By

Angel food cake

angel-food-cake.6JPG

El Angel food cake es precisamente eso, un bizcocho tan suave, mullido y esponjoso que es como “comida de ángeles”, su textura es como dar un bocado a una nube. Originario de Estados Unidos, se popularizó a finales del s. XIX, convirtiéndose en un clásico de la pastelería norteamericana.

Sorprendentemente es un postre bajo en calorías, ya que el ingrediente principal son las claras de huevo montadas a punto de nieve, aromas, una pequeña porción de harina y azúcar.  Yo, concretamente, he reducido considerablemente la proporción de azúcar que utilizan en las recetas americanas (les encanta lo extradulce y todas sus recetas -para mi gusto- pecan de un exceso de azúcar), por lo que la he ajustado a mis gustos, sin detrimento del resultado final.

Eso sí, es imprescindible utilizar un molde especial para este tipo de bizcochos. Ya que tiene la peculiaridad de que no se engrasa (para que la masa suba por las paredes sin obstáculo) , tiene unas patitas para facilitar el enfriado (dentro del propio molde) y se quede  boca abajo (para que no se baje el bizcocho).

Yo lo he preparado (desde que tengo el molde) en varias ocasiones y cada vez me gusta más. Me arrepiento de no haber comprado el molde antes. Presentado con fresas, frutas del bosque, natilla, crema inglesa, nata semimontada... tenemos un postre de lujo, muy ligero, bajo en grasa, rápido y fácil de hacer. Muy, pero que muy recomendable.

 

angel-food-cake3JPG

ANGEL FOOD CAKE (para un molde de 25 cm.)
INGREDIENTES:

·        12 claras de huevo ( 1 ½ cups)

·        130 gr. de harina (1 cup)

·        300 gr. de azúcar normal (1 ½ cup)

·        2 cucharilla de las de té de extracto de vainilla (2 teaspoon)

·        ¼ de cucharilla de extracto de almendra amarga (opcional)

·        1 chorrito de zumo de limón o crémor tártaro si tenemos.

·        Pizca de sal

angel-food-cake

ELABORACIÓN
Por un lado, tamizamos la harina, la pizca de sal y el azúcar juntos (mejor tamizarlo un par de veces).

Por otro lado, montamos las claras a punto de nieve; será muy conveniente utilizar unas varillas eléctricas que nos faciliten el trabajo. Le añadimos el chorrito de zumo de limón, que nos facilitará el montado de las claras. Habrá que montarlas hasta que estén bien montadas, que no decaigan, pero tampoco hasta llegar a formar picos muy, muy duros, evitar sobrebatir las claras.

Cuando las tenemos prácticamente montadas, añadimos los extractos de vainilla y de almendra (si lo utilizamos) y continuamos batiendo un poco más.

Añadimos la mezcla de harina-azúcar a las claras montadas, mezclamos con una espátula o cuchara de madera, haciéndolo con suavidad, con movimientos envolventes y delicadamente, procurando no bajar las claras.

Una vez que lo tenemos bien mezclado, echamos la masa obtenida en el molde sin engrasar ni enharinar (esto es muy importante, NO hay que engrasar el molde).

Igualamos la parte superior con una espátula y procedemos a hornear.

paso a paso 1

HORNEADO:

 

Precalentamos el horno, con calor arriba-abajo-aire a 200º durante 12/15 minutos. Seguidamente colocamos el molde del pastel sobre una rejilla de horno y colocamos en el centro del horno.

Bajamos la temperatura a 175º  con calor abajo-aire y mantenemos durante 40 minutos. Comprobamos  que se ha dorado ligeramente y que está bien horneado y lo sacamos (puede que necesite algún minuto más) .

Colocamos el molde boca abajo sobre las patitas que tiene y dejamos así hasta que se enfríe totalmente ( mínimo 1 hora).

Una vez frío, pasamos el canto de un cuchillo por todo alrededor del bizcocho para que se despegue. Quitamos el lateral del molde y después hacemos lo mismo con la base desmontable hasta desmoldar totalmente el bizcocho. Dejamos sobre una rejilla.

Una vez bien frío, cubrimos con plástico  film para conservarlo.

paso a paso 2

NOTAS:

 

  • He hecho varias pruebas con este bizcocho, añadiendo todo el azúcar en tandas a las claras,(como he visto en varios blogs),  añadiendo mitad del azúcar a la harina y la otra mitad a las claras, (como indicaban en otras recetas) pero al final, el resultado que más me ha convencido es la receta que os he puesto yo. He seguido las indicaciones de este blog americano y considero que es la mejor de todas. La más rápida, sencilla y con mejor resultado final.
  • Se puede comer en cuanto está frío. También bien aislado del aire (con film) se conserva perfectamente durante unos días.
  • Acompañado con frutas del bosque y una crema inglesa es perfecto como postre después de una comida copiosa. Es un postre liviano, ligero y bajo en grasas.
  • El molde  que he usado es específico para hacer este bizcocho, es de la marca Ibili, de 25 cm. de diámetro, (buen tamaño, y de los más baratitos de la gama).
  • Para preparar las frutas del bosque, a mí me gusta que tengan el toque ácido para contrastar con el dulzor de la crema inglesa y del bizcocho, las preparo de la siguiente manera:

En primer lugar, compro estas frutas del bosque congeladas , las compro en la sección de congelados del Lidl y considero que son de muy buena calidad y que están muy bien de precio. Preparo un almíbar con 100 ml. de agua y 50 gr. de azúcar, lo dejo unos  5/8 minutos al fuego una vez que rompe a hervir y vuelco la bolsa entera de frutos del bosque (750 gr.) recién sacada del congelador. Le doy unas cuantas vueltas con cuidado con una espátula de silicona, para que se empape toda la fruta de ese almíbar y retiro del fuego.

Mientras se enfría, dejo que se macere en el propio cazo. De esta forma, quedan todas las frutas enteras, no se hacen puré y tienen muy buena presencia y sabor.

 

angel-food-cake.2JPG

 

 

By

Recetas de verano

Ha llegado el momento del descanso anual. Os quiero desear una felices vacaciones con una sugerencia de recetas para el verano. Las he dividido en 4 apartados: Tartas, postres de nevera, desayuno y cocina rápida y fácil. Espero que os sean de utilidad y  que hagáis magia veraniega en vuestra cocina con el ingrediente más importante: el amor y la compañía de las personas que más queréis 😉 Un beso.

Tartas de verano con frutas

Mosaico de tartas de verano

Las tartas y pasteles siempre vienen bien. En verano, las tartas fresquitas con frutas se agradecen. Yo os propongo 5: Tarta de frutas al estilo francés, tarta de limón, tarta de frutas con forma de isla, tarta de frutas redonda y tarta mousse de queso, melocotón y yogurth. Para que veáis la pinta que tienen, ahí tenéis un montaje con las 5.

Postres de nevera

Para combatir el calor del verano y acabar adecuadamente y de manera “ligerita” una comida os propongo tres recetas. Una muy muy fácil de flan casero sin horno, otra también facilita y de éxito asegurado como es el helado de limón. Y la que ilustra este apartado que es sólo un poco más laboriosa, deliciosa y además espectacular: la copa de melón con uvas que hice en su día inspirada en el cuadro de Murillo “Dos niños comiendo melón y uvas“.

DSC_0817_phixr(1)

Desayunos veraniegos

Con más tiempo que el resto del año para desayunar, los desayunos veraniegos son un placer. Si queréis hacer un bizcocho rico, os propongo el bundt cake de queso quark. Otra buena solución es la coca de llanda. Y lo que no puede faltar tampoco en verano son unas buenas magdalenas. A ver qué os parecen estas magdalenas de naranja y limón

Magdalenas de naranja y limón

Cocina rápida y fácil

Y por último os quiero dar 4 ideas para que cuando no sabéis qué hacer este verano y no os queréis liar, con ideas de soluciones fáciles, rápidas y sabrosas. Una socorrida ensaladilla rusa en forma de girasol, un sandwichón de éxito seguro, una tortilla de patatas microondas que además es light (con sólo 2 cucharas soperas de aceite) y esta receta de pizza express con masa para pizza fácil que se hace en unos 5 minutos de reloj.

Pizza express

Y si queréis buscar más ideas recordad que la novedad de este año es el recetario con fotos, con posibilidad de ver las recetas en diferentes categorías navegando en la misma página de manera dinámica 😉 Pues ¡Que aproveche y Feliz verano!

By

Flan de huevo y vainilla en olla express

_DSC2302

Me he dado cuenta de que no tengo ninguna receta de flan en el blog. Muchas veces nos complicamos la vida preparando  postres  megaelaborados, con infinidad de ingredientes complicados y difíciles de encontrar. Todo lo contrario ocurre con esta receta tradicional de flan de huevo y vainilla.

¡Más sencilla imposible! Parece mentira que solamente con leche, huevos y azúcar obtengamos un postre delicioso a no poder más. Superfácil de hacer, rápido, económico, no tienes ni que encender el horno. El único cuidado que tendrás que tener es el de pillarle el tiempo de cocción de tu olla para que te salga un flan suave, cuajado en su punto, que baile cuando lo sacas, pero que mantenga la forma cuando lo trocees.

La receta es la del típico flan de toda la vida, como la hacían nuestras madres y abuelas.

FLAN DE HUEVO Y VAINILLA EN OLLA EXPRESS

 

INGREDIENTES:

· 6 huevos

· 750 ml. de leche entera

· 175 gr. de azúcar + 75 gr. para el caramelo

· ½ cucharadita de extracto de vainilla

_DSC2349

ELABORACIÓN:

 

Se prepara un caramelo con los 75 gr. de azúcar y un chorrito de agua. Se hace en una sartén antiadherente, se pone a fuego fuerte y cuando rompe a hervir, se mantiene un hervor suave hasta que el caramelo vaya cogiendo un tono dorado oscuro. Se mueve la sartén un poco con vaivenes.

*** tened cuidado de que no se nos queme el caramelo, hay que estar atento porque pasa de un tono a otro en muy poco tiempo.

Una vez que tenemos el caramelo en su punto, lo vertemos en la flanera (sin pérdida de tiempo, con rapidez, porque se solidifica muy rápido), lo movemos para que cubra el fondo y las paredes de la flanera . Dejamos a un lado.

Por otro lado, calentamos la leche (no es necesario que hierva), se puede aromatizar con cáscara de limón y un palito de canela (en caso de que no le pongamos el extracto de vainilla) .Si lo vamos a aromatizar con una vaina de vainilla, se abre, se raspa el interior y se echa tanto la vaina como lo de dentro a la leche.

_DSC2367

En un bol cascamos los huevos, añadimos el azúcar restante (175 gr.) y batimos con una varilla manual (no es conveniente batir demasiado esta mezcla de huevos y azúcar, sólo como si fuera para tortilla, porque si damos demasiado aire a la crema luego nos saldrá el flan con agujeros). En caso de utilizar el extracto de vainilla, éste es el momento de incorporárselo.

Vamos vertiendo la leche caliente sobre los huevos+azúcar poco a poco, en forma de hilillo, hasta mezclar perfectamente. Echamos la mezcla obtenida en la flanera previamente caramelizada, cerramos con la tapa e introducimos en la olla a presión con agua suficiente para que cubra la mitad de la flanera.

Ponemos la olla al fuego y cuando el pitorrillo de la olla alcance la segunda maraca, contamos 10 minutos. Una vez pasado el tiempo, retiramos la olla del fuego, esperamos a que se pueda abrir y sacamos la flanera. (si abrimos la tapa, comprobaremos que el flan está “bailando” en el centro) volvemos a cerrar y dejamos enfriar. Una vez frío, metemos en la nevera para que se enfríe bien. Dejamos mejor de un día para otro en el propio molde y desmoldamos en el momento de servir.

_DSC2317

By

Napoleones de crema pastelera con salsa de chocolate

napoleones-de-crema-pastelera

Postre sencillo, rápido de hacer, muy vistoso y realmente delicioso,  ¿qué más se le puede pedir a un postre para que sea de lujo y te haga quedar como una auténtica reina?

Este postre lo puede hacer cualquiera, no es necesario saber mucho de repostería, únicamente elaborar una crema pastelera rica, comprar un hojaldre de buena calidad y el resto es coser y cantar.

NAPOLEONES DE CREMA PASTELERA CON SALSA DE CHOCOLATE

INGREDIENTES: (para 18 unidades)

· 2 láminas de hojaldre rectangular (Lidl)

· 1000 ml. de crema pastelera

· granillo de almendra

· azúcar glas

· Para la salsa: 350  ml. de nata líquida

150 gr. de chocolate de cobertura

50 gr. de cacao puro en polvo

1 chorrito de licor de naranja (Gran Marnier)

napoleones-de-crema-pastelera.2JPG

ELABORACIÓN:

Extendemos las láminas de hojaldre sobre la encimera de trabajo y las cortamos en rectángulos de igual tamaño. (yo, lo que hago, es medir exactamente el tamaño del hojaldre y dividirlo en partes iguales, cortando el hojaldre con un cortapizzas y la regla para que me queden totalmente iguales). En concreto, las láminas de hojaldre del Lidl miden 35 por 25 cm, con lo que hago rectángulos de 10 cm. por 8 cm,  obteniendo 9 napoleones de cada placa de hojaldre.

Se colocan los rectángulos sobre una placa de horno bajo un papel de horno, se espolvorean unas almendras en crocanti sobre los hojaldres y se procede a hornear.

Horneamos con calor abajo turbo a 175º hasta que veamos que el hojaldre ha subido y se ha dorado. Sacamos del horno y dejamos enfriar.

Mientras tanto, hacemos una crema pastelera, doblando la cantidad de ingredientes, para hacer 1000 ml. de cantidad. Para enriquecer todavía más la crema pastelera, lo que suelo hacer últimamente es, sustituir 200 ml. de leche por 200 ml. de nata líquida para montar. Una vez que la tenemos lista, la dejamos enfriar.

Con un cuchillo de sierra (de los de pan) cortamos los rectángulos de hojaldre fríos por la mitad (como si de un bocadillo se tratase). Metemos la crema pastelera en una manga pastelera de boquilla rizada y rellenamos la parte inferior del hojaldre. Cubrimos con la tapa y espolvoreamos azúcar glas por encima. Procedemos del mismo modo con todos los hojaldres.

napoleones-de-crema-pastelera.1JPG

Para preparar la salsa de chocolate, llevamos a ebullición la nata líquida y retiramos del fuego, vertemos sobre el chocolate de cobertura cortado en trocitos y dejamos 1 minuto. Al cabo de este tiempo, removemos hasta que se forme una salsa.  Una vez que esté disuelto, se le añade el cacao tamizado y se remueve bien, seguidamente se añade el chorrito de licor, se remueve. Si vemos que la queremos más líquida, añadimos un poco de leche caliente y removemos hasta obtener la textura que deseemos.

PRESENTACIÓN:

En un plato de postre se vierten unas cucharadas de salsa caliente de chocolate, encima se coloca el napoleón de crema pastelera y se sirve.

napoleones-de-crema-pastelera.3JPG

By

Peras al vino tinto

peras-al-vinoEsta receta de peras al vino tinto supone la segunda ocasión en la que colaboro con el blog de arte “Mirar un cuadro” de Iker Landeta e Itziar Martija, que llevan un espacio semanal del mismo nombre en el programa Graffiti de Radio Euskadi donde nos enseñan a interpretar obras de arte famosas.

La anterior oportunidad en la que aunamos cocina y arte fue la receta de copa de melón con uvas, inspirada en el cuadro de MurilloDos niños comiendo melón y uvas“.

Baco de Caravaggio

En esta oportunidad se trata de estas peras al vino tinto, que he elaborado tomando como referencia el “Baco” de Caravaggio.

El cuadro data de 1593 según explica Iker en su post. Sobre una mesa de piedra frente al joven Baco hay una jarra grande de cristal con vino tinto; con su mano izquierda ofrece al espectador un cáliz o copa de vino llana y ancha, aparentemente invitando al espectador a unirse a él.

La fruta que aparece minuciosamente pintada (uvas, peras, manzanas, membrillos, ciruelas…), según los críticos más serios, simboliza la fugacidad de las cosas mundanas porque varias piezas aparecen “tocadas”.

Con estos ingredientes, el Dios del vino y las peras como representación de la fugacidad mundana, parecía casi inevitable no acercarse a la receta de peras al vino tinto 🙂

PERAS AL VINO TINTO

 

INGREDIENTES: (6 raciones)

 

· 6 peras conferencia de buen tamaño

· 750 ml. de vino tinto

· 250 ml. de agua

· 500 gr. de azúcar

· peladura de limón

· canela en rama

peras-al-vino-tinto-1

ELABORACIÓN:

Receta tradicional y sencilla, de fácil elaboración y bonita presentación. En un recipiente mezclamos el vino, agua, azúcar, la canela y la peladura de limón. Removemos con una espátula y reservamos.

Pelamos las peras con ayuda de un pelador de patatas respetando el tallo y cortamos una pequeña base en el otro extremo, para mantenerlas de pie. (este paso se puede evitar si elegimos peras que tengan un buen “culo”, que sean bien anchas por la parte inferior). Las introducimos en la mezcla anterior para posteriormente ponerlas a cocer a fuego lento.

peras-al-vino-tinto

***deberemos elegir una cazuela en la que nos quepan las peras justas, que no queden huecos porque con el líquido tienden a moverse y subirse a la superficie. Tampoco pasa nada porque la cocción se haga con las peras “flotando”, siempre y cuando respetemos una cocción lenta, sin muchos borbotones que nos puedan romper las peras.

Una vez que las peras resulten tiernas (dependerá de la intensidad del fuego y del tamaño de las peras, pero a título orientativo, viene a llevarnos unos 45 minutos aprox.), se sacan a un bol de cristal o similar. El líquido resultante se deja a fuego lento para que coja densidad. Cuando la haya alcanzado, dejamos enfriar y seguidamente las bañamos.

Si se quieren conservar es aconsejable que estén completamente cubiertas por el líquido de cocción.

Se pueden servir a temperatura ambiente o bien frías. Con ayuda de una manga, hacemos botones de nata sobre el jarabe de pera a la hora de servirlas. Otra forma de servirlas es con arroz con leche.

peras-al-vino-1

By

Strudel de manzana

_DSC0659_phixr

El Apfelstrudel o strudel de manzana es un postre típico tradicional de la cocina austriaca y del sur de Alemania, cuyos orígenes podrían remontarse a antiguas recetas de las cocinas bizantina, armenia o turca.

Con un poco de pericia y práctica llegarás a elaborar, en un momentito, una masa estupenda  para hacer el strudel, y tendrás un postre ligero, sabroso y elegante.

STRUDEL DE MANZANA

 

INGREDIENTES:

MASA:

· 300 gr. de harina

· 1 yema de huevo

· 40 ml. de aceite de girasol

· 10 gr. de sal

· de 120 ml. a 150 ml. de agua

RELLENO:

· pan rallado

· 4 manzanas reineta o golden

· 50 gr. de azúcar mezcladas con 2 cucharaditas de canela.

· 50 gr. de almendra fileteada (opcional)

· 1 puñado de pasas de corinto

 

PARA LA CUBIERTA:

· mantequilla derretida

· azúcar glas

_DSC0664_phixr

ELABORACIÓN:

Para formar la MASA, tamizar la harina en un cuenco, a continuación agregar el agua y la sal, añadir la yema de huevo a la mezcla de agua y harina. Seguidamente, verter el aceite por encima. Formar una masa homogénea, , mezclando bien a mano o todavía mejor con un gancho amasador en un robot de cocina tipo Kitchen Aid.

Una vez que tengamos la masa, sacarla a la encimera (espolvoreada con un poco de harina) y continuar amasando con las manos hasta que tenga un aspecto homogéneo, nos quede una masa lisa y elástica.

Formar una bola con la masa, envolverla con un film transparente y dejar la reposar a temperatura ambiente durante 30 minutos.

_DSC0599_phixr_DSC0604_phixr_DSC0611_phixr

Pasado ese tiempo, extender la masa tan fina como nos sea posible sobre un paño de cocina espolvoreado de harina. Cubrir la lámina de masa con un paño y dejarla reposar 5 minutos más. Transcurrido ese tiempo, extender la masa por todos lados con el dorso de las manos enharinad, trabajando desde el centro de la masa hacia fuera.

La masa está suficientemente extendida si puede leerse una receta a través de ella. Recortar los bordes gruesos de la masa y proceder a rellenar la masa.

Para RELLENAR la masa, espolvorear con pan rallado, repartir las manzanas cortadas en gajos finos por encima del pan rallado, dejando un reborde de unos 3 cm. de ancho sin rellenar por los cuatro lados. Encima de la manzana distribuir las pasas de corinto, la almendra en láminas (opcional), y espolvorear con el azúcar mezclado con la canela. Seguidamente proceder a formar el strudel.

_DSC0614_phixr_DSC0617_phixr_DSC0623_phixr

Para MONTAR el strudel, doblar uno de los rebordes laterales sobre el relleno, después hacer una doblez de los dos laterales y enrollar el strudel con cuidado, ayudándonos del paño de cocina para darle forma de “brazo de gitano”, dejando la costura en la parte de abajo.

Colocar el strudel en una bandeja de horno previamente forrada con papel de horno o silpat. Hornear a 170º con calor arriba-abajo durante 40 minutos aproximadamente, hasta que veamos que está horneado, pintando la masa dos veces durante todo el horneado con mantequilla derretida.

Una vez horneado, sacar del horno y dejar entibiar en la propia bandeja. Una vez frío, espolvorear la superficie con azúcar glas.

***Se puede comer tanto frío como tibio.

***Se puede acompañar con una crema inglesa de vainilla, una bola de helado de nata o incluso con nata montada.

***Con estas cantidades salen 2 strudel de buen tamaño.

_DSC0701_phixr

By

Copa de melón con uvas

DSC_0848_phixr

Esta receta es fruto de una colaboración con el blog de arte “Mirar un cuadro” que llevan Iker Landeta e Itziar Martija, colaboradores del programa Graffiti de Radio Euskadi,  que nos enseñan a interpretar obras de arte famosas.

Dos niños comiendo melón y uvas. Cuadro de Murillo

A Iker se le ocurrió que podíamos combinar cocina y arte, y me propuso hacer una receta inspirada en el cuadro de MurilloDos niños comiendo melón y uvas“. Dicho y hecho: Os presento esta copa de melón con uvas, los dos ingredientes que aparecen esta obra, una de las más emblemáticas del maestro sevillano.

El cuadro tiene un trasfondo social que Iker explica  así en el blog de arte a la perfección.

Me he permitido, por otra parte, una licencia con respecto a los ingredientes que se muestran en el cuadro. Se trata de añadir una fruta que el genial Murillo no conocía: el kiwi.

El kiwi es original de las laderas del Himalaya y no tuvo difusión fuera de China hasta mediados del siglo XX, cuando se desarrolló comercialmente en Nueva Zelanda. Y el cuadro está fechado entre los años 1645 y 1648.

Al melón y las uvas, les he añadido una gelatina de kiwi que dota a este postre fresco y ligero de una apariencia más colorida y un toque de sabor muy adecuado.

COPA DE MELÓN CON UVAS

INGREDIENTES:

· Galletas de avena y chocolate (opcional)

. Cremoso de melón : 400 gr. de pulpa de melón

100 gr. de azúcar

80 ml. de leche

1 cucharada sopera de queso cremoso

200 ml. de nata montada

1 sobre de gelatina (6 hojas)

· Gelatina de kiwi

· Uvas

DSC_0817_phixr(1)

ELABORACIÓN:

Para hacer el CREMOSO DE MELÓN , en primer lugar, secaremos muy bien con papel de cocina las catas de melón (para que suelten el mínimo agua posible), seguidamente, trocearemos el melón y lo pondremos en una trituradora junto con el azúcar, el queso tipo philadelphia y 60 ml. de leche. Batimos todo hasta lograr un puré fino.

El sobre de gelatina lo echamos en un vaso junto con el resto de la leche (unos 20 ml) para que se hidrate, lo dejamos unos 5 minutos.

Calentamos el puré de melón (no debe hervir) y vertemos la gelatina hidratada en él. Removemos bien hasta que veamos que la gelatina está totalmente disuelta en la crema de melón.

Retiramos del fuego y dejamos a un lado para que se enfríe. Por otro lado, montamos la nata y una vez que el puré de melón está casi frío, se la incorporamos con movimientos delicados con varillas manuales, hasta que está todo perfectamente integrado.

DSC_0868_phixr

MONTAJE DE LA COPA

Troceamos groseramente unas galletas de avena y chocolate (ésta ha sido mi elección, pero se puede poner cualquier resto de bizcocho, otro tipo de galleta o incluso nada) y las vertemos en la copa. A continuación, vertemos una cantidad de cremoso de melón y llevamos a la nevera para que se enfríe y se cuaje (esta operación durará un mínimo de 3 horas).

Una vez que vemos que ha cuajado, procederemos a preparar la gelatina de kiwi (se puede poner gelatina de cualquier sabor, al gusto) para hacerla, seguiremos las instrucciones que vienen en el sobre para hacer la gelatina, una vez que la tenemos lista, la dejamos entibiar.

Lavamos y despepitamos unas uvas moradas, las partimos en mitades y las colocamos sobre la capa de melón. Una vez que tenemos prácticamente  fría la gelatina de kiwi, la vertemos con mucho cuidado sobre las uvas hasta cubrirlas.

Llevamos de nuevo al frigorífico para que cuaje la gelatina. Ya tenemos lista nuestra copa de frutas veraniega.

*** Rinde para 6 copas de buen tamaño.

DSC_0835_phixr

By

Torrijas de Semana Santa

DSC_0185_phixr

Con el pan especial para torrijas o tostadas que os enseñé la semana pasada, he elaborado estas deliciosas torrijas. El resultado es magnífico, quedan soberbias… y está mal que yo lo diga, pero es que es así. Juzgad por vosotros mismos…

TORRIJAS DE SEMANA SANTA O TOSTADAS DE CARNAVAL

INGREDIENTES:

· Pan especial para torrijas (pinchad sobre la palabra para ver la receta)

· 1 litro de leche

· 6 huevos

· 2 cucharadas soperas de azúcar

· azúcar y canela para rebozar

· extracto de vainilla, limón…(opcional)

DSC_0211_phixr

ELABORACIÓN

Se baten los huevos en un recipiente amplio y se le añade la leche fría y el azúcar, se bate bien hasta que quede todo perfectamente mezclado.

Se colocan las rebanadas de pan especial para tostadas en una fuente rectangular una al lado de otra y se va vertiendo la leche poco a poco sobre las tostadas, mejor hacerlo con una cuchara sopera, para que se empapen bien. Se dejan unos 10 minutos, recogiendo, incluso, la leche del fondo de la fuente y volviéndola a echar encima de cada rebanada de pan.

DSC_0233_phixr

Se escurren las rebanadas con cuidado (aunque aguantan muy bien el empapado, son bastante fáciles de manipular) y a partir de ahora existen 2 opciones, bien se pueden rebozar en azúcar y freir. (tendremos torrijas con una textura caramelizada), aunque tendremos que cambiar el aceite con frecuencia, ya que se quema bastante, o bien, se fríen tal cual (después de escurrirlas) y se espolvorea azúcar y canela una vez que las tengamos fritas y las hayamos colocado sobre un papel absorbente de cocina para quitar el exceso de grasa.

Se pueden comer tanto en caliente, como templadas o frías; De cualquiera de las maneras, resultan exquisitas.

DSC_0227_phixr

By

Bavaroise de limón light, (Dieta Dukan)

DSC_0226_phixr

Otra deliciosa receta para que no tengamos que renunciar a nuestro adorado ” postre dulce“.

Con este postre tan rico, nadie sospecharía, probándolo, que estás en pleno periodo de adelgazamiento. Es más, seguro que tienes que preparar copas “extra” para el resto de la familia.

BAVAROISE  DE LIMÓN LIGHT (DIETA DUKAN)

INGREDIENTES:

· 300 ml. de leche desnatada

· 1 yogurt de limón 0% m.g.

· 125 ml. de queso fresco batido 0% m.g.

· 1 cucharada sopera de edulcorante líquido

· ralladura y zumo de medio limón

· ½ sobre de gelatina neutra (Royal) 7 gr. ó 3 hojas

DSC_0235_phixr

ELABORACIÓN:

De los 300 ml. de leche, se separa un poco en un vasito y se vierten los polvos de gelatina neutra para que se hidrate. El resto de la leche se calienta en el microondas, sin que llegue a hervir. Una vez hidratada la gelatina, se echa en la leche caliente y se mezcla con un tenedor hasta que se disuelva perfectamente la gelatina en la leche. Se reserva.

Por otro lado, en un recipiente echamos el yogurt, el queso batido, la ralladura de limón y el edulcorante y lo batimos con unas varillas manuales. Una vez bien mezclado, añadimos el zumo de limón a chorrillo, poco a poco y sin dejar de batir.

Cuando se haya templado la leche con la gelatina, se añade a la crema anterior, removiendo y mezclando para que quede una crema homogénea.

Se vuelca en copas o cuencos y se mete en la nevera para que cuaje. Se deja un mínimo de 4 horas (mejor de un día para otro).

*** Salen 4 raciones.

*** Si añadimos 250 ml. de leche en vez de 300 ml. queda un poquito más cuajada, perfecta para presentar en plato, colocándola en un molde de silicona antes de enfriar y dándole la vuelta sobre un plato.

*** La receta la he sacado de internet y la he adaptado a mis gustos

By

Natillas de vainilla light (Dieta Dukan)

DSC_0356_phixr

Otra receta light muy socorrida y fácil de hacer. El resultado final es totalmente recomendable, tanto  la versión vainilla como en la de chocolate.

¡quién dijo que no se podía disfrutar de un buen postre, incluso cuidándonos!

NATILLAS DE VAINILLA light (Dieta Dukan)

 

INGREDIENTES:

· 500 ml. de leche desnatada

· 3 yemas de huevo

· 2 cucharadas soperas de edulcorante líquido (o al gusto)

· 1 cucharada sopera de harina de maíz (Maizena) 10 gr. aprox.

· cáscara de limón y palo de canela

· unas gotas de extracto de vainilla

DSC_0380_phixr(2)

ELABORACIÓN:

En un cazo calentar la leche con el palo de canela y la cáscara de limón. Llevar a ebullición y apagar. Dejar emulsionar la leche unos 10 minutos.

Mientras tanto, en un bol, mezclar las tres yemas de huevo con el edulcorante líquido y la Maizena. Mezclar hasta juntar ingredientes. No batir demasiado para no quitarle color al huevo.

Colar la leche para quitarle el palo de canela y el limón y verter poco a poco sobre la crema de huevos, mezclar homogéneamente.

Volver a poner la crema resultante en el cazo a fuego suave. Remover continuamente con varillas o cuchara de palo hasta que espese, pero sin que llegue a hervir.

DSC_0375_phixr

*** El punto será cuando al introducir una espátula de madera, ésta quede napada por la crema.

*** Distribuir en cuencos y decorar con canela en polvo.

***Salen 3 ó 4 raciones

***Para hacer natillas de café, añadir una cucharilla de café soluble a la leche, sustituyendo al limón y a la canela. El resto, proceder de la misma manera.

DSC_0198_phixr

***Para hacer natillas de chocolate, añadir a la leche caliente 2 cucharadas soperas de cacao sin grasa y sin azúcar (tipo Valor, Pedro Mayo…) y remover hasta que se disuelva en la leche. Proceder de la misma manera que con las natillas naturales.