Inteligencia emocional

Cuestionando la Inteligencia Emocional

 

Por Rogelio Fernández

Habando el otro día con un buen amigo de Elgoibar, éste me indicaba la excesiva vehemencia de mis opiniones sobre la inteligencia emocional y de la necesidad de enmarcarla correctamente para que, de esa forma, contribuya a resolver los problemas que presenta la empresa en nuestros días y en nuestro entorno.

Este amigo me comentaba que todavía existe una gran dificultad en la definición de las herramientas de medición de la inteligencia emocional. También me comentaba que existen elementos definitorios como la cultura o las normas sociales que intervienen de manera determinante en la construcción de los comportamientos. La correlación de estos elementos con el comportamiento está probada científicamente, lo que no ocurre, con los postulados de la IE.

  

Por ello, me decía, se hace necesario un pensamiento sistémico en el cual se atiendan a todos los elementos determinantes del sistema para analizar su incidencia en el comportamiento de las personas en la empresa, para así aportar un claro significado al sentido o significado de la acción de las personas en las organizaciones y en su vida personal y social.

Este “amante” de la empresa me decía que la IE debe ser una parte más de los temas abordados cuando una persona, y quizás una organización, encuentre problemas ante una carencia de una competencia o habilidad emocional y que ésta le impida un comportamiento coherente con sus objetivos.

La inteligencia emocional estaría supeditada entonces al contexto y a su “intención”, es decir, al sentido y significado de la acción que esté llevando a cabo la persona, en este caso, dentro de una organización.

¿Cuál es su opinión? ¿Están de acuerdo con mi amigo?

6 pensamientos sobre “Cuestionando la Inteligencia Emocional

  1. Gotzon

    A mi me suena a reacción de defensa y discusión común acerca del territorio de cada cual.

    Si no hay adaptación en la herramienta, no parece inteligente. Y si el contexto aplasta la flexibilidad, la iniciativa, la cooperación.. pues tampoco.

    Creo que necesitamos desarrollar la inteligencia emocional de las personas y la inteligencia también de las organizaciones. Así se puede hacer un buen equipo, de otro modo nos vamos a segunda de cabeza.

    No se puede aplaudir con una sola mano

  2. Miren

    Creo, que el utilizar la inteligencia emocional, cuando una persona o la organización, encuentre problemas ante una carencia de una competencia o habilidad emocional, como he leído en el artículo, sería limitar su eficacia, sin ninguna razón, ya que la inteligencia emocional, no sólo se utiliza, cuando se carece de una competencia emocional determinada, sino también para desarrollar y aumentar las competencias emocionales, ya existentes, potenciando el desarrollo personal y de la organización.

  3. Mikel

    La verdad es que si no conoces el concepto te sueno un poco a “chino” o incluso a un grupo de “iluminados”.

    Creo que insertar la Inteligencia emocional en un contexto, o considerarlo tan solo dentro de las habilidades de una persona, le resta eficacia.

    Tomarlo como concepto general de funcionamiento en un grupo humano es lo que, a mi humilde entender, le da una potencialidad enorme.

  4. Jon

    la IE es em realidad y sin duda una parte importante en las vidas de las personas y teniendo en cuenta que el trabajo ocupa el mismo tiempo que el que dedicamos a dormir, es importante su desarrollo como persona y como empresa.

  5. Ainhoa

    Yo estoy más de acuerdo con el planteamiento de la IE, considerando las implicaciones que conlleva este sistema en relación de comportamientos y en relación de diferentes contextos. Nunca me he planteado la IE como aislada del ambiente o de los resultados, sino como una cadena.

    Ciertamente se centra en la persona, que es donde, al fin y al cabo, cada uno podemos actuar directamente.
    También podríamos actuar sobre los comportamientos y que de ellos se retroalimente a la emoción; pero esta teoría se me queda incompleta cuando se limita a considerar comportamientos únicamente.

    La realidad es que en las organizaciones las metas se establecen a corto plazo. El día a día marca el ritmo y cuesta ver más alla del año fiscal. Por eso, es complicado introducir la IE porque es un trabajo constante y a largo plazo. Para conseguirlo es imprescindible el apoyo de la dirección de la empresa.

  6. PABLO MORALES-LARA, Psi, MSM,MGB

    Muchos exitos y felicitaciones por este tipo de informacion. Resulta interesante el “feedback” de tus seguidores.
    Yo he seguido estudiando las diversas vertientes que conducen a la aplicacion de la IE. En efecto tambien estoy trabajando para darle una forma y un peso al comportamiento emocional de las personas. Cito algunas variables a tener en consideracion:

    Las variables externas son:
    La familia, como cimiento de valores, patrones y tambien tabus, y represiones
    La cultura. (ver culturas y modos de vida en tribus amazonas y africa)
    Entorno social, economico (el sistema economico influye en la conducta emocional)

    Las variables internas:
    Tenemos el desarrollo sicosexual y las pulsiones
    Los traumas
    y la interaccion neuro-biologica como fuente de produccion de las emociones
    donde incluye todo un desarrollo filogenetico.

    Las emociones y el desarrollo de las mismas, no son aisladas, como dice Mikel, muchas personas lo toman de forma muy aislada, por lo cual le resta valor cientifico.

    Esto suele suceder por la practica incesante y desproporcionada de personas que con el mejor de sus intereses intentan promover sus servicios en este campo, por cierto bastante interesante.

    En mi practica me he encontrado con este mismo problema, de empresas (personas que han tenido malas experiencias contratando a humoristas que dicen tener conocimientos en la educacion de las emociones…los resultados NEGATIVOS).

    La educacion emocional como dice Miren, es un proceso, quizas un poco largo y debe tener el compromiso de la alta gerencia. Si esto es asi, los RESULTADOS SON FANTASTICOS!

    La educacion emocional en el tratamiento de la Violencia de genero, para hombres resulta ser altamente valioso como tambien para el “sexual Harassment” en las oficinas.

    Reciban un cordial saludo
    PABLO

    Hacen un par de meses inicie una pagina en Facebook, cuando lo deseen pueden visitarme:
    Facebook/Institute Of Emotional Education.com

    Conferencias y aportaciones pueden comunicarse con toda confianza. Ofrecemos certificaciones y entrenamiento para “coaching” a nivel profesional, para personas regulares, y tambien a nivel ejecutivo.

    Mi email: pablomorales89@yahoo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *