. Espa√Īa sin duda, Francia, Suecia. Y ah√≠ comenz√≥ un periplo de decenas de miles de uruguayos y uruguayas que durante m√°s de diez a√Īos anduvimos recorriendo los caminos del mundo, tratando de aprender lo m√°ximo que nos pod√≠an dar los pueblos hermanos para volver alg√ļn d√≠a. Y efectivamente eso fue lo que ocurri√≥. Regresamos procurando ponernos al servicio de lo que los cambios en nuestro pa√≠s nos exig√≠an en esos tiempos tan dif√≠ciles.

 

RB Ignacio, t√ļ eres muy conocido en tu pa√≠s, Uruguay y en otros pa√≠ses, haces visitas al Estado Espa√Īol, haces visitas a Cuba presentando tus libros, pero ¬Ņpor qu√© te has interesado en la literatura infantil sobre todo?

 

IM En lo persona siento una mayor afinidad con los ni√Īos y para los j√≥venes, pero tambi√©n hay un argumento de tipo ideol√≥gico, dig√°moslo as√≠. A veces pienso, Roge, que en estos momentos del planeta, del mundo, escuchando al escritor que me antecedi√≥, vinculando los temas ecol√≥gicos y lo que le estamos haciendo a la naturaleza, en fin, creo que debemos trabajar, cualquiera sea nuestro oficio, cualquiera sea nuestra tarea, debemos dedicar un tiempo importante a los ni√Īos y a los j√≥venes. El mundo que ellos reciban debe ser mejor que el nuestro. Si es peor que el nuestro, algo habremos hecho mal. Yo a veces digo, y pido disculpas si suena con cierto grado de crudeza,¬† pero a veces pienso que escribir para adultos es una p√©rdida de tiempo. Hay una urgencia universal que nos reclama para trabajar con fuerza para que estos ni√Īos y estos j√≥venes, incluso, sean mejores que nosotros, ellos como personas.

 

RB Nuestro invitado anterior tiene un libro dedicado a los ni√Īos que habla de las ballenas y por cierto, Ignacio, tu √ļltimo libro de literatura infantil publicado en el Uruguay se llama ‚ÄúFranca, la ballena valiente‚ÄĚ.

 

IM En efecto ah√≠ hay toda una coincidencia. Me parece hermoso que desde Espa√Īa, desde el Norte de Espa√Īa, se est√© trabajando por el mismo terma desde el mar Cant√°brico. Mi novela para ni√Īos tiene otra ubicaci√≥n geogr√°fica. Est√° planteada en el extremo Sur del Atl√°ntico, m√°s all√° de las islas Malvinas, muy cerca de la Ant√°rtida. Estas ballenas que precisamente se llaman ballenas franca, yo le puse el nombre como nombre propio, Franca, y este peque√Īo ballenato, muy valiente ella, va a hacer su trabajo para contrarrestar los barcos balleneros, terminando con una declaraci√≥n que dice ‚ÄúDeclaramos que esta regi√≥n est√° protegida y que nadie podr√° cazar ning√ļn tipo de ballena, jam√°s‚ÄĚ y lo interesante es que esta regi√≥n, dice la Declaraci√≥n que las ballenas y muchos animales promueven, tiene como s√≠mbolo el mundo entero que no es solamente una zona de nuestro planeta sino el mundo entero, ese globo azul que vaga por el Universo que tendremos que proteger a como d√© lugar.

 

RB Esa es la novela ‚ÄúFranca, la ballena valiente‚ÄĚ. Aqu√≠ se acaba de publicar MILPA Y TIZOC, herederos de las piedras y el ma√≠z, que es una novela hist√≥rica juvenil que est√° ambientada en la conquista de M√©xico. ¬ŅPor qu√© te has interesado en ese M√©xico de los siglos XV y XVI?

 

IM Esta novela surge en su edici√≥n espa√Īola porque mi amiga Ana Zendrera, de Editorial Sirpus, que toma la responsabilidad de sacarlo en Espa√Īa, dice que se enamor√≥ de esta novela, hace ya muchos a√Īos, cuando estuvo por aqu√≠, por Uruguay, y que se hab√≠a comprometido a editarla. Un poco porque ambos tenemos la misma sinton√≠a de contar de alguna manera la historia que muchas veces no se ha contado. Tratar de darle voz a aquellos pueblos precolombinos que de pronto pueden encontrar en una novela una posibilidad mayor de expresarse, m√°s a√ļn que en los libros de historia de los cursos curriculares. En realidad es la intenci√≥n de acercar la historia de nuestro continente a los j√≥venes que de alguna manera le tomen el gusto de indagar en ella para conocer un poco mejor nuestro pasado. Tu sabes que ac√° en Uruguay hay un se√Īor que cabalga sobre un caballo muy viejo y lo hace al rev√©s, va de espaldas el hombre. Cuando uno le pregunta por qu√© cabalga de espaldas √©l dice que el caballo lo va a llevar por donde sea pero √©l nunca debe perder de vista de d√≥nde viene.

 

RB ¬ŅEsa historia es real?

 

IM Es un hecho real, con toda la fantasía de nuestros poetas del campo adentro…

 

RB Donde pasan cosas mágicas también.

 

IM Sin duda. Una magia que es mucho más fantástica que la ficción misma.

 

RB Volviendo a México. A ti también te impresionó cuando estuviste en México en 1982 y te quedaste afectado por Teotihuacán.

 

IM S√≠. Me qued√© muy impresionado. Para decirte, nom√°s, que la palabra m√°s dulce y m√°s rica viene del idioma n√°huatl de los aztecas y se dice ‚Äúchocolate‚ÄĚ, eso nos da la obligaci√≥n de investigar un poco esa hermos√≠sima cultura, llena de sabidur√≠a que en este caso est√° ubicada en el siglo XVI, al principio, en un momento muy particular, donde llega Hern√°n Cort√©s en 1519, pero adem√°s indagar incluso en todas las creencias de este pueblo, en sus dioses que tienen unos nombres formidables, ese dios de la lluvia, Tlaloc, ese dios del fuego, Huehueteotl, esa diosa del amor, Tlazolteotl, que van a conversar con el dios cristiano y le van a decir si nos podemos poner de acuerdo en que no haya enfrentamientos para poder edificar un mundo y el dios cristiano dice que √©l es un dios de la paz que no sabe si podr√° detener todo esto pero que en principio se pone a disposici√≥n. Los dioses viejos de la Am√©rica precolombina le hablan a este dios joven, como lo llaman ellos, dici√©ndole que tal vez tenga mucho para hacer en el futuro de la humanidad. Eso es un poco tambi√©n la parte m√≠stica de esta novela que muestra quiz√° tres novelas al mismo tiempo: la parte rigurosamente hist√≥rica de la llegada de la colonizaci√≥n, la parte espec√≠ficamente de enamoramiento de los j√≥venes, de Milpa y de Tizoc, y esa parte medio m√°gica que es la propia cultura azteca, mixteca, tolteca, que de alguna manera recoge tambi√©n lo que fue la cultura maya y toda esa civilizaci√≥n centroamericana y de Am√©rica del Norte.

 

RB ¬ŅC√≥mo narras el encuentro con Hern√°n Cort√©s? Porque la poblaci√≥n de Tabasco, por ejemplo, cuentas que los recibieron pensando que ven√≠an en son de paz y quedaron deslumbrados con esos hombres de barba y con los caballos‚Ķ

 

IM. S√≠, todo eso llam√≥ la atenci√≥n de los pueblos originarios, pero bueno, all√≠ hubo toda una cuesti√≥n de pol√≠tica militar y de b√ļsqueda de la conquista. Yo, de todas formas quiero ser muy preciso en decirte que no fue todo malo lo que vino ni todo bueno lo que aqu√≠ hab√≠a. Podemos analizarlo con mucho m√°s rigurosidad y decir que hoy nosotros somos de alguna manera la consecuencia de todo este crisol multicolor que dio origen a esta patria latinoamericana. A esto habr√° que agregarle, como lo hago en alg√ļn otro libro por all√≠, la influencia enorme de las culturas africanas que recibi√≥ nuestro continente. Lo que s√≠ hubo fue un encuentro de gente que ven√≠a con mucha sed de riqueza, de prosperidad, que seguramente sal√≠an de una pen√≠nsula ib√©rica extremadamente golpeada, con enormes problemas, despu√©s de tantos a√Īos de presencia mora. Esta novela no desea ser un libro de historia. Antes que nada deseo que el joven pueda encontrar un lugar de regocijo, pero tambi√©n de reflexi√≥n, de emoci√≥n, de introspecci√≥n acerca de algunas cosas que all√≠ se dicen para que en el √ļltimo minuto, cuando cierre la √ļltima p√°gina le quede algo en su esp√≠ritu que le permita hacer algo m√°s en la reflexi√≥n de lo que ha pasado en esta Am√©rica en los √ļltimos quinientos a√Īos.

 

RB Esta es la novela juvenil MILPA Y TIZOC, herederos de las piedras y el ma√≠z. Ya para terminar esta conexi√≥n con Montevideo, h√°blanos de tu revista El Tomate Verde para ni√Īos y maestros que recoge el tema ambiental.

 

IM S√≠, ya estamos entrando en el noveno a√Īo y la de este bimestre noviembre-diciembre habla de los molinos como fuente energ√©tica importante, de alternativa, habla de la lombriz, de qu√© es la nanotecnolog√≠a, un tema extremadamente apasionante y habla tambi√©n de una experiencia de la granja ‚ÄúLa Calera‚ÄĚ, una experiencia que hacen los ni√Īos de mi pa√≠s donde producen la tierra con los maestros. La revista es una experiencia interesante. Son 36 p√°ginas a todo color que los mismos ni√Īos ilustran y donde nos env√≠an sus art√≠culos, sus poemas, sus reflexiones, sus grafitis, esas frases que a veces se pueden escribir en un muro. Los ni√Īos tienen una originalidad realmente may√ļscula. Uno dice ‚ÄúSi el viento es inagotable, ¬Ņpor qu√© no se instalan m√°s molinos para la energ√≠a, eh?‚ÄĚ o ‚ÄúEso de la energ√≠a nuclear es un tema muy explosivo‚ÄĚ. Son frases que inventan los ni√Īos y que de alguna manera reproducimos. Es una revista auspiciada por Redes Amigos de la Tierra, una organizaci√≥n ecologista en Uruguay, que a m√≠ me cuenta m√°s que nada como un coordinador del trabajo y que al d√≠a de hoy la adquieren cientos de maestros que la manejan en clase que nos permite hablar de miles de ni√Īos que tienen contacto con esta revista bimestral.

 

RB Si desean adquirir esta novela juvenil de Editorial Sirpus, pues la pueden obtener en cualquier librer√≠a. Para saber m√°s de esa revista ecologista o de la novela Franca ¬Ņpuedes decirnos alguna p√°gina?

 

IM Sí, por supuesto. Pueden entrar a www.somosamigosdelatierra.org o a mi página donde serán bien venidos www.ignacio-martinez.com

 

RB Buen, Ignacio que teng√°is una buena primavera.

 

IM Gracias y saludos a todos los que han escuchado esta nota.     

 

 

Nota: Fuera de micrófono el periodista Roge Blasco ha dicho que lo que ha leído de Milpa y Tizoc le ha gustado mucho.