Julen y Andoni Aiarzaguena. Niños en busca del Trópico de Cáncer.

Julen y Andoni Aiarzaguena Luzuriaga son dos hermanos de 14 y 13 años que junto con sus padres, durante dos meses, han ido desde Bizkaia hasta la línea imaginaria del Trópico de Cáncer. Bajaron en una autocaravana, pintada por una amigo bereber,  hasta el Sahara Occidental en donde convivieron con los pescadores. Se adentraron en el desierto de Mauritania. Muchos kilómetros los hicieron en el techo del vehículo y pasaron noches durmiendo al raso. Como colofón ascendieron a la cumbre del Toubkal (4.167 m) la más elevada del norte de África.

Julen y Andoni llevan sangre viajera. Edorta, su padre, se ha movido por el mundo desde pequeño. Vivió en Sudamérica y fue uno de los pioneros en Euskal Herria de lo que, en el último cuarto del siglo XX  se llamaban viajes alternativos. Son constantes sus viajes tanto a Laponia como al África del oeste. Hace unos cuantos años se retiro a las montañas de Abanto-Zierbena. Viven en una granja en donde los coches no llegan.

 

 

Durante los meses de julio y agosto la familia Aiarzaguena Luzuriaga fueron al encuentro del Trópico de Cáncer, una línea mítica para quien gusta de la geografía.

 

Para evitar la ola de calor que asolaba el norte de África este verano, fueron por la costa. Con brisa y todo, soportaron temperaturas de hasta 47 grados a la sombra. Les llamo la atención los pescadores, que cargados de un neumático, rapelaban por los acantilados para luego pescar flotando en la mar.

 

Vieron una carrera de caballos y dromedarios.

 

Hicieron amigos en Dajla, la ciudad al sur del Sahara Occidental, y una ven en Mauritania alcanzaron  la meta. En el Trópico de Cáncer es época de monzón y les llovió abundantemente.

 

Regresaron hacia Marrakesh y de allí fueron al Alto Atlas en donde la familia posee una casa que  Edorta compro cuando tenia 19 años. Compartieron con los vecinos y acompañaron a una muchacha a una fiesta tradicional en donde buscan novio.

 

Julen y Andoni a pesar de su juventud insistieron en ascender al Toubkal. En la primera jornada tuvieron diarrea y vomitaron pues estaban enfermos de días anteriores. Al día siguiente partieron del refugio a las cuatro de la madrugada y gracias al empeño y voluntad, a las 12 de la mañana pisaban la cima.

 

Para terminar la estancia en Marruecos compraron para sus compañeros del instituto piedras minerales e incluso dientes de tiburón.

 

Pasamos un buen rato con Julen y Andoni en La Casa de la Palabra el 18 de septiembre 2009.

 

 

Un pensamiento en “Julen y Andoni Aiarzaguena. Niños en busca del Trópico de Cáncer.

  1. Nieves Serrano

    Querido y recordado edorta,
    Ha sido un placer para nosotros encontraros a traves de internet.
    Pregunté hace algún tiempo a Mikel Orrantia y me dijo que no sabia como contactar contigo.
    Vivo en Madrid y la ultima vez que nos vimos fué en Laredo, con tu mujer y nosotros con una niña de tres meses, que actualmente vive en Los Angeles, porque es actriz ( Elisabeth Larena).
    Seria un placer que esto sirva para que alguna vez nos veamos o contactes con nosotros.
    Veo que tu y tu familia sigue con tus inquietudes viajeras-
    Un abrazo para toda la familia.
    Nieves( Edurne)

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *