Inteligencia emocional

Gestión emocional de la oportunidad

EPR_141001-esta-es-tu-oportunidad

¿Es una oportunidad?

Hace un tiempo que me muevo laboralmente como freelance, bueno, autónomo de los de toda la vida. Esto me ha exigido exprimirme para generar ideas y propuestas, me ha llevado a buscar alianzas y/o apoyos desde los que conseguir más impacto, así como estar activo en la búsqueda de clientes y de negocio. En todo este camino he descubierto varias cosas importantes de las que compartiré aquellas que tienen que ver con la gestión de la oportunidad.

Desde mi experiencia la oportunidad tiene que ver con la incertidumbre. Cada balón que nos llega nos lleva a la oportunidad de jugarlo. Hay muchas formas de gestionar el juego: asumiendo la responsabilidad, quitándose el balón de encima lo antes que les es posible, hay quienes chupan y hay quienes juegan valorando de manera conjunta la oportunidad de su juego con la de los demás jugadores de su equipo. La gestión de las oportunidades nos retrata, refleja el resultado de un combate interno entre valores y competencias emocionales.

He conocido jugadores que juegan solos, profesionales que saben coger un balón, cruzar todo el campo sorteando dificultades y lanzar a puerta. Fracasan cuando sus capacidades, por elevadas que sean, no son suf
icientes para resolver satisfactoriamente los problemas que salen al encuentro.

1405883802_435779_1405883881_noticia_normal

Trabajo de equipo

Hay jugadores que se esconden, que les vale con formar parte del equipo. Disfrutan de tener su equipación, un sitio en el banquillo y en el vestuario. Pero no están interesados en aportar, sino en mantener su estatus. Si salen al campo no quieren asumir responsabilidades en el juego. Cuando les llega el balón lo sueltan rápido, como si quemara. Son jugadores que están cansados o aburridos de jugar, o no creen en sus posibilidades, o que creen más en las de los compañeros.

También hay jugadores que se aprovechan del trabajo del equipo. Son los que empujan la pelota dentro de la portería contraria sin reconocer el papel de los compañeros en ese hecho. Son los que piensan que son la clave del equipo, los imprescindibles, los líderes. Creen tener derecho a cobrar más que los demás, a más atención mediática y más premios. Estos no desean compañeros que destaquen, para eso están ellos.

Es dificil jugar en equipo. Se trata de tejer una red de colaboraciones que sume capacidades y competencias de forma que el resultado sea mayor que la suma de sus partes. Y para ello es necesario que los miembros del equipo deseen colaborar, tengan concepto de unidad, se ayuden los unos a los otros a sacar lo mejor de cada uno y todo aderezado con un liderazgo compartido, y positivo.

La incertidumbre es la que hace inseguro al jugador, ineficaz al líder, inutil la suma de esfuerzos. Abrazarla supone estar dispuesto a pagar el precio de la falta de seguridad, y a confiar que los compañeros te ayudarán o te acompañarán allá donde los pasos colectivos te lleven. Esta es la parte en la que las competencias emocionales son tan importantes, son las que permiten gestionar la incertidumbre y la inseguridad. Nadie sabemos nada del futuro, salvo que se construye con lo que generamos en el presente. No sustituyas alianzas y aprendizajes por protagonismos. Los valores de la colaboración o del trabajo en equipo son los que te permiten aprender cuando eres nuevo y recargarte de la ilusión de los nuevos cuando llevas ya mucho jugando. Es una historia de aprender y aportar y de confiar en que esto te ayude a cumplir los objetivos colectivos. Puedes meter muchos goles pero perder la mayor parte de los partidos.

Tal vez tu vida te lleve a ser un jugador de un deporte solitario en los que la responsabilidad recae mucho más en uno. Pero a pesar de esto es seguro que hay personas de las que necesitas para alcanzar tus metas. Valorar y agradecer el papel de los compañeros es clave para un buen trabajo en equipo.

 

¿Como juegas tus oportunidades y las de los equipos en los que participas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *