De Tokio Blues a A Hard Rain’s (o con la música a otra parte)

Otsuchi, uno de tantos pueblos arrasados por el tsunami

Otsuchi, uno de tantos pueblos arrasados por el tsunami

Ya no estamos en Japón. Supongo que pasa siempre. Durante 5, 10, 20 días todos estamos donde está la noticia, lo más cerca posible, tratando de trasmitir lo que vemos, lo que nos ocultan y lo que nos cuentan los que están sufriendo. Desde el pasado 11 de marzo hasta el 11 de abril radios, periódicos y televisiones de todo el planeta hemos estado ahí, bailando al son del Blues de Tokio (para el resto del mundo mundial “Norwegian Wood”).

ETB Tsunami Japón

Cobertura de ETB en la costa Este de Japón al mes del tsunami

Pero ya sabemos que las noticias se engullen unas a otras y lo que ayer era primordial hoy es, con un poco de suerte, secundario o en el peor de los casos invisible. Y la tragedia sigue siendo tragedia pero va cayéndose de las portadas y dejando de ocupar titulares en los Teleberris . Es cierto, algunos se quedan después, cuando se termina la noticia, pero son los menos y también son los mejores. La mayoría nos vamos alejando para seguir contando historias donde buenamente podemos, nos mandan y a veces, también, queremos. Llega un día en que todo el mundo se va con la música a otra parte.

Pero como lo de Japón no se ha acabado y está lejos de hacerlo me apetecía sacar algo de todo ésto y traerlo aquí.

De lo que pasa o pasará en la central no me atrevo a aventurar ni un átomo. Esa es una batalla de la que lamentáblemente no sabremos casi nada durante mucho tiempo. Una vez más.

Diseñadores gráficos de Japón han puesto en marcha una campaña de carteles animando a la población a ahorrar energía

Campaña de carteles animando a la población a ahorrar energía

Del tsunami y la recuperación de la costa ya hablamos en los informativos.

Por eso me quedo con algo que vi y sentí en Tokio. Trenes que en vez de cada 5 minutos pasan cada 10. Vagones sin aire acondicionado en días de poco calor. Escaleras mecánicas apagadas. Menos luces en calles, en los escaparates , en las fachadas. El objetivo: %20 menos de consumo eléctrico en los hogares. 20% en las Pymes. 25% en las grandes empresas.

Una gran metrópoli concienciada de que o arriman el hombro o se cierra el chiringuito. Todos sabiendo que con los recursos actuales el nivel de consumo es insostenible. Todos levantando el pié del acelerador porque no les queda otra. ¿Nos suena? No debería hacer falta una crisis nuclear para llegar a esa conclusión.


Parque de Ueno en Tokio, fiesta del cerezo

Parque de Ueno en Tokio, fiesta del cerezo

Y claro que algunas empresas se resentirán, pero creedme, en Tokio estos días – con un 20% menos de consumo, la capacidad de generar energía que ha perdido Tecpo – se vive muy bien.

A la sakura y a todos los que disfrutaban en aquel parque me remito.

Esto mismo, pero mejor explicado, lo contaba el otro día José Ignacio Torreblanca en ElPaís, hablando del supuesto declive de Japón:

Después de la crisis nuclear incluso es posible que nos enseñen el camino de un mundo en el que usemos la energía de forma racional (…) Quizá sean los chinos los que deban aprender de Japón pero, bien mirado, dejémosles en paz; tienen todo el derecho a hacer las mismas tonterías que hemos hecho los demás (…) Cuando se les pase, nos encontrarán allí, junto con los japoneses.

China y Japón. Japón y China. La música en mi caso vuelve a sonar en el país de moda, que mientras estábamos trabajando en el vecino nipón ha seguido a lo suyo, implacable en lo económico y en la político. Cerrado las puertas a voces molestas y abriéndolas otras que ya no lo son tanto (no hay más que ver la foto de algunas reseña sobre el concierto de Dylan en Pekín para darse cuenta de que el Sr. Zimmerman y sus mensajes no son muy conocidos por estos lares.)

Con Bob Dylan – el de verdad – cantando a las bondades de la energía nuclear acabo, más con el deseo que con la certeza de que alguna vez todos, japoneses, chinos, euskaldunes o uzbecos nos encontraremos en ese mundo del que habla el señor Torreblanca en su artículo.

3 thoughts on “De Tokio Blues a A Hard Rain’s (o con la música a otra parte)

  1. Pingback: BlogsEITB

  2. Pingback: Raul A. Choque

  3. Pingback: Raul A. Choque

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *