Inteligencia emocional

La gestión del capital humano inteligentemente emocional y la innovación

Por María Luz Mollinedo Parada

Las personas en las organizaciones vuelcan sus conocimientos, habilidades, motivaciones y emociones. Conformando así el capital humano, fundamental para el éxito de la organización. Y, lo que es más interesante, consiguiendo desarrollos y crecimientos personales.

Desde hace ya un tiempo, sabemos que podemos y debemos gestionar esos recursos que las personas tenemos, como no puede ser de otra manera, llevamos con nosotros a nuestros puestos de trabajo. La cuestión es si sabemos “cómo” gestionarlos, si tenemos la “herramienta” y sabemos utilizarla eficientemente.

Parece que algunos de esos recursos ya se están gestionando como práctica habitual en nuestras empresas, con mayor o menor éxito, pero siempre con prudencia de manera organizada y estratégica de mejora. Así, por ejemplo, mediante planes de capacitación desarrollamos los conocimientos y habilidades de las personas que conforman las organizaciones.

  

Sin embargo, en lo que se refiere a motivaciones y, especialmente, a emociones, parece que queda mucho camino por recorrer. Ahí se sitúa la innovación en la gestión de las personas, ahí debemos situar la inteligencia emocional como instrumento de mejora en la gestión de personas en las organizaciones. Pienso que para innovar no tenemos que desarrollar técnicas o instrumentos nuevos, bastara con reconocer, movilizar y optimizar el conocimiento creativo que ya existe en los trabajadores y en las empresas, me refiero a la inteligencia emocional.

Ahora bien, capacidad de innovar requiere cambios importantes, cambios de mentalidades, de hábitos y costumbres, de estructuras, de acciones, en definitiva. La aventura se me antoja, cuanto menos, laboriosa, ya que ante la necesidad y/o posibilidad de realizar cambios se suelen generar emociones que pueden llevar a la equivocación, como es el miedo. Es necesario afrontar esos miedos y no dejarnos llevar por ellos, podemos hacerlo entendiendo esta transformación como una tarea ilusionante y apasionante. Este es el reto que tenemos y que yo asumo empezando por afrontar mis propios miedos.

¿Usted qué opina?

5 pensamientos sobre “La gestión del capital humano inteligentemente emocional y la innovación

  1. Gotzon

    Que el miedo es enemigo natural de la creatividad, del talento.. de la confianza necesaria para aprovechar lo mejor de las personas.

    Que las personas son o deben ser, no me cabe duda, el capital fundamental de cualquier empresa.

    Y para descubrirlo, cultivarlo, incentivarlo y aprovecharlo, hay que pasar del afán de control total -miedo- a contar con la gente -equipos, red etc.- en una organización inteligente

  2. NURIA

    ¡Desde luego que la unión entre innovación y personas es apasionante! La creatividad solo es propia de los seres humanos y es posible gracias a nuestra capacidad de cuestionamiento del estado de las cosas. Dentro del mundo de la empresa eso no siempre está bien visto: efecetivamente, el miedo a lo desconocido es el principla límite que existe dentro de las organizaciones. Y…¿a qué nos referimos cuando utilizamos la palabra organización, responsabilidadv de la empresa…? desde luego, a sus líderes, que son los responsables de la toma de la mayoría de las decisiones, o de las más estratégicas para la empresa. Desde mi punto de vista, si queremos tener empresas innovadoras, necesitamos líderes inteligentes emocionalmente, que se adapten a los cambios, que vivan la filosofía de Bruce Lee: ¡Se agua, adáptate! Un equipo de personas será tan creativo e innovador como lo sea su lider. Particularmente yo quiero líderes inteligentes emocionalmente que acepten colaboradores críticos y proactivos, que aprecien el talento de las personas y que no vean los cambios como obstñáculos sino como retos. ¿Y vosotros?

  3. Gotzon

    Lo mismo y tres más:

    . una organización que cuenta con la gente, no que tiene miedo a lo que venga o a quien me pueda mover la silla

    . líderazgo compartido, que no hay nadie que las tenga todas consigo y se necesita la implicación de todos

    . funcionamiento en equipos que den forma a ese entorno de organización red, bien comunicada por todos los medios, flexible e inteligente

  4. josetxo

    Este post es clarificador en tanto define la IE como un instrumento,una herramienta o un arma para que la armonía en los equipos se dé y con ella se genere el caldo de cultivo en el que aflora la creatividad que da lugar a la innovación..
    Por ponerte un sólo pero,decirte que no existe el conocimiento creativo como tal conocimiento aunque sí la creatividad consecuencia de la Inteligencia Instintiva que todos poseemos pero que el pensamiento nos ha ido ocultando.
    En lo referente al temor,el prepotente y el temeroso son la misma persona.Si los observas verás que cuanto más prepotentes son con aquéllos que consideran inferiores,más serviles se muestran con aquéllos que creen son más poderosos.
    Respecto al comentario de Nuria:magnífico en su totalidad.Sólo una cuestión de matiz.Donde dices “inteligentes emocionalmente” prueba a decir “emocionalmente inteligentes” y verás que el discurso se vuelve más fluído,más inteligible.
    En cuanto a tu comentario,querido Gotzón,no veo la posibilidad de que pueda darse el liderazgo compartido.Tengo mis dudas sobre esto.
    Con todo el cariño,saludos.

  5. ANA CLARA ZAPATA G

    La aplicación de la inteligencia emocional en las empresas requiere un proceso de conocimiento por parte de los jefes y los empleados para tener una comunicación asertiva. La emoción no debe ocupar todo el espacio sino tener una buena parte de razón. Utilizar la inteligencia emocional debe se la apuesta a futura para mejorar tidos los inconvenientes que tenemos en la interacción con los demás y con nosotros(as).
    Atentamente,

    ANA CLARA ZAPATA G

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *