By

Tarta de Maltesers

tarta-Maltesers

Esta tarta es un claro ejemplo de cómo utilizando el mismo bizcocho, el mismo relleno y variando únicamente la decoración exterior, conseguimos tartas totalmente diferentes. Podeís ver, por ejemplo, la tarta infantil con ratones de mazapán, la tarta de chocolate y nata, y  la tarta Dora Exploradora, todos ellos son un ejemplo magnífco para preparar una tarta rica de verdad. Totalmente recomendada para fiestas de cumpleaños, donde los chocolateros y los niños no dejarán ni las migas.

TARTA DE MALTESERS

INGREDIENTES:

· 1 bizcocho de chocolate para tartas de cumpleaños

· Relleno: Trufa de chocolate

Nata montada

· Cubierta: Ganache de chocolate

1 paquete de Maltesers

tarta-Maltesers1

ELABORACIÓN:

El día anterior elaboraremos un bizcocho de chocolate para tartas de cumpleaños, siguiendo fielmente las instrucciones que doy. Cubrimos con un plástico film y reservamos hasta el día siguiente, que dividiremos el bizcocho en 3 capas para su posterior relleno.

Preparamos los rellenos, una trufa de chocolate, para cubrir una capa y una porción de nata montada azucarada (chantillí) para rellenar otro piso. La elaboración es la misma que la tarta de chocolate con ratones de mazapán (marditos roedores).  Seguimos los pasos para rellenar y montar la tarta.

Elaboramos un ganache de chocolate, siguiendo las indicaciones que doy en la tarta de chocolate con ratones de mazapán y cubrimos toda la tarta con ella.

Seguidamente procedemos a decorar la tarta, para ello, partimos algunos malteser por la mitad y los vamos colocando en los laterales de la tarta. Es conveniente hacerlo con cuchillo de sierra, ya que algunos se rompen cuando los dividimos en dos (esa es la recompensa para la cocinera, los trocitos que se rompen). Los colocamos en los laterales de la tarta, cuando el chocolate está todavía tierno. Se quedan pegados sin problema, no se cae ninguno. Decoramos la parte superior bien con maltesers enteros o con medias mitades… eso al gusto.

tarta-Maltesers.2JPG

By

Rosquillas de nata

rosquillas-de-nata-2

Tengo que reconocer que soy una auténtica fan de las rosquillas. En casa gustan mucho, además como cunden tanto, siempre tienes algo con que acompañar a un buen cafecito o un cola-cao. Esta es otra variedad más, nada que envidiar a las rosquillas portugalujas, a las rosquillas esponjosas ni a las rosquillas de pueblo. Cada una tienen su característica particular, éstas, en concreto, quedan con una textura intermedia, mullidas pero no blandas del todo, suaves en el interior… en casa han pasado el examen  ¡y con nota! 😉

ROSQUILLAS DE NATA

 

INGREDIENTES:

· 250 ml. de nata líquida para montar

· 4 huevos (tamaño M)

· 250 gr. de azúcar

· 80 ml. de anís

· ralladura de ½ limón

· 1 sobre y medio de levadura tipo Royal (20 gr.)

· 2 cucharadas soperas de aceite de oliva

· pizca de sal

· harina (la que admita… unos 800 gr aprox.)

rosquillas-de-nata-3

 

ELABORACIÓN:

En primer lugar se baten los huevos con el azúcar hasta lograr una crema blanquecina (mejor hacerlo con una batidora de varillas o robot similar). Se añade la ralladura de limón y se mezcla.

Seguidamente se añade el aceite y se continua batiendo, después la nata en forma de hilillo, poco a poco hasta que esté perfectamente mezclado. Se incorpora el anís y se mezcla.

Por otro lado tamizamos un mínimo de 500 gr. de harina, la sal y le añadimos la levadura tipo Royal , se lo vamos incorporando a la mezcla anterior, al principio se hará fácilmente, después deberemos mezclar con las manos o con un robot tipo amasadora. Añadiremos tanta harina como sea necesaria para obtener una masa lo suficientemente compacta, homogénea, y espesa como para formar bolas de 25 /30 gr.

rosquillas-de-nata

**No se puede decir una cantidad exacta de harina ya que depende del líquido exacto que tengamos, la experiencia personal nos determinará la cantidad exacta de harina a utilizar. A mí, particularmente, me gusta que quede un pelín blanda para que luego obtengamos rosquillas más blanditas. Si tenemos dificultad para formar las rosquillas es muy útil untarnos las manos con aceite de girasol.

Una vez que tengamos la masa lista, pasaremos a formar las rosquillas. A mí me gusta dividir y pesar las bolas para que salgan todas del mismo tamaño. Con la masa se pueden hacer diferentes formas, partiendo de una bola, se le hace un agujero en el centro, se abre bastante con los dedos y le damos forma de rosco. También si estiramos un poco más la masa y la retorcemos en el centro formamos unos ochos. Con 15 gr. de masa se pueden hacer unos palitos que retorcemos y freímos. También con porciones pequeñas, formaremos bolitas que freiremos.

rosquillas de natarosquillas-de-nata-1

Por último, procederemos a freir las rosquillas. Es muy importante la fritura de las mismas, es superimportante que no nos queden aceitosas, para ello es imprescindible freir las rosquillas en abundante aceite que no esté demasiado caliente (ya que se nos quemarían por fuera y no se harían por dentro), pero tampoco demasiado frío (ya que absorberían demasiado aceite), como referencia en una cocina con potencia del 1 al 9 yo lo suelo freir en el 5, subiendo si veo que se me queda frío o bajando si detecto que está demasiado caliente.

Otro truco para que no chupen mucho aceite es NO “marear” las rosquillas dándoles vueltas y vueltas. Solamente hay que dejarlas que se hagan por un lado (que veamos que se han dorado) y luego darles la vuelta y dejarlas hasta que terminen de hacerse.

Seguidamente se sacan a un escurridor y de ahí, a una bandeja con papel absorbente. Se dejan que se enfríen y se guardan en latas. Duran hasta semanas en perfecto estado.

***Quedan unas rosquillas con una textura intermedia, ni muy blandas, ni muy duras.

By

Peras al vino tinto

peras-al-vinoEsta receta de peras al vino tinto supone la segunda ocasión en la que colaboro con el blog de arte “Mirar un cuadro” de Iker Landeta e Itziar Martija, que llevan un espacio semanal del mismo nombre en el programa Graffiti de Radio Euskadi donde nos enseñan a interpretar obras de arte famosas.

La anterior oportunidad en la que aunamos cocina y arte fue la receta de copa de melón con uvas, inspirada en el cuadro de MurilloDos niños comiendo melón y uvas“.

Baco de Caravaggio

En esta oportunidad se trata de estas peras al vino tinto, que he elaborado tomando como referencia el “Baco” de Caravaggio.

El cuadro data de 1593 según explica Iker en su post. Sobre una mesa de piedra frente al joven Baco hay una jarra grande de cristal con vino tinto; con su mano izquierda ofrece al espectador un cáliz o copa de vino llana y ancha, aparentemente invitando al espectador a unirse a él.

La fruta que aparece minuciosamente pintada (uvas, peras, manzanas, membrillos, ciruelas…), según los críticos más serios, simboliza la fugacidad de las cosas mundanas porque varias piezas aparecen “tocadas”.

Con estos ingredientes, el Dios del vino y las peras como representación de la fugacidad mundana, parecía casi inevitable no acercarse a la receta de peras al vino tinto 🙂

PERAS AL VINO TINTO

 

INGREDIENTES: (6 raciones)

 

· 6 peras conferencia de buen tamaño

· 750 ml. de vino tinto

· 250 ml. de agua

· 500 gr. de azúcar

· peladura de limón

· canela en rama

peras-al-vino-tinto-1

ELABORACIÓN:

Receta tradicional y sencilla, de fácil elaboración y bonita presentación. En un recipiente mezclamos el vino, agua, azúcar, la canela y la peladura de limón. Removemos con una espátula y reservamos.

Pelamos las peras con ayuda de un pelador de patatas respetando el tallo y cortamos una pequeña base en el otro extremo, para mantenerlas de pie. (este paso se puede evitar si elegimos peras que tengan un buen “culo”, que sean bien anchas por la parte inferior). Las introducimos en la mezcla anterior para posteriormente ponerlas a cocer a fuego lento.

peras-al-vino-tinto

***deberemos elegir una cazuela en la que nos quepan las peras justas, que no queden huecos porque con el líquido tienden a moverse y subirse a la superficie. Tampoco pasa nada porque la cocción se haga con las peras “flotando”, siempre y cuando respetemos una cocción lenta, sin muchos borbotones que nos puedan romper las peras.

Una vez que las peras resulten tiernas (dependerá de la intensidad del fuego y del tamaño de las peras, pero a título orientativo, viene a llevarnos unos 45 minutos aprox.), se sacan a un bol de cristal o similar. El líquido resultante se deja a fuego lento para que coja densidad. Cuando la haya alcanzado, dejamos enfriar y seguidamente las bañamos.

Si se quieren conservar es aconsejable que estén completamente cubiertas por el líquido de cocción.

Se pueden servir a temperatura ambiente o bien frías. Con ayuda de una manga, hacemos botones de nata sobre el jarabe de pera a la hora de servirlas. Otra forma de servirlas es con arroz con leche.

peras-al-vino-1

By

Tarta de limón, queso quark y yogurt

_DSC0721_phixr

Esta es una versión de tarta mousse de limón muy refrescante. La principal característica de esta mousse es que No lleva huevo entre sus ingredientes, ni la yema ni las claras a punto de nieve, lo que la hace más ligera (lleva queso batido 0% m.g.), y totalmente apta para personas con alergia al huevo o para verano, cuando debido a los calores no conviene utilizar huevo crudo por aquello  de la  salmonelosis.

Además, como el resto de mousses es ligera, fácilmente digerible y perfecta como postre de comidas copiosas.

TARTA DE LIMÓN, QUESO QUARK Y YOGURT

INGREDIENTES:

Para la BASE:

· 250 gr. de galleta tipo Digestive

· 100 gr. de mantequilla derretida

Para el RELLENO:

· 500 gr. de queso quark desnatado (queso batido 0% m.g.)

· 2 yogures griegos (250 ml.)

· 150 gr. de azúcar

· 100 ml. de zumo de limón

· ralladura de 1 limón

· 400 ml. de nata montada

· 1 sobre de azúcar avainillado

· 10 hojas de gelatina neutra ó 1 ½ sobre

· chorrito de leche

Para la COBERTURA:

· 1 bote de mermelada de limón

· un para de cucharadas de agua

_DSC0749_phixr

ELABORACIÓN:

En primer lugar, prepararemos la BASE de la tarta, en esta ocasión he optado por preparar una base de galleta con mantequilla, para ello, pulverizamos las galletas, calentamos la mantequilla en el microondas hasta que la tengamos líquida. Juntamos la galleta con la mantequilla y amasamos hasta compactarla.

Se coloca la masa en un molde desmontable, dejándola lisa y toda del mismo grosor. Se mete en la nevera para que se compacte.

Mientras tanto, procedemos a preparar el RELLENO, para ello, hidratamos los sobres de gelatina en un poco de leche, en caso de utilizar hojas de gelatina, las hidratamos en agua fría durante 10 minutos.

Montamos la nata y reservamos. En un bol amplio, mezclamos bien el azúcar, la ralladura de limón, el zumo de limón, el azúcar avainillado, el queso quark y los yogures. Lo batimos todo muy bien con unas varillas hasta lograr una crema homogénea. Separar un poco de esta mezcla y calentarla en el microondas (no debe llegar a hervir), añadimos la gelatina hidratada en la mezcla caliente y removemos bien hasta que se haya disuelto la gelatina. Se lo añadimos al resto de la crema y mezclamos bien.

Añadimos la nata montada, primeramente añadimos 1/3 de la nata y mezclamos enérgicamente, esto se hace para igualar texturas, el resto de la nata (o sea, dos tercios) se añaden con delicadeza, con movimientos suaves y envolventes, procurando no castigar demasiado la crema, para que nos quede una textura mousse.

Sacamos el molde del refrigerador y vertemos la crema sobre la base de galleta, igualamos la superficie y volvemos a llevar a la nevera para que se cuaje, (dejaremos unas 4 horas mínimo, aunque es mejor de un día para otro).

_DSC0775_phixr

Una vez cuajada, procedemos a preparar la COBERTURA, en esta ocasión he optado por cubrir la tarta con mermelada de limón, para ello, he calentado un bote de mermelada con unas cucharadas de agua (para rebajar un poco el espesor de la mermelada), he llevado al punto de ebullición y he retirado del fuego. Una vez tibia, se echa sobre la superficie y se lleva de nuevo a la nevera para que se cuaje un poquito.

***También se puede cubrir con una crema de limón o lemon curd, o bien con una capa de gelatina de limón, eso al gusto.

***Admite perfectamente la congelación.

***Cantidades para un molde de 26 cm. de diámetro

_DSC0739_phixr

By

Tarta Dora Exploradora

_DSC0402_phixr

Este año, para su tercer cumpleaños, mi sobrina Irene quería que le hiciese una tarta de Dora Exploradora. Así que aquí os presento la tarta que le preparé. Quedó bien bonita. Es una tarta que combina el fondant de nubes (utilizado para hacer la decoración)  con el chocolate.

Yo creo que las tartas totalmente de fondant quizá no sean las más sabrosas; son muy espectaculares pero, en mi modesta opinión, luego el bizcocho, el relleno… son un pelín pesados. Así que, en esta ocasión, he preparado una tarta de bizcocho de chocolate rellena con una capa de trufa y otra de nata y cubierta con una ganache de chocolate, que es un éxito garantizado por lo rica que está.

El interior de la tarta en sí ya lo puse en práctica con la tarta malditos roedores, con ratones de mazapán, sólo que en esta ocasión he cambiado la decoración.

_DSC0380_phixr

TARTA DORA EXPLORADORA

INGREDIENTES:

· Tarta de bizcocho de chocolate relleno de nata y trufa

· Cubierta de ganache de chocolate

· Decoración: Dora Exploradora en fondant de nubes, sprinkles de colores.

_DSC0357_phixr

Para hacer la figura de Dora en fondant, lo primero que hay que hacer es elegir el modelo que vamos a copiar. Concretamente, yo compré un libro de colorear de Dora Exploradora y calqué en un folio la figura que más me gustó. Después, preparé las distintas masas de colores con nubes, azúcar glas y colorantes alimentarios y posteriormente, recorté cada pieza y la fuí encajando como un puzzle, primero sobre un silpat que luego pasé (con muuuucho cuidado) a la parte superior de la tarta.

Para completar la decoración, fuí colocando unos sprinkles de corazones y estrellas.

El año pasado a mi sobrina le hice una tarta cochecito de bebé y en su primer cumpleaños, una tarta granja. Las dos de fondant por que, como os decía, ofrecen unos resultados muy vistosos. 🙂

By

Tarta mousse de chocolate blanco con fresa

_DSC0433_phixr

Con un pedacito de esta tarta seréis capaces de enamorar a cualquiera;  Si necesitáis una rica tarta para celebrar el día de San Valentín...  ¡No busquéis más!… Ya la habéis encontrado; Una deliciosa combinación de mousse de chocolate blanco con un afrodisíaco  coulis de fresa que os sorprenderá en cada bocado.

TARTA MOUSSE DE CHOCOLATE BLANCO CON FRESA

INGREDIENTES:

· Plancha de bizcocho de almendra

· Mousse de chocolate blanco

· Coulis de fresas o mermelada de fresas

_DSC0184_phixr

ELABORACIÓN:

Plancha de bizcocho de almendra: (para una plancha de 30 por 40)

 

· 250 gr. de huevos (4 aprox.)

· 125 gr. de azúcar

· 110 gr. de harina

· 50 gr. de almendra en polvo

Primeramente, emulsionamos los huevos con el azúcar, es decir, batimos enérgicamente los huevos con el azúcar hasta que se convierta en una crema blanquecina que doble el volumen, esto se consigue mucho mejor si nos ayudamos de unas varillas eléctricas o robot similar, aunque también se puede hacer a mano, con unas varillas manuales. El tiempo de batido dependerá del método utilizado, pero necesitaremos un mínimo de 10 minutos para conseguir el punto deseado.

Por otro lado, tamizamos la harina con la almendra en polvo y se la incorporamos a la crema de huevos y azúcar. Lo hacemos en forma de lluvia y lo incorporamos con suavidad, con movimientos envolventes, de abajo hacia arriba, dejamos de mezclar en cuanto desaparece la harina en el batido. En caso de hacerlo con un robot tipo Kitchen Aid, bajamos la velocidad al mínimo y batimos lo imprescindible hasta que tengamos una mezcla homogénea.

Preparamos una bandeja de horno, la forramos con papel de hornear, metemos la masa en una manga pastelera con boquilla lisa y ancha y escudillamos sobre el papel de horno. Damos un par de golpes secos sobre la encimera (para sacar el aire) y horneamos.

En horno precalentado a 200 º con calor arriba-abajo-turbo, introducimos la plancha de bizcocho y bajamos la temperatura a 190º con calor abajo-turbo, mantenemos la plancha durante 10/12 minutos hasta que veamos que se dora ligeramente la parte superior y vemos que está más o menos seca.

***La cocción para una plancha de bizcocho, la temperatura de cocción será alta, facilitando de esta forma, la pronta formación de una capa exterior caramelizada y evitando una vaporación excesiva en la elaboración creando un bizcocho esponjoso, jugoso y flexible.

***El desmoldado del bizcocho plancha se debe realizar una vez que la elaboración esté fría, de lo contrario el azúcar no ha acabado de cristalizar, aglutinando en menor medida toda la elaboración, pudiéndose romper ésta por el poco grosor y la gran superficie que posee.

_DSC0201_phixr

Mousse de chocolate blanco

· 250 ml. de leche

· 50 gr. de azúcar

· 100 gr. de yemas de huevo

· 6 hojas de gelatina o 1 sobre de gelatina en polvo

· 250 gr. de chocolate de cobertura blanco (tipo Nestlé)

· 550 gr. de nata para montar

Primeramente, ponemos a hervir la leche, por otro lado en un bol, mezclamos las yemas con el azúcar (no hay que montarlas, batirlas bien con las varillas manuales), vertemos la leche recién hervida sobre la mezcla de yemas y huevos y preparamos una crema inglesa.

Para ello, vertemos la leche en forma de hilillo sobre la crema de huevos (es imprescindible hacerlo en forma de hilillo ya que si lo echamos de golpe, se nos cuajarían las yemas). Mezclamos sin formar espuma. Colamos la mezcla por un colador al mismo recipiente donde se ha hervido la leche, poniéndolo al calor de nuevo, removiendo mientras esté en el fuego con una espátula de madera, hasta que la crema obtenida tenga una densidad que permita napar la espátula al sacarla de la crema. Lo más importante es que la crema NO HIERVA , ya que si esto ocurriera, la crema se cortaría.

Todavía en caliente añadirle la gelatina previamente rehidratada (si usamos hojas de gelatina, deberán haber estado unos 10 minutos en agua fría, después escurridas y se añaden a la crema inglesa. En caso de usar gelatina en polvo, se vierte el sobre sobre un poco de leche templada y vemos que en poco tiempo se esponja.).

Después de la gelatina, una vez que está bien disuelta, añadimos la cobertura de chocolate blanco fundida.

Cuando la crema esté fría, pero sin coagularse, añadimos la nata semimontada sin azúcar, la incorporaremos con delicadeza, con movimientos suaves y envolventes, para que quede una mousse aireada y esponjosa.

_DSC0180_phixr

Coulis de fresas

· 250 gr. De fresas

· 125 gr. de azúcar

· unas cucharadas de agua

Lavar las fresas, cortarles el rabo seguidamente y trocear. Poner en un cazo al fuego junto con el azúcar y unas cucharadas de agua. Cocer convenientemente hasta que veamos que la fruta está blanda. Si vemos que se nos está quedando seco, añadimos un poco más de agua, pero es conveniente empezar con poco agua, ya que la fruta suelta luego mucho líquido y así no corremos el riesgo de que nos quede un coulis demasiado líquido.

Una vez blanda la fruta, trituramos, dejamos enfriar y guardamos en un biberón de plástico hasta su utilización.

***También podemos utilizar una buena mermelada de fresas, se pone al fuego con un poco de agua, dejamos que hierva unos minutos, la trituramos, y reservamos hasta su uso.

MONTAJE DE LA TARTA

En primer lugar, cortamos la plancha de bizcocho de tamaño un poco inferior al diámetro de nuestro molde desmontable. Dejaremos como 1 cm. alrededor el molde. Emborrachamos el bizcocho, bien con un almíbar o como en mi caso, una capa fina de coulis de fresa. .

Volcamos la mousse que tenemos preparada sobre la plancha de bizcocho, alisamos la superficie y procedemos a realizar la decoración.

Realizar ese serigrafiado es muy sencillo. Con el coulis en el biberón de plástico trazamos una linea rodeando toda la tarta y en espiral hasta el centro de la tarta..

Con una aguja de hacer punto, la introducimos un poco en la mousse y vamos trazando círculos alrededor de la tarta hasta llegar así al centro de la tarta y el resultado es así de espectacular. Metemos en la nevera para que se endurezca la mousse y dejamos unas cuantas horas, mejor de un día para otro.

Una vez cuajada, se puede congelar o bien se desmolda para su consumo.

_DSC0222_phixr

By

Tarta infantil de ratones de mazapán

_DSC0140_phixr

Esta tarta fue una de las primeras tartas infantiles que hice cuando comencé mis primeras andaduras con esto de la  repostería. Ésta ha sido una tarta que siempre me ha gustado, que me parece relativamente fácil de hacer teniendo unos conocimientos básicos y que queda muy resultona. He querido volver a publicarla porque desde la primera vez que la hice la he mejorado considerablemente y creo que ahora es una tarta de cumpleaños infantil preciosa e ideal para dejar a los niños con la boca abierta. Por otra parte, me da pena borrar la que tengo publicada en el 2008  ya que forma parte de mis inicios con este blog y con la repostería, así que la mantengo en el blog como el que guarda un objeto antiguo del que le da pena desprenderse.

TARTA INFANTIL DE RATONES DE MAZAPÁN

 

INGREDIENTES:

· Bizcocho de chocolate

· Relleno: .Trufa de chocolate

. Nata montada

· Cobertura: Ganache de chocolate

· Decoración: ratones de mazapán

_DSC0119_phixr

ELABORACIÓN:

Para hacer el Bizcocho de chocolate, he utilizado la receta de “bizcocho de chocolate para tartas de cumpleaños”, una vez elaborado y enfriado (mejor al día siguiente) dividir en 3 capas (si lo haces con una lira para cortar tartas te saldrán todas las capas de igual grosor).

_DSC0134_phixr

Para Rellenar, he optado por rellenar la primera capa con trufa rápida de chocolate, para ello, he montado 250 ml. de nata de montar (35% mat. grasa) con 50 gr. de azúcar y 25 gr. de cacao puro sin azúcar, también le he echado un sobre de estabilizante para nata, para que mantenga la consistencia sin problemas.

La segunda capa la he rellenado con nata montada, para ello he batido con las varillas eléctricas 250 ml. de nata para montar (35% mat. grasa), 50 gr. de azúcar y 1 sobre de estabilizante de nata.

Para hacer la cobertura, he utilizado 200 gr. de chocolate de cobertura (tipo Nestlé postres), 200 ml. de nata para montar y 75 gr. de mantequilla. Se calienta en un cazo la nata y cuando rompe a hervir, se baja la potencia del fuego al mínimo, seguidamente se añade el chocolate troceado y se remueve suavemente y siempre en la misma dirección hasta que se haya deshecho totalmente el chocolate, A continuación, se añade la mantequilla cortada en trocitos y se integra en la crema de la misma manera que el chocolate, o sea, dando vueltas con un tenedor suavemente y girando siempre en la misma dirección.

***Esto último es importante, ya que de esta manera evitamos que se formen burbujas que afean el resultado final.

_DSC0144_phixr

Para hacer los ratones de mazapán, he utilizado 100 gr. de almendra en polvo, 100 gr. de azúcar glas y unas cucharadas de clara de huevo. La forma de elaborar el mazapán es mezclando la harina de almendra con el azúcar glas, a continuación añadimos 1 cucharada de clara de huevo ligeramente batida y unimos tratando de formar una masa, si vemos que está todavía demasiado seca, añadimos un poco más de clara de huevo, eso se va viendo, hasta que tenemos una masa uniforme, húmeda, como la del mazapán. Una vez que la tenemos en el punto correcto, separamos una pequeña porción y le echamos una gota de colorante alimentario de color rojo ( lo utilizaremos para hacer las orejas, el rabo y el hocico del raton).

Modelamos con la masa blanca el cuerpo de los ratoncitos (hacemos una especie de pera), modelamos las orejas, el hocico el rabo y se lo colocamos, para ello, hacemos unas pequeñas hendiduras con una cucharilla u objeto similar y encajamos ahí la masa roja. Para hacer los ojos he utilizado un rotulador comestible, son dos puntitos negros.

_DSC0137_phixr

MONTAJE DE LA TARTA:

Primeramente dividimos el bizcocho en 3 partes o capas (mejor realizarlo el día anterior, para que esté más asentado).

Colocamos la primera capa sobre un cartón de pastelería recortado del tamaño de la base. (esto nos servirá para poder mover la tarta de la rejilla a la fuente de presentación sin problemas).

Sobre la primera capa, extendemos el relleno de trufa rápida y colocamos encima la segunda plancha de bizcocho. Sobre esta capa, extendemos la nata montada y encima colocamos la tercera y última capa de bizcocho. Asentamos bien la tarta y metemos en la nevera para que se enfríe y se endurezca las capas de nata y trufa.

Mientras tanto, elaboraremos la cobertura, una vez que la tengamos hecha, sacamos la tarta de la nevera, colocamos la tarta sobre una rejilla de pastelería y debajo ponemos una bandeja (donde caerá el chocolate y luego volveremos a utilizar).

Dejamos caer el chocolate en el centro de la tarta, suavemente, poco a poco y en forma de hilillo. El mismo irá extendiéndose por toda la superficie de la tarta y cayendo por los laterales, el sobrante, caerá en la bandeja que hemos colocado debajo de la tarta.

*** Aunque haya todavía muchas imperfecciones, no hay que preocuparse, ya que se arreglarán en la segunda capa.

Recogemos el chocolate de la bandeja y volvemos a calentar hasta que esté fluido. Volvemos a realizar la misma operación que antes, le damos una segunda capa de chocolate. Ahora se taparán todos los poros que nos hayan quedado, quedando una superficie lisa y brillante. En caso de que nos haya quedado alguna burbujita, pincharla con un palillo y verás cómo desaparece.

Una vez fría, meter en la nevera para que termine de endurecer la capa exterior.

Colocar los ratones por toda la tarta, haciendo algún agujero que simule que la tarta está siendo roída, para ello utilizar un vaso de chupito, un cortapastas pequeño o algún objeto similar.

*** Cantidades para un molde de 23 cm.

_DSC0013_phixr

By

Trenza de nata

_DSC0463_phixr

Aunque se hayan terminado las navidades, con todos sus excesos y las recetas de navidad compartidas como la tarta de mousse de turrón, las galletas Santa Claus, las galletas copos de nieve, las galletas duende, los pestiños, el quarkstollen alemán o el mismísimo roscón de reyes … y aunque estemos un poco saturados de dulce, pues en mi casa se sigue desayunando todos los días. Por eso, os propongo esta opción que, además, no es muy calórica 😉

Este tipo de masas es de las que gustan en mi casa, sobre todo a los niños. Son sencillas, de sabores básicos, sin tropiezos “sospechosos”,  sin colores  “raros”. Yo me he dado cuenta que a mis niños, cuanto más básicas son las recetas de repostería, más les gustan. Además esta trenza no lleva mantequilla y yo tenía curiosidad por probar una masa levada sin demasiada grasa. La grasa en este caso la aporta el huevo y la nata (yo la he sustituído por leche evaporada) y de esta manera, he rebajado considerablemente la cantidad de grasa de la trenza.

TRENZA DE NATA

 

INGREDIENTES:

· 500 gr. de harina de fuerza

· 250 gr. de nata de montar (yo lo he sustituido por 250 g. De leche evaporada)

· 1 paquete de levadura de panadero seca ( o 25 gr. de levadura fresca)

· 80 gr. de azúcar

· 1 sobre de azúcar avainillada

· ralladura de 1 limón o unas gotas de esencia de limón

· 1 pizca de sal

· 2 huevos de tamaño M

· 1 clara de huevo tamaño M

· Para Pintar: 1 yema de huevo, 1 cucharada de leche

_DSC0458

ELABORACIÓN:

Para elaborar la masa, en primer lugar calentar la nata, no hervir, sólo entibiar. Mezclar la harina tamizada con el sobre de levadura seca, ir añadiendo el resto de ingredientes, o sea, el azúcar, la vainilla, el limón, la sal, los huevos y la clara. Añadir la nata tibia y trabajar la masa con un robot de cocina con el gancho amasador, primeramente a baja velocidad hasta unir ingredientes y posteriormente a más velocidad durante 5 ó 10 minutos hasta lograr una masa homogénea, brillante y elástica.

Si elaboramos la masa a mano, ponemos la harina en forma de volcán, añadimos el resto de ingredientes en el agujero de en medio y vamos juntando los ingredientes, primeramente unimos los del centro y luego vamos cogiendo la harina hasta lograr una bola de masa. Amasamos durante 15 minutos aproximadamente hasta que tengamos una masa lisa, no pegajosa y que se pueda trabajar bien.

Una vez esté la masa lista, la ponemos en un bol engrasado, la tapamos con un plástico film también engrasado y cubrimos con un paño de cocina. Dejamos levar hasta que duplique o triplique su tamaño. (esta operación nos llevará entre 1 y 2 horas, dependiendo de muchos factores, tales como humedad, calor en la habitación….)

Una vez que ha levado, pasamos la masa a una superficie de trabajo ((ligeramente enharinada), le damos un pequeño masaje para desgasificarla. Dividimos la masa en 4 trozos iguales. Formamos cilindros de 30 cm. de largo.

Con los cilindros hacemos una trenza, fijarse en las fotografías para formar la trenza. Los extremos los unimos y fijamos bien, para que no se abran durante el levado u horneado.

_DSC0442_DSC0445_DSC0449

En la bandeja del horno, poner un papel de hornear o silpat y colocar la trenza sobre la bandeja. Pincelar la superficie de la trenza con la yema de huevo mezclada con la leche. Cubrir con plástico film y dejar en un lugar templado para que leve otra vez (se puede dejar metido dentro del horno –apagado-)

Una vez levado, precalentar el horno a 200º con calor arriba-abajo-turbo durante 15 minutos e introducir la bandeja con la trenza en la parte central del horno, bajar la temperatura a 160º (si utilizamos el aire o turbo) y a 180º (si horneamos con calor arriba-abajo), dejarlo durante 30 minutos aproximadamente, hasta que veamos que se ha dorado y está bien hecho. En caso de que veamos que se dora demasiado rápido por la parte de arriba, poner un papel de hornear cubriendo la trenza.

Una vez horneado, sacar y dejar enfriar con el papel de horno sobre una rejilla.

***Esta trenza se puede enriquecer todavía más añadiendo a la masa unas uvas pasas, frutas escarchadas, frutos secos…

***Es ideal para el desayuno, con mantequilla y mermelada.

***Se puede tostar en la tostadora.

***Es una masa que se trabaja muy bien

_DSC0486_phixr

By

Tarta de cumpleaños infantil Kit-Kat

DSC_0686_phixr

Esta tarta es perfecta para una fiesta de cumpleaños infantil. Además, el relleno puede ser tan variado como queramos, un poco al gusto de los comensales. Yo, en este caso, me he ido a un “clásico” con éxito asegurado entre  los niños, es decir, bizcocho de chocolate relleno de trufa. La idea de la decoración la he cogido de esta página web, que tiene unas ideas muy chulas y sencillas para hacer tartas llamativas y muy resultonas.

TARTA KIT-KAT

INGREDIENTES:

Bizcocho de chocolate corriente en molde

– Almíbar para calar

– Trufa cocida de relleno

– Decoración con kit-kats y m&m

 

Bizcocho de chocolate corriente en molde:

· 5 huevos

· 150 gr. de azúcar

· 100 gr. de harina

· 50 gr. de cacao

Almíbar para calar:

.  200 ml. de agua

.  100 ml. de azúcar

.  2 cucharadas de Nesquik de fresa

Trufa cocida de relleno:

.  700 gr. de nata para montar (35% m.g.)

.  70 gr. de azúcar

.  140 gr. de chocolate de cobertura (tipo Nestlé)

DSC_0691_phixr

ELABORACIÓN:

 

Para el bizcocho:

Montar los huevos con el azúcar hasta obtener una crema blanquecina que haya doblado el volumen, mejor utilizar unas varillas eléctricas.

Tamizar la harina con el cacao e incorporarlo a la mezcla de huevos con suavidad, con movimientos envolventes, de abajo hacia arriba. Hacerlo con una espátula de silicona o varilla manual. NO mezclar más de la cuenta, lo justo para que se haga una mezcla homogénea.

Preparar un molde redondo de 24 cm. Engrasarlo y enhrinarlo y volcar la mezcla anterior en él. Precalentar el horno a 200º con calor arriba-abajo-turbo durante 15 minutos y meter el molde en el horno.

Bajar la temperatura a 175º con calor abajo-turbo y hornear durante 25 minutos aprox. hasta que esté hecho. Comprobar introduciendo una aguja en el centro, si sale manchada, dejarlo un poco más, si sale seco, sacarlo.

 

Para el almíbar de calar:

Calentar al fuego el agua con el azúcar, llevar al punto de ebullición y dejarlo en un hervor suave durante 3 ó 4 minutos. Apagar el fuego y retirar. Dejar templar y añadir un par de cucharadas de Nesquik de fresa. (se puede dejar tal cual, sin añadir nada o calar con zumo de naranja…).Reservar.

Para la trufa cocida de relleno:

En un cazo, se pone a calentar la nata con el azúcar, se lleva al punto de ebullición y se retira el cazo del fuego. Se echa el chocolate de cobertura troceado y se remueve bien hasta que esté totalmente mezclado y se haya deshecho, hasta que nos quede una crema.

Se deja enfriar a temperatura ambiente y cuando esté casi frío, se guarda en la nevera, se deja enfriar unas doce horas como mínimo. Pasado ese tiempo, se saca de la nevera y se monta como si se tratase de una nata normal.

***Queda una consistencia bastante dura, que aguanta perfectamente sin decaer el peso de las capas. Muy apta para rellenar.

DSC_0760_phixr

MONTAJE DE LA TARTA

Se divide el bizcocho de chocolate en 3 capas, se coloca la primera capa sobre la bandeja en la que se va a presentar la tarta (alrededor de la tarta se pone papel de aluminio que luego se retirará. Esto evita que se nos manche la bandeja de presentación y nos quede un trabajo mucho más perfecto).

Seguidamente, se cala la plancha de bizcocho con el almíbar de fresa que tenemos reservado.

La trufa de relleno se divide en 3 partes y se extiende una de ellas sobre la base. Se coloca la segunda capa de bizcocho de chocolate y se procede de igual manera, o sea, calado del bizcocho y segunda capa de trufa. Se cubre con la tercera y última capa de bizcocho (esta última no se cala con el almíbar) y con el tercio de trufa que nos queda, cubrimos la parte superior de la tarta y los laterales.

Se pegan las barritas de Kit-kat alrededor de toda la tarta ( la trufa actuará como pegamento) y la parte superior se cubre con los m&m de colores.

***Es conveniente colocar un aro de pastelería para que mantengan la forma las barritas de kit-kat hasta que se seque y endurezca bien la trufa en la nevera.

***A la venta hay dos tamaños de Kit-kat, si queremos que nos quede más igualada la tarta, sería conveniente comprar el tamaño inferior de galleta. Yo, en esta ocasión he utilizado el tamaño más grande de galletas

Finalmente, antes de presentar, se saca de la nevera, se quita el aro con cuidado y se rodea con un lazo llamativo, de colores vivos.

DSC_0703_phixr

By

Mousse de chocolate

DSC_0262_phixr

Deliciosa mousse de chocolate que os invito a probar a tod@s.  Esta mousse es ideal como postre, para quedar bien, sin complicaciones, perfecta para choco-adictos … ¡qué más os puedo decir!

Es una mousse muy liviana, con lo que se hace indispensable incorporar un elemento esponjador aparte  de la nata, que sigue constituyendo el elemento principal, y que en este caso es una “pasta bomba”.

Aunque su elaboración es sencilla se deben tener en cuenta algunos factores como la temperatura y puntos de emulsión de los componentes para obtener un resultado perfecto. Siguiendo las instrucciones dadas en la receta, no tendreis ningún problema.

MOUSSE DE CHOCOLATE

 

INGREDIENTES: (para 8 copas)

· 4 yemas

· 65 gr. de azúcar

· 30 gr. de agua

· 500 gr. de nata montada

· 250 gr. de chocolate de cobertura

DSC_0285_phixr

ELABORACIÓN:

Primeramente, separaremos las yemas de las claras (éstas últimas las dejamos para otra preparación). Esponjamos las yemas hasta que alcancen 3 veces su volumen, es decir, batimos enérgicamente con varillas, mejor si son eléctricas, ya que nos facilitará el trabajo.

En segundo lugar, hacemos un almíbar a 121º con el agua y el azúcar, o sea a punto de bola. En caso de que no tengamos un termómetro de azúcar, se consigue el punto dejando hervir suavemente unos 10 minutos aprox.

Este almíbar, una vez que está en su punto, se lo incorporamos al batido de yemas sin dejar de batir hasta que se enfríe. Se deberá obtener una mezcla bastante densa.

Por otro lado, fundimos la cobertura de chocolate al baño maría y dejamos templar hasta que alcance los 50º aprox.

Aprovechamos para montar la nata y le añadimos 1/3 de ésta a la cobertura de chocolate, varillando con fuerza el conjunto. (esto se hace para igualar texturas y que luego sea más fácil mezclar las cremas).

Seguidamente echamos el resto de la nata mezclándola con mucho cuidado. Una vez que lo tenemos bien unido (se hará mediante movimientos envolventes y suaves, de abajo hacia arriba, procurando no desmontar la nata, ya que esto es lo que nos dará la textura “mousse”).

Por último, incorporar esta mezcla a la pasta bomba (batido obtenido de mezclar las yemas con el almíbar) delicadamente.

Repartir entre 8 copas de postre y refrigerar. A última hora, decorar al gusto, con unos botones de nata montada, virutas de chocolate, barquillos…

***Esta mousse ofrece muchas posibilidades de utilización, sirve perfectamente para rellenar cazuelitas de chocolate, servir en copas individuales…

DSC_0249_phixr

Para acabar os recuerdo que en su día compartí otra receta de tarta de mousse de chocolate que es diferente a esta mousse pero también ideal para golos@s 😉