By

Tarta mousse de tiramisú

DSC_1567_phixr

Esta  tarta  mousse queda muy rica, si te gusta el tiramisú, he preparado esta  versión en tarta, la receta del bizcocho de almendra y la mousse es de Paco Torreblanca, aunque adaptada a mis gustos y preferencias.

He querido darle un toque diferente en la decoración, espero que os guste.

***No tengo foto del corte porque era para regalar, pero os lo podéis imaginar…ummm…

TARTA MOUSSE DE TIRAMISÚ

 

INGREDIENTES: Para la base: bizcocho enrollado de almendra

Para el relleno: mousse de tiramisú

Para la cobertura y decoración: cacao en polvo y láminas de

chocolate.

BIZCOCHO ENROLLADO DE ALMENDRA

***cantidades para 2 planchas de 300 gr. cada una

· 130 gr. de almendra molida

· 100 gr. de azúcar

· 40 gr. de harina

· 160 gr. de huevo líquido (3 huevos aprox)

· 2 yemas (40gr)

· 3 claras (100 gr.)

· 25 gr. de azúcar

DSC_1569_phixr

ELABORACIÓN:

Por un lado, montamos los huevos y las yemas con los 100 gr. de azúcar hasta conseguir una crema blanquecina que haya doblado el tamaño, lo haremos con una batidora eléctrica de varillas (que nos facilitará el trabajo).

Una vez montado, añadimos la harina y la almendra molida que habremos mezclado y tamizado previamente. Se lo incorporamos con movimientos envolventes, sin castigar mucho el batido, procurando no bajar la crema.

Por otro lado, se montan las 3 claras que teníamos reservadas. Cuando están casi montadas a punto de nieve, se le añade el azúcar y se continúa batiendo hasta conseguir unas claras montadas a punto de nieve firme.

Cuando tengamos las dos bases montadas, se mezclan con cuidado, con movimientos envolventes y circulares, de abajo hacia arriba, procurando que nos quede una masa esponjosa, unir únicamente hasta que se junten las dos masas. NO BATIR.

Meter la masa en una manga pastelera con boquilla lisa, preparar las placas del horno, para ello, las forraremos de papel de hornear y escudillaremos la masa homogéneamente por toda la superficie de la placa.

*** Por eso, utilizo la manga pastelera, para ir trazando líneas hasta rellenar toda la plancha, de esta forma queda todo del mismo grosor.

Hornear en horno precalentado a 200º durante 6/8 minutos, hasta que veamos que está hecho.

DSC_1561_phixr

MOUSSE DE TIRAMISÚ

***Ingredientes para un molde de 25 cm

· 90 gr. de azúcar

· 45 ml. de agua

· 4 yemas de huevo

· 1 sobre de gelatina o 6 hojas

· 350 gr. de queso mascarpone (o philadelphia)

· 400 gr. de nata para montar 35% m.g.

· 25 ml. de leche

· virutas de chocolate

 

ELABORACIÓN:

Cocer el agua con el azúcar (preparar un almíbar) y mantenerlo al fuego durante un par de minutos hirviendo.

Calentar la leche en un vaso pequeño y verter el sobre de gelatina, remover y dejar esponjar o hidratar durante unos minutos, hasta que veamos que la gelatina ha esponjado.

Poner a montar las yemas y cuando estén blanqueadas, agregar el almíbar poco a poco, batiendo sin parar hasta lograr una crema blanquecina y espesa. Añadir la gelatina hidratada y continuar mezclando.

Por otro lado, mezclar el queso mascarpone con la nata y ponerlo a montar con una batidora de varillas, de modo que quede una crema semimontada.

Cuando las yemas estén templadas (nunca frías), ponerlas en la montadora y mezclarlas con la nata y el mascarpone que se han montado anteriormente. Hacerlo con movimentos suaves y envolventes.

Añadir virutas de chocolate y mezclar, si queremos que el relleno tenga trocitos de chocolate.

MONTAJE DE LA TARTA

En un molde redondo con base desmontable, se recorta una base de bizcocho del tamaño del molde, encima se vierte la mousse de tiramisú y se lleva a la nevera a enfriar hasta que cuaje. Este proceso es mejor hacerlo de un día para otro. También se puede congelar y dejar la decoración para el día de su uso.

A la hora de decorar, se puede hacer de muchas maneras, en este caso, he optado por hacer unos triángulos de chocolate y espolvorear la superficie de cacao.

***El cacao conviene espolvorearlo justo antes de servir, ya que si no se humedece.

By

Tarta navideña de crema de castañas y chocolate blanco

DSC_1244_phixr

Si todavía no tienes decidida la tarta para Nochevieja o Año Nuevo, estás de enhorabuena porque has llegado a tiempo y con esta tarta se han acabado tus quebraderos de cabeza. Esta tarta navideña de crema de castañas y chocolante blanco nos sirvió para la cena  familiar de  Nochebuena, y fue un éxito absoluto, gustó a todo el mundo, alguno incluso dijo que era la tarta de mousse más rica que había probado nunca.

El resultado es una mousse suave, con un sabor indescriptible pero buenísimo, la mezcla de bizcocho de castañas, chocolate blanco, crema de castañas y dulce de leche es perfecta, y encima acabas con una cobertura de chocolate negro que hace que cada bocado sea una auténtica delicia. Además cumple todos los requisitos para ser el postre de honor en estos días tan especiales: es una mousse nada empalagosa, suave y ligera para después de comidas copiosas, se puede hacer con muchísima antelación (ya que admite perfectamente el congelado) y tiene ingredientes claramente navideños.

Espero que hagáis esta que es una de mis recetas de navidad preferidas y me contéis el resultado. Aprovecho para desear a todo el mundo un Feliz Año. Yo intentaré seguir endulzando la vida a todo el mundo que llegue a Magia en mi cocina 😉


TARTA NAVIDEÑA DE CREMA DE CASTAÑAS Y CHOCOLATE BLANCO

INGREDIENTES: (para un molde de 35 por 23) 15/20 raciones

Para el bizcocho de castañas:

· 150 gr. de crema de castañas

· 2 yemas pequeñas

· 90 gr. de harina

· 3 claras de huevo

· 75 gr. de azúcar

Para la mousse de castañas, chocolate blanco y dulce de leche:

· 150 gr. de chocolate blanco (100 gr)

· 200 ml. de nata líquida (150 ml)

· 100 ml. de leche (50ml)

· 150 gr. de azúcar (100 gr)

· 1 sobre de gelatina o 6 hojas (1 sobre o 4 hojas)

· 450 gr. de crema de castañas (300 gr)

· 500 ml. de nata montada (300 gr)

· 3 yemas (2 yemas)

· 100 ml de dulce de leche (65 ml)

Para la cobertura:

· 200 gr. de chocolate de cobertura (150 gr)

· 100 ml. de nata (75ml)

· 1 cucharada de mantequilla

Para la decoración:

· Chocolate de cobertura negro

· Chocolate de cobertura blanco

**Entre paréntesis pongo las cantidades para un molde redondo de 25 cm.

DSC_1299_phixr

ELABORACIÓN:

Para la plancha de bizcocho de castañas, montaremos las claras a punto de nieve bien firme y reservamos. Por otro lado, juntamos las yemas y el azúcar y con unas varillas eléctricas las montamos también, batimos sin parar hasta que adquieren un color blanquecino, aumentan el tamaño y quedan como una crema.

A esta crema de yemas y azúcar le añadimos la crema de castañas, a partir de ahora toda la manera de introducir los ingredientes será con varilla manual, movimientos suaves y envolventes, moviendo la varilla de abajo hacia arriba procurando siempre que se unan bien los ingredientes pero sin castigar la mezcla, sobre todo para que no se nos baje, ya que no lleva levadura y la forma de subir y quedar esponjoso la plancha de bizcocho es por el efecto de las burbujas de aire que introducimos en la masa.

Por lo tanto, añadimos la crema de castañas, como ya he dicho, una vez bien incorporada se añaden las claras montadas a punto de nieve que teníamos reservadas, seguidamente se incorpora la harina tamizada. Mezclamos con suavidad hasta que todo esté bien mezclado.

Preparamos una plancha, o bien la bandeja del horno, la forramos con papel de hornear. La masa del bizcocho se puede echar a la bandeja de dos formas, o bien directamente del recipiente donde la hemos batido, y luego alisándola bien con una espátula para que quede igual por todos los lados, o bien, se introduce la masa en una manga pastelera con boquilla lisa y algo ancha y se va rellenando toda la bandeja o plancha. Primero se hace un marco con masa por todo el borde y después se va cubriendo con filas hasta tapar toda la bandeja. Se iguala con la espátula por si nos ha quedado algún hueco.

***A mí, concretamente, me gusta más este segundo método, ya que de esta manera te aseguras que hay exactamente la misma cantidad de masa en toda la plancha, lo que le da un acabado y aspecto mucho más profesional.

Una vez tenemos la masa lista, introducimos en horno precalentado a 200º, bajamos la temperatura a 190º y horneamos unos 8/10 minutos hasta que veamos que comienza levemente a dorarse, si vemos que al presionar la masa con el dedo, ésta vuelve a su sitio, significa que ya está listo.

Una vez horneado, sacamos la plancha del horno, dejamos enfriar unos minutos, damos la vuelta y retiramos el papel con cuidado. Dejamos que se termine de enfriar.

DSC_1240_phixr

Para la mousse de castañas, chocolate blanco y dulce de leche, primeramente montamos la nata ( 500 ml) y reservamos. Hidratamos el sobre de gelatina en 50 ml. de leche fría, el resto de la leche ( 50 ml) la calentamos y una vez hidratada la gelatina juntamos con la leche caliente y mezclamos bien hasta que se disuelva.

Por otro lado, ponemos un cazo al fuego y cocemos la nata líquida (200 ml) con el azúcar, retiramos cuando rompa a hervir, añadimos las yemas de huevo y batimos enérgicamente, las añadimos de una en una teniendo la precaución de que no cuajen, para ello hay que batir con rapidez y enérgicamente. Incorporamos entonces la gelatina hidratada (que teníamos reservada) y el chocolate blanco (que habremos fundido previamente), deshaciendo todo bien.

A continuación, añadimos la crema de castañas, mezclamos con las varillas y una vez bien mezclado, añadimos la nata montada que teníamos reservada en la nevera.

La nata se incorporará de la siguiente manera: cogemos algo menos de 1/3 de la nata y la mezclamos con vigor, con fuerza, batiendo bien (esto se hace para igualar texturas), el resto de la nata se incorpora de forma suave, con movimientos envolventes y con delicadeza para que coja aire y nos quede la textura mousse.

El dulce de leche lo incorporaremos en el montaje de la tarta ( no es que me haya olvidado de él)

DSC_1307_phixr

Para la cobertura de chocolate, ponemos en un cazo la nata (100 ml.) hasta llevar al punto de ebullición, retiramos del fuego y volcamos la nata sobre el chocolate de cobertura que tendremos troceado en un bol. Removemos hasta que se funda todo el chocolate, incorporamos la cucharada de mantequilla (sirve para darle brillo) y removemos hasta obtener una crema brillante y sin grumos. Es conveniente remover siempre hacia el mismo lado, sin batir, si no, dando vueltas con la espátula, para que no nos salgan burbujitas (por lo menos, las mínimas posibles). Dejamos entibiar.

Para el montaje de la tarta:

Preparamos un molde desmontable, para ello, cortamos una bandeja de cartón de pastelería de la medida de la base del molde. La colocamos en el molde. Recortamos la plancha de bizcocho de castañas de la medida de la base y colocamos.

***En mi caso, al hacerlo en un molde desmontable de teflón, he cubierto los laterales del molde con unas tiras de papel de hornear, para que luego sea más fácil y perfecto el desmoldado.

Volcamos la mousse sobre la base y la igualamos con una espátula. Calentamos un poquito el dulce de leche (para que quede más fluido) pero SOLO un poquito, entibiarlo y echamos en hilillo por toda la superficie de la mousse. Con una brocheta de madera, removemos un pelín para que se introduzca en la mousse (esto hará que nos aparezcan hilillos de dulce de leche en algunos bocados de la tarta al comerla.

***Si movemos el dulce de leche con cierta gracia, podremos observar que nos quedan unas figuritas o aguas muy decorativas en la superficie.

Metemos en la nevera para refrigerar la tarta y que se endurezca durante unas cuantas horas, mejor toda la noche.

Una vez cuajada la mousse, tenemos dos opciones, o congelarla y terminar la decoración el día que se vaya a usar o proceder a ponerle la cobertura de chocolate (que deberá estar tibia, casi fría, NUNCA caliente, porque se fundiría con la mousse).

***A mí, particularmente, me gusta congelarla, ya que adelantas mucho trabajo y luego, se desmolda recién sacada del congelador y los bordes quedan muchísimo mejor, con un acabado más profesional.

DSC_1284_phixr

Una vez montada, se hacen filigranas con chocolate de cobertura blanco y negro. Podéis ver este vídeo que es una maravilla a la hora de trabajar el chocolate, os da ideas para decorar. Yo concretamente, he hecho los hilos de chocolate y los cuadraditos que decoran todo el borde gracias al vídeo 😉

Por otra parte, el bizcocho de castañas y la mousse están inspirados en “El gran libro del huevo”, de Mario Sandoval.

By

Tarta navideña de castañas y queso

DSC_0037_phixr

Todos  los años me gusta preparar una tarta con crema o dulce de castañas, ya que creo que, junto con las tartas de turrón de Jijona son muy adecuadas para festejar estos días.  Este año, de entre las recetas de navidad posibles, me he decantado por esta receta, espero que os guste. Y si os sirve como inspiración para vuestros postres estos días tan ajetreados, pues ¡Estupendo!

TARTA NAVIDEÑA DE QUESO Y CASTAÑAS

INGREDIENTES:

· Base: bizcocho de chocolate al microondas (pinchad sobre la receta para verlo).

· Relleno:

1.- 650 gr. de crema de castañas (2 botes de la marca “Hero”)

2.- 500 ml. de nata de montar

3.- 200 ml de queso crema tipo Philadelphia

4.- 1 huevo (separada la yema y la clara)

5.- 1 sobre de gelatina

6.- virutas de chocolate

· Cobertura y decoración:

1.- cacao en polvo

2.- chocolate de cobertura

3.- crema de castañas

4.- perlitas plateadas decorativas

DSC_0111_phixr

ELABORACIÓN:

Preparar una base de bizcocho de chocolate al microondas y dejar enfriar. La base puede ser también de galleta triturada con mantequilla.

Para elaborar el relleno, juntaremos en un bol amplio, el queso crema, los dos botes de crema de castañas (dejaremos un poco para realizar la decoración) y la yema de huevo. Lo batiremos bien con las varillas hasta que esté perfectamente mezclado.

Por otro lado, montaremos a punto de nieve la clara de huevo y reservamos. Montamos 400 ml. de nata y reservamos.

En un recipiente pequeño, ponemos un par de cucharadas de agua y vertemos el sobre de gelatina para que se hidrate. Tardará unos minutos. Posteriormente, agregamos la nata que hemos reservado (100 ml.) y calentamos (bien al fuego o en el microondas), removemos bien hasta que esté totalmente derretida la gelatina.

Se le añade esta gelatina disuelta a la crema de castañas y queso.

Seguidamente, se le incorpora la nata montada, primero se le añade una pequeña parte y se bate enérgicamente con las varillas manuales (esto se hace para igualar texturas) y el resto de nata se incorpora delicadamente, con movimientos suaves y envolventes. Una vez que lo tenemos bien unido, añadimos la clara montada, también de manera delicada y suave.

En este punto se le agregan unas virutas de chocolate y se mezcla un poquito.

Montaje de la tarta:

Se coloca el bizcocho en un molde de paredes de silicona con base de cristal y desmontable (para facilitarnos luego el posterior desmoldado de la tarta), se riega con almíbar, si se desea, yo lo recomiendo ( 60 gr. de azúcar disueltos en 100 ml. de agua, se pone en un cazo y una vez que alcanza el punto de ebullición, se deja unos minutos, una vez fuera del fuego se le echa un chorrito de licor, por ejemplo, Licor 43, Ron…)

Se vuelca la mousse de relleno sobre la base de bizcocho y se lleva a la nevera para que cuaje, deberá estar un mínimo de 4 horas, aunque es mejor dejarlo de un día para otro.

Para realizar la decoración, se derrite chocolate de cobertura al baño maría o en el microondas, se mete el chocolate derretido en un cartucho de papel o en un biberón de salsas. Se corta un trozo de papel de hornear del tamaño del diámetro de la tarta y se hace el dibujo elegido, se deja que se seque un poco el chocolate y se coloca la tira de papel con el dibujo todo alrededor de la tarta, se presiona un poco y CON MUCHO CUIDADO para que se quede adherida a la mousse. Se lleva a la nevera para que se enfríe y endurezca totalmente el chocolate.

Cuando vemos que el chocolate está duro, se quita el papel de alrededor, con mucha delicadeza, se desprende sin dificultad; Con el resto del chocolate derretido se pueden hacer filigranas que luego podemos utilizar para decorar la superficie de la tarta.

Se espolvorea cacao en polvo con un colador por toda la superficie y con la crema de castañas que habíamos reservado, se mete en una manga pastelera y se hacen unos rosetones al gusto.

DSC_0113_phixr

By

Tarta de limón

DSC_0020_phixr(1)

Aprovechando que el limonero de casa está en plena producción, he elaborado esta tarta mousse, muy apropiada para estas fechas, ya que es fresquita, nada pesada y con un marcado sabor a limón.

La receta, tanto de la mousse como de la cobertura, están tomadas de unos apuntes de repostería de la escuela de Hostelería de Galdakao. Es muy sencilla de hacer y si os gusta el sabor del limón no podeís dejar de probarla.

TARTA DE LIMÓN

 

INGREDIENTES:

· Base de bizcocho en microondas (pinchad sobre la receta para verlo)

· Mousse de limón : .- 175 ml. de zumo de limón

.- 75 ml. de zumo de piña

.- 200 gr. de azúcar

.- 6 hojas de gelatina (1 sobre )

.- 500 ml. de nata para montar

· Yema de limón para napado: .- 100 ml. de zumo de limón

.- 100 gr. de azúcar

.- 1 huevo

.- 10 gr. de maizena

.- mantequilla

· Decoración: .- Tiras de piel de limón confitadas

.- chocolate

DSC_0022_phixr

ELABORACIÓN:

Primeramente, elaboramos una Base de bizcocho en microondas y la calamos con un poco de zumo de piña. Reservamos hasta el montaje de la tarta.

Para elaborar la Mousse de limón, procederemos de la siguiente manera: pondremos a calentar los zumos de limón y piña con el azúcar, removemos bien para que se disuelva el azúcar, añadimos las hojas de gelatina (previamente hidratadas en agua) para que se disuelvan con el calor.

En caso de utilizar gelatina en polvo, verteremos el sobre de gelatina en un poco de zumo de piña, una vez que lo haya absorbido todo, lo echaremos a la mezcla de zumos caliente y removemos hasta que esté perfectamente disuelto. Retiramos del fuego y dejamos enfriar (sin que se endurezca).

Por otro lado, semimontamos la nata y se la añadimos a la mezcla de zumos, se deberá mezclar suavemente para que no pierda volumen, con movimientos envolventes, de abajo hacia arriba hasta que esté todo bien mezclado.

Para elaborar la Yema de limón para napado: (se hace igual que una crema pastelera), se templa el zumo de limón y se mezcla con el azúcar, el huevo y la maizena con la varilla hasta que se disuelva el azúcar y se consiga un líquido o crema homogénea.

Se vierte sobre un cazo y se pone al fuego (suave), se trabaja con varillas para que no se agarre al fondo y se mueve continuamente. Se va subiendo la temperatura hasta llegar al punto de ebullición. Se le da un hervor, se retira y se continúa removiendo. Se añaden unos daditos de mantequilla, se remueve y se deja enfriar.

Para elaborar las Tiras de piel de limón confitadas, sacaremos las pieles de 1 limón, procurando coger solamente la parte amarilla, sin nada de blanco, para ello nos ayudaremos de un pelapatatas. Cortaremos las pieles en juliana y blanqueamos 2 minutos en agua caliente, dejamos que se escurran en un colador.

Las extendemos sobre papel de cocina hasta que se sequen un poco. Calentamos 30 gr. de azúcar con 20 ml. de agua hasta que se disuelva. Herviremos la juliana hasta que se ablanden se evapore el líquido.

Le damos la forma deseada (bien de lazo, espiral…) en caliente, ya que cuando se enfría queda muy duro, como un caramelo de limón. En caso de que se nos quede duro, volvemos a calentar suavemente al fuego para que se pueda modelar.

DSC_0055_phixr(1)

MONTAJE DE LA TARTA

Colocamos la base de bizcocho emborrachada sobre el fondo de cristal del molde. Para que quede más bonita, conviene que el bizcocho no cubra totalmente la superficie, si fuese necesario, recortar el bizcocho para que luego la mousse caiga por los laterales y no se vea el bizcocho.

Vertemos la mousse sobre el bizcocho y llevamos a la nevera para que se enfríe y se endurezca. Lo dejamos unas cuantas horas, hasta que se haya endurecido.

Extendemos la yema de limón sobre la mousse, procurando cubrir homogéneamente toda la superficie. (No quedará superlisa, ya que tiene la textura de una crema pastelera, pero procurar dejarla lo más pareja posible).

Volver a meter a la nevera para que se enfríe o meterla al congelador.

Finalmente, quitarle la pared de silicona y decorar al gusto.

*** cantidades para un molde desmontable de base de cristal y paredes de silicona de 25 cm. de diámetro.

***Se puede congelar perfectamente.

***Para que quede totalmente lisa al desmoldarla, hay que congelar la tarta y recién sacada del congelador, quitarle la silicona de los laterales.

DSC_0007_phixr

By

Tarta de fresas y lichis

DSC_0133_phixr

Ahora que comienza la temporada de fresas, os enseño esta tarta que he preparado para celebrar el cumpleaños de mis dos sobrinos. Es una tarta de mousse de fresas y lichis en conserva. La combinación de ambos ingredientes da un resultado muy agradable. Exótico, diría yo. Los lichis tienen un sabor suave para el paladar. No es un sabor al que estamos acostumbrados, pero te haces con él fácilmente.

En casa ha gustado a todo el mundo. Además, la decoración con gelatina causa muy buena impresión.

TARTA DE LICHIS Y FRESAS

INGREDIENTES:

· Base de bizcocho en microondas

· Mousse de queso, lichis y fresas

· Cobertura de gelatina de fresa con fresas.


* Para la Base de bizcocho en microondas: Pinchad sobre la receta para ver cómo se elabora.

*Para la Mousse de queso, lichis y fresas: Necesitaremos:

· 300 gr, de queso crema, tipo philadelphia

· 500 ml. de nata para montar (35% mat. grasa)

· 1 bote de lichis en conserva (567 gr. peso líquido)

· 150 gr. de azúcar

· 1 sobre  y medio de gelatina neutra

· 10 fresas

· zumo de ½ naranja

*Para la Cobertura de gelatina de fresa: Necesitaremos:

· ½ sobre de gelatina de fresa ( 40 gr)

· fresas en láminas para decorar

· 125 ml. de almíbar de lichi.

· 125 ml. de agua

DSC_0155_phixr

ELABORACIÓN

Primeramente, elaboramos una base de bizcocho en el microondas, también puede ponerse cualquier otro tipo de base al gusto, por ejemplo, base de galletas o sobados.

Es importante contar con un molde con base desmontable que facilitará el posterior desmoldado de la tarta. Yo, concretamente, utilizo uno de base de cristal con laterales de silicona que es perfecto para este tipo de preparaciones de mousses.

Colocaremos la base de bizcocho sobre el fondo del molde, es conveniente recortar un poco el bizcocho, que quede 1 cm. más pequeño que el diámetro del molde, para que cuando echemos la mousse no se vea el bizcocho y quede más elegante (por lo menos, a mí me gusta más).

En segundo lugar, elaboraremos la mousse de la siguiente manera:

En un bol amplio (preferiblemente de acero inoxidable) verteremos la nata, el azúcar y el queso crema. Batiremos con las batidora de varillas hasta que esté perfectamente montado, deberá quedar como una nata bien montada. Reservamos en la nevera.

Por otro lado, trituraremos con el brazo de la batidora, los lichis en conserva, con parte de su almíbar (lo que nos quede, no tirarlo!!, lo utilizaremos en la cobertura) y las fresas.

Para calcular la cantidad de almíbar que necesitaremos, triturar en primer lugar con un poco del almíbar y deberá quedarnos una textura como si de una crema de verduras se tratase. Si vemos que está demasiado espeso, se añade un poquito más del almíbar de los lichis, hasta que tengamos la textura idónea.

Pondremos el puré de frutas al fuego hasta que esté caliente ( no tiene que hervir), por otro lado, hidrataremos el sobre  y medio de gelatina neutra en el zumo de naranja y cuando veamos que está suficientemente hidratado (un par de minutos), lo vertiremos en el puré de frutas caliente y removeremos hasta su completa disolución. Retiramos del fuego y dejamos templar.

Una vez templado, lo iremos añadiendo a la crema de nata y queso que tenemos en la nevera, lo haremos poco a poco, con varillas manuales, con movimientos suaves y envolventes hasta que esté totalmente unido.

Vertiremos la mousse sobre la base de bizcocho, alisaremos y guardamos en la nevera hasta que se endurezca. Mejor de un día para otro.

Para hacer la cobertura de fresas pondremos 125 ml. de agua al fuego hasta que hierva, echaremos el preparado de gelatina de fresa y removeremos hasta que esté totalmente disuelto. Retiramos del fuego y añadimos los 125 ml. de almíbar de lichi que teníamos reservados y removemos bien. Reservamos.

Por otro lado, partimos unas cuantas fresas en láminas y colocamos sobre la mousse de manera decorativa. Cuando la gelatina de fresa se ha templado un poco, vertemos con MUCHO CUIDADO sobre la mousse, poniendo una cuchara al revés, para que la gelatina caiga sobre ella y se vaya distribuyendo por toda la superficie de la tarta.

Se lleva a la nevera a enfriar y se deja allí hasta que haya cuajado.

*** cantidades suficientes para un molde de 26 cm.

DSC_0137_phixr

By

Tarta de castañas, chocolate y naranja

DSC_0103_phixr

Esta tarta es mi propuesta para el día de Nochebuena. Es una tarta que cumple con todos los requisitos para triunfar en una noche tan especial como es la víspera de Navidad.

En primer lugar, por su vistosidad, queda muy elegante y llamativa; En segundo lugar, por su ligereza, ya que es perfecta como colofón a comidas copiosas, no empalaga nada, es muy fresquita,  está rellena de una mousse muy ligera con sabores de estas fechas (castañas, chocolate…); En tercer lugar, no es nada complicada de hacer y como congela estupendamente, la puedes dejar hecha con bastante antelación.

DSC_0108_phixr

TARTA DE CASTAÑAS, CHOCOLATE Y NARANJA

 

INGREDIENTES:

· Base de bizcocho de chocolate en microondas

· Almíbar para calar el bizcocho

· Mousse de queso, crema de castañas y chocolate

· Cobertura de chocolate

 

Base de bizcocho de chocolate en microondas:

· 35 gr. de harina

· 15 gr. de cacao puro

· 2 huevos

· 50 gr. de azúcar

Almíbar para calar el bizcocho:

· 100 ml. De agua

· 100 gr. de azúcar

· chorrito de Licor 43

 

Mousse de queso, crema de castañas y chocolate:

· 200 gr. de queso crema tipo philadelphia

· 345 gr. de crema de castañas

· 100 gr. de chocolate de cobertura

· 1 yogurt natural

· 2 huevos, separadas yemas y claras

· 400 gr. de nata semimontada

· 50 gr. de azúcar

· zumo y ralladura de ½ naranja

· 1 sobre de gelatina o 6 hojas

Cobertura de chocolate:

· 100 gr. de chocolate de cobertura

· 100 ml. De nata líquida

· 20 gr. de mantequilla

 

Decoración:

· galletas con chocolate

· gotas de chocolate

· bolitas de chocolates

DSC_0145_phixr

ELABORACIÓN:

Para la BASE, la receta que he utilizado es Base de bizcocho de chocolate de microondas, pinchando sobre la receta, os aparecerá la elaboración.

Para el ALMÍBAR, pondremos en un cazo al fuego, el azúcar y el agua, llevaremos al punto de ebullición y dejaremos hirviendo suavemente unos 6/8 minutos, retiramos del fuego y le echamos un chorrito de licor. Removemos y dejamos templar para su utilización.

Para el RELLENO, he hecho una mousse de la siguiente manera: En primer lugar, en un bol amplio se pone el queso crema, el yogurt, las 2 yemas de huevo y el azúcar y se baten con la batidora eléctrica de varillas hasta que esté todo perfectamente mezclado, seguidamente se añade la ralladura de naranja y se sigue batiendo.

A continuación, se vierte la crema de castañas y se sigue batiendo, una vez que vemos que está perfectamente mezclada, se añade el chocolate de cobertura (que previamente habremos derretido en el microondas, y dejado templar) en forma de hilillo hasta que esté todo totalmente mezclado.

Por otro lado, disolvemos la gelatina en polvo en 2 cucharadas de agua, lo dejamos unos minutos hasta que hinche la gelatina y ponemos el cuenco a fuego bajo o al microondas (a baja potencia) para que se disuelva la gelatina, si lo hacemos en el microondas, pondremos la mínima potencia del aparato y cada 10 segundos iremos controlando para comprobar que se disuelve suavemente y no hierve. Una vez disuelta, se le añade el zumo de naranja y se revuelve bien.

Se añade la gelatina disuelta a la crema anterior y se mezcla bien (también con las varillas eléctricas).

Ahora montamos las claras a punto de nieve fuerte y las incorporamos a la crema anterior. La forma de mezclarlas es con varilla manual, suavemente, con movimientos envolventes, moviendo la varilla de abajo hacia arriba, procurando que no se baje la preparación. Una vez bien mezcladas las claras, semimontamos la nata y se la incorporamos de la misma manera que las claras, suavemente y con varillas manuales.

Para la COBERTURA, derretiremos el chocolate al baño maría o al microondas e incorporaremos la nata, mezclamos con un tenedor suavemente, moviendo siempre en la misma dirección, no lo batiremos ni mezclaremos con fuerza para evitar que se formen burbujitas. Una vez bien mezclado, retiramos del fuego y añadimos la mantequilla para darle brillo, dejamos entibiar.

SPA52956_phixr

MONTAJE DE LA TARTA

En primer lugar, preparamos un molde desmontable con base de cristal y paredes de silicona (después nos facilitará el posterior desmoldado). También vale un molde desmoldable cualquiera, pero para mí es mucho más fácil y cómodo utilizar uno de silicona.

Ponemos la base de bizcocho sobre el fondo de cristal, calamos el bizcocho con el almíbar, colocamos las galletas alrededor de la pared del molde, formando un “muro”, (las galletas se sostienen solas, ya que al hacer el bizcocho de chocolate en el mismo molde, queda un pelín más pequeño que la base, con lo que nos deja el hueco perfecto para encajar la galleta, sin que se caigan hacia dentro).

Vertemos la mousse dentro casi hasta el borde de la galleta y metemos en la nevera para que se cuaje la mousse. (Aunque nos sobre relleno, dejaremos un poquito de sitio para que nos quepa la cobertura de chocolate, sin salirse de la altura de la galleta)

Una vez fría y bien cuajada, (nos llevará unas 4 horas), preparamos la cobertura de chocolate y cuando esté templada o tibia ( NUNCA caliente) la vertemos sobre la parte superior de la mousse, dejaremos que caiga sobre la superficie con naturalidad, no interesa rebañar mucho el cazo para aprovechar los restos, porque al final cae más cuajada, menos homogénea y nos interesa que nos quede una superficie lisa completamente y brillante.

NO la extenderemos con una pala o cuchara. Para que se distribuya homogéneamente, ladearemos el molde (como hacemos con el caramelo líquido para hacer un flan) y ella solita, sin tocarla se extiende perfectamente por toda la superficie de la tarta. Dejamos enfriar y metemos en la nevera para que termine de cuajarse.

*** Esta tarta admite perfectamente la congelación; se puede congelar sin la cobertura de chocolate puesta, o totalmente terminada. El problema de congelarla con la cobertura puesta es que cuando se está descongelando la tarta, el chocolate “suda”, esto se arregla, secándolo suavemente con un papel de cocina absorbente.

*** la decoración superior admite muchas variables, en este caso, yo lo he decorado con gotas de chocolate y bolitas de arroz cubiertas con chocolate blanco, con leche y negro, pero se puede decorar al gusto personal de cada uno.

*** queda una tarta muy rica, apenas se nota el sabor de la crema de castañas,

***con estas cantidades, rellenamos un molde de 26 cm. De diámetro y nos sobra algo de mousse. Queda una tarta alta.

DSC_0104_phixr

By

Tarta mousse de castañas y chocolate

 

Esta tarta la he preparado para celebrar el cumpleaños de mi madre. Quería utilizar la conserva de “dulce de castañas” que hice hace unos días y ¡qué mejor momento para probarla que en una tarta de mousse! Para hacerla me he inspirado en la tarta del blog “unodedos“, la he tuneado bastante, aunque la cobertura se la he copieteado tal cual.La base se la debo a Clemenvilla del blog “bocadosdecielo“. Y la decoración ha sido fruto de mi imaginación.
El resultado es excelente; una tarta suave, con un sabor a castañas y chocolate delicioso, muy apropiado como tarta para estas navidades.
La explicación puede parecer un poco larga, pero es una tarta fácil de hacer, sobre todo si tienes controlada la textura de las mousses.

TARTA MOUSSE DE CASTAÑAS Y CHOCOLATEINGREDIENTES:
.Para la BASE: . 2 huevos
. 50 gr de azúcar
. 35 gr de harina
. 15 gr de cacao puro 100%
. almíbar para calar (agua , azúcar, licor al gusto)Para la MOUSSE: . 500 gr de dulce de castañas
. 500 ml de nata + 100 ml de nata
. 3 claras de huevo
. 10 cucharadas de leche tibia
. chocolate rallado al gusto ( 100 gr aprox)
. 6 hojas de gelatinaPara el GLASEADO: . 80 ml de nata
. 120 gr de azúcar
. 100 ml de agua
. 40 gr de cacao puro 100%
. 3 ó 4 hojas de gelatina

Para la DECORACION: . 150 gr de dulce de castañas
. chocolate de cobertura
. perlas para decorar

ELABORACIÓN:Primeramente, prepararemos una BASE de chocolate al microondas, para ello, batimos los huevos con el azúcar hasta lograr una crema espesa, blanquecina que haya doblado o triplicado el volumen. Por otro lado tamizamos la harina y el cacao y mezclamos con los huevos de manera suave, con movimientos envolventes, sin castigar el batido hasta que quede perfectamente mezclado.
Se engrasa un molde redondo de 26 cm, apto para utilizar en microondas y se espolvorea cacao en su base. Se vierte la masa y se cocina en el microondas durante 2 minutos y 30 segundos (mi microondas es de 1000 W. De potencia). Se saca del microondas y se desmolda sobre una rejilla para que termine de enfriarse.
Preparamos un almíbar ligero con el agua, el azúcar y el licor para calar el bizcocho de chocolate.

En segundo lugar preparamos la MOUSSE DE CASTAÑAS Y CHOCOLATE. Para ello, mezclamos en un bol amplio el dulce de castañas con la leche tibia, se remueve bien hasta obtener un puré fino, por otro lado, en un cazo se calientan los 100 ml de nata junto con un chorrito de licor al gusto (en mi caso he utilizado Licor 43), una vez que hierve, se retira del fuego y se van echado las hojas de gelatina (previamente hidratadas en agua fría durante 5 minutos), se remueve bien hasta que estén perfectamente disueltas en la nata. Se deja templar y se añade al puré de castañas, se mezcla bien, se le echa el chocolate rallado, volviendo a mezclar.
Por otro lado, semimontar la nata restante (500 ml) y montar las claras a punto de nieve fuerte. Echar 1/3 de la nata al puré de castañas y mezclar con varillas de manera grosera, esto se hace para igualar texturas. Añadir el resto de la nata y mezclarlo con movimientos suaves y envolventes , moviendo la varilla de abajo hacia arriba, cuando esté bien mezclado, añadir las claras a punto de nieve y mezclar de igual forma, suavemente, evitando que se nos baje la preparación.
Preparar un molde desmontable (mejor de silicona) o un aro de pastelería donde montar la tarta. Se coloca la base de bizcocho, se vuelca la mousse encima y se mete en la nevera durante unas horas para que endurezca (mejor dejarla toda la noche).

En tercer lugar, preparamos la COBERTURA DE CHOCOLATE, para ello, ponemos en un cazo el agua, la nata y el azúcar, se lleva al punto de ebullición, se añade el cacao en polvo y se remueve bien, se vuelve a calentar hasta llegar a 103º (si no se dispone de termómetro, hasta que vuelva a hervir), se saca y se deja enfriar hasta llegar a 60ºC ( esto viene a ser “calentito”), se echan las hojas de gelatina hidratadas y escurridas y se disuelven en la cobertura, se deja templar, cuando llega a 40ºC ( o sea, tibio, templadito) se vierte sobre la mousse de castañas. Se vuelve a meter en la nevera a refrigerar, se deja unas cuantas horas para que se endurezca la cobertura.En último lugar procedemos a preparar la DECORACIÓN de la tarta. Para hacer las figuras de chocolate, derretiremos ¾ partes del chocolate de cobertura al baño maría hasta alcanzar la primera temperatura de fundido (50-55ºC). Añadir el 1/3 restante al chocolate fundido para bajar la temperatura del chocolate (28-29ºC), si no baja lo suficiente, se remueve hasta alcanzar esa temperatura, o sea, casi frío.
Por último, subir la temperatura hasta alcanzar el atemperado (30-31ºC). A todo este proceso se le denomina “Atemperado del chocolate”, con esto se consigue una cobertura con brillo, moldeado fácil y rápido y un desmoldado sin problemas.
Preparamos un cartucho o cornete de papel parafinado o satinado (una vez rellenado, se le perfora la punta para producir un hilo de grosor variable para decorar). En mi caso, prefiero utilizar una jeringuilla. Formar líneas de chocolate sobre acetato para obtener una malla. Cuantas más líne
as, más densa será la malla.
Antes de solidificarse, cortar con un cortapastas. Dejar solidificar. Una vez bien seco (mejor dejarlo secar en la nevera), dar la vuelta al acetato par que se desprendan los discos.
Meter el dulce de castañas en una manga pastelera de boquilla rizada y hacer la decoración al gusto. Decorar con los discos de chocolate y rematar con perlitas plateadas.

*** cantidades suficientes para una tarta de 26 cm de diámetro.

By

Tarta de mousse de limón

Esta tarta la he preparado este fin de semana. Es una tarta refrescante, con un intenso sabor a limón, muy ligera e ideal como colofón de una comida copiosa. La receta la he sacado de unos fascículos de repostería que coleccioné hace tiempo.
La tarta original venía sin cobertura de yema de limón, pero me pareció apropiado ponerle una cobertura en la parte superior. Decisión acertada, ya que intensifica el sabor a limón y resulta realmente deliciosa.
La yema de limón la cogí del libro “La cocina dulce” de Paco Torreblanca.
TARTA DE MOUSSE DE LIMÓN
INGREDIENTES :
 

 


. Para la Base : . 8 galletas tipo digestiva
. 50 gr de mantequilla

. Para la Crema: . 5 huevos
. 150 gr de azúcar
. 1,2 dl de zumo de limón
. la piel rallada de 2 limones
. 10 gr de gelatina en hoja (6 hojas)
. 200 ml de nata líquida

. Para la yema de limón: . 85 ml de zumo de limón
. 85 gr de azúcar
. 1 huevo
. 8 gr de Maizena
. unos daditos de mantequilla

.Para decorar: . 1 dl de nata montada
. 1 limón en rodajas
. frambuesas o grosellas

 

 

 

 

ELABORACIÓN:

Triturar bien las galletas con la picadora. Fundir la mantequilla en un cazo a fuego lento. Ya fuera del fuego, añadir las galletas trituradas, remover para que absorban la mantequilla, verter la mezcla en un molde desmontable forrado con papel vegetal de hornear, extenderla hasta formar una capa uniforme e introducirla en el frigorífico durante 30 minutos. Poner en remojo las hojas de gelatina.

Ahora procederemos a preparar la crema o mousse. En un cazo, poner el azúcar, las yemas de huevo, una pizca de sal, el zumo de limón y la piel de limón bien rallada, y cocer los ingredientes a fuego muy bajo durante 20 minutos aprox. Sin dejar de remover, hasta que la crema espese (deberá coger la consistencia de un puré ), hacerlo al baño maría o a fuego muy bajo, no permitiendo que hierva la crema para que no se corte.

A continuación, retirar el recipiente del fuego, añadir la gelatina escurrida, remover hasta que se disuelva por completo, cubrir la crema con plástico film y dejarla entibiar.
Montar las claras a punto de nieve e incorporarlas a la crema de limón, con movimientos suaves y envolventes. Seguidamente, montar la nata, que deberá estar muy fría, y añadirla con sumo cuidado a la preparación, con ayuda de una espátula.

Verter la crema en el molde sobre la base de galletas, nivelar la superficie e introducir el molde en el frigorífico durante un mínimo de 5 horas. (mejor dejarlo toda la noche para que cuaje).
Trascurrido este tiempo, abrir el molde y trasladar la tarta a una fuente de servir.

Para hacer la yema de limón: templaremos el zumo de limón, mezclaremos el huevo con el azúcar y la maizena y una veamos que está homogéneo añadimos el zumo y volvemos a mezclar.
Ponemos el cazo al fuego hasta que espese, revolviendo sin parar (como si se tratase de una crema pastelera), se le da un hervor, se apaga y se continúa removiendo, se le añaden unos daditos de mantequilla, se mezclan y se deja enfriar.
Una vez templada la yema de limón, se extiende sobre la mousse de limón y se alisa con una cuchara o una espátula. Se deja terminar de enfriar.

Llenar una manga pastelera con la nata montada y formar pequeños rizos sobre la tarta. Cortar un limón por la mitad y luego en rodajas finas semicirculares, y colocar media rodaja entre los rizos de nata. Por último, decorar la tarta con frambuesas o grosellas y volver a introducirla en el frigorífico hasta el momento de servirla.

By

Tarta de bavarois de turrón

Este fin de semana he preparado esta tarta para llevar a una celebración familiar. Quería que fuese una tarta apropiada para la época navideña y a la vez, que fuese ligera… por lo que tenía claro que tenía que ser una mousse.
La receta la saqué del estupendo blog de “Carlosvalencia“, la verdad es que tiene unas tartas y postres realmente deliciosos. El gelificado de mistela le da un toque de distinción a la tarta, haciéndola exquisita. La mousse queda muy delicada y sabrosa.
En resumen, resulta una tarta altamente recomendable, especialmente para las fiestas navideñas. Os la recomiendo, en casa ha gustado mucho.
TARTA DE BAVAROIS DE TURRÓN

INGREDIENTES:

– plancha de bizcocho con almendra caramelizada
– gelificado de mistela
– bavarois de turrón

Para la plancha de bizcocho:
– 3 huevos
– 100 gr de harina
– 100 gr de azúcar
– 30 ml de agua
– crocanti de almendra

Para el gelificado de mistela:
– 300 ml de mistela
– 12 gr de gelatina (6 hojas)

Para la bavarois de turrón:
– 80 gr de yemas de huevo (4 yemas)
– 50 gr de azúcar
– 125 gr de leche
– 125 gr de nata
– 6 gr de gelatina (3 ó 4 hojas)
– 500 gr de turrón de jijona
– 450 gr de nata semimontada

ELABORACIÓN:

En primer lugar, se realiza una PLANCHA DE BIZCOCHO para tartas (ver “elaboraciones previas”) a la que se le espolvorea por encima un crocanti de almendra antes de hornear (elaborado con azúcar quemado y granillo de almendra).

Por otro lado, se hace el GELIFICADO DE MISTELA. Consiste en calentar parte de la mistela y disolver las hojas de gelatina en el líquido caliente (las hojas deberán estar hidratadas y secas, para ello se tienen unos 10 minutos en un recipiente con agua fría y después se escurren y secan). Cuando temple la mezcla, se añade el resto de la mistela y se mezcla.
A continuación, se vierte el líquido en un molde 2 cm más pequeño que el molde en el que vamos a realizar la tarta y se pone a enfriar en la nevera, cuando haya solidificado un poco, se mete en el congelador (es conveniente taparlo para que no cree escarcha). Deberemos sacar una plancha de 1 cm de grosor aprox.

Para realizar la BAVAROIS DE TURRÓN se procederá de la siguiente manera: en primer lugar, se blanquean las yemas con el azúcar ( esto es, batir con batidora eléctrica de varillas hasta lograr una crema blanquecina y que haya doblado el volumen inicial.
En segundo lugar, se lleva a ebullición la leche con la nata, cuando empieza a hervir se añade poco a poco y batiendo enérgicamente las yemas blanqueadas. Se deja cocer sin dejar de remover hasta alcanzar los 85º (como no tengo termómetro, lo he tenido cociendo a fuego medio unos 3 ó 4 minutos hasta que ha espesado un poco, teniendo la precaución de que no hierva. ).
Añadir a la crema caliente las hojas de gelatina hidratadas y remover bien hasta su perfecta disolución. Seguidamente se añade el turrón desmenuzado y se mezcla bien para que se integre ( se meterá el brazo de la batidora hasta lograr una crema homogénea y sin tropiezos).
Se retira del fuego y se deja enfriar la mezcla. Entretanto, aprovecharemos para semimontar la nata y cuando la mezcla esté a 40º ( o sea, templada, tibia tirando a fría) se añade la nata.
La nata se añadirá en dos tandas, utilizando la mitad de la nata en cada tanda. La primera se juntará a la crema batiendo enérgicamente (esto se hace para igualar texturas) y la segunda tanda se hará de forma suave, con movimientos envolventes, mezclando con la espátula en movimientos de abajo hacia arriba hasta lograr una mezcla perfecta, teniendo cuidado para no bajar demasiado la preparación.
Finalmente, se procede al montaje de la tarta:
En un molde redondo desmontable de 26 cm, se coloca alrededor una lámina de acetato- en plan casero, vale un plástico de carpeta- (esto es para poder desmoldar la mousse sin dificultad), Yo he utilizado un molde desmontable con paredes de silicona, con lo que he omitido este paso.
Se coloca una base de bizcocho-plancha que deberáser 1 cm más pequeño que el molde. Ahora se puede extender una fina capa de chocolate de cobertura por encima del bizcocho.
Se vierte la mitad de la mousse, se coloca e círculo de mistela gelificada y se vierte encima el resto de la mousse.
Se mete en la nevera a enfriar y se deja unas cuantas horas para que solidifique (mejor de un día para otro).
Otra opción es congelarlo, sacarlo unas horas antes de consumir y tomarlo como semifrío.
Desmoldarlo con sumo cuidado y decorarlo al gusto. En este caso, con virutas de chocolate, almendras caramelizadas , crocanti de almendra y figura de caramelo.

By

Tarta mousse de queso y melocotón

Quiero compartir con vosotros esta tarta mousse de queso y melocotón, es una tarta deliciosa, muy suave y delicada, perfecta como colofón a una comida copiosa.

La receta la saqué del blog de Auro , forera de mundorecetas, agredecerle que ella también la haya compartido.

TARTA MOUSSE DE QUESO Y MELOCOTÓN

Ingredientes: para la base:

· Sobaos cortados por la mitad
· Base de galleta con mantequilla
· Plancha de bizcocho
Mousse:
· 300 gr de queso Philadelfia
· 500 gr. De nata para montar
· 150 gr. De azúcar
· lata pequeña de moelocotón en almíbar (420 gr. Aprox)
· 30 ml. De zumo de naranja o licor
· 1 sobre de gelatina neutra
Cobertura:
· medio sobre de gelatina neutra
· 200 gr. De mermelada de melocotón
· 150 ml. Aprox de agua

Elaboración:

Montar la nata con el azúcar y el queso (durante bastante rato para que quede bien montado). Reservar en frío.
Triturar los melocotones con el almíbar con la batidora, poner en una cazuela a calentar y añadir el licor o zumo (dejar un poco de líquido en un vaso y disolver la gelatina.). Cuando esté caliente, apartar del fuego y echar la gelatina, remover hasta su perfecta disolución.
Dejar templar ( no demasiado para que no cuaje) pero sí lo suficiente para que no se nos baje la nata.
Mezclar la nata con el puré de melocotón, poco a poco, con movimientos suaves y envolventes, de abajo a arriba. Ir echando el puré a poquitos. Esto es importante.
Verter la mousse en el molde (previamente tapizado con la base elegida), igualar la superficie y meter en la nevera mínimo 2 horas.

Cobertura:
Triturar la mermelada con algo de agua, calentar al fuego bajo y agregar la gelatina. Después colar. Cuando esté casi frío, verter sobre la mousse y guardar de nuevo en la nevera durante 5 horas mínimo.

Decorar con virutas de chococate y una hojita de menta o al gusto.

**** está mejor de un día para otro

**** queda muy rica, muy fresquita, nada pesada. Muy válida como postre después de una comida copiosa.