By

Tarta de letras y frutas

Últimamente estoy a tope con las tartas de letras y números. No quería dejar de enseñaros esta otra opción de decoración, una refrescante decoración de cara al verano. En esta ocasión, he utilizado como motivo las iniciales de los cumpleañeros para montarles su propia tarta personalizada.

En cuanto a la decoración superior… una combinación perfecta con frutas que aportan  frescor, colorido y un sabor delicioso. El resultado salta a la vista, sin demasiado esfuerzo queda una decoración llamativa y fácil.

Tanto la masa de galleta como el relleno es el mismo que he utilizado en el pastel de números que tan buen resultado me ha dado. Podéis ver esa receta en el enlace que he puesto sobre el título.

Consejos:

***  Si quereis una textura de galleta más crujiente (pero más difçicil de partir en porciones) montar la tarta el mismo día de su consumo. Guardar en la nevera hasta que vaya a utilizarse.

***Si optais por una textura de galleta más húmeda,(mucho más fácil de dividir en porciones), realizar el montaje de la tarta el día anterior (dejar las frutas para colocarlas el mismo día de consumo) y guardar en la nevera. Ambas opciones son perfectas.

***Es imprescindible secar muy, pero que muy bien las frutas, una vez que las partimos en trocitos, dejarlas unas horas sobre papel absorbente de cocina para que, cuando las coloquemos sobre la crema de la capa superior, no suelten agua y nos arruinen la decoración. Este paso es muy importante.

 

By

Chiffon cake de limón

Este tipo de bizcochos son realmente adictivos. Son tan esponjosos, tan livianos que da gusto comerlos. Además, acompañados de alguna crema, un helado o cubiertos con un frosting de limón resulta un postre ligero y exquisito. A mí, tanto la versión de limón, como la de naranja, chiffon cake de naranja, me encantan.

CHIFFON CAKE DE LIMÓN

INGREDIENTES:

  • 7 huevos (separadas las yemas y las claras)
  • 2 cups de harina de repostería ( 250 gr.)
  • 1 ½ cups de azúcar (375 gr.)
  • 15 gr. de levadura química tipo royal
  • 1 cucharadita de las de té de sal (teaspoon) (5 gr.)
  • ½ cup de agua (125 ml.)
  • 1/3 cup de zumo de limón (80 ml.)
  • ½ cup de aceite de girasol (125 ml.)
  • 4 cucharaditas (teaspoon) de ralladura de limón (ralladura de 1 ó 2 limones)
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • Cremor tártaro o chorrito vinagre (opcional)

ELABORACIÓN:

Separamos las yemas y las claras de huevo. Deberán estar a temperatura ambiente. En un  bol mezclamos la harina tamizada, el azúcar, la levadura y la sal. Mezclamos bien todos los ingredientes secos.

Por otro lado, batimos las yemas de huevo con el aceite de girasol, el agua, el zumo de limón, la vainilla y la ralladura de limón. Una vez bien mezclados, se los añadimos a los ingredientes secos y removemos hasta que estén perfectamente unidos e integrados.

Ahora procederemos con las claras de huevo, en caso de utilizar cremor tártaro se lo añadimos a las  claras de huevo y comenzamos a batir con las varillas eléctricas, batir a media velocidad hasta lograr picos suaves. No deberán estar montadas del todo. Cuando alcanzamos ese momento, paramos y se las añadimos  a la crema anterior suavemente. Con movimientos suaves y envolventes, procurando que nos quede una masa aireada.

Volcamos la preparación en un molde de “angel food cake” de 25 cm. de diámetro. NO debemos engrasar el molde. “Cortamos la masa” con un cuchillo para eliminar las posibles bolsas-burbujas de aire que se hayan formado al echar la masa en el molde.

Procedemos a hornear en horno precalentado a 200 grados, cuando metemos el molde, en el centro del horno y sólo con la rejilla (nunca sobre la bandeja),  bajamos la temperatura a 175/180º durante 50/55 minutos, hasta comprobar que está horneado.

Cuando sacamos del horno, inmediatamente invertimos el molde sobre sus patitas y dejamos enfriar sobre 1 hora aprox.

Pasado ese tiempo, corremos un cuchillo por todo el lateral del molde para despegar el bizcocho y también por la parte central del tubo. Terminamos de enfriar sin molde sobre una rejilla y ya está listo para ser degustado.

***le sienta maravillosamente bien un frosting de limón por encima (aunque yo no se lo he puesto).

 

 

By

Pastel de queso

Este pastel del queso reúne todas las características que animan a cualquiera en la cocina: está muy rico, es sencillo en cuanto ingredientes, elaboración y material, y tiene un aspecto estupendo. La receta me la dió Asier, el dueño del bar-restaurante Saibimendi en San Miguel de Basauri (Bizkaia) un lugar muy acogedor en el que suelo tomar café y que ofrece este pastel, entre muchos otras cosas.

 

PASTEL DE QUESO DEL SAIBIMENDI

INGREDIENTES:

  • 1,250 l. de leche
  • 280 gr. de harina
  • 460 gr. de azúcar
  • 10 gr. de impulsor químico (tipo levadura Royal)
  • 1 brick pequeño de nata de montar o cocinar (200 ml.)
  • 200 gr. de queso de untar tipo Philadelphia
  • 5 huevos
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • Opcional: aroma de vainilla, limón…

ELABORACIÓN:

En un recipiente grande mezclamos los ingredientes secos, es decir, la harina tamizada, el azúcar y la levadura.

Añadimos los huevos y mezclamos con unas varillas manuales. Una vez bien mezclado todo, añadimos la nata líquida y seguimos mezclando. A continuación, vertemos el queso philadelphia y removemos bien hasta que esté bien integrado en la masa. Seguidamente, echamos la mantequilla a punto pomada y mezclamos también.

***Aunque nos queden unos “grumos” de mantequilla, no importa, es normal, luego con la leche tibia se disuelven.

Calentamos la leche en un cazo, solamente hasta que esté tibia, no tiene que hervir ni tampoco estar demasiado caliente. Vamos añadiendo la leche en la mezcla anterior hasta que tenemos toda la leche incorporada. Si utilizamos algún aroma, tipo vainilla, limón, canela… éste es el momento de añadírselo.

***El resultado final será una mezcla muy líquida.

Horneado:

            Primeramente prepararemos el molde donde vamos a hornear el pastel. Obligatoriamente tiene que ser un molde que NO sea desmontable, ya que la mezcla que vamos a echar es muy líquida y se nos filtraría .

Yo he repartido la masa en dos moldes altos, uno de 23 cm. y otro de 10 cm. (me caben los dos en la misma bandeja del horno) pero podéis utilizar uno más grande o reducir 1/3  las cantidades proporcionalmente.

Se engrasan con mantequilla y se espolvorea un poco de harina (con esto conseguimos 2 cosas, primero, que no se nos pegue el pastel al molde y podamos desmoldarlo sin problema y segundo, nos creará una pequeña costra que hará de  base del pastel)

Se llenan los moldes hasta las ¾ partes de su capacidad (no más, ya que si no, se nos desbordaría, porque crece en el horno, aunque luego baja).

Precalentamos el horno a 200 grados durante 12 minutos con calor arriba-abajo-aire. Pasado ese tiempo, metemos los moldes en la bandeja del horno a media altura y bajamos la temperatura a 175 grados, con calor abajo-aire, lo tenemos 1 hora aproximadamente.

En mi caso, he necesitado 1 hora y 10 minutos. A los 50 minutos, como veía que no estaba suficientemente dorado por arriba, le he subido la temperatura unos 10 grados, lo he puesto a 185 grados.

***Cada horno es un mundo, así que te aconsejo que lo hornees como suelas hacer con este tipo de pasteles, que son masas muy líquidas, tipo el pastel de arroz, pastel de nata…

***Sabremos que está horneado cuando todavía tiembla un poco cuando lo mueves, pero ves que ya no está líquido por dentro… no lo dejes horneándose hasta que esté totalmente duro, ya que este tipo de pasteles se endurecen y se asientan con el enfriado. Si lo dejas mucho tiempo en el horno, obtendremos una masa interior seca y dura y nos interesa que quede un corte limpio pero que el interior sea cremoso y suave.

***Puede parecer que es mucho tiempo de horneado, pero al ser mucha cantidad de masa, le hace falta; A mí, particularmente, me gusta que este tipo de pasteles queden altos y para que se haga bien, necesita ese tiempo.

By

Tarta princesa de cupcakes

tarta-princesa-de-cupcakes.2JPG

Este fin de semana mi sobrina Irene ha cumplido 6 añitos. Para celebrarlo con sus amiguitas, su tía y madrina (que soy yo 🙂 ) le ha preparado esta tarta. En cuanto la ví en este blog me enamoré de ella por lo original, lo vistosa y lo preciosa que queda y porque tampoco me parece demasiado complicada de hacer. Además es muy fácil de comer, ya que cada niñ@ coge su cupcake y ¡listo! ya viene dividida en porciones.

Si tienes alguna niña en la familia que sea muy princesa…¡ésta es su tarta!  Queda chulísima…

 

TARTA PRINCESA DE CUPCAKES

INGREDIENTES:

tarta-princesa-de-cupcakes.7JPG

ELABORACIÓN:

Para hacer esta tarta hemos necesitado, en primer lugar, una bandeja de buen tamaño para poder colocar toda la composición. Yo he usado una bandeja blanca de 45 x35 cm.

Se elabora una receta de masa de cupcakes de chocolate. Podéis utilizar la receta que más os guste, hacerlos de chocolate, de vainilla… o del sabor que vosotros prefiráis. Yo, como era una tarta para niños, he optado por hacerlos de sabor chocolate.

Deberemos obtener 20 cápsulas de tamaño pequeño (en mi caso, con cápsulas para magdalenas del nº 7) para la falda del vestido y 2 cápsulas algo más grandes para el cuerpo y la parte superior del vestido.

tarta-princesa-de-cupcakes4

También deberemos hacer una receta de buttercream de chocolate blanco, para ello podemos optar por hacer la receta de swiss meringue buttercream de chocolate blanco tintado con unas gotas de colorante rojo (para dar el tono rosa del vestido), o como yo, en este caso, he optado por hacer la receta:

            BUTTERCREAM DE MAGNOLIA BAKERY, que me parece una opción muy acertada, ya que utilizamos menos mantequilla, menos azúcar y conseguimos una textura perfecta, que mantiene la forma perfectamente y con la que se puede decorar sin problemas los cupcakes.

  • 3 cucharadas de harina
  • 240 ml. de leche
  • 225 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 225 gr. de azúcar glas
  • colorante rojo
  • chocolate blanco fundido (170 gr.)

En primer lugar, elaboramos una bechamel de la siguiente manera, ponemos en un cazo 30 gr. de mantequilla, llevamos al fuego y dejamos que se derrita, una vez que lo tenemos añadimos la harina tamizada y removemos bien durante 1 minuto como mínimo (deberá hacerse así para cocinar la harina y que luego no nos sepa a harina la bechamel).

Retiramos del fuego y le añadimos la leche caliente, removiendo continuamente, una vez que la bechamel ha absorbido la leche, volvemos a poner al fuego y cocinamos durante unos 12 minutos, removiendo continuamente hasta que espese. (Nos deberá quedar una consistencia tipo puddin). Dejamos enfriar totalmente.

Por otro lado, batimos el resto de la mantequilla con varillas eléctricas o en un robot tipo kitchen Aid, vamos añadiendo el azúcar poco a poco, si utilizamos una esencia para darle sabor, se la añadimos ahora y continuamos batiendo.

Le añadimos la bechamel FRÍA poco a poco, a cucharadas hasta que vaya absorbiendo toda la bechamel. Se continúa batiendo hasta lograr una crema suave y homogénea.

Si añadimos algún tipo de colorante, éste es el momento de añadírselo. Yo, le he añadido unas gotas de colorante rojo para darle el tono rosa. Aparte, para darle sabor, le he añadido el chocolate blanco fundido y frío, cucharada a cucharada, permitiendo que la crema vaya absorbiendo cada cucharada antes de añadir la siguiente.

tarta-princesa-de-cupcakes6

MONTAJE DE LA TARTA:

Tanto los cupcakes del corpiño del vestido como el de la cabeza los decoramos con fondant, siguiendo un poco la decoración que se ve en las fotografías. Se decoran fuera de la bandeja de presentación.

Por otro lado, colocamos los cupcakes de chocolate que forman la falda del vestido en la bandeja, SIN decorar. Los fijamos a la bandeja con un poco de crema de buttercream (para que no se nos muevan), acturará como si fuese pegamento.

***yo, he horneado las magdalenas en cápsulas blancas, normales para magdalenas y una vez horneadas las he metido en unas cápsulas plateadas. Esto es importante hacerlo sobre todo en las magdalenas que rodean el vestido, en las de fuera, que son las que se ven cuando presentamos la tarta. Las cápsulas del centro, se pueden dejar tal cual.

***En el caso de las 2 más grandes, las he horneado en unas cápsulas diferentes, con motivos infantiles.

tarta-princesa-de-cupcakes.3JPG

La falda se decora en la misma bandeja, una vez los tenemos bien colocados y fijados, se hace una flor con boquilla de estrella, partiendo desde el centro del cupcake hacia el exterior.

Por último, se colocan y se fijan a la bandeja (con una gota de butercream, que hará de pegamento cuando se enfríe) los dos cupcakes más grandes y el resto se decora como más nos guste, con letras, con flores, mariposas… eso depende ya del gusto y del espacio que os sobre en la bandeja.

***El diseño está totalmente inspirado éste del blog ” acup4mycake.com ”

tarta-princesa-de-cupcakes5

 

By

Receta de merengue

Os presento esta receta que muestra cómo hacer merengue italiano que os vendrá bien en cualquier ocasión. Yo la usé para hacer una de esas recetas de Halloween que tanto gustan a los más pequeños, dándole forma de fantasmas, y acompañadas con cupcakes de calabaza y mermelada de calabaza.

 

relleno-2

INGREDIENTES:

  • 120 gr. de claras de huevo
  • 200 gr. de azúcar glas
  • unas gotas de vinagre o zumo de limón, o pizca de sal
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla

 

ELABORACIÓN:

paso-a-paso-merengue-1

 

  • En un robot de cocina tipo Kitchen Aid, o bien con varillas eléctricas ponemos las claras de huevo (a temperatura ambiente montan mejor), le añadimos un chorrito de vinagre o de zumo de limón o bien una pizca de sal. (en sustitución de cremor tártaro, que es más difícil de conseguir) con esto, conseguiremos montar mejor las claras a punto de nieve, quedan más estabilizadas.
  • Comenzamos a batir a velocidad media-baja hasta que comience a espumar. Poco a poco, vamos subiendo la velocidad hasta que las claras se vayan poniendo blancas, cuando están blanquecinas, se va añadiendo el azúcar glas a cucharadas, de una en una, y sin dejar de batir hasta que acabemos con todo el azúcar.
  • Batimos hasta que prácticamente está totalmente montadas, añadimos el extracto de vainilla y batimos unos 30 segundos más. Comprobamos que las claras están haciendo picos fuertes (textura pasta de dientes…más o menos).
  • Colocamos el merengue en una manga pastelera con boquilla ancha para hacer la forma de fantasma. También se puede hacer cualquier tipo de figuras, tales como huesos, cestillos…
  • Procedemos a hornear a baja temperatura 100º con calor arriba-abajo durante 1 hora hasta que el merengue esté blanco pero duro por fuera (por dentro estará más tierno) dependerá del tamaño de las piezas el tiempo de cocción. Puede que necesitemos algo más de tiempo.
  • Dejamos los merengues dentro del horno, con el horno apagado y la puerta un poco entreabierta, para que se vayan enfriando sin sobresaltos y sin espantadas.

¡A tener en cuenta en el enfriado!

***En mi caso, como consecuencia de las prisas (necesitaba el horno para otra preparación), en vez de dejar enfriarse los merengues dentro del horno, los tuve que sacar una vez horneados y el resultado fue que se me arrugaron por el contraste de temperatura. En esta ocasión, como era para Halloween no me importó demasiado, ya que quedan todavía más “terroríficos”, pero del horno salieron lisitos y preciosos.

By

Pastel Vasco – Gateau Basque

gateau- Basque-pastel-vasco

Con un poquito de historia y una receta que es todo un icono de la gastronomía vasca me despido hasta después del verano. Un paréntesis que deseo para todo el mundo sea un remanso de paz, tranquilidad y descanso en compañía de quienes más querías 😉

El origen del Pastel vasco, se encuentra en Cambó (Lapurdi) y lo datan en el siglo XVII, según la historia que he visto en este artículo. En origen se fabricaba con harina de maíz, grasa animal (de cerdo generalmente) y miel. Era lo que hoy llamaríamos “un pastel seco”, sin relleno. Se hacía en las casas y se llamaba “etxeko biskottxa” o simplemente bizkotxat.

En el XVIII los viajeros los llamaban “pastel de los vascos”, pasando luego a pastel vasco” o “gateau basque”.

Este primitivo producto fue mejorado rellenándolo con las frutas del tiempo que en los caseríos tenían a su alcance (moras, higos, endrinas o cerezas).

El pastel vasco a la crema aparece al final del siglo XIX y en el siglo XX al fabricarlas los artesanos pasteleros incorporan como relleno la “crema pastelera” (incluso con vainilla y ron). Hoy por ejemplo muchos artesanos añaden a la masa almendra molida para mejorar su sabor.

El gateau basque relleno de cereza es típico de esa zona de Iparralde, por su cercanía a Itxassu, zona eminentemente cerecera, mientras que los que se fabrican en otras zonas están siempre rellenos de crema.

En este caso, os traigo una masa de pastel que lleva almendra molida y una pizca de impulsor químico, tipo levadura royal, cuya única función es ahuecar un pelín la masa, quedando mucho más rica.

También podéis ver esta otra versión de pastel vasco que ha sido la que he utilizado hasta ahora; pero reconozco que esta nueva versión está muy mejorada y me gusta todavía más.

INGREDIENTES:

  • Para la pasta:

                             .- 250 gr. de harina

                             .– 100 gr. de almendra en polvo

                             .– 200 gr. de mantequilla blanda

                            .– 150 gr. de azúcar

                             .– 2,5 gr. de sal

                             .– 2,5 gr. de levadura en polvo (tipo Royal)

                             .– 1 huevo

                             .– 1 yema

                            .– aroma (puede ser unas gotas de extracto de vainilla, de almendra amarga o bien azúcar avainillado)

  • Para el relleno:

             .- ½ litro de crema pastelera

.- media receta de relleno de cerezas

  • Además:

              .- 1 nuez de mantequilla para untar el molde

.- 1 yema de huevo para pintar el pastel

gateau- Basque-pastel-vasco.4JPG

ELABORACIÓN:

 

Para elaborar la masa, juntamos en un bol la harina, la almendra, la sal, la levadura y los azúcares. Una vez todo bien mezclado, añadimos la mantequilla a punto pomada (la habremos sacado con antelación de la nevera), y volvemos a mezclar bien. Después, le añadimos las gotas de extracto (opcional) el huevo y la yema. Mezclamos de nuevo hasta formar una masa homogénea.

*** En este punto observaremos que tenemos una masa bastante blanda y pegajosa, difícil de trabajar. No preocuparse por ello, separamos 1/3 de la masa (que será la tapa) y el resto, o sea, los 2/3 restantes los colocamos sobre un plástico film, cubrimos la bola con otro plástico film y aplanamos con el rodillo, formando una plancha redonda, más o menos del tamaño de nuestro molde o un poco más.

Al ir cubierta con film no se nos pega ni al rodillo ni nada. La colocamos sobre una bandeja y metemos en la nevera para que se enfríe. (es conveniente dejarla un par de horas mínimo, si es toda la noche, pues todavía mejor).

Procedemos de la misma forma con el tercio restante de masa, aplanándola con forma de círculo, del tamaño del molde –ni más ni menos-, de esta forma cuando esté fría nos será más fácil montar el pastel.

gateau- Basque-pastel-vasco.1JPG

Para elaborar la crema pastelera, podemos utilizar cualquier receta de crema pastelera que tengamos por costumbre hacer. Yo, particularmente, me decanto por la “crema pastelera tradicional”, ya que no lleva demasiadas yemas de huevo, da suavidad al pastel y complementa muy bien al resto de capas.

***Eso sí, cuando hago este pastel, a la crema pastelera le añado 50 gr. de azúcar, en vez de 75 gr. para contrarrestar el dulzor del relleno de cereza. Y luego no nos quede al final excesivamente dulce el conjunto.

Una vez elaborada, la dejamos enfriar y metemos en la nevera para que esté bien fría cuando la vayamos a utilizar.

 

Para elaborar el RELLENO DE CEREZAS, (para este pastel, hacemos la mitad de la receta, o sea, dividimos todos los ingredientes entre dos).

 

INGREDIENTES:

  • 1 kg. de cerezas, limpias sin rabos ni huesos (500 gr.)
  • 50 gr. de azúcar (25 gr.)
  • 20 gr. de harina fina de maíz (tipo Maizena)(10 gr.)

 

ELABORACIÓN:

 

Lavamos las cerezas, las secamos, quitamos los rabos y deshuesamos. Cuando obtenemos 1 kg. de cerezas, las echamos en un bol y añadimos el azúcar y mezclamos bien.

***En la receta original, se utilizan cerezas ácidas, (comunes en Alemania, pero difíciles de encontrar aquí), por lo que al utilizar cerezas dulces he reducido la cantidad de azúcar a la mitad; En caso de hacer el relleno con cerezas ácidas, añadirle 100 gr. de azúcar, en vez de los 50 gr. que pongo yo.

Dejamos macerar las cerezas un rato, hasta que suelten el jugo o zumo. Ponemos las cerezas con su jugo en una olla y las llevamos al punto de ebullición, las dejamos hirviendo a fuego suave unos 4 ó 5 minutos (hasta que se hayan ablandado un poco), retiramos del fuego y ponemos a escurrir las cerezas, pero recogiendo el jugo en un recipiente.

paso-a-paso-relleno-de-cerezas-1

Del líquido que hayan soltado las cerezas, separamos 250 ml. (que es lo que necesitaremos). Dejamos entibiar el jugo. Separamos 4 cucharadas del líquido y las mezclamos con la harina fina de maíz, el resto de zumo lo ponemos de nuevo al fuego y le añadimos la mezcla de harina, removemos enérgicamente con unas varillas y dejamos que se cuaje, mantenemos al fuego uno o dos minutos.

Ahora le añadimos las cerezas que tenemos reservadas escurriendo y mezclamos con el zumo espesado. Probamos para comprobar el dulzor y añadimos azúcar al gusto si queremos que esté más dulce. (yo, no le añado nada de azúcar). Dejamos que se haga otro minutito y retiramos del fuego.

Ya tenemos nuestra masa de cerezas lista para ser utilizada como relleno de tartas.

***Si queremos que no se note tanto los trozos de cereza, los chafamos con un tenedor, aunque como después se horneará con la tarta, para mi gusto, queda mejor sin chafar.

Una vez hecho, la dejamos enfriar, tapamos y metemos en la nevera para que se enfríe más.

paso-a-paso-relleno-de-cerezas-2

Montaje del pastel

 

Utilizaremos un molde de 25 cm. de base y 4 cm. mínimo de altura para montar el pastel. Untamos el molde con mantequilla, tanto la base como los laterales, cubrimos la base con un papel de horno recortado del tamaño de nuestro molde.

Sacamos de la nevera la masa que utilizaremos como base (la más grande, 2/3 de la masa), la tenemos casi extendida del todo, sólo nos faltaría darle unas pasadas con el rodillo para ajustar el tamaño de la masa a nuestro molde (base y laterales).

***Tendremos que trabajar con rapidez, ya que es una masa que en cuanto se calienta un poco, se vuelve pegajosa fácilmente y es imposible de trabajar. Así que le damos un par de pasada con el rodillo, quitamos el film superior, damos la vuelta sobre el molde y acomodamos en el fondo y los laterales del molde (quitamos ahora el otro film, que nos ha quedado por la parte de arriba). Nos ayudamos con las manos para apretar la masa contra el molde, de ajustarlo al molde.

Si disponemos de tiempo, metemos el molde con la base en la nevera para que se vuelva a enfriar

***Si se nos cuartea la masa, no importa, porque veréis que se junta muy fácilmente.

***En caso de que nos sea imposible estirar la masa en el molde porque se nos haya recalentado mucho, volver a hacer una bola, estirarla de nuevo sobre plásticos y llevar a la nevera para que se enfríe de nuevo.

Ahora procederemos a rellenar el pastel: colocamos sobre la base, la crema pastelera fría que tenemos. La extendemos y alisamos.

paso-a-paso-pastel-vasco-1

Encima colocamos nuestro relleno de cerezas, lo distribuimos bien por toda la superficie y solamente nos queda tapar el pastel. Para ello, sacamos de la nevera la masa que nos queda (1/3 de la masa) que tenemos extendida del tamaño de nuestro molde, le damos un par de pasadas con el rodillo, para dejarla bien lisa y quitamos el film superior, damos la vuelta sobre el pastel, quitamos el otro film que nos queda, colocamos cuidadosamente y cerramos el pastel, apretando los bordes para unir las dos piezas.

paso-a-paso-pastel-vasco-2

Pintamos, con la ayuda de un pincel, la parte superior del pastel con la yema de huevo batida para que adquiera un bonito color dorado.

Si nos ha quedado algún recorte de masa, podemos hacer el típico “lau buru” vasco, y colocarlo en el centro del pastel (como he hecho yo), también se pincela con huevo.

gateau- Basque-pastel-vasco.2JPG

Otra forma muy típica –y más fácil- de decorar el pastel, es haciéndole unas lineas trasversales con los dientes de un tenedor, hay que hacerlo después de pintarlo con el huevo, para que se queden marcadas.

 

Horneado:

 

Colocamos el molde sobre una rejilla de horno y en horno precalentado a 200º con calor arriba-abajo-aire durante 12 minutos aproximadamente, cuando introducimos el molde en el centro del horno, bajamos la temperatura a 170º con calor abajo-aire, durante 45/50 minutos aprox. hasta que haya cogido un bonito tono dorado y notemos que está hecho.

Una vez hecho, sacamos del horno y dejamos hasta que esté tibio en el propio molde. No intentar desmoldarlo en caliente porque está muy frágil y se desmoronaría totalmente. Si no tienes mucha pericia desmoldando pasteles con peso (como en este caso), es mejor que lo dejes enfriar totalmente en el molde y después lo metas en la nevera para desmoldarlo totalmente en frío.

***La receta de la masa para el pastel es de Martín Berasategui.

gateau- Basque-pastel-vasco.3JPG

           

 

 

By

Tarta mousse de chocolate y crema de turrón

tarta-2015

FELIZ 2015. URTE BERRI ON!!! Aquí tenéis mi propuesta para el postre familiar de estas navidades. También para año nuevo, como podéis ver 😉 Una riquísima tarta de 5 capas, perfectamente conjuntada en cuanto a sabores y texturas. No dejará indiferente a nadie. ¡os lo puedo asegurar!Tarta-de-mousse-de-chocolate-y-crema-de-turrón

TARTA DE MOUSSE DE CHOCOLATE Y CREMA DE TURRÓN

 

INGREDIENTES: (para una tarta de 20 por 15 cm.)

· Plancha de bizcocho gioconda de almendra

. Almíbar para calar el bizcocho (se puede aromatizar con algún licor al gusto, tipo Grand Marnier, Licor 43..)

· Mousse de chocolate: .- 150 gr. de chocolate para fundir

.- 375 ml. de nata para montar 35%

.- 2 hojas de gelatina neutra

.- pizca de canela

.- vainilla

· Crema de turrón de Jijona: .- 150 gr. de turrón del blando

.-150 gr. de chocolate blanco

(de fundir, tipo Nestlé postres)

.- 125 gr. de queso philadelphia

.- 250 gr. de nata para montar

· Glaseado de cacao brillante: .- 90 gr. de agua

.- 115 gr. de azúcar

.- 20 gr. de leche en polvo

.- 75 ml. de nata para montar

.- 25 gr. de cacao puro

.- 1 hoja de gelatina neutra

 

 

Tarta-de-mousse-de-chocolate-y-crema-de-turrón.1JPG

 

ELABORACIÓN:

 

En primer lugar preparamos una plancha de bizcocho gioconda de almendra. Una vez frío lo dividimos en dos partes y colocamos una de las dos planchas sobre un cartón de pastelería cortado de un tamaño 1 cm. inferior a lo que mide la plancha de bizcocho. (esto se hace para poder luego trasladar la tarta terminada a la bandeja de presentación).

Hacemos un almíbar para calar las planchas de bizcocho, de esta forma humedecemos el bizcocho y queda más jugoso.

Preparamos una mousse de chocolate de la siguiente manera: Derretimos el chocolate al baño maría y le añadimos una pizca de canela y mezclamos. Hidratamos las 2 hojas de gelatina en un bol con agua fría, una vez que están maleables, los sacamos y secamos bien con un papel de cocina. Hervimos 125 ml. de nata con la vaina de vainilla. Dejamos que se enfríe un poquito (que alcance unos 50º) y añadimos la gelatina, movemos hasta que esté totalmente desaparecida.

Juntamos la nata y el chocolate y mezclamos bien. Montamos la nata restante (250 ml) y se la incorporamos a la crema anterior (deberá estar fría, nunca caliente) con movimientos suaves y envolventes. Mezclamos con mucho cuidado para que no se nos baje, y nos quede una textura de mousse.

**Volcamos la mousse de chocolate sobre la base de bizcocho emborrachada con el almíbar y metemos al congelador. Dejamos un par de horas para que se congele.

Ahora preparamos la crema de turrón de Jijona: para ello, derretimos el chocolate blanco y lo dejamos templar. Por otro lado, deshacemos el turrón con un tenedor y lo juntamos con el queso de untar, mezclamos con una varilla hasta que quede una crema. Añadimos el chocolate tibio y batimos.

Montamos la nata y mezclamos con delicadeza en la crema anterior.

**Sacamos la tarta del congelador, colocamos la segunda plancha de bizcocho emborrachada y encima echamos la crema de turrón (puede que nos sobre un poco de crema). Volvemos a meter en el congelador.

Tarta-de-mousse-de-chocolate-y-crema-de-turrón.2JPG

Por último preparamos el glaseado de cacao brillante (efecto espejo) de la siguiente manera: Calentamos ligeramente el agua, el azúcar, la leche en polvo y la nata. Removemos bien y añadimos el cacao. Calentamos a fuego medio durante 8/10 minutos. Si tenemos un termómetro de azúcar, cuando alcance los 103º-105º retiramos del fuego. Si no lo tenemos, viene a ser cuando pasen esos 10 minutos aprox.

Dejamos que baje la temperatura del glaseado a 55º-60º (calentito) y añadimos la hoja de gelatina previamente hidratada. Mezclamos suavemente hasta desintegrarla en la crema. (no mover ni demasiado bruscamente ni mucho tiempo, para evitar que salgan burbujas).dejamos que esté casi frío.

***Sacamos de nuevo la tarta del congelador y echamos suavemente el glaseado por toda la superficie. Lo echamos en el centro y ella misma se va expandiendo hacia toda la superficie de la tarta. No conviene tocar con espátula ni nada parecido. Es mejor mover la tarta para que se vaya cubriendo entera. Dejamos enfriar. Podemos volver a meter en el congelador y está lista y congelada para ser utilizada en cualquier momento.

Si la queremos utilizar ya, en vez de meterla en el congelador la metemos en la nevera, de esta forma se descongelan las mousses y la cobertura coge cuerpo, se endurece un poco y se asienta.

***Esta tarta gana con 1 día de reposo, para que se asienten los sabores.

***es una tarta ideal para Navidad, sorprendentemente suave y con sabores de navidad.

***la textura que queda es perfecta para cortar en porciones.

***El bizcocho gioconda y el glaseado de cacao brillante están cogidos del blog I-recetas. La crema de jijona está tomada del blog L`exquisit.

Tarta-de-mousse-de-chocolate-y-crema-de-turrón.3JPG

By

Tartaletas de crema de turrón con chocolate

_Tartaletas-de-crema-de-turrón-y-chocolate

Deliciosa opción para un cafecito en plena época navideña. Estas tartaletas son una opción muy válida para estas navidades, su exquisito relleno nos evoca sin remedio a la Navidad.

TARTALETAS DE CREMA DE TURRÓN Y CHOCOLATE

 

INGREDIENTES: Para la crema de turrón:

· 150 gr. de turrón de Jijona (del blando)

· 150 gr. de chocolate blanco para postres (Nestlé)

· 250 gr. de queso crema tipo Philadelphia

· 250 gr. de nata para montar 35% m.g.

 

Para la crema de chocolate:

 

· 50 gr. de chocolate fondant

· unas gotas de extracto de vainilla

· 25 gr. de mantequilla a punto pomada

· 25 gr. de azúcar glass

· 1 yema de huevo

· 1 cucharadita de licor tipo Gran Marnier o Cointreau

 

 

Para las tartaletas:

· 200 gr. de harina

· 100 gr. de mantequilla fría

· pizca de sal

· 2 cucharadas de azúcar

· 2 ó 3 cucharadas de agua helada

 

Tartaletas-de-crema-de-turrón-y-chocolate-3

ELABORACIÓN:

 

En primer lugar, elaboramos las cestas de masa quebrada azucarada que utilizaremos para rellenar. Para ello, seguimos los consejos siguientes:

Colocar la harina, el azúcar y la sal en un recipiente grande y combinar bien.

Cortar la mantequilla fría en trocitos y mezclar rápidamente con la harina, amasar la mezcla con vigor entre las palmas de las manos para asegurarse de que la mantequilla se distribuya de forma pareja. La mezcla deberá tener la consistencia de migas.

Agregar el agua, de a una cucharada por vez, y mezclar con un tenedor hasta que la masa forme una bola. Acabar de juntar con las manos, fresando la masa. Nunca amasar.

Colocarla entre dos plásticos film y extenderla un poco para que luego sea más fácil extender. Merterla en la nevera y dejarla reposar hasta que se endurezca. (una hora mínimo)

*** esta masa puede enfriarse en la nevera hasta 4 días. También puede congelarse, antes de estirar o después de hacer la tapa de tarta o tartaletas durante 3 meses.

*** Cómo formar la tarta: Este tipo de masa se deshace bastante por el contenido de azúcar , por eso puede ser difícil de estirar. La superficie de trabajo debe ser fría; Retirar la masa de la nevera, en caso de que esté demasiado firme para estirar con facilidad, hay que golpearla con el palo de amasar o rodillo para que recupere la flexibilidad.

Enharinar ligeramente la superficie de trabajo y el rodillo. Colocar una hoja de papel de hornear o plástico film sobre la masa para impedir que se agriete y expandir sólo en una dirección, hasta que tenga un espesor de 5 mm. NO estirar la masa, porque esto provocará que se encoja durante el horneado.

Cortar círculos de tamaño adecuado para los moldes de las tartaletas. (Yo hago las cestas en los moldes rígidos para magdalenas o muffins).

Tartaletas-de-crema-de-turrón-y-chocolate-1

***A la hora de hornear, lo hago de la siguiente manera:

Cubro el fondo de cada tartaleta con un papel de hornear y coloco unos garbanzos encima para que haga peso y no “suban” durante el horneado; es decir, las horneamos “a blanco”, las tenemos 10 minutos con los pesos, las sacamos del horno, quitamos el papel y los garbanzos y continuamos horneando unos 5 minutos más, hasta que veamos que adquieren un tono dorado, cuando veamos que están secas y bien horneadas.

Una vez que tenemos las tartaletas totalmente frías, procedemos a elaborar los distintos rellenos. (las cazoletas se pueden hacer con antelación, se pueden guardar en latas metálicas cerradas, ya que se conservan muy bien. Si deseamos también las podemos congelar una vez terminadas).

Preparamos el relleno de chocolate: para ello, derretimos el chocolate en el microondas y dejamos templar, mientras tanto, mezclamos la mantequilla con el azúcar glass con una varilla manual hasta que estén ambos ingredientes totalmente integrados y tengamos una crema blanquecina y esponjosa. Se le añade la yema de huevo y el extracto de vainilla y se continúa batiendo. Echamos el licor y batimos. Por último, añadimos el chocolate derretido y tibio, tirando a frío, mezclamos hasta que tengamos la crema.

Con una cucharilla echamos la crema de chocolate y cubrimos el fondo de la tartaleta de manera uniforme.

Procedemos a preparar la crema de turrón de Jijona: para ello, derretimos el chocolate blanco por un lado y reservamos.

Por otra parte, en un bol, deshacemos el turrón de Jijona con un tenedor y lo mezclamos con el queso philadelphia. Batimos el conjunto para que coja bien de aire. Añadimos el chocolate blanco derretido y tibio y batimos con energía.

Montamos la nata y se la incorporamos con suavidad, podemos añadir primeramente un par de cucharadas de nata montada a la mezcla y batir enérgicamente (esto se hace para igualar texturas y que luego sea más fácil la incorporación del resto de la nata), el resto de nata montada se añade con delicadeza y movimientos envolventes. La crema-mousse obtenida la repartimos entre las tartaletas, rellenamos y con el dorso de una cuchara hacemos picos. Metemos en la nevera para que se enfríe. Dejamos unas horas (también se puede de un día para otro), cuando vayamos a servirlas las decoramos con un poco de cacao amargo y algún fideo de chocolate o cualquier otra forma de chocolate.

***La idea está sacada del estupendo blog de Sonia, L` exquisit.

***También se pueden hacer pasteles individuales con base de bizcocho genovés, mousse de turrón y cubierta de chocolate.

Tartaletas-de-crema-de-turrón-y-chocolate-2

By

Tartitas de manzana

tartita-de-manzana

 

Si os gustan los postres con manzana, no podéis dejar de hacer estas deliciosas tartitas, están  rellenadas   únicamente con manzana de la variedad reineta (que tiene un grado de acidez ideal para cocinar) y que al estar cocidas en vino blanco, le aporta un toque especial muy agradable al paladar. Se puede hacer de diferentes tamaños, tipo tartaleta individual, tarta grande…  de todas las maneras están francamente deliciosas.

TARTITAS DE MANZANA

 

INGREDIENTES:

· Masa o pasta sablée: .- 250 gr. de harina

.- 125 gr. de mantequilla fría

.- 75 gr. de azúcar glass

.- 1 huevo

.- pizca de sal

 

· 1 kg. De manzana reineta

· 400 ml. de vino blanco

· 250 gr. de azúcar

· ralladura de limón

tartita-de-manzana.2JPG

ELABORACIÓN:

 

En primer lugar elaboramos una masa o pasta sablée, para ello, sobre la harina tamizada, troceamos la mantequilla en pedazos pequeños y repartidos. Mezclamos estos dos ingredientes de tal forma que se consiga una textura arenosa, es decir, mezclar con ayuda de las manos hasta que se asemeje a migas de pan.

Una vez obtenido esto, hacer un volcán con ello e introducimos en el centro la sal, el azúcar y el huevo. Mezclar poco a poco de manera que el líquido no se escape. La masa estará lista cuando no se pegue ni a la superficie de trabajo ni a las manos. Posteriormente se une, (no intentar alisarla con un amasado prolongado, ya que lo único que haríamos es calentar la masa y provocar liga en ella).

Para unirla, alisarla y homogeneizarla, presionando ligeramente con la palma de la mano, empujándola hacia nosotros. Este método tiene la ventaja de no calentar la masa. Una presión enérgica es mejor que varias sucesivas.

Dejar reposar en la nevera por un par de horas para que se enfríe y se recupere del amasado.

Pasado ese tiempo, estiramos la masa con un rodillo dejándola toda del mismo grosor. Cortamos con cortapastas redondos de un tamaño superior a los moldes de tartaleta donde vayamos a hacerlo. Forramos los moldes con la masa y volvemos a meter en la nevera a enfriar, mientras preparamos el relleno.

***Dejamos unos recortes de masa para hacer el enrejado.

tartita-de-manzana3

Preparamos el relleno: para ello pelamos y descorazonamos las manzanas, las cortamos en octavos y las ponemos a hervir a fuego suave durante 15 minutos junto con el vino blanco, el azúcar y la ralladura de limón.

Retiramos del fuego y escurrimos la manzana sobre un colador, dejamos que se escurra bien hasta que se enfríe. Rellenamos los moldes de pasta sablée con la manzana presionando bien para que no haya aire entre los gajos.

***A mí me gusta que tenga mucha manzana, así que relleno sobrepasando un poco la tartaleta porque luego el relleno se merma algo con el horneado.

Cubrimos la manzana con una rejilla confeccionada con las tiras de masa de bordes dentados, pintamos con huevo la rejilla y procedemos a hornear.

Horneamos en horno precalentado a 180º durante 30 minutos aproximadamente, hasta que veamos que la masa está dorada y bien hecha.

 

***Se puede presentar espolvoreada de azúcar glass y con una crema inglesa

***Cuando cocemos la manzana en el vino blanco, comprobar el grado de dulzor de la manzana con la cantidad de azúcar, si nos parece poco dulce, añadirle algo más. A mi me gusta la variedad reineta que le da un toque ácido muy agradable.

tartita-de-manzana.1JPG

 

By

Pudin diplomático

Pudin-diplomático.1JPG

 

Este pudin (Pudding o budín) de nombre peculiar nos puede servir perfectamente como postre para el día de Navidad. Es sencillo y rápido de elaborar, se puede hacer por adelantado (muy importante en estas fechas) y además de vistoso,  está muy rico. Se puede acompañar con una cremita o bien con una bola de helado de vainilla que le sienta estupendamente.

En esta ocasión, lo he hecho con pan de molde sin corteza, para simplificar la cosa, pero se puede hacer con bollos que tengamos de un par de días o con planchas de bizcocho. Yo os dejo la idea por si os apetece incluirla entre vuestras recetas de Navidad.

Junto con esta receta os deseo de todo corazón que podáis disfrutar de estos días especiales en compañía de vuestros seres queridos y que estén llenos de amor y de “Magia en en tu … corazón” 😉

PUDIN DIPLOMÁTICO

INGREDIENTES: (para un molde rectangular de plum-cake)

· 85 gr. de azúcar

· 4 huevos

· ½ litro de leche

· 1 vaina de vainilla o 1/3 de canela en rama

· corteza de limón

· 9 rebanadas de pan de molde sin corteza

· 50 gr. de uvas pasas

· 100 gr. de frutas confitadas

· Caramelo: 50 gr. de azúcar

1 cucharada de agua

unas gotas de zumo de limón

· Para Decorar: frutas escarchadas, hojas de menta…

· Acompañamiento: crema inglesa o natilla ligera

Pudin-diplomático

ELABORACIÓN:

Hervir la leche con la vainilla y la corteza de limón, o bien la canela en rama. . Caramelizamos el molde en el que vayamos a elaborar el pudin . Para ello, ponemos en un cazo el azúcar, el agua y las gotas de zumo de limón. Calentamos hasta que empiece a hervir y dejamos en un hervor suave hasta conseguir un caramelo rubio. Vertemos rápidamente sobre el molde y lo caramelizamos. Dejamos aparte.

Por otra parte, mezclamos los huevos con el azúcar con una varilla manual. Seguidamente vertemos la leche hervida sobre el batido de huevos, mezclamos todo bien y colamos por un chino (para quitar la vaina de vainilla, la piel de limón…).

En el molde caramelizado colocamos una capa de rebanadas de pan de molde (sin corteza), añadimos parte de las uvas pasas (previamente remojadas en agua –en caso de que lo vayan a consumir niños- o ron –en caso de que sea para adultos) y parte de las frutas escarchadas cortadas en trocitos.

Repetimos esta operación, formando capas de pan y frutas y pasas. Al final, vertemos la mezcla de huevos y leche poco a poco, procurando que el pan se empape bien.

El molde con el pudin lo colocaremos dentro de un recipiente con agua (para hacer el baño maría) y lo introducimos al horno a una temperatura de unos 175/180 º , el tiempo de cocción oscila entre 30 y 45 minutos. Para asegurarnos de que está hecho, introduciremos una aguja en el centro del pudding y si sale limpia, quiere decir que ya está cocido.

Dejamos templar, desmoldamos y decoramos con unas frutas escarchadas.

***Se puede acompañar con una crema inglesa, o una natilla muy ligera.

Pudin-diplomático2