Inteligencia emocional

El talento no tiene edad, CV en clave de Talento

Desde 2017 participo como facilitadora en un programa de talento y empleo desarrollado para Bilbao Ekintza, con el título de Curriculum en clave de Talento.

Un Curriculum vivo, que tiene que adaptarse a un mercado de empleo cambiante, y que integra todos los lenguajes, escrito, hablado, audiovisual.

A lo largo de los meses dedicados al diseño y co-creación del primer programa piloto, todos los facilitadores Adriana Racca, Alvaro Andoin, Iñaki Perez, y yo misma, Maribel Navascués, junto con Nekane Arostegi, de Bilbao Ekintza teníamos encima de la mesa muchos interrogantes:

¿Qué es el Talento?, ¿Talento o Talentos?, ¿Qué es lo que desde el mundo académico o desde la empresa se piensa, dice y se hace con respecto al Talento?, ¿cómo se valora, cómo se selecciona el Talento?, ¿cómo y dónde se encuentra el Talento?, y ¿qué hacen y tienen que hacer los candidatos para descubrir y mostrar sus Talentos?.

Nuestro trabajo y talleres han sido una de las piezas dentro de un marco más amplio, Bilbao Gazteak Sortzen, donde muchos otros proyectos tenían cabida.

En la jornada Diálogos en torno al Talento con el Sector de la Industria Creativa, Nuevos perfiles profesionales, Nuevas oportunidades de empleo, se presentó desde Bilbao Ekintza esta memoria gráfica del proceso, donde empresas, centros y universidades de la Industria Creativa describen lo que es el Talento, y se muestran nuevos modelos de trabajo colaborativo , en red, con contenidos y acciones pensados para nuevas demandas. Nuestro trabajo y los resultados del mismo es contado en primera persona por los participantes.

El futuro del empleo acapara muchos de los debates actuales. Muchos demandantes insisten en que no encuentran personas con las competencias adecuadas. Los candidatos no saben cual es el camino para llegar al empleo. Las empresas han iniciado un proceso de transformación digital, aunque todavía conviven viejos y nuevos modelos. Se buscan empleados con un perfil que ayude a sobrevivir en un momento donde la volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad son crecientes, (el llamado entorno VUCA, por sus siglas en inglés). El mundo académico, con resultados desiguales, se adapta sobre la marcha a estos cambios. Surgen trabajadores Knowmads, mientras muchas otras personas quedan fuera del mercado laboral.

En este contexto, ¿cómo y por donde empezamos?, y más importante aún, ¿cuáles son los valores sobre los que queremos construir un CV en clave de Talento?.

Hemos diseñado y puesto en marcha un itinerario para descubrir y trabajar fortalezas individuales, autoconocimiento, un itinerario para descubrir, compartir y recibir el regalo de que otros nos cuenten como nos ven, qué y como aportamos en el trabajo en equipo, como trabajamos y en que tareas lo hacemos mejor, en que competencias destacamos, para poder traducir todos nuestros talentos hacia el mercado de trabajo. Este ha sido el reto al que nos hemos enfrentado, necesariamente en equipo.

Después de 3 ediciones puedo insistir en que el Talento no tiene edad, todos los participantes nos lo han demostrado. Durante dos ediciones hemos trabajado con el lamado talento junior (candidatos hasta 35 años) y finalizado el año con un programa para el talento senior.

foto de Alvaro Andoin

El hecho de poner en marcha otro programa piloto, esta vez para mayores de 45 años, SeniorTalent, es un gran logro para todos nosotros. Favorecer la inserción en el mercado laboral de los jóvenes es esencial, aunque pensar sólo en los menores de 35 años como foco de los programas de empleo, deja fuera de juego a muchas otras personas que tienen mucho talento que aportar. Las capacidades, fortalezas y superpoderes no son exclusivos de los jóvenes. Y las divisiones por edad, por generaciones, los veteranos, babyboomers, la generación X, Y, Z, trazan líneas muy imprecisas acerca del talento y competencias de sus miembros. Tenemos que trabajar juntos, necesitamos todos los talentos. Somos de forma simultánea aprendices y mentores, independientemente de la edad. Precisamente en un entorno VUCA quiero  insistir en la magia de unir y formar equipos de personas que complementen sus competencias, la potencia de reunir expertos con no iniciados, para construir conocimiento compartido.

Fomentar el esfuerzo, evitar las distracciones, las excusas, la procrastinación, ejercitar la responsabilidad… es apenas una pincelada del espíritu con el que todos hemos trabajado en estas 3 ediciones del programa. Ser testigo del compromiso y la transformación de los participantes es uno de los regalos de este año que termina, desde aquí y a todos los que me habéis acompañado en este viaje, GRACIAS por vuestro entusiasmo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *