Archivo de la etiqueta: basico

Chocolate con churros corazón

Chocolate con churros, uno de esos desayunos de toda la vida que apetece compartir en familia en estos días de puente. Bien sea como desayuno o como una buena merienda.

 Chocolate con churros

 

El otro día nos levantamos en casa con antojo de desayunar algo especial, no queríamos ni tostadas, ni galletas María, ni cereales, pero…que hacíamos a las 10 de la mañana??? Un bizcocho nos llevaría tiempo, ya simplemente de horneado te llevas media horita fija, unas rosquillas…imposible a esas horas, y….unos churros??? Eso si, sonaba bien, algo rápido, muy fácil y que siempre gusta, así que manos a la obra.

 Con toda la emoción de hacer churros por primera vez en mi vida no me percaté de que no tenía churrera, es lo que tiene estar aún con la legaña pegada al ojo ;-), así que ya con la masa elaborada tenía que inventar una solución¡. Intenté con la manga pastelera, pero todas mis boquillas eran demasiado finas, nada. Intenté con la pistola de galletas…nada, boquillas pequeñas igualmente. Probé con una bolsa y un agujerito en una esquina…tampoco, la bolsa reventó por un lateral. Socorro¡¡¡ y ahora que?? Menos mal que llego mi marido que yo creo que mientras yo hacia la masa a él le había dado tiempo a quitarse la legaña del ojillo y lo intentó con la pistola de galletas pero sin boquilla…et voila¡  De esta forma conseguimos unos churros sin estrías pero churros al fin y al cabo.

Ojo, los churros están más buenos con su forma característica. De esta forma al tener partes más finas en su forma conseguimos que estén mucho más crujientes, pero para un apuro de verdad que no están nada pero que nada mal.

 Como ya tenía unos churros “especiales y raros” decidí darles una forma especial, que os parecen los churros corazón, redondeles y cruces….a los niños les encantarán (igualmente les podreis dar forma con la churrera y luego formar las figuritas). Ya sabeis, los churros de siempre como nunca 😉

 Para el chocolate no utilicé nada más que un bueno chocolate de Pedro Mayo y leche, el auténtico chocolate a la taza, nada de maizena, potax ni nada….el chocolate poquito a poco que vaya espesando el solito. No hay más truco, ponemos la leche a hervir, cuando esté caliente añadimos el chocolate troceado y que se vaya fundiendo a fuego medio bajo removiendo y con cuidado de que no se nos pegue.

Si quereis le podeis dar un toque especial con algo de canela, vainilla….eso a gustos. Pero mi consejo es utilizar un buen chocolate como en mi caso un Pedro Mayo de elaboración casera que quita el sentido y listo, para que más historias cuando tienes un buena materia prima??

Vayamos con los churros

Ingredientes:

  • 1 vaso de harina
  • 1 vaso de agua
  • 1 pizca de sal
  • Azúcar
  • 200ml de aceite

Elaboración:

  1. Echamos la sal al agua y lo calentamos.
  2. En un bol ponemos la harina, no hace falta tamizar en este caso.
  3. Volcar sobre la harina el agua hirviendo y remover con una cuchara de madera hasta que esté todo integrado. Se hace muy rápido, cuestión de segundos para nada es necesario utilizar batidora ni nada por el estilo.
  4. Removemos hasta obtener una mas espesa y aunque queden algunos grumos no hay que preocuparse ya que luego con la fritura desaparecerán.
  5. Ponemos la masa en la churrera o en mi caso la pistola de galletas y vamos dando forma a los churros posándolos sobre la encimera.
  6. Mientras tanto ponemos a calentar en una sartén abundante aceite de Koipesol (es mi recomendación).
  7. Vamos echando a la sartén los churros, sin echar demasiados, y mantenemos hasta conseguir que queden bien doraditos.
  8. Sacamos de la sartén y dejamos sobre un papel absorbente para que suelten todo el exceso de aceite.
  9. Consumir recien fritos, al quedarse fríos pierden toda su esencia.

 Si os sobran churros y no quereis freir más no os preocupeis, darle la forma de churros a toda la masa y los sobrantes congelarlos para otra vez. De esta manera solo deberéis levantaros, calentar el aceite y freir. No hace falta descongelarlos previamente.

 Mientras montamos los churros vamos haciendo el chocolate y en cuestión de media horita estamos todos en la mesa desayunando, que os parece?

Alguien se anima para este finde con estos churros? Espero que me lo conteis en vuestros comentaríos y ver vuestras fotos en el Facebook de “Lo de siempre, como nucna”.

 

 Chocolate a la taza con churros

Disfruta del fin de semana¡

Pruébalo y ya me contarás,

¡On egin!

Risotto de hongos con queso Gabino Perez

 

Llevaba mucho tiempo sin postear y me presento con un plato otoñal por excelencia, los hongos. En este caso un  risotto de hongos con queso curado Gabino Pérez.

Risotto de hongos con martini y Gabino Perez

Ha pasado mucho tiempo desde la pizza de boletus y langostinos, serían varias las novedades que podría contaros, pero poco a poco. Hoy voy a centrarme en una, tengo trabajo¡ si señores¡¡¡ Ya os había contado en posts anteriores que formaba parte de esos  5 millones de parados, pues eso ya pasó. Ha sido un año duro, en paro y viendo el futuro bastante negro….bueno, al menos gris oscuro y justo cuando comenzaba a ponerse peor la cosa apareció Fraikin Alquiler, mi nueva empresa. Así que si antes pedía trabajo, ahora pido que alquiléis vehículos industriales en Fraikin para mantener la empresa y el puesto de trabajo por muchos años ;-), prometo una buena oferta si decís que venís de “Lo de siempre como nunca”, jejeje.

Para mi sorpresa, uno de mis compañeros de trabajo es hijo del maestro quesero leonés GABINO PEREZ. Poco nos faltó para ponernos al día en cuestiones gastronómicas “queseriles” y no dudó en regalarme uno de sus mejores quesos, un Gabino Perez Curado que aviso a navegantes es de lo mejorcito que he probado. Desde aquí aprovecho para darte las gracias Raul.

Queso de oveja curado Gabino Perez de León

Este queso curado de Gabino Perez que os presento es un queso muy especial, cuando lo pruebas por primera vez te deja pensando y descubres que es un queso que sorprende, cosa difícil cuando de quesos curados hablamos. Normalmente un queso curado al partirlo se desmorona completamente y muchos suelen tener un gustillo picón que enmascara cualquier otra cosa que comas. En este caso nada de eso, como veis es un queso con un corte perfecto, con un sabor fuerte e intenso pero nada empalagoso ni cansino. Sumamente recomendable para comerte una ración de queso de este tipo, no te cansas de él al segundo trozo como suele pasar con los quesos curados.

Para catarlo, en un primer momento, lo degustamos en casa con un buen vino,  un buen pan y con las magníficas anchoíllas de mi prima Maricarmen, que algún día, eso espero, me contará la receta y seguidamente yo a todos vosotros. Supongo que llevan un trabajo por detrás bastante intenso, pero aseguro que cada minuto de tiempo empleado en su elaboración merece la pena. Quedan unas anchoíllas deliciosas, carnosas, sin espinas, en su justo punto de sal…vamos que nada que ver con ninguna de las marcas comerciales que he podido probar por muy buena que esta fuera. Pero claro, que os voy a contar de mi prima Maricarmen, si es de la cuna de las anchoas….del mismo Santoña¡¡

Queso de oveja curado Gabino Perez y anchoillas caseras

Después de probarlo en su estado puro decidí emplear el Gabino Perez en la elaboración de alguna receta. Según mi marido llegó a casa con la cesta llena de las primeras setas del otoño lo tuve claro, para comer “Risotto de hongos con Gabino Perez” y este fue el resultado. Os cuento la receta que de verdad merece la pena.

Ingredientes:

  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 250/300gr de hongos
  • 150gr de arroz
  • 60ml de Martini
  • 750 ml de caldo de ave o verduras
  • 100gr de queso Gabino Perez curado
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración: 

  1. Cortamos la cebolla en trocitos chiquitines, cuanto más pequeñitos y más os entretengáis en esta tarea mejor.
  2. En una paellera chiquitina ponemos a pochar la cebolla a fuego suave poquito a poco hasta que esté bien doradita. Será entonces cuando añadiremos el ajo bien troceado para que se dore también.
  3. Una vez que la cebolla y el ajo tengan un aspecto bien doradito añadimos los hongos que habremos limpiado a conciencia y troceado en trozos no demasiado pequeño. Rehogamos a fuego medio hasta que el agua de los hongos se haya evaporado completamente.
  4. Una vez que tengamos todo bien pochado subimos un poco el fuego aunque no a tope y añadimos el arroz, removiendo constantemente durante 3 ó 4 minutos para que se rehogue perfectamente y nos ayude a soltar bien su almidón y conseguir con esto un risotto bien cremoso.
  5. Añadimos el Martini y removemos hasta que se halla evaporado completamente.
  6. Vamos añadiendo poco a poco el caldo sin parar de remover. No añadimos más caldo hasta que no se halla evaporado el anterior, y siempre removiendo, no hay más truco, fuego medio alto y remover, remover y remover…
  7. Justo cuando ya se nos haya consumido todo el caldo incorporamos casi todo el Gabino Pérez  rallado a la cazuela para que se deshaga y se integre bien con el arroz. Comprobamos de sal.
  8. Servimos y espolvoreamos con un poquito de queso.

Risotto de hongos con Gabino Perez y toque de martini

Como veis es una receta muy sencilla, no tiene ninguna complicación. Simplemente debéis de tener en cuenta  que es imprescindible estar pendiente mientras añadimos el caldo de ir removiendo constantemente, y utilizar un buen queso. A partir de ahí si no os gustan los hongos podéis hacer el risotto con lo que más os guste; langostinos, trigueros, champiñones, calamar…

Una de las novedades de este plato es la utilización del Martini, de verdad que os aconsejo su uso, pero si lo preferís lo podéis sustituir por el vino blanco de siempre, os va a quedar muy bueno también.

Tal y como veis en la foto queda un arroz muy meloso, pero nada compacto, cada grano de arroz está suelto el uno de otro pero rodeado de un caldito espeso que da gusto.

Espero que os halla gustado este post como inauguración de temporada. Por mi parte solo me queda esperar a que os paseis por mi cocina, cojais la receta y la elaboreis en vuestros fogones y que por último me la enseñeis 😉

Dar las gracias a Raul por este queso tan especial, a Maricarmen por sus anchoillas que quitan el sentido y como no, a Jon que me trae las setas a casa (y además las limpia¡) para poder hacer este tipo de recetas que tanto me gustan.

Pruébalo y ya me contarás,

¡On egin!

Huevos rellenos de atún con mayonesa

Receta de huevos cocidos con atún y mayonesa, un clásico que nunca pasa de moda y que es un entrante muy rápido, muy fácil y muy resultón.

Huevos con bonito1

En las Navidades pasadas ya os enseñé la versión muñecos de nieve de esta receta, la podeis ver pinchando aquí. Esta vez la hemos simplificado un poco, en lugar de darles forma de alguna manera, son los huevos con bonito de toda la vida, los que hemos visto en casa de nuestras abuelas, de nuestras madres y que espero y deseo se sigan viendo en las mesas durante mucho tiempo.

Este fin de semana en Bilbao no hay tiempo para otra cosa, solo se piensa en el Athletic, no existe tiempo ni esfuerzo para otro menester, hoy viernes 25 de mayo de 2012 se juega a las 22hs la final de la Copa del Rey frente al Barça y por supuesto como vamos a ganar….el domingo saldrá la gabarra por la ría, no lo dudo¡¡ Así que como va a ser un  día de celebración y no vamos a tener tiempo de nada porque nos iremos todos pitando a las orillas del Nervión a recibir a los jugadores, espero que en muchas mesas este domingo pongais los huevos con atún, fáciles, rápidos y protagonistas de toda celebración que se precie.

Huevos con bonito2

Ingredientes

  • 6 huevos
  • Aceitunas sin hueso
  • 125 gr de atún en aceite
  • Mayonesa

Elaboración

  1. Colocar los huevos en una cazuela con agua fría y cocerlos durante 10-12 minutos desde que el agua empiece a hervir.
  2. Mientras los huevos se enfrían desmigamos el atún y lo ponemos en un cuenco.
  3. Juntamos el atún con la mayonesa hasta obtener una mezcla homogénea.
  4. Pelamos y cortamos por la mitad los huevos.
  5. Separamos las yemas de las claras. Hay que tener cuidado de no romper la clara.
  6. Rallamos la yema con un rallador y reservamos.
  7. Con una cuchara pequeña rellenamos las 12 mitades de clara de huevo y las vamos colocando en el plato donde vayamos a servir. Como veis en la foto, colocándoles con un poco de gracia conseguiréis un plato muy resultón.
  8. Colocamos sobre cada huevo una aceituna sin hueso y espolvoreamos sobre ellos la yema rallada.
  9. Ya está listo el plato para consumir, como veis rápido, fácil y de fiesta.

Huevos con bonito3

Mucho ánimo a los leones, mucho ánimo a toda la afición y…que gane el Athletic karajo¡¡

Ahhhh¡ y ya sabéis, si cocináis alguna de las recetas, teneis cualquier duda o simplemente os apetece pasaros, estáis invitados al facebook de “Lo de siempre como nunca”, accederéis haciendo click aquí. Os espero, quiero ver el facebook plagado de huevos rellenos ¡¡

Disfruta del fin de semana¡

Pruébalo y ya me contarás,

¡On egin!

Bizcocho-oso de chocholate

Un bizcocho de chocolate exquisito, nada empalagoso, con una dificultada normalita en la elaboración, y si ya encima le hacéis con forma de osito….los niños no podrán resistirse, les tendréis en el bote seguro¡

Osito2

Esta Semana Santa ha estado mi prima Ane pasando unos días con nosotros, hemos disfrutado haciendo un montón de cosas, y entre ellas cocinar. Ella fue quien eligió el mousse de fresas Light que os enseñé, hicimos pan, txoripanes que le alucinan, en fin, que no perdimos el tiempo¡

Para elegir el desayuno le dejé mis libros de cocina y le dije, “ala, tu decides que quieres desayunar mañana”, no me esperaba menos, con lo golosa que es eligió un bizcocho de chocolate, tal y como en su día había hecho con el brownie.

Una vez elegida la receta nos pusimos manos a la obra entre las dos, mano a mano, y ahora estaréis pensando que si estoy loca…niño+cocina=(desorden+desastre)*caos… pues sí, algo de eso hay, no lo vamos a negar, pero no tanto como se presupone. Pero claro…y lo bien que te lo pasas? Y lo que disfrutas simplemente viéndola disfrutar a ella? Y sobre todo, cuando pega el primer bocao al bizcocho y dice “pero que bueno está, y encima lo he hecho yo¡” ahí ya se te olvida toda la harina voladora, los fallos del bizcocho, el huevo en la encimera y todo lo que te pueda haber pasado, simplemente dices…”que buena tarde hemos pasado¡” Parece que empieza a salir el sol, pero según las predicciones meteorológicas se avecina un mayo lluvioso, no será mejor una tarde de estas que no viendo una peli aburridos en el sofa?

Osito1

Ingredientes

  • 185gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 180gr de azúcar
  • 3 huevos
  • 160ml de leche entera
  • 300 gr de harina
  • 5 cucharadas de cacao en polvo (chocolate valor)
  • 1 sobre de levadura royal

Elaboración

  1. Precalentar el horno a 180º calor arriba-abajo-turbo
  2. Batir la mantequilla, la esencia de vainilla y el azúcar en un bol con las varillas eléctricas hasta que quede una mezcla ligera y esponjosa, los ingredientes deben quedar integrados perfectamente.
  3. Sin dejar de batir, vamos incorporando los huevos uno a uno, no incorporamos el siguiente hasta que no esté bien integrado el anterior.
  4. Incorporamos la leche en dos tandas, aunque esto ya lo hacemos de manera manual, ayudándonos de una cuchara de madera hasta que esté bien mezclado todo.
  5. Añadimos la harina con la levadura tamizada, y a mano, vamos integrándola con movimientos suaves y envolventes.
  6. Engrasamos con mantequilla el molde que vayamos a utilizar y echamos la masa.
  7. Horneamos el bizcocho una hora aproximadamente, sabremos si esta hecho si lo pinchamos con un cuchillo y éste sale limpio.
  8. Dejamos reposar en el molde fuera del horno cinco minutos y desmoldamos sobre una rejilla para que se enfríe.
  9. Una vez frío decoramos al gusto, en mi caso derretí un poquito de chocolate en el decopen de lekue y fue Ane la que se encargó de darle la forma al osito. Luego nos ayudamos de los circulitos de colorines que podreis encontrar en cualquier supermercado.
  10. Ya tenemos el bizcocho listo, se conserva fresco guardado en un recipiente hermético hasta tres días, pero si lo preferís podeis congelarlo y aguantará hasta tres meses en el congelador.

Osito3

Os animo de verdad a compartir un rato con vuestros peques en la cocina, es una buena manera de pasar una tarde lejos de la caja tonta, con buena comunicación con ellos y lo veo una buena forma enseñarles ciertos valores, el esfuerzo, el trabajar en equipo, la paciencia, el detalle….y sobre todo que valorarán tu trabajo diario cuando vean realmente que la comida no sale de la nada, lleva un trabajo previo…y posterior¡ porque lo mismo que se les enseña a cocinar se les enseña a recoger, cocinar implica todo, supermercado-sacar los cacharros-cocinar-limpiar-guardar cacharros-DISFRUTAR.

Como veis es muy facil hacer un bizcocho bueno y divertido, simplemente cambiando el molde, ya lo vimos con Pantxo el muñeco de nieve y ahora con el osito, si tienes niños cerca, un molde infantil es una buena inversión.

Aunque es un poco pronto, desde aquí felicito a Ane por su cumpleaños, 10 añazos ya, como pasa el tiempo¡ El lunes ya empieza a sumar en dos cifras sus años…y como no ya estamos a tope con los preparativos de su fiesta. Desde IdeAle´s estamos organizando una Pitufiesta de cumpleaños que no olvidará en la vida.

Ahhhh¡ y ya sabeis, si cocinais alguna de las recetas, teneis cualquier duda o simplemente os apetece pasaros, estais invitados al facebook de “Lo de siempre como nunca”, accederéis haciendo click aquí. Os espero¡

Disfruta del fin de semana¡

Pruébalo y ya me contarás,

¡On egin!

Alubias rojas con sacramentos y relleno

Alubias rojas con todos sus sacramentos, chorizo, morcilla, tocino, costilla….y relleno¡¡ De verdad que puedes resistirte?? Menúda semana de clásicos llevamos,  las migas extremeñas y ahora esto…

Alubias 1

Si os entran ganas de alubias pero no os apetece hacerlas en casa siempre os quedará pasaros por el Saratxo Rock este fin de semana, por solo 10€ podéis degustar unas de las mejores alubias de la zona regadas con un buen vino o sino unos spaguetis al dente  para chuparse los dedos 😉

Saratxo rock

Saratxo Rock es un festival de rock GRATUITO, lo gestiona varias personas del pueblo de Zaramillo, y muy mal no lo harán porque este año es la sexta edición y cada vez congregan a más y mas gente.

Yo la verdad es que no entiendo nada de este tipo de música pero quienes si que entienden comentan que no es mal cartel el de este año. Así que si os gusta la música Rock y queréis pasar  un buen rato, ya tenéis plan para el sábado, Saratxo Rock en Zaramillo, y además por solo 10 euritos puedes comer hasta unas alubias, no me digas que no es buen plan. Ah, y por la lluvia ni te preocupes, si llueve estamos bajo techo, los conciertos serán en un frontón hermoso y habrá una gran carpa que hará su función para que no nos caiga ni una gota encima. Para aparcar disponemos de un gran parking muy cerca del recinto, bueno en Zaramillo todo está cerca. Y si no queréis traer coche que asi lo aconsejamos por que al volante ni una gota… Un autobús que vuelve hasta Bilbao a eso de las 6.30h de la mañana. Venga, ánimo que queda poco y ya se están afinando las guitarras.

Por otro lado os presento el menú que una semana más nos traslada la nutricionista Paola Agirre desde Fit&Diet, y me recalca que os comente que esto es un menú equilibrado para llevar una dieta sana, no es una dieta para bajar de peso. Cualquier duda sabeis que podeis consultarle a la propia Paola en su página de Factbook que podeis ver aquí.

Menú2Fit&Diet

Seguimos con lo que nos ocupa, las alubias, este guiso que tántas satisfacciones nos da alrededor de una mesa y que comenzó de una manera tan humilde y sencilla como es la necesidad popular de cocinar en un solo puchero todos los ingredientes de los que se disponía; las legumbres y verduras de la huerta y los productos de la matanza del cerdo.

Alubias 2

Ingredientes:

  • 300gr de alubias rojas
  • 200gr de costilla
  • 100gr de tocino
  • 150gr de chorizo
  • 1 morcilla
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 1 puerro
  • Guindillas o piparras
  • Aceite
  • Sal

Para el relleno

  • 150gr de pan del día anterior
  • 2 huevos
  • Ajo
  • Perejil
  • 1cucharadita de bicarbonato


Elaboración

  1. Ponemos a remojo el día anterior las alubias en la misma cazuela donde las vayamos a cocinar.
  2. A la mañana siguiente escurrir las alubias y en esa misma cazuela poner a pochar las verduras picadas finamente con un chorrito de aceite.
  3. Cuando las verduras comiencen a pocharse añadir las alubias escurridas, la costilla, el tocino y el chorizo.
  4. Rehogar todo brevemente y cubrirlo de agua. Dejarlo en el fuego hasta que hierva.
  5. Cuando rompa a hervir echamos un vaso de agua fría a las alubias para asustarlas y así evitar que se rompan y dejamos que vuelva a hervir.
  6. Poco a poco sin dejar que pierda el hevor vamos bajando el fuego hasta conseguir una temperatura media baja y dejamos que se vaya cocinando a fuego lento con el “chup-chup” característico de estos platos.
  7. Mientras tenemos las alubias en el fuego vamos desmenuzando la miga de pan del día anterior para hacer el relleno y lo colocamos en una fuente.
  8. Cuando las alubias estén prácticamente hechas añadimos la morcilla a la cazuela y dejamos que se cocine más o menos tres cuartos de hora, si la añadiríamos antes se rompería.
  9. Al pan del relleno le añadimos los dos huevos batidos, el ajo y el perejil bien picaditos, dos cazos de caldo de las alubias (ya estarán a punto de caramelo), un trocito bien picadito de tocino y la cucharadita de bicarbonato.
  10. Mezclamos bien todos los ingredientes y hacemos tantas bolas como comensales seamos, digamos que son como una croqueta grande.
  11. Freimos los rellenos en una sartén con abundate aceite de oliva, los dejamos escurrir en un plato sobre papel absorvente y los incorporamos a la cazuela del cocido para que se empapen bien y acaben de cocinarse durante media horita más o menos.
  12. Ya solo nos queda servir estas alubias con todos sus sacramentos, el relleno y unas buenas piparras….indescriptible este momento¡

Alubias 3

Varios asuntos sobre las alubias:

* Al cocinarlas de esta manera no es necesario nada para que espese la salsa, daros cuenta que las tendremos prácticamente entre tres y cuatro horas con el chup-chup a fuego medio bajo, con lo cual,  el caldo engordará por si solo poco a poco.

* Si no tenemos tanto tiempo podeis añadirle patata para que la salsa engorde. Al añadirle la patata podeis hacerlo de varias formas, las que yo suelo utilizar son:

Troceo la patata en cachitos y los incorporo en el guiso junto con las verduras, al principio de todo. Luego a la hora de comer las alubias nos                                       encontraremos trocitos de patata.

Incorporo a la cazuela la patata pelada entera, sin trocear, al principio del guiso con las verduras. Pasada una hora, una hora y media                                            cuando la patata ya está más que cocida la saco de la cazuela a un plato y la aplasto con un tenedor. Este puré le incorporo a las alubias y es lo que                                le dará el espesor necesario. Esta es la mejor opción si no os gusta encontraros tropiezos y si posteriormente vais a congelar las alubias, asi no                                        congelareis la patata en trocitos que no congela bien.

* Mientras las alubias están en el fuego intentad meter la cuchara lo menos posible, así evitareis que se rompan, es preferible coger por las asas la cazuela y moverla.

* En este caso hemos puesto muchas verduras al cocido, hay a quien no le gusta, pues simplemente no se las añadís. Para cocinar el cocido con las verduras hay diferentes maneras.

Trocear las verduras en chiquitin y luego desaparecerán en el cocido, aunque corres el riesgo de encontrarte algun trozo.

– Si lo que te gusta es encontrarte las verduras en el plato simplemente añádelas en trozos grandes.

Si no te gusta encontrarte las verduras pero las quieres añadir incorpóralas metidas en una rejilla de cocina a la cazuela. Cuando ya estén                               cocinadas sácalas y pásalas por la batidora ayudándote de un poco de caldo de las propias alubias y de nuevo las incorporas a la cazuela. De esta                              manera te ayudarán a dar espesor al caldo y evitas el encontrarte ningún trocito. Esta es una manera muy adecuada para que lo coman los niños.

Bueno esta semana teneis dos opciones para lanzaros con la receta, una es hacerla en casa y otra comerla en el Saratxo Rock de Zaramillo. Sea como sea os espero en el festival, no falteis 😉

Os recuerdo que también podeis encontrar en facebook a “Lo de siempre como nunca” pinchando aqui. No seas vaguete y dale al “me gusta” y ya que te pones enséñanos las fotos de tus recetas, seguro que nos dejas con la boca abierta.

Disfruta del fin de semana¡

Pruébalo y ya me contarás,

¡On egin!

Migas del pastor

Migas del pastor, una receta típica de mucha antigüedad con la que podremos aprovechar las sobras del pan duro con un plato más que contundente.

Migas1

La semana pasada os mostré mi viaje a Extremadura en furgoneta, hablamos de los diferentes productos típicos de la región. Bien, entre ellos están las migas, también llamadas migas del pastor, una receta con mucha solera y mucha historia.

Hay versiones que dicen, y por eso se llaman migas de pastor, que es un plato que elaboraban los pastores para aprovechar las sobras que tenían. Tras varios días en el monte con los animales se encontraban con que les quedaba un poco de pan duro y un poco de chorizo por ejemplo, pues con lo que tenían se hacían un buen plato, las migas del pastor.

Existen otras versiones que cuentan que la tradición de este plato se remonta a la época árabe de la península y que las migas provienen del  cuscús magrebí; en los territorios cristianos se hacía con pan y se le echaban torreznos de cerdo para distinguirlo de la comida árabe y judía.

Son típicas en el centro y sur de la península Ibérica, principalmente en la Mancha, Murcia, Andalucía, Extremadura y Aragón, así como en la región portuguesa del Alentejo.

Al ser un plato tradicional, existen numerosas variantes en función de la zona. En algunos sitios se les añade pimentón, con lo que quedan de color rojo; en otros se añade a la sartén el acompañamiento, generalmente en forma de torreznos, panceta o chorizo; hay variantes en las que el pan no se remoja, y las migas quedan enteras, cuando se humedecen, por efecto de la cocción, se quedan redonditas. No obstante, en la zona de la Mancha el pan se corta finamente picado y alargado; un trabajo laborioso y artesanal, la navaja ha de estar bien afilada, el pan sentado, es decir, del día anterior y una buena dosis de paciencia. Al final, las migas estarán sueltas y seguirán con su forma inicial.

He de deciros que yo todo este trabajo del desmigue me lo he evitado, directamente compré una bolsa especial que venden con pan para migas, no es cara y ya tienes este trabajo hecho, eso si, si lo que queréis es aprovechar el pan del día anterior….este no es el método 😉

Yo he intentado hacer unas migas extremeñas, para ello he leído varias recetas en libros y en la web, pedí consejo a Agustín, un primo mío natural de Membrío –Cáceres- que me estuvo dando indicaciones de cómo hacerlas por teléfono. Al final tenía demasiados manuales en mi cabeza así que cogí un poco de allí y un poco de allá y las elaboré a mi manera, os dejo con la receta, espero que os guste, realmente las migas quedaron deliciosas.

Migas2

Ingredientes

  • 1 bolsa de preparado para migas, o desmigar unos 500gr de pan del día anterior.
  • 150gr de chorizo
  • 150 gramos de panceta.
  • 5 dientes de ajo.
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera (puede ser picante)
  • Aceite oliva
  • Agua
  • Sal
  • 4 huevos

Elaboración

  1. Si no tenéis la bolsa de migas debereis desmigar el pan del día anterior en rebanadas finas, luego en tiras y las tiras a su vez en cuadraditos aproximadamente de un centímetro.
  2. Colocar las migas en una fuente amplia y “ducharlas”con  un vaso de agua. Digo ducharlas,  porque deberemos esparcir bien el agua por todas las migas a modo de ducha, podréis hacerlo con la mano o con un colador metálico. Dejamos reposar unas dos horas más o menos.
  3. Mientras el pan se remoja cortamos la panceta en dados y el chorizo en rodajas.
  4. Ponemos a calentar aproximadamente un dedo de aceite en una cazuela amplia,  yo utilicé una paellera, y sofreímos los dientes de ajo enteros y retiramos cuando ya estén bien doraditos.
  5. Incorporamos el chorizo y retiramos también cuando esté frito.
  6. El mismo método con la panceta, la incorporamos y cuando esté bien cocinada la retiramos.
  7. Añadimos la cucharadita de  pimentón removiendo bien para que no se queme, entonces echamos las migas dando vueltas hasta que se impregnen bien removiendo constantemente durante unos cuantos minutos hasta que estén bien hechas.
  8. Añadimos a las migas el chorizo, la panceta y los ajos y removemos para juntarlo bien todo.
  9. Dejamos reposar cinco minutos tapado fuera del fuego.
  10. En esos cinco minutos de reposo aprovechamos para freir los huevos, intentando que nos quede la yema crudita.
  11. Servimos las migas en cazuelitas individuales con un huevo frito cada ración.

Migas3

Como veis es un plato contundente, como plato único es más que suficiente, sinceramente, no es de los platos más sabrosos que he probado, al fin y al cabo no deja de ser pan y no un besugo recién pescado pero de verdad que aconsejo probarlo, está bien bueno y es algo diferente, al menos algo a lo que yo no estoy acostumbrada.

Estaré encantada de ver los resultados de vuestras recetas, bien sea de las migas o de cualquier otra que hallais elaborado,  si lo quereis podeis enviarme vuestras fotos por email o colgarlas en el facebook de “Lo de siempre como nunca” pinchando aquí.

Pruébalo y ya me contarás,

¡On egin!

Mousse de fresas light y menú semanal del 16 al 22 de abril del 2012

Mousse de fresas, una receta riquísima y muy fácil de hacer. Es genial para aprovechar las fresas que tenemos a punto de pasarse y también genial para aquellos a los que no les guste la fruta pero quieran comer un postre especial sin sumar 500 calorías de golpe, podríamos considerar este postre light…incluso de dieta.

mousse fresas 3

Llevo varias semanas sin colgaros menú, he querido dejar un tiempo de reposo para que ahora lo cojáis con más ganas, y es que en este tema venimos con sorpresa. La nutricionista Paola de Fit&Diet será quien nos proponga un menú equilibrado semana tras semana.

Fit&Diet

A partir de ahora los menús que os proponga los viernes serán elaborados por Fit&Diet , una consulta dietética donde podrás aprender conceptos básicos sobre nutrición para que puedas adelgazar y mantenerte en tu peso, una vez alcanzado tu objetivo o simplemente podrás aprender a comer en condiciones.

Este es el menú que Fit&Diet nos propone para esta semana. Para hacer la foto más grande deberéis colocar el ratón sobre la foto, pulsar el botón derecho y elegir la opción de “ver imagen”.

Menu 13.04.2012

Por mi parte la receta que hoy os propongo es una receta muy sencilla, muy ligera, bastante light y podríamos decir que de aprovechamiento. No os ha pasado nunca que al comprar una caja de fresas las ves preciosas y cuando llegas a casa las de abajo están todas chuchurrías?? O que compras una caja de fresas y luego te queda la mitad en la nevera y ya no te apetecen? Con la receta que hoy os propongo ya tendréis solución a los problemas de las fresas, necesitáis muy poquito tiempo para elaborarla y además no engorda con lo que podéis seguir adelante con vuestra operación bikini y disfrutar con el postre 😉

mousse fresas 2

Ingredientes

  • Un sobre de gelatina de fresa
  • 200 gr de fresas (aprox. 14 piezas)
  • Un yogur de fresas o natural
  • Unas fresas frescas para adornar
  • Nata para decorar (opcional)

Elaboración

  1. Preparamos la gelatina de fresa siguiendo las instrucciones del fabricante, excepto en la medida del agua que usaremos la mitad. En mi caso puse a hervir en un cazo medio vaso de agua (indicaba un vaso) al hervir incorporé los polvos de la gelatina, cuando rompió a hervir le agregué otro medio vaso de agua fría (indicaba un vaso).
  2. Pasamos esta gelatina a un bol amplio para que comience a solidificarse, esto tardara más o menos una hora.
  3. Mientras la gelatina se solidifica, lavamos las fresas y las troceamos.
  4. En el vaso de la batidora ponemos las fresas y el yogur, trituramos todo y reservamos.
  5. Con una batidora de varillas, batimos la gelatina rápido para que entre aire y quede con burbujas, así conseguiremos la textura de mousse que buscamos. Batimos hasta que la mezcla duplique su volumen y tenga aspecto cremoso.
  6. Añadimos el batido de fresas y yogur y batimos con las varillas lo justo para integrar todos los ingredientes.
  7. Dividimos la mezcla en copas individuales, a mi me salieron cuatro raciones, y dejamos enfriar en la nevera hasta que cuaje. Aproximadamente en una hora la tendremos lista para comer.

mousse fresas 1

Como veis es una receta muy sencilla, ideal para aprovechar las fresas tocadas y que además no engorda. No lleva azúcar extra, te queda con sabor a fresa natural, si os gusta más dulce podréis añadirle azúcar, incluso sacarina. En cualquier supermercado podréis encontrar la gelatina con 0%m.g. y el yogur que utilicéis puede ser desnatado. En fin, que no hay excusa que valga para no animarse con este postre, ninguna operación bikini podrá impedir que disfrutéis de un postre en condiciones ¡

Por otro lado, deciros, que es una receta ideal para hacer con niños, estos días de Semana Santa he tenido a mi prima Ane conmigo y no veías como disfruta metida en la cocina haciendo los postres, el pan, los bizcochos…, con este postre disfrutó especialmente, y además es sanísimo para los niños.

Disfruta del fin de semana¡

Pruébalo y ya me contarás,

¡On egin!

Croquetas de merluza

Croquetas de merluza, pero con sabor a merluza, ¡ojo! no son de esas que te preguntan “de que son?” y te quedas con una cara de tucomeycallaconloquemelashecurrado, con estas ese terrible momento croquetero está solucionado.

Croquetas 3

Estamos en plena Semana Santa y para más Inri, Viernes Santo, así que como reza la tradición, hoy se debería de guardar vigilia. Espero ayudaros a llevar la vigilia animada con esta receta de croquetas de merluza, de verdad os digo que salen unas croquetas sabrosísimas, merece la pena poblarlas.

Eso si, las consecuencias colaterales de todo esto espero que a mi no me afecten ;.). Si habéis ido al pueblo de vacaciones, habéis hecho las magdalenas, ahora las croquetas y luego no os dejan salir….a mi dejarme de líos, pero que sepáis que corréis ese riesgo.

La receta de croquetas que os pongo es orientativa, como las croquetas de lengua de vaca que os presenté el año pasado,  no todas las harinas absorben la misma humedad, así que id calculando vosotros mismos como lleváis la masa. A mi me gustan unas croquetas ligeritas, con  una masa blandita y cremosa. Si que es verdad, que luego cuesta más darles forma pero el resultado final merece la pena.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 25gr de mantequilla
  • 100gr de harina
  • 650 ml de leche entera
  • 300gr de lengua de vaca
  • Sal
  • Nuez moscada
  • Huevo
  • Pan rallado
  • Caldo de merluza casero

Elaboración

  1. En una sartén ponemos a calentar el aceite y la mantequilla.
  2. Incorporamos la merluza que habremos desmigado con las manos
  3. Cocinamos brevemente la merluza y añadimos la harina y dejamos tostar a fuego medio un par de minutos. Este  paso es importante, es mejor entretenerse aquí para un resultado óptimo de las croquetas
  4. Con la harina ya cocinada vamos incorporando el caldo de merluza poco a poco y la leche caliente sin dejar de remover.
  5. Debemos trabajar esta masa sin dejar de remover a fuego medio/lento durante 15 minutos aproximadamente.
  6. Pasados los 15 minutos retiramos la masa a  una fuente y la tapamos inmediatamente con film transparente para evitar que no se haga costra en la superficie. Dejamos reposar mejor de un día para otro.
  7. Nos untamos las manos con un poco de aceite para que nos sea más fácil manipular la masa. Con una cuchara vamos cogiendo trozos de masa y los modelamos con las manos. Pueden ser alargadas, redondas, más grandes o más pequeñas, pero intentaremos que todas ellas nos queden de la misma medida.
  8. Una vez tengamos todas las croquetas formadas las pasamos por huevo y pan rallado por dos veces. Esto hará que estén crujientes al morder y blanditas por dentro.
  9. Freír en una sartén con abundante aceite, es preferible que el aceite cubra toda la croqueta. No poner el fuego al máximo para evitar que las croquetas se quemen por fuera y no se hagan bien por dentro, además corremos el riesgo de que se rompan.
  10. Al sacarlas de la sartén las dejamos reposar sobre papel de cocina para que absorba todo el aceite sobrante.
  11. Presentamos en el  plato y…a comer¡¡

Croqueta

Sobre el caldo casero, deciros que normalmente siempre tengo en el congelador algo de caldo. Cuando voy a la pescadería y me pregunta Maite mi pescadera “Quieres la espina y la cabeza, nena?” la respuesta siempre es si¡, luego la cuezo con agua, un puerro y una zanahoria, lo cuelo…y lo congelo. Sirve para un montón de cosas, para un arroz, para unas patatas en salsa verde, para las croquetas, para una salsa americana….en fin, para todo lo que se os pueda ocurrir y más.

Sobre la foto, que es una “imitación” a la foto de Mc  de Webos fritos en el post de las croquetas de caza. Al final, en el mundo de la blogsfera siempre acabamos cogiendo recetas unos de otros pero normalmente las fotos son de invención propia, es mi manera de demostrar mi particular admiración por Mc y su manera de trabajar la fotografía. Gracias Mc por tus artículos, por tus fotos, por todas tus enseñanzas¡

Disfruta del fin de semana¡

Pruébalo y ya me contarás,

¡On egin!

Magdalenas de mantequilla

Unas magdalenas de mantequilla, como las de antes, las de pueblo, de esas que no necesitan ninguna complicación, ningún aparato especial para hacerlas pero que mientras se hacen inundan de olor la cocina y mientras las comes te llenan de recuerdos la mente.

Magdalenas4

En estos últimos años hemos vivido, y me incluyo la primera de la lista, muy rápido y queriéndolo todo en el momento. Poco a poco nos hemos ido creando un montón de necesidades que hemos llamado básicas, cuando realmente, dependiendo de la visión que tengamos, eran grandes lujos.

Necesitamos tener un coche nuevo, o dos. Viajar en Semana Santa al Caribe, en verano a Shangai y en el puente de diciembre a la nieve. Por supuesto la casa recién comprada a todo trapo, con una decoración nueva y de diseño. Ropa a la moda, el mejor móvil, un portátil, ordenador de sobremesa….en fin todo se nos ha hecho absolutamente necesario e imprescindible, no creéis??

Os acordáis de cómo han vivido las generaciones anteriores? No había ordenadores, ni móviles, así que un gasto menos en aparatos y en factura mensual de Internet y de teléfono. No había grandes viajes, todos en el único coche de la familia a la casa del pueblo, con suerte, al apartamento alquilado de la playa, coche que por norma general no solía ser de último modelo. Si alguien te dejaba un mueble para el salón que iba a tirar eras el más feliz del mundo, por fin podrías tener mueble del salón en tu casa recién comprada, toma ya¡¡. Y la ropa, que me decís de la ropa? Esa falda que luego se convertía en camisa y después de los años servía como trapo de casa para limpiar los cristales, grandes economistas, si señor¡

Con esto no digo que me oponga al progreso, todo avanza y los avances están para aprovecharlos y disfrutar de ellos, por supuesto no sigo lavando la ropa a mano para no tener un gasto adicional con la lavadora….el problema es que creo que todo está avanzando demasiado rápido y no estamos sabiendo filtrar lo que tenemos disponible, lo que queremos, lo que necesitamos y a lo que realmente podemos acceder.

Con esta crisis hemos pegado un frenazo en seco, a la fuerza, tenemos que volver al modo de vida de generaciones anteriores, y sinceramente os digo, no me parece del todo mal, el problema es que cuando te acostumbras a unas cosas luego es difícil abandonarlas pero se puede y sobre todo creo que deberíamos concienciarnos en que se debe.

Esta Semana Santa habrá muchos que vuelvan al pueblo, como antes, todos juntos con la familia, a disfrutar de la tranquilidad, de las procesiones, del cafecito y la partida en el bar del pueblo….Muchos lo harán encantados, les gustará el plan¡, otros sin embargo, pensarán que podrían estar en Punta Cana….en fin, para todos, y para haceros un poco más felices estas fiestas que se avecinan, os propongo estas magdalenas  con sabor y olor a pueblo, con matices de antes…espero que os ayuden a disfrutar aún más de vuestra familia, vuestras raíces, vuestra vida.

Magdalenas1

Ingredientes (Aprox 15 magdalenas)

  • 200gr de harina
  • 200gr de azúcar
  • 200gr de mantequilla
  • 4 huevos
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • Moldes de papel
  • 50gr de pepitas de chocolate (opcional)

Elaboración

  1. Precalentamos el horno a 180º calor arriba/abajo/turbo
  2. Juntamos en un bol el azúcar con los huevos y batimos enérgicamente hasta obtener una mezcla ligera y esponjosa, blanquecina. Yo me ayudé de una batidora de varillas pero se  puede hacer manualmente.
  3. Derretimos la  mantequilla en el microondas, sin que llegue a licuarse, hasta obtener una textura en pomada, con 20segundos al microondas será suficiente, y la incorporamos a la mezcla de huevos y azúcar sin dejar de batir.. ¡ojo!, son unas magdalenas de mantequilla, así que cuanto mejor sea ésta más sabrosas quedarán.
  4. Mezclar y tamizar la harina con la levadura en polvo y añadirla a la mezcla. Removeremos con movimientos envolventes y a mano hasta que esté bien integrada.
  5. Añadimos las pepitas de chocolate
  6. En la bandeja de horno que vayamos a utilizar colocamos los moldes para las magdalenas con su correspondiente cápsula de papel y los rellenos con la masa sólo hasta la mitad, ya que al cocerlas aumentan mucho su volumen, aunque no son magdalenas de gran copete.
  7. Introducimos en el horno precalentado durante 25 minútos más o menos, ya sabeis que cada horno es un mundo a parte. Transcurrido este tiempo, sacar y dejar enfriar.
  8. Ya tenemos el desayuno listo para toda la familia¡

Magdalenas3

Como veis es una receta fácil, con unos ingredientes básicos y que se pueden hacer a mano, aunque si lo tenéis, podéis ayudaros de una batidora de varillas. Cuando las probeis entendereis perfectamente lo que os contaba antes de los recuerdos de la infancia ;-), espero que os hagan disfrutar tanto como a mi, y si es rodeado de tu familia, mejor que mejor¡

La receta está sacada del libro “Repostería Casera” del “El rincón del Gourmet”. Este libro para mí es un tesoro, por un lado por el libro en sí que es fantástico y por otra por ser un regalo muy especial. Me lo regalo una antigua compañera de trabajo, Marisa, por mi despedida, y ya no solo eso, sino que como dedicatoria me escribió: “Cuando plantas una semilla de amistad, dispones del ingrediente más importante en la receta de la vida”.

Marisa muchísimas gracias por todo¡

Pruébalo y ya me contarás,

¡On egin!


Rosquillas esponjosas

Cuando pruebes una no podrás parar¡ da igual si las mojas en leche, sequitas, con glaseado, sin él, con azúcar, sin ella….y además son facilísimas, hoy estamos de enhorabuena, una receta de rosquillas esponjosas que no podrás olvidar, toma nota y al lío¡

Rosquillas2

A parte del menú y la receta hoy traigo noticias. Hace poquito os conté que iba a impartir unos cursos municipales de cocina en Zaramillo, bien pues el miércoles empezamos con la primera clase, me lo pasé pipa con mis alumnos, Inma, Ana, Karmele, María Teresa y Urtzi, además creo que fue una clase bastante productiva en la que aprendieron un montón de cosas. En esta ocasión dedicamos las dos horitas a hacer diferentes pintxos, Mimbre de patata con morcilla, Caramelos de txistorra, Tostas de queso de cabra con cebolla confitada y Montadito de bacón y langostinos con gratén de alioli, suena bien ehhh??? Aquí os dejo una foto para que os hagáis una idea de la que preparamos.

Collage 1º clase

Vamos ya con las rosquillas. La semana pasada os presenté unos donuts y hoy os traigo rosquillas, parece que la cosa va de redondeles¡ La receta de hoy se la debo a Onega de Magia en mi cocina, gran repostera. Todas las recetas que he probado de su blog han salido perfectas, os recomiendo que echéis un vistazo, normalmente suele presentarnos una repostería tradicional como las rosquillas que os enseño hoy pero en estos últimos tiempo nos está dejando con la boca abierta con alguna tarta fondant, es una máquina ¡

Rosquillas4

Ingredientes

  • 1 kg. de harina (no usaremos todo)
  • 5 huevos
  • 1 vaso de los de agua (250 ml.) de aceite de oliva suave
  • 1 vaso de los de agua (250 ml.) de azúcar
  • Un puñado generoso de anís verde
  • 2 sobres de levadura tipo Royal
  • Anís dulce (tipo Marie Brizard, El mono…)

Elaboración

  1. Ponemos a calentar el aceite en una sartén con los granos de anís hasta que empiece a coger calor, luego quitarlo del fuego y dejar que enfríe completamente.
  2. Batimos bien los huevos en un bol y cuando estén bien batidos agregamos el azúcar y seguimos batiendo hasta que esté perfectamente integrado.
  3. Una vez que tengamos frió el aceite, colamos para quitar los granillos de anís y lo incorporamos a la mezcla de huevos y azúcar hasta que nos quede perfectamente integrado.
  4. Separamos unos 500gr de harina, los juntamos con la levadura, tamizamos y lo incorporamos a la mezcla anterior.
  5. Poco a poco vamos añadiendo harina según nos valla pidiendo la masa, según se vaya integrando la harina vamos añadiendo más, tenemos que conseguir una masa bastante blandonga, en mi caso utilicé alrededor de 800gr/850gr de harina, pero eso dependerá de la marca de  harina que utilicemos, cada una absorbe la humedad de una manera diferente y los huevos no son todos del mismo tamaño con lo que la cantidad de líquido variará.
  6. La masa ha de estar bien tierna, para manejarla mejor nos untamos las manos en aceite y si conseguimos formar una bola ya tendremos el punto de la masa lista.
  7. Formamos bolas de 25/30 gr. cada una y las vamos colocando en la encimera.
  8. Una vez que tengáis todas las bolitas formadas es aconsejable dejarlas un cuarto de hora reposando, si andáis con prisas y no disponéis de este tiempo empezad por la primera que habéis hecho que lleva más tiempo reposando.
  9. Para formarlas, nos embadurnamos las manos con aceite y cogemos dos bolas, las juntamos por la parte que ha estado en contacto con la encimera y hacemos un agujero en el centro con los dedos mismamente.
  10. En una sartén profunda calentamos abundante aceite para ir friéndolas, las vamos echando con cuidado de no romperlas, primero  irán al fondo y en seguida subirán a la superficie.  En cuanto a la intensidad del fuego hay que tener cuidado, fuerte para que se frían pero no demasiado para que se hagan bien por dentro, digamos que es parecido que freír croquetas para entendernos. En mi caso de 9 puntos de la vitrocerámica las freí al 7.
  11. Según se van friendo, se ponen sobre un papel de cocina para eliminar el exceso de aceite e inmediatamente, se pincelan con anís dulce (para que tome un ligero sabor a anís), también se puede poner anís en un plato y meter brevemente la rosquilla en él. Solamente tomará un ligero aroma a anís.
  12. Cuando estén templadas se pueden rebozar en azúcar y dejarlas así simplemente, igualmente estarán buenas. En mi caso, algunas las dejé sin nada, otras las embadurné en azúcar y otras, la mayoría, las cubrí con glasa que me había sobrado de los donuts, podéis ver la receta pinchando aquí. A esta glasa le añadí la ralladura de un limón entero y la ralladura de una naranja, no os podéis imaginar el gusto tan rico que tenían estas rosquillas entre el anís, la naranja y el limón, toda una delicia¡¡ Y la textura…qué decir de la textura….esponjosas a más no poder¡.

Rosquillas5

El tamaño de las rosquillas será grandecito, casi tendrán el tamaño de un donuts. Con esta receta aproximadamente a mí me salieron unas 20 rosquillas, si las queréis más pequeñas debéis de hacer las bolitas iniciales de unos 15/20 gr.

Quizás se os haga un poco engorroso trabajar la masa porque como digo tiene que quedar blandita, ahí está el truco para que queden esponjosas. Untaros bien las manos con aceite y paciencia, solo se necesita eso, el resto…disfrutar.

Disfruta del fin de semana¡

Pruébalo y ya me contarás,

¡On egin!