Migas del pastor

Migas del pastor, una receta típica de mucha antigüedad con la que podremos aprovechar las sobras del pan duro con un plato más que contundente.

Migas1

La semana pasada os mostré mi viaje a Extremadura en furgoneta, hablamos de los diferentes productos típicos de la región. Bien, entre ellos están las migas, también llamadas migas del pastor, una receta con mucha solera y mucha historia.

Hay versiones que dicen, y por eso se llaman migas de pastor, que es un plato que elaboraban los pastores para aprovechar las sobras que tenían. Tras varios días en el monte con los animales se encontraban con que les quedaba un poco de pan duro y un poco de chorizo por ejemplo, pues con lo que tenían se hacían un buen plato, las migas del pastor.

Existen otras versiones que cuentan que la tradición de este plato se remonta a la época árabe de la península y que las migas provienen del  cuscús magrebí; en los territorios cristianos se hacía con pan y se le echaban torreznos de cerdo para distinguirlo de la comida árabe y judía.

Son típicas en el centro y sur de la península Ibérica, principalmente en la Mancha, Murcia, Andalucía, Extremadura y Aragón, así como en la región portuguesa del Alentejo.

Al ser un plato tradicional, existen numerosas variantes en función de la zona. En algunos sitios se les añade pimentón, con lo que quedan de color rojo; en otros se añade a la sartén el acompañamiento, generalmente en forma de torreznos, panceta o chorizo; hay variantes en las que el pan no se remoja, y las migas quedan enteras, cuando se humedecen, por efecto de la cocción, se quedan redonditas. No obstante, en la zona de la Mancha el pan se corta finamente picado y alargado; un trabajo laborioso y artesanal, la navaja ha de estar bien afilada, el pan sentado, es decir, del día anterior y una buena dosis de paciencia. Al final, las migas estarán sueltas y seguirán con su forma inicial.

He de deciros que yo todo este trabajo del desmigue me lo he evitado, directamente compré una bolsa especial que venden con pan para migas, no es cara y ya tienes este trabajo hecho, eso si, si lo que queréis es aprovechar el pan del día anterior….este no es el método 😉

Yo he intentado hacer unas migas extremeñas, para ello he leído varias recetas en libros y en la web, pedí consejo a Agustín, un primo mío natural de Membrío –Cáceres- que me estuvo dando indicaciones de cómo hacerlas por teléfono. Al final tenía demasiados manuales en mi cabeza así que cogí un poco de allí y un poco de allá y las elaboré a mi manera, os dejo con la receta, espero que os guste, realmente las migas quedaron deliciosas.

Migas2

Ingredientes

  • 1 bolsa de preparado para migas, o desmigar unos 500gr de pan del día anterior.
  • 150gr de chorizo
  • 150 gramos de panceta.
  • 5 dientes de ajo.
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera (puede ser picante)
  • Aceite oliva
  • Agua
  • Sal
  • 4 huevos

Elaboración

  1. Si no tenéis la bolsa de migas debereis desmigar el pan del día anterior en rebanadas finas, luego en tiras y las tiras a su vez en cuadraditos aproximadamente de un centímetro.
  2. Colocar las migas en una fuente amplia y “ducharlas”con  un vaso de agua. Digo ducharlas,  porque deberemos esparcir bien el agua por todas las migas a modo de ducha, podréis hacerlo con la mano o con un colador metálico. Dejamos reposar unas dos horas más o menos.
  3. Mientras el pan se remoja cortamos la panceta en dados y el chorizo en rodajas.
  4. Ponemos a calentar aproximadamente un dedo de aceite en una cazuela amplia,  yo utilicé una paellera, y sofreímos los dientes de ajo enteros y retiramos cuando ya estén bien doraditos.
  5. Incorporamos el chorizo y retiramos también cuando esté frito.
  6. El mismo método con la panceta, la incorporamos y cuando esté bien cocinada la retiramos.
  7. Añadimos la cucharadita de  pimentón removiendo bien para que no se queme, entonces echamos las migas dando vueltas hasta que se impregnen bien removiendo constantemente durante unos cuantos minutos hasta que estén bien hechas.
  8. Añadimos a las migas el chorizo, la panceta y los ajos y removemos para juntarlo bien todo.
  9. Dejamos reposar cinco minutos tapado fuera del fuego.
  10. En esos cinco minutos de reposo aprovechamos para freir los huevos, intentando que nos quede la yema crudita.
  11. Servimos las migas en cazuelitas individuales con un huevo frito cada ración.

Migas3

Como veis es un plato contundente, como plato único es más que suficiente, sinceramente, no es de los platos más sabrosos que he probado, al fin y al cabo no deja de ser pan y no un besugo recién pescado pero de verdad que aconsejo probarlo, está bien bueno y es algo diferente, al menos algo a lo que yo no estoy acostumbrada.

Estaré encantada de ver los resultados de vuestras recetas, bien sea de las migas o de cualquier otra que hallais elaborado,  si lo quereis podeis enviarme vuestras fotos por email o colgarlas en el facebook de “Lo de siempre como nunca” pinchando aquí.

Pruébalo y ya me contarás,

¡On egin!

Print Friendly, PDF & Email

6 pensamientos en “Migas del pastor

  1. onega

    Plato sabroso pero contundente. Hace un montón que no las como, pero la verdad es que están bien ricas, con su choricito, su panceta…
    ¡qué rico!

    Responder
  2. Rafael

    Buenas noches. Saludos desde la Guadalajara mexicana. Decirles que las migas, siguiendo la receta propuesta quedaron de maravilla. Lo único que no incorporamos fueron los huevos, pero añadimos trozos de jamón serrano. Buenísimas!. Muchas gracias por compartirnos tu receta. Un abrazo desde México

    Responder
  3. @_SoniaPalencia

    Ya las hice. Riquísimas! Novedosas! Un éxito! También aproveché, no solo el pan duro, unas salchichas que restaron del día anterior y un poco de bacon. Ideal para aprovechar algunas sobras. Quieren que repita. Gracias!!!

    Responder
  4. antonio

    El secreto de unas buenas migas sean las que sean esta en el aceite, por.cada kilo de pan hay que usar un cuarto de litro de aceite, bien de freír, panceta y chorizo o solo si no se usa estos ingredientes

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *