Inteligencia emocional

¿Cómo favorecer la resiliencia?

Por Rosalia Peña Sarmiento

 En artículos anteriores he presentado el tema de la resiliencia – fundamentalmente- desde su perspectiva de afrontamiento. En esta oportunidad me gustaría abordarlo desde el proceso de formación de dichos rasgos resilientes. Se habla de una información genética que puede favorecer o no las respuestas, mas me detendré en esas acciones cotidianas que pueden ayudar a los comportamientos resilientes.

Así la familia en primer lugar y los distintos contextos en los que interactúa el niño desde su nacimiento tienen una acción moldeadora de sus respuestas. De manera general, los padres o cuidadores que ofrecen amor incondicional a sus hijos, que son coherentes en su expresión verbal y no verbal con lo que sienten y piensan, usan una comunicación efectiva, acompañan a su hijos en el proceso de descubrimiento interior, y del mundo que los rodea, propician a sus hijos un sistema de valores claros, con normas y límites precisos ayudarán a que los niños crezcan con un autoconcepto favorecedor y resiliente. Véanse acciones por edades 0-16 años aquí. Por su parte, Berrocal , citando a Selligman comenta que este último “demostró que los chicos expuestos al abandono y la negligencia en el cuidado, a la privación emocional, el abuso sexual o el maltrato, desarrollan una visión negativa de sí mismos y de las otras personas", que no favorecen en nada la resiliencia.

  

Darío Páez et al, 2007 comprobaron que los jóvenes con apego seguro y una alta IE auto-percibida y de rendimiento, hacen mayor uso de la reevaluación positiva ante situaciones que provocan ira o tristeza – reconstruyen la situación centrándose en lo positivo, auto-reconfortándose y minimizando sus consecuencias negativas –. Por otra parte, quienes presentan un estilo seguro y mayor capacidad de modificar sus estados de ánimo en las relaciones interpersonales, presentan mayor auto-control ante la tristeza en base al uso de respuestas de aceptación, sugiriendo que aguantar e ignorar la situación, aprender a vivir y aceptar el estrés interpersonal es eficaz.

De lo anterior se infiere una relación de la resiliencia con la inteligencia y educación emocionaleshttp://www.ua-ambit.org/libro165-1.htm. La inteligencia emocional tendría tanto una función protectora como recuperadora del ajuste emocional y de la salud mental.(P. Berrocal, 2006). Un argumento más para estimular los programas de educación emocional con los niños, pero también en las instituciones que son responsables de educarlos.

Aunque me he referido básicamente al niño- adolescente, la resiliencia es un proceso dinámico, abierto a la vida misma. No quiero terminar sin llamar la atención en que “ situación adversa” puede tener muchos matices que trascienden muchas veces el entorno familiar. Situaciones, por ejemplo de extrema pobreza, no sólo necesitarían de intervenciones a nivel de individuo o grupo, sino también dirigidas a la modificación del entorno. De modo que la educación para la resiliencia como la educación misma enfrenta retos específicos en cada comunidad. Me gustaría que cuando leas estas líneas te quedes con la idea, que amén de las intervenciones educativas, tú puedes hacer mucho en aquellos que te rodean y en ti mismo, con pequeñas acciones, toda vez que favoreces la solución de conflictos, de que seas un facilitador de recursos para la vida.  ¿ Qué crees tú?

4 pensamientos sobre “¿Cómo favorecer la resiliencia?

  1. Gotzon

    Darles seguridad, confianza, o quitársela creo que tiene mucho que ver con el trato recibido de los padres desde el principio.

    Siempre con la mejor de las intenciones, quizá nuestro mensaje, sin darnos cuenta, nuestro modelo, nosotros de una pieza, en nuestro modo de tratar y de actuar con ellos, hemos reforzado su seguridad… o hemos volcado en ellos nuestros miedos.

    Les hemos dejado hacer poco a poco, o no les hemos soltado, y claro, cuando llega un momento difícil, no saben que tienen alas, y no pueden volar como en el cuento.

  2. Endeèr

    En mi humilde opinión, la resiliencia, la capacidad para sobreponerse a las adversidades con aliento vitalista, tiene que trasladarse desde la infancia, desde que empezamos a tener conciencia de que lo quenos sucede, nos sucede a nosotros y no a otros. Esta es una labor de los agentes educativos, entendidos como agentes no activos: personas de las que el niño se “empapa”. Los niños, todos nosotros cuando lo hemos sido, hemos captado las intenciones, hemos sentido las consecuencias de lo que hacen o dicen los adultos, incluso aunque no hayamos sido capaces de ponerles palabras. La visión del mundo, la visión sobre lo que es esperable de la vida, no es sólo una cuestión de aprendizaje de significados, sino de internalización de actitudes y talantes.

  3. oier

    Ayer volví a ver “El teniente Oneil” (o algo así)y al leer este estupendo artículo me ha recordado la película. Y digo esto porque me da la sensación de que debemos educar a nuestro hijos para todo, prepararlos para que aguanten lo peor, al estilo de los campamentos de marines norteamericanos. Y esta idea me produce cierta inquietud ya que no veo educando a nuestos hijos empezando por la frase “aqui vais a aprender a sufrir como nunca lo hubiérais pensado”. Hay cosas en la vida que es mejor no vivilas, y si debemos vivirlas y cuando el destino nos las ponga delante mejor hacerles frente desde una buena estructura de valores personales, que esos sí, deben estar articulados desde la educación y desde la niñez. No podemos preparalos a todos a todo lo que pueda pasar, y además no creo que ese sea el cometido de los educadores. Enseñar a volar si, pero algunos golpes deben darse ellos ya que es la mejor forma de aprender.

  4. andry villa

    reciban un cordial saludo…

    mi nombre es andry villa, soy estudiante de psicologia social, en este momento estamos empezando una nueva linea de investigacion, en el semillero,, el tema la relacion entre inteligencia emocional y resilencia, quisiera saber, si pueden recomendarme investigaciones de este tipo, que se hallan realizado actualmente, autores.. en fin todo aquello que me pueda servir para la conformacion del estado del arte…

    agradecere enormemente su colaboracion

    att andry villa
    e-mail andryvito2005@yahoo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *