Inteligencia emocional

tú también puedes emocionARTE en el cole

contacto con Mari Mar, directora del colegio Trueba, tras una jornada relacionada con la innovación educativa que se celebra en Madrid, qué curioso, la directora del cole en el que curso EGB (Educación General Básica),

8 cursos que equivalen a los seis años de primaria y los 2 primeros de secundaria, un viaje al pasado, desde los 5 a los 13 años aproximadamente, de los 6 a los 14, esa edad en el que el niño está próximo a ingresar en la adolescencia, qué lejos queda,

aunque siempre adolecemos de algo, no importa que te hagas mayor,

y quedo con ella para visitar de nuevo el cole, un viernes por la mañana, aprovechando que estoy con un par de talleres de 7 emociones en Bilbao y Vitoria, visita a los primeros años en el cole, qué rico,

en este ejercicio que me lleva de no reconocer nada de lo que veo, en la entrada, tan cambiada, con las 8 palabras clave del modelo del centro, el taller de Mindfulness, en mis tiempos no existía eso, TRUEBA FOR CHANGE, o el centro de comunicaciones,

pasando a las salas de reuniones, en las que nos encontramos un guiño a las grandes urbes del mundo, Tokio, Nueva York y Madrid sustituidas por Tijuana, Efeso y Artxanda, qué bueno es el sentido del humor, cada vez que lo aplicamos con gusto,

para pasar a recordar poco a poco esas instalaciones en las que juego y crezco, la cancha de baloncesto, la piscina, el campo de fútbol, el corredor para coger los autobuses, el comedor con las bandejas, unas bandejas que sobreviven al tiempo,

qué recuerdos,

pasando por las aulas, el salón de actos, subiendo hasta el último piso, en el que un proyecto inesperado nos recibe, Atapuercos, una recreación en toda regla de una cueva prehistórica que no llego a visitar en profundidad,

está tan oscuro y no tenemos tiempo para prender el fuego,

una cueva que me deja entrever qué bonito es este enfoque en el que nuestros jóvenes desarrollan proyectos en los que se entretejen las materias, y las mates conviven con la historia, y con la geografía, y las ciencias naturales con la tecnología,

y en las que las cajas se rompen, dentro de la cueva, y el grupo experimenta, y volvemos un rato a la pre-historia, como es mi caso, en este cole que no conozco, y que sí recuerdo, vaya si me acuerdo de las bandejas del comedor, Mari Mar,

muchas gracias por este paseo en el tiempo, y por este maravilloso proyecto en el que las emociones, el buen gusto, el hacer colaborativo y el cariño están presentes en cada rincón.

   así lo vimos…

de vuelta a casa busco este vídeo en el que puedes observar cómo luce la vida en la gruta, Atapuercos, en este viaje a la pre-historia, a lo que vive antes de que la historia comience, 14 años y la adolescencia, mira que ha llovido desde ahí.

y dejo para el final un par de fotos, de este concurso de fotografía que nos permite contactar, desde nuestra particular forma de ver el mundo, lente mediante, con el mundo de las emociones,

qué bueno que en un punto del camino se hacen presentes en el cole, emocionARTE, o el arte de la emoción.

Muchas gracias por tu tiempo y tu cariño, Mari Mar, txapelduna, campeona, claro que sí, la próxima te llamo para juntarnos, bandejas mediante, a comer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *