30 años no es tarde

Hoy ha empezado en Phnom Penh el juicio contra 3 de los máximos responsables de los Jemeres Rojos que quedan vivos. Nuon Chea, ex número dos, mano derecha de Pol Pot y principal ideólogo de la Kampuchea Democrática (1975-1979).  Khieu Samphan antiguo Jefe de Estado e Ieng Sary, ex ministro de Exteriores. Su mujer Ieng Thirith, ministra de Asuntos Sociales y responsable de informes que llevaron a grandes purgas dentro de la organización, finalmente no será juzgada porque el tribunal considera que su estado de salud no lo permite.

a

Se les acusa de genocidio, crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra, los tres tienen más de 80 años y no está claro del todo si vivirán para escuchar la sentencia.  Vietnam derrotó a los Jemeres Rojos en 1979. La paz se firmó en 1991 y el tribunal no se formó hasta 2004. El mismo tribunal auspiciado por la ONU que ha costado hasta ahora más de 150 millones de dólares y que solo ha dictaminado una condena, la del director del centro de tortura S-21.

Durante 30 años hemos estado diciéndole al mundo que esta gente tenía que ser juzgada. Porque estábamos allí, fuimos testigos.  Y continúan negándolo. ¿Qué si llega tarde el juicio? Nunca es tarde, además estos 30 años las víctimas no hemos estado cruzadas de brazos. Hemos luchado para que llegue este momento y la mayoría de camboyanos valoramos este esfuerzo.

Las víctimas de los Jemeres Rojos dicen que el juicio de hoy no es más que el principio de un largo camino. Que 30 años no es tarde porque este juicio no es sobre el pasado, sino sobre el futuro.


2 thoughts on “30 años no es tarde

  1. Pingback: aguere

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *