Inteligencia emocional

Mindfulness: más práctica y menos prédica

Quería saber, pero, sabía que estaba equivocado en el planteamiento. Quería saber qué es y, sobre todo, qué no es Mindfulness, por qué ahora se está hablando tanto de ello, qué beneficios reporta a nuestra sociedad o qué tiene la sociedad en la que vivimos para que haya acogido con tanta fuerza esta práctica.

Me inquietaba y quería despejar mis dudas en cuanto al barullo que se ha formado en cuanto al concepto… mindfulness para ligar, para cocinar, para dejar de fumar, para conseguir trabajo… ¿Dónde está el límite?, ¿dónde está la linde entre ficción y realidad?, ¿es una moda?, ¿es un cuento chino (y nunca mejor dicho) ?, ¿es cosa de personas aburridas? ¿Aporta algún beneficio a la persona, a la sociedad? ¿Qué pueden aportar las técnicas orientales a nuestra sociedad híper conectada e híper estimulada? Quería saber, pero sabía que estaba equivocado.

Me interesaba la relación de las prácticas meditativas con la comunicación, con el ámbito empresarial y, en concreto, en el liderazgo. Sabía que había algunos autores como Boyatzis y MacKee que se apoyan en los planteamientos de Jon Kabat-Zinn como elementos centrales para el desarrollo y el mantenimiento de la capacidad de liderazgo. Quería saber si tiene hueco la atención al momento presente en la vida organizacional, si tiene relación con la Psicología Positiva…. Pero sabía que estaba equivocado en mi planteamiento.

Como quería saber tantas cosas, cité a David Alvear Morón. David, forofo de la Real
Sociedad y también doctor en Psicología y una de las personas referentes en el Estado en cuanto a Mindfulness, tanto a nivel de aplicación como de investigación, con varios libros escritos e investigaciones presentadas en congresos y perteneciente a las principales asociaciones especializadas del ramo. Llamé a David porque es mi maestro de meditación en Baraka, espacio referente en el territorio por el tiempo que llevan trabajando y la calidad de sus intervenciones.

David me dio respuesta a estas y a otras muchas preguntas que fueron realizadas en una charla distendida en la Universidad de Deusto, en su campus de San Sebastián donde doy clase. Respuestas, acertadas, generosas y precisas que, sin embargo, no me quitaron la sensación que tenía de que me estaba equivocando. Porque como me enseñó otra gran maestra de vida, Adela Toledo, con la que llevo compartiendo vida muchos años, vida que no lecho, la esencia del mindfulness, de la meditación, es su práctica. Lo mismo me dice David… practica… y a eso voy.

Yo les dejo con la entrevista ya que estaba hecha, pero no se equivoquen, la verdad está en la práctica meditativa de atención al momento presente.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *