Inteligencia emocional

Felicidad en el trabajo

fet2015Hay dos invitaciones en este título.

La primera es la de reflexionar si podemos generar espacios laborales en los que el bienestar de los trabajadores sea un objetivo. La segunda es conectar la inquietud por la inteligencia emocional con los avances de la psicología positiva. ¿Lo intentamos?

La semana pasada viajé hasta A Coruña para asistir a #FET2015, la V Conferencia Internacional sobre Felicidad en el Trabajo organizada por AEDIPE Galicia. Esta era ya la quinta edición, toda una declaración de principios. Además de dar publicidad a la experiencia a través de los resúmenes hechos por otros participantes como el de Alberto Ortega del equipo WONT o el de Tony Corredera o Carmen Soler, quería compartir mis impresiones y conclusiones:

  • Este movimiento internacional no ha llegado a Euskadi. Las ponencias y los ponentes, las empresas vinculadas no procedían de nuestra tierra.
  • La presencia de investigadores de la talla de Robert VallerandMihály Csikszentmihalyi o Marisa Salanova dejan claro que la Psicología Positiva ha generado base científica desde la que plantearse el reto de la felicidad en el trabajo.
  • Hay empresas de distinto tamaño como Mahou o Chiesi que están apostando por implantar sistemas de medición y de mejora tendentes a obtener avances en el bienestar de las personas que trabajan en sus organizaciones.

cuadro.001

Cuadro 1

Por otra parte, la segunda invitación aludía a la conexión entre inteligencia emocional y felicidad. En este sentido habría que hablar de los estudios sobre las consecuencias de la aplicación de la inteligencia emocional en ciertos ámbitos. Parece que queda claro que en el ámbito de la salud, de la educación y, al menos, de las organizaciones hay una vinculación entre inteligencia emocional y bienestar, eficiencia y clima positivo. Por una parte una referencia es Rafael Bisquerra y, por ejemplo, su trabajo “Cuestiones de bienestar“, por otra parte los estudios sobre la tasa de abandono de tratamientos (ver cuadro 1), o las investigaciones del grupo WONT el modelo HERO de organizaciones saludables y resilientes. Desde hace tiempo el CIE ha estado colaborando con el equipo de la UPV dirigido por Sabino Ayestarán sobre los equipos de innovación. Siempre desde la intuición de que ser inteligente emocionalmente en el contexto de las organizaciones lleva a la colaboración y a la innovación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *