Inteligencia emocional

La ansiedad y la atención a lo negativo

Por Xurdana Imatz:

La ansiedad o el miedo son emociones que surgen ante un estimulo que valoramos como amenazante o peligrosa. Sentir miedo o ansiedad activa uno serie de mecanismos que nos movilizan en estrategias de huida o ataque. Es importante detectar las fuentes de peligro o amenaza para que las estrategias que busquemos sean lo más efectivas posibles para la situación determinada.

Pero hay veces que la activación de esos mecanismos es innecesaria porque la amenaza o peligro no es real; es decir, sentimos miedo o ansiedad ante estímulos irreales o imaginarios (estímulos neutros pero valorados como amenazantes) surgiendo así problemas de ansiedad o patrones de personalidad ansiosos.

  

Las personas que sienten ansiedad (aunque no muestren niveles altos de ansiedad) tienden a dirigir su atención a la información negativa. Pero, ¿cuál es la causa de esta especie de sesgo atencional hacia lo negativo?

Aún no está claro. Diversos estudios pretenden determinar si se debe a una acción de mecanismos de vigilanca/ evitación o a una dificultad para “desenganchar” la atención de la información amenazante una vez esta halla sido atendida.

Los resultados del estudio realizado por Vaquero,J. et al (2007) revelan que la causa del sesgo atencional se debe a la dificultad de desengancharse de la información negativa y concluyen que “es razonable suponer que nuestro sistema atencional esté configurado para movilizarse ante cualquier información relevante, y que esa movilización sea más exigente cuando procesa información amenazante”.

Partiendo de estos resultados deberíamos plantearnos la importancia de la regulación emocional tras de situaciones de ansiedad, más aún cuando ésta se de en niveles altos.

6 pensamientos sobre “La ansiedad y la atención a lo negativo

  1. Gotzon

    Tal cual.

    Y me pregunto el efecto sobre nuestra salud que, en este sentido, puede tener la estrategia informativa -rutina instalada tiempo ha- en los medios de comunicación consistente en poner en el primer plano catástrofes, sucesos y todo tipo de calamidades, para mantener enganchado al público.

    Y no me refiero a la estrategia de cierta derecha consistente en agitar todos los miedos habidos y por haber para poner de rodillas al mundo entero, sino a la estrategia de superviviencia que siguen las redacciones periodísticas, o los jefes de programación para vender periódicos y cautivar espectadores siguiendo el patrón sensacionalista que siempre gastó por ejemplo, la prensa deportiva con titulares de infarto etc etc.

  2. Angel Parra Moreno

    Regular la ansiedad es uno de los objetivos que tenemos que marcarnos, si de verdad queremos “controlar”y desarrollar nuestra personalidad. El origen de la mayoría de los miedos es desconocido y es escasa la investigación científica que se ha llevado a cabo. No es fácil. La mayoría de nuestros miedos no tienen un fundamento real y algunos de ellos los hemos adquirido en los primeros meses de nuestra infancia. Con nosotros han ido creciendo y es muy poco lo que hemos hecho para erradicarlos. Gran parte de las personas que pasan por la consulta de los psiquiatras van a consultar este problema de ansiedad o miedo. Desgraciadamente, salen con él y, en el mejor de los casos, su terapia no es tarea fácil. Es difíl dar con la raíz o el origen del problema, de ahí la dificultad de su tratamiento. No obstante, pienso, que se está avanzando en este campo en la dirección correcta. Se necesita más paciencia y tenacidad. Es imprescindible avanzar más en su investigación. Dicen que en la mayoría de los malos tratos, está el MIEDO. Puede, pero lo que tenemos que hacer es trabajar cuanto sea posible en el campo de la familia, de la escuela y del SISTEMA SOCIAL.

  3. oier

    Creo que la emoción a la que te refieres puede ser diferente a la del miedo, aunque quizás esté dentro de la misma familia de emociones, pero el miedo está identificado como respuesta ante estímulos reales.
    Por otro lado, considero que en algún momento la ansiedad tuvo que ser adaptativa, ya que el cerebro sobredimensiona aquellas sensaciones negativas que tienden a predisponer al organismo para que reaccione o prevenga lo negativo. Se trata de una especie de amplificador de las emociones negativas para adelantar las reacciones de lucha/huida.
    Lo que me temo, es que en el mundo en el que vivimos la ansiedad, el miedo, ha dejado de ser adaptativa para convertirse en una lacra para el organismo, para la salud. ¿Cómo gestionarla…? a esta pregunta no tengo todavía respuestas, así que quién sepa algo de ello que comparta su conocimiento que muchos le estaremos muy agradecidos, y vaya por delante ese agradecimiento.

  4. Endeèr

    No quiero ser el típico demagogo que da la respuesta parcial y facilona, pero sería muy interesante averiguar por qué en los países desarrollados sonreímos menos.

  5. inés de Uruguay

    Yo pertenezco a un pequeño pais subdesarrollado, que conoció la abundancia hasta cerca de los años 70 en donde comenzó la caída y hoy por hoy, mejor ni hablar, y eso que se supone que tenemos gobiernos “progresistas”.
    Siempre se dijo que éramos los uruguayos, depresivos, alunados, negativos, que por el invirno frío, que por ser descendientes de los españoles e italianos -mayormente- más pobres, entonces depresivos …
    Lo de la alegría es algo interno, que no pasa ni siquiera por lo civilizado o desarrollado (comparado con qué?) que uno pueda ser; el miedo, según mi opinión, es algo inherente al ser humano.
    Piensen en todo lo que hacen en un día, todo, en las decisiones que toman, todas, en las veces en que damos nuestra sincera opinión, siempre, en cuando hacemos planes de futuro … y a ver si no hay miedo, nunca, muy en el fondo o no tanto…o somos transparentes en todo momento?
    Yo me crié en un hogar de padre débil y madre violenta, y he podido desarrollar la resiliencia sobretodo a partir de un hecho que me puso entre la espada y la pared, cerca de la vida o muerte, algo así, hace unos pocos años, y aún re-conozco que, por las noches mi nivel de ansiedad es mucho mayor que por las mañanas o hasta que no se vé el sol, y es ahí, solo de noche cuando fumo unos cigarrillos, cuando me largo al cine, cuando hago Tai-Chi … ¿qué es lo que me da miedo?¿es aún ese mismo que me dieron en el biberón, o es otro? pero de noche es cuando no tomo decisiones, porque veo el lado negativo del posible resultado, tanto es así que sé que es mejor que lo decida mañana … “ansiedad=miedo existencial”, es tan profundo que ni las adicciones ni los atajos pueden llenar, porque solo el Amor Esencial podría llenarlo, pero … ¿qué es eso que va más allá de la Ciencia? que es como el agua que todo lo llena … y no estoy hablando de ninguna religión con nombre y apellido, ni iglesias ni nada de eso …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *