Inteligencia emocional

La gratitud genera un atractivo personal

Por José Antonio González

“¡Es una persona desagradecida!” Nos referimos con esta expresión a la persona que no es capaz de agradecer, a alguien lo que alguna vez ha hecho por ella. A su vez decimos que esa persona “¡No se merece nada!” Por tanto estamos afirmando que el ser agradecido es una cualidad de mucho valor en las personas. Sin duda alguna que la “gratitud” otorga poder a la persona, atractivo, simpatía, genera confianza y promueve el bienestar. La “gratitud” es algo innato, algo que podemos aprender:

  • Podemos aprender a ser personas agradecidas.
  • Pero hay personas también que aprenden a ser personas desagradecidas.

A todos(as) nos importa y seduce ser atractivos(as) y admirados(as). Hay algunas personas que eso lo quieren comprar con dinero y siempre fracasan en su objetivo. El desarrollar en nosotros(as) el poder de la “gratitud” consiste en ser generosos dando a los(as) demás lo mejor de nosotros(as) mismos(as) (emocionalmente hablando), sin esperar por ello nada a cambio, sino disfrutando del mero hecho de dar y por otra parte expresar agradecimiento a cualquier persona que consideremos es digna y se merece nuestro agradecimiento o utilizar nuestro potencial de ser agradecidos.

¿Usted qué opina?

2 pensamientos sobre “La gratitud genera un atractivo personal

  1. Gotzon

    O también que cuando sonríes a la vida, la vida te sonríe. Son variantes de un mismo sino que alimenta la evolución de la especie. Será cosa de animarse ¿no?

  2. Ernesto Rodríguez

    Me parece excelente el trabajo realizado sobre la gratitud y deseo recibir una ampliacion del tema.
    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *