Inteligencia emocional

Felicidad y Empresa

Por Rogelio Fernández

Una vida plena consiste en experimentar emociones positivas respecto al pasado y al futuro, disfrutar de los sentimientos positivos procedentes de los placeres, obtener numerosas gratificaciones de nuestras fortalezas características y utilizar éstas al servicio de algo más elevado que nosotros mismos para encontrar así un sentido a la existencia. (Seligman, 2005:382).

Éste podría ser el resumen de lo que Martin E. P. Seligman nos presenta en su libro La auténtica felicidad. En el libro se muestran los principales postulados de la nueva corriente científica denominada Psicología Positiva. Una nueva tendencia, dentro de la Psicología, que se orienta al estudio de la cordura en lugar de ocuparse de la “locura” y se cimienta en tres pilares fundamentales: el estudio de la emoción positiva; el estudio de los rasgos positivos representado por las fortalezas, virtudes y habilidades características de cada persona, y en el estudio de instituciones positivas.

En este contexto, el autor va desgranando los fundamentos de esta nueva y positiva disciplina mostrando su aplicación a los principales ámbitos de la vida como son el trabajo, el amor o la educación de los hijos. La novedad de estos conceptos, su relación con el ámbito emocional y la incidencia que puede tener en el ámbito empresarial, además del personal, hacen que la lectura del libro sea, cuando menos, positiva, esperanzadora y gratificante teniendo, además, una evidente aplicación en procesos empresariales como puede ser la innovación o la productividad.

  

Seligman, reconocido investigador en el ámbito de la indefensión aprendida y del optimismo aprendido, nos presenta un auténtico tratado sobre la felicidad, en el que lejos de orientarla hacia una concepción hedonista de la vida, se ocupa de explicarnos la necesidad de vivir en función de la posibilidad de desarrollar nuestras fortalezas características, para que de esa forma, sintamos la sensación de fluidez que postula otro de los grandes autores “positivistas”: Mihalyi Csikzentmihalyi.

La Psicología Positiva se orienta al estudio de las fortalezas de las personas, que son las que en realidad nos permiten aprender, disfrutar, ser alegres, generosos, solidarios y optimistas. La hipótesis de este autor, y de aquellos que con él conforman los pioneros de esta corriente, sostiene que la felicidad, independientemente de su importante componente genético, no solo es posible sino que puede cultivarse identificando aquellas fortalezas características que cada persona posee. Al identificar lo mejor de cada uno, desarrollar estos aspectos, y fundamentar los diferentes ámbitos de la vida como el amor, la educación de los hijos el ocio y el trabajo en los mismos, podemos mejorar sensiblemente nuestra vida y la de aquellos que nos rodean .

 

Un libro fascinante que abre la posibilidad de entender la vida, a las personas y, como no podía ser de otra forma, a las organizaciones desde un prisma distinto, positivo, innovador que dará mucho que pensar a quienes aventuren en su lectura.

Pero lo importante para mí, además de las reflexiones que he podido sacar de la lectura del libro, son las siguientes preguntas…

¿Ustedes qué opinan?
¿Qué relación ven entre la Psicología Positiva y la empresa?

Un pensamiento sobre “Felicidad y Empresa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *