Inteligencia emocional

Las emociones del confinamiento

He realizado mi pequeño experimento particular preguntando a través de whatsapp y redes sociales por las tres palabras que definan la vivencia personal del confinamiento, aquí están recogidas.

 

Incertidumbre, soledad, agobio, miedo, tristeza, esperanza

Estos son los sentimientos ganadores de esta encuesta casera, lo curioso es que la mayoría de las personas que hablan de soledad, también hablan de adaptación, quienes dicen incertidumbre, también nombran tranquilidad.

Esta situación nos ha puesto frente a lo que somos, ha generado una fotografía de las elecciones que hemos hecho en nuestra vida, con quien la compartimos, con qué nos hemos quedado y qué hemos soltado. Por primera vez en la historia hemos hecho un parón para poder mirarnos y estos sentimientos son el fruto de esa capacidad de podernos mirar, así sin escapatoria, simplemente teniendo la oportunidad de experimentarlas cara a cara.

La incertidumbre ha sido una de las más nombradas, y es en lo que estamos. La incertidumbre es la falta de certeza, y si lo pensamos bien, hay muy pocas certezas en la vida, así que la lógica nos diría que deberíamos estar acostumbrados/as a ella, porque el proceso vital es en sí incierto, sin embargo, tenemos la tendencia a cerrar procesos en nuestra mente porque al hacerlo sentimos tranquilidad, y la incertidumbre los mantiene abiertos. En este sentido, hay personas que tienen mayor tolerancia a mantener este estado de no cierre, y se manejan mejor en la inestabilidad.

Otro de los sentimientos que aparecen es la soledad, sabemos que podemos sentirnos solas/os aún estando en compañía, en Euskadi el 12% de la población vive sola, siendo el 42, 8% personas de más de 65 años, que son justamente aquellas que tienen más dificultades para conectar a través de la tecnología. Me comentaba una persona de cierta edad, que vive sola, “comunicarme con la gente y el contacto son dos medicinas fundamentales para mi, tendré que volver a encontrar otros medios que estén a mi alcance”.

El peligro de la soledad, es sumergirse en una espiral de tristeza, angustia o ansiedad y que nos desvincule del entorno y de cualquier apoyo que podamos recibir, aislándonos y generando más insatisfacción y entrando en una espiral sin fin. Sabemos que el contacto es absolutamente insustituible, pero las videollamadas nos han salvado muchos momentos de angustia y han supuesto un colchón emocional.

Agobio, una especie de asfixia colectiva fruto de la falta de libertad de movimiento, y entiendo que existen muchas realidades, que es diferente vivir en un espacio amplio con vistas al exterior, que en un apartamento, o cualquier espacio (por llamarlo de alguna manera) interior. De tal forma, que también hemos hecho una foto fija de un sistema desigualitario e injusto.

Las fuerzas que escapan a tu control pueden quitarte todo lo que posees excepto una cosa, tu libertad de elegir cómo vas a responder a la situación. Viktor Frankl.

 

Esperanza, asociada a emociones positivas que hace ver posibilidades futuras, y que construido sobre la realidad sirve de motor para el cambio y mantiene un estado positivo. Construido sobre falsas realidades puede generar mucha frustración y alejamiento de la realidad.

 

 

También han nombrado otras palabras, renovación, creatividad, adaptación, tranquilidad, estas son algunas de ellas, todas aparecen junto a alguna de las emociones menos agradables porque el abanico emocional que experimentamos es inmenso, solo que esta vez lo hemos visto cara a cara, sin muchas distracciones.

En todo esto, a mi me viene a la cabeza impermanencia, que es un concepto clave dentro de las tradiciones Budistas, donde la idea de que todo cambia es una constante, y por tanto la resistencia al mismo es una fuente de sufrimiento. Y la adaptación, que ha sido un proceso que cada quien ha vivido de manera distinta, con periodos más o menos largos, que han generados desde bloqueos a la hora de planificar las actividades, sentimientos de tristeza, letargo y sensación de ralentización.

¿Cuál es tu foto?

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *