Inteligencia emocional

¿Qué tal están las plaquetas de vuestra organización?

La palabra crisis, tan escuchada en estos últimos años, está relacionada con algún tipo de suceso que origina un cambio y, a su vez, la necesidad de volver a estabilizar una situación. Toda organización u organismo se encuentra constantemente en la búsqueda de cierto equilibrio que posibilite su desarrollo.
Si bien no podemos predecir a ciencia cierta cuándo ocurrirá una crisis, sí es posible, analizar distintas probabilidades y generar planes de contingencia que, en caso de que se produzcan, posibiliten volver a una situación equilibrada en el menor tiempo y de la manera más armónica posible.

Me gusta pensar a las organizaciones como organismos vivos ya que en definitiva, estas están conformadas por personas. El hecho es, que hace no mucho, por motivos que no vienen al caso, me encontré con la necesidad de indagar sobre la función de las plaquetas en el organismo, pues bien, encontré entonces cierta analogía con el funcionamiento de las organizaciones:

Aunque no se tenga un plan de crisis formal dentro de una organización es necesario, identificar a aquellos miembros que posean la capacidad de generar respuestas adecuadas en situaciones de este tipo. Ello nos permitirá actuar de una manera más adecuada y efectiva y nos evitará posibles hemorragias o trombos que deriven en problemas mayores.
Para entrar en el tema debo decir que, según la Federación Mundial de Hemofilia, “las plaquetas son pequeñas células que circulan en la sangre; participan en la formación de coágulos sanguíneos y en la reparación de vasos sanguíneos dañados”.
Como podría pasar en cualquier organización, mientras se encuentra estable, estas células pasan casi desapercibidas, sin embargo, en una situación de crisis son ellas0006_Plaquetas quienes actúan en primera línea. Si te pones a pensar, en toda organización podemos encontrar esas personas capaces de actuar frente a situaciones críticas y así evitar males mayores.

Sin embargo, nuestra organización también puede padecer de ciertas patologías similares a las relacionadas con las plaquetas:

Trombocitopenia

Es cualquier trastorno en el que el organismo cuenta con una cantidad de plaquetas anormalmente bajas.
Nos encontramos entonces en una situación en la que la organización no cuenta, o no identifica, la cantidad adecuada de personas que puedan resolver situaciones críticas o imprevistas.

Trombocitosis

En este caso, el trastorno se encuentra relacionado con un elevado número de plaquetas en el organismo.
Pensando en la organización, cuando son demasiadas las personas que intervienen en una situación de crisis es posible que “demasiadas manos” generen el efecto contrario al que se desea.

Otros trastornos de coagulación

En este caso, no es la cantidad la que falla, sino el proceso de hemostasia en el que diversos factores intervienen para que las plaquetas puedan formar el coágulo e iniciar el proceso regenerativo de la zona afectada.
A nivel organizacional, el proceso es fundamental a la hora de poder subsanar positivamente situaciones de crisis. Identifico a esos factores que unifican a las plaquetas como, por ejemplo, habilidades emocionales, trabajo en equipo, liderazgo.

En definitiva, para que una empresa pase con éxito situaciones de crisis no solo debe tener la cantidad adecuada de personas, sino que ellas también deben contar con las habilidades necesarias que les permitan trabajar en pos de un objetivo común.

¿Dónde sangra vuestra organización?

¿Están preparadas vuestras plaquetas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *