Inteligencia emocional

No hay emoción sin contexto

Hay un debate muy interesante del que quiero hablar hoy. Se trata del p15510_el-contexto-es-importanteapel de las emociones de las personas con respecto de sus circunstancias.

Hay una inclinación a pensar que la inteligencia emocional, las competencias emocionales pueden hacer que las personas cambien, construyan sus vidas como deseen. Esta idea nace de entender que las emociones son, no solo domables, sino dirigibles. Es decir que la persona puede llegar a dominar su respuesta emocional hasta modularla en función a la conveniencia de sus intereses. Una conclusión incorrecta desde mi punto de vista y que alimenta una falsa fantasía de control que antes o después nos condena o a la frustración o a la culpa. Nos equivocamos si creemos que la inteligencia emocional puede hacer que dominemos nuestras emociones, de lo que se trata es de que una vez que se manifiestan las podamos gestionar de la manera más inteligente que sea posible.

La clave es la relación entre emoción y contexto. A veces cometemos el error de hablar de las emociones como de elementos psicológicos con una entidad independiente, perdiendo la perspectiva de que en realidad son respuestas de tipo valorativo con respecto de la interacción entre el sujeto y su contexto (Scherzer, 2003).

Es el contexto el que hace inviable manejar las emociones en ciertos momentos. Las situaciones a las que nos enfrentamos a menudo son imprevisibles, nuevas y con capacidad para desbordar nuestra experiencia y nuestra habilidad. La muerte de un ser querido, una ruptura amorosa, sufrir cualquier tipo de violencia, o cualquier revés serio de la vida son hechos para los que uno no está nunca lo suficientemente preparado. Es más creo que nuestra valiosa vulnerabilidad, clave de nuestra humanidad, se basa en vernos impactados emocionalmente por lo que sucede a nuestro alrededor. En este sentido las emociones negativas tienen también un papel fundamental. De ahí que concluir que la persona tiene completamente en sus manos la decisión de qué sentir, cómo emocionarse o si ser feliz sea, otro sinsentido.

Tenemos un cierto margen de maniobra y, efectivamente, adquirir competencias emocionales derivadas de la experiencia nos puede ayudar mucho. Pero de ahí a la conclusión de que si somos infelices es porque no hacemos lo suficiente para serlo hay un abismo. La inteligencia emocional nos ubica ante la posibilidad de mejorar nuestras capacidades de respuesta emocional pero solo desde el punto de vista de cómo gestionar nuestras emociones después de haberlas generado, nunca antes.

El problema es que terminemos exigiendo a las personas que ejerzan un determinado control emocional sobre su vida que tal ni puedan, ni quieran ejercer. El problema es que intentando mejorar nuestras capacidades para enfrentar situaciones que vivimos a diario, terminemos generando frustración y/o culpa. Y es que no hay emoción sin contexto, de la misma manera que no hay posibilidad de controlar la incertidumbre. Tenemos herramientas para ser más felices pero nunca la felicidad puede ser una imposición, es una elección y un derecho, no una obligación.

3 pensamientos sobre “No hay emoción sin contexto

  1. Yolanda Salvaitierra Ferrón

    Desde mi experiencia de trabajo con familias es que las emociones tiene una función que cumplir y el modo cómo se sienten y expresan dependen del temperamento que traigamos al nacer. Podemos proponernos “educar” las emociones pero si no tenemos en cuenta función y temperamento lo que conseguimos es un “adiestramiento de control” que sólo lleva a contentar al status quo! La inteligencia emocional forma parte del desarrollo cognitivo, aprender de las emociones durante los primeros años de vida es la posibilidad de activar todas las capacidades adaptativas que requiere la maduración neurológica, sin ellas la inteligencia (capacidad de relacionar y utilizar los recursos propios para generar nuevas capacidades y recursos) no tiene demasiadas posibilidades de prosperar. La esencia humana cuenta con un número infinitos de potencialidades, sólo hay que acompañarlas y cuidarlas para que adquieran todo su esplendor!
    Te dejo mi último post dirigido a las familias http://www.kash-lumn.com/mami-yo-puedo/ espero que sea de tu interés y muchas gracias por las posibilidades de debate que plantea esta entrada. Como siempre, interesantísima, felicidades!

  2. Olaia Agirre

    Totalmente de acuerdo, según el contexto, o más bien, cómo percibo yo ese contexto es el que despierta en mi unas u otras emociones. Por tanto, ¿podría ser una forma de trabajar las emociones trabajar en la reinterpretación de lo que está sucediendo? Un abrazo!

  3. Tai game chem hoa qua

    Thanks picking the correct to go about this approach, Personally i think powerfully with this complete and consequently adoration grasping much more about doing this idea. Assuming likelihood, due to the fact enjoy proficiency, exactly what brain improving a blog website using even more knowledge? This is very of great help for everybody.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *