By

Tarta de frutas con forma de isla

tarta isla con frutas frescas

 

Parece que este año se está resistiendo la entrada de la primavera y del calorcito, por lo menos por el norte. Todavía estamos con las botas de agua y la camiseta térmica. Así que para animar un poco esta “gris y lluviosa” primavera, os animo a preparar esta rica tarta. Se trata de una tarta de frutas elaborada a partir de una base de masa quebrada, crema pastelera y decorada con frutas frescas de temporada.

El hecho de jugar con las frutas nos permite conseguir una tarta vistosa, llamativa y riquísima que no dejará indiferente a nadie, además, lo mejor de todo es que es superfácil y superrápida de decorar, con un resultado espectacular.

TARTA DE FRUTAS CON FORMA DE ISLA

 

INGREDIENTES:

· Base masa quebrada

· Crema pastelera

· Frutas de temporada: fresas, kiwi, plátano, melocotón en almíbar.

· Brillo para tartas.

tarta isla con frutas frescas.JPG2

ELABORACIÓN:

 

Esta es una tarta rectangular, de medidas 30 por 40 cm. elaborada a partir de una masa quebrada hecha con:

500 gr. de harina,

250 gr. de mantequilla,

1 huevo mediano,

3 cucharadas de azúcar,

pizca de sal,

un par de gotas de extracto de almendra amarga (opcional),

unas gotas de extracto de vainilla (opcional),

unas 3 ò 4 cucharadas de agua helada.

 

BASE: En un bol amplio, mezclar la harina con el azúcar y la pizca de sal. Una vez bien mezclado, añadir la mantequilla bien fría cortada en cubitos y frotarla con la harina hasta conseguir una consistencia de migajas o de arena mojada, realizar esta operación hasta que la mantequilla esté distribuida de manera homogénea por toda la harina. Deberá hacerse rápidamente, sin calentar demasiado la masa.

A continuación, añadir el huevo ligeramente batido, mezclar hasta integrarlo totalmente en la masa. Seguidamente, añadir los extractos y mezclar, añadir las cucharadas de agua de una en una (quizás no necesitemos añadir todas) y mezclar con la masa hasta obtener una bola homogénea. NO amasar, realizar movimientos de fricción sobre la masa, juntando ingredientes SÓLO hasta amalgamar todo.

***La manera de “amasar es más fácil de hacerla que de explicarla, el movimiento que hay que hacer podría asemejarse al de hacer una bola con arena mojada en la playa para hacer un castillo.

Una vez que tenemos la masa, ese envuelve en plástico film, se aplana dándole forma rectangular con el rodillo y se refrigera durante 1 hora aproximadamente.

Cuando la masa ha descansado y endurecido, se saca de la nevera, se estira, dejándola de un grosor de 0`5 cm y se forra la base donde vayamos a hacerla .Una vez forradas la base, refrigerar de nuevo.

Procederemos a hornearla, la hornearemos “a blanco”, es decir, sin nada dentro, por lo tanto, pinchamos la tarta con un tenedor, ponemos un papel de hornear sobre la superficie de la tarta, echamos unos garbanzos o peso (para que no se bombee) y horneamos unos 15 minutos. Sacamos la tarta, le quitamos los garbanzos y el papel de horno y volvemos a meterla en el horno para que termine de hacerse. La base tiene que quedar totalmente horneada. Cuando veamos que se ha secado y empieza a coger un tono dorado, eso quiere decir que ya está.

Sacamos del horno y dejamos enfriar en el propio molde.

tarta isla con frutas frescas.JPG3

Prepararemos el RELLENO: hacemos una crema pastelera, doblando cantidades para que nos salga 1 litro de crema.

.También preparamos una ganache de chocolate , calentando 100 ml. de nata hasta que hierva, se vuelca la nata sobre 100 gr. de chocolate fondant troceado, removemos hasta que se disuelve y dejamos entibiar.

Una vez que está fría la crema pastelera, la ganache de chocolate y también la base de quebrada, procederemos a montar la tarta.

 

MONTAJE DE LA TARTA:

 

Sobre la base de masa quebrada azucarada extendemos la crema pastelera de manera uniforme. Sobre 1/3 de la crema pastelera extendemos la ganache de chocolate. Posteriormente decoramos la tarta con las frutas cortadas, de tal forma que preparemos un bonito escenario veraniego, una isla donde perderse este verano…jejeje.

Preparar medio sobre de brillo para tartas (siguiendo las instrucciones del fabricante) de venta en Lidl y pincelar todas las frutas con él. No aporta sabor pero le da un aspecto profesional a la tarta.

tarta isla con frutas frescas.JPG1

***Para decorar la tarta me inspiró esta fotografía en Pinterest

 

By

Tarta mousse de queso y fresa

tarta de queso y fresa.JPG2

Todavía estamos a tiempo de preparar esta tarta tan fácil y deliciosa. La temporada de fresas está terminando, pero es ahora cuando están en su máximo esplendor, llenas de sabor, dulces como nunca, por eso si tenéis ocasión, preparadla, ¡no os vais a arrepentir!

 

TARTA MOUSSE DE QUESO Y FRESA

 

INGREDIENTES:

BASE: bizcocho de almendras al microondas :

.- 50 gr. de harina

.- 10 gr. de almendra en polvo

.- 50 gr. de azúcar

.- 2 huevos

 

RELLENO:

· 500 gr. de fresas

· 300 gr. de queso tipo Philadelphia

· 200 gr. de azúcar

· 500 gr. de nata para montar

· 9 hojas de gelatina

 

COBERTURA:

· Mermelada casera de fresas

· 2 hojas de gelatina

tarta de queso y fresa

ELABORACIÓN:

 

Primeramente prepararemos la base de la tarta, en esta ocasión he elegido una base de bizcocho en microondas, al que le he añadido 10 gr. de almendra en polvo para saborizarlo un poquito más.

Mientras se enfría nuestra base de bizcocho, procederemos a preparar un puré de fresas, lavamos y troceamos las fresas, las echamos a un cazo y añadimos el azúcar. Mezclamos bien y llevamos a ebullición, una vez alcanzado, bajamos la intensidad del fuego y dejamos cocer unos 8/10 minutos. Cuando vemos que ha pasado el tiempo, retiramos del fuego y trituramos con la batidora, desespumamos y dejamos aparte.

Ponemos las hojas de gelatina a remojo en agua fría durante 10 minutos, las sacamos, secamos un poco en un paño de cocina y se las echamos de una en una al puré de fresas bien caliente, removemos hasta que estén totalmente disueltas.

Cuando el puré esté tibio, tirando a frío, añadimos el queso crema y batimos bien hasta que se deshaga totalmente. Montamos la nata y se la añadimos poco a poco, con movimientos suaves y envolventes, con una varilla manual o espátula de silicona. Una vez que está perfectamente integrada, volcamos el resultado sobre la base de bizcocho que previamente habremos colocado en un molde desmontable (en mi caso de 25 cm. de diámetro).

***Si se quiere se puede emborrachar el bizcocho con un almíbar, o zumo de naranja.

Alisamos bien la superficie con una espátula y llevamos a la nevera para que se enfríe bien y se cuaje.

corte de tarta de queso y fresa.JPG1

Por último, procederemos a realizar la cobertura, para ello, calentamos un bote de mermelada de fresas (mejor si es casera), llevamos a ebullición, dejamos hervir unos minutos y retiramos del fuego. Le añadimos 2 hojas de gelatina previamente hidratada en agua fría, removemos hasta que se disuelva bien.

Dejamos entibiar (casi frío) y se echamos por encima a la tarta. Volvemos a meter en la nevera para que se cuaje la cobertura.

Cuando vemos que ya está cuajada (un par de horas) desmoldamos con cuidado y servimos.

tarta mousse de queso y fresa corte

***esta tarta se puede congelar perfectamente, con o sin cobertura.

***otra manera de decorar, puede ser hacer un coulis de fresas, meterlo en un biberón, formar una espiral por toda la superficie y con una aguja de punto formar una especie de tela de araña, círculos concéntricos…

 

By

Tarta mousse de chocolate blanco con fresa

_DSC0433_phixr

Con un pedacito de esta tarta seréis capaces de enamorar a cualquiera;  Si necesitáis una rica tarta para celebrar el día de San Valentín...  ¡No busquéis más!… Ya la habéis encontrado; Una deliciosa combinación de mousse de chocolate blanco con un afrodisíaco  coulis de fresa que os sorprenderá en cada bocado.

TARTA MOUSSE DE CHOCOLATE BLANCO CON FRESA

INGREDIENTES:

· Plancha de bizcocho de almendra

· Mousse de chocolate blanco

· Coulis de fresas o mermelada de fresas

_DSC0184_phixr

ELABORACIÓN:

Plancha de bizcocho de almendra: (para una plancha de 30 por 40)

 

· 250 gr. de huevos (4 aprox.)

· 125 gr. de azúcar

· 110 gr. de harina

· 50 gr. de almendra en polvo

Primeramente, emulsionamos los huevos con el azúcar, es decir, batimos enérgicamente los huevos con el azúcar hasta que se convierta en una crema blanquecina que doble el volumen, esto se consigue mucho mejor si nos ayudamos de unas varillas eléctricas o robot similar, aunque también se puede hacer a mano, con unas varillas manuales. El tiempo de batido dependerá del método utilizado, pero necesitaremos un mínimo de 10 minutos para conseguir el punto deseado.

Por otro lado, tamizamos la harina con la almendra en polvo y se la incorporamos a la crema de huevos y azúcar. Lo hacemos en forma de lluvia y lo incorporamos con suavidad, con movimientos envolventes, de abajo hacia arriba, dejamos de mezclar en cuanto desaparece la harina en el batido. En caso de hacerlo con un robot tipo Kitchen Aid, bajamos la velocidad al mínimo y batimos lo imprescindible hasta que tengamos una mezcla homogénea.

Preparamos una bandeja de horno, la forramos con papel de hornear, metemos la masa en una manga pastelera con boquilla lisa y ancha y escudillamos sobre el papel de horno. Damos un par de golpes secos sobre la encimera (para sacar el aire) y horneamos.

En horno precalentado a 200 º con calor arriba-abajo-turbo, introducimos la plancha de bizcocho y bajamos la temperatura a 190º con calor abajo-turbo, mantenemos la plancha durante 10/12 minutos hasta que veamos que se dora ligeramente la parte superior y vemos que está más o menos seca.

***La cocción para una plancha de bizcocho, la temperatura de cocción será alta, facilitando de esta forma, la pronta formación de una capa exterior caramelizada y evitando una vaporación excesiva en la elaboración creando un bizcocho esponjoso, jugoso y flexible.

***El desmoldado del bizcocho plancha se debe realizar una vez que la elaboración esté fría, de lo contrario el azúcar no ha acabado de cristalizar, aglutinando en menor medida toda la elaboración, pudiéndose romper ésta por el poco grosor y la gran superficie que posee.

_DSC0201_phixr

Mousse de chocolate blanco

· 250 ml. de leche

· 50 gr. de azúcar

· 100 gr. de yemas de huevo

· 6 hojas de gelatina o 1 sobre de gelatina en polvo

· 250 gr. de chocolate de cobertura blanco (tipo Nestlé)

· 550 gr. de nata para montar

Primeramente, ponemos a hervir la leche, por otro lado en un bol, mezclamos las yemas con el azúcar (no hay que montarlas, batirlas bien con las varillas manuales), vertemos la leche recién hervida sobre la mezcla de yemas y huevos y preparamos una crema inglesa.

Para ello, vertemos la leche en forma de hilillo sobre la crema de huevos (es imprescindible hacerlo en forma de hilillo ya que si lo echamos de golpe, se nos cuajarían las yemas). Mezclamos sin formar espuma. Colamos la mezcla por un colador al mismo recipiente donde se ha hervido la leche, poniéndolo al calor de nuevo, removiendo mientras esté en el fuego con una espátula de madera, hasta que la crema obtenida tenga una densidad que permita napar la espátula al sacarla de la crema. Lo más importante es que la crema NO HIERVA , ya que si esto ocurriera, la crema se cortaría.

Todavía en caliente añadirle la gelatina previamente rehidratada (si usamos hojas de gelatina, deberán haber estado unos 10 minutos en agua fría, después escurridas y se añaden a la crema inglesa. En caso de usar gelatina en polvo, se vierte el sobre sobre un poco de leche templada y vemos que en poco tiempo se esponja.).

Después de la gelatina, una vez que está bien disuelta, añadimos la cobertura de chocolate blanco fundida.

Cuando la crema esté fría, pero sin coagularse, añadimos la nata semimontada sin azúcar, la incorporaremos con delicadeza, con movimientos suaves y envolventes, para que quede una mousse aireada y esponjosa.

_DSC0180_phixr

Coulis de fresas

· 250 gr. De fresas

· 125 gr. de azúcar

· unas cucharadas de agua

Lavar las fresas, cortarles el rabo seguidamente y trocear. Poner en un cazo al fuego junto con el azúcar y unas cucharadas de agua. Cocer convenientemente hasta que veamos que la fruta está blanda. Si vemos que se nos está quedando seco, añadimos un poco más de agua, pero es conveniente empezar con poco agua, ya que la fruta suelta luego mucho líquido y así no corremos el riesgo de que nos quede un coulis demasiado líquido.

Una vez blanda la fruta, trituramos, dejamos enfriar y guardamos en un biberón de plástico hasta su utilización.

***También podemos utilizar una buena mermelada de fresas, se pone al fuego con un poco de agua, dejamos que hierva unos minutos, la trituramos, y reservamos hasta su uso.

MONTAJE DE LA TARTA

En primer lugar, cortamos la plancha de bizcocho de tamaño un poco inferior al diámetro de nuestro molde desmontable. Dejaremos como 1 cm. alrededor el molde. Emborrachamos el bizcocho, bien con un almíbar o como en mi caso, una capa fina de coulis de fresa. .

Volcamos la mousse que tenemos preparada sobre la plancha de bizcocho, alisamos la superficie y procedemos a realizar la decoración.

Realizar ese serigrafiado es muy sencillo. Con el coulis en el biberón de plástico trazamos una linea rodeando toda la tarta y en espiral hasta el centro de la tarta..

Con una aguja de hacer punto, la introducimos un poco en la mousse y vamos trazando círculos alrededor de la tarta hasta llegar así al centro de la tarta y el resultado es así de espectacular. Metemos en la nevera para que se endurezca la mousse y dejamos unas cuantas horas, mejor de un día para otro.

Una vez cuajada, se puede congelar o bien se desmolda para su consumo.

_DSC0222_phixr

By

Mermelada de fresas

DSC_0473_phixr

Ahora es buen momento para elaborar nuestra mermelada de fresas casera. Las fresas están en su mejor momento, dulces, maduras y a un precio más que asequible, por lo que no dejéis pasar esta temporada sin preparar una rica y fácil mermelada casera. En casa os lo agradecerán… eso ¡seguro!

MERMELADA DE FRESAS

INGREDIENTES: (para 1 kg. De fresas)

· 1 kg. De fresas

· 600 gr. de azúcar

· 1 chorrito de zumo de limón

· ½ manzana (opcional)

· 1 cucharada de mantequilla

DSC_0520_phixr

ELABORACIÓN:

En primer lugar, lavamos bien las fresas con las hojas verdes. Después se secan un poco y se le quita la parte verde.

***es importante quitar el rabo verde después de lavar, ya que si lo hacemos antes de lavar la fruta, le entra agua a la fresa y pierde sabor.

En la cacerola donde vamos a poner a cocer la mermelada echamos todas las fresas troceadas, la manzana (que al tener pectina, actuará como espesante) y le añadimos el azúcar. Dejamos macerar 1 hora aproximadamente (veremos que se forma una especie de almíbar del jugo de las fresas y el azúcar).

Ponemos la cazuela a fuego medio y poco a poco llevamos al punto de ebullición, bajamos la intensidad del fuego para que se vaya cociendo la fruta pero sin que se nos pegue. Añadimos la cucharada de mantequilla y mezclamos.

Mientras se va cociendo la mermelada vamos desespumando, o sea, quitamos la espuma que se produce con una cuchara o espumadera. El hecho de echar la mantequilla evita que se forme demasiada espuma.

Tenemos cociendo la mermelada una media hora aprox. hasta que veamos que está hecha. ( a media cocción se le añade el zumo de limón, actúa como antioxidante y sirve para realzar el color de la mermelada ).

DSC_0508_phixr(1)

Finalmente trituramos la mermelada con el brazo de la batidora, dejando incluso algunas fresas si queremos que nos aparezcan trozos. La manzana la podemos triturar junto con las fresas o bien quitarla, eso va un poco al gusto. (yo, particularmente, se la dejo ).

Metemos la mermelada resultante en frascos limpios y esterilizados, dejamos que se enfríe, cerramos con la tapa y los cocemos al baño maría en olla rápida durante 15 minutos. Pasado ese tiempo, sacamos y dejamos enfriar.

Ya tenemos reserva de mermelada de fresa casera para una temporada.

DSC_0493_phixr

By

Tarta mousse de fresas

DSC_0161_phixr

Empezaba la temporada de fresas con esta tarta de fresas y lichis y termino la temporada de fresas de este año con esta tarta mousse de fresas. Es perfecta como postre después de una copiosa comida, ya que además de ligera, es una tarta muy rica. Aprovechando las últimas fresas de la temporada, os invito a prepararla.

TARTA MOUSSE DE FRESAS

 

INGREDIENTES:

· Base de bizcocho en microondas (pinchad sobre la palabra)

· 250 gr. de fresas

· 150 gr. de azúcar

· 500 ml. de nata de montar (35% mat. grasa)

· 100 ml. de leche

· 1 sobre de gelatina neutra

· Coulis de fresas :

.- 150 gr. de fresas

.- 75 gr. azúcar

.- ½ sobre de gelatina neutra

DSC_0017_phixr

ELABORACIÓN:

Primeramente se prepara un puré de fresas, para ello trituraremos con el brazo de la batidora las fresa con 75 gr. de azúcar. Una vez triturado, lo colaremos para quitar semillas e impurezas.

Hidratamos la gelatina en polvo. Para ello vertemos el sobre de gelatina en un poco de leche (a temperatura ambiente) y la dejamos unos minutos hasta que se hidrata y desaparece la leche. Añadimos el resto de leche y calentamos un poco en el microondas, no dejar que hierva. Se saca del microondas y se remueve hasta que la gelatina esté perfectamente disuelta.

En un cazo, calentamos el puré de fresas y añadimos la leche con la gelatina disuelta. Mezclamos para que sea todo homogéneo. Dejamos entibiar.

Por otro lado, semimontamos la nata con los 75 gr. de azúcar restantes. Añadimos la nata al puré de fresas (no debe estar caliente, sino tibio, casi frío). Lo haremos con movimientos suaves y envolventes, procurado no bajar la nata y que nos quede una textura mousse. (lo haremos con varillas manuales).

En un molde desmoldable de silicona colocaremos la base de bizcocho en microondas (es conveniente calarlo con un almíbar ligero a base de azúcar y agua, para que quede más jugoso).

Entre la pared del molde y la base dejaremos un espacio para colocar las fresas laminadas (que nos sirven de decoración) y verteremos la mousse suavemente, igualando la superficie y meteremos en la nevera para que termine de cuajar. (es conveniente dejarlo toda la noche).

DSC_0154_phixr

Para preparar la cobertura o coulis:

Trituramos las fresas y el azúcar con la batidora de cuchillas , colamos para quitarle las semillas e impurezas y calentamos el puré obtenido en un cazo, hidratamos la gelatina en un poco de agua y se la añadimos al puré de frutas caliente. Se mezcla hasta que la gelatina está totalmente disuelta y se retira del fuego.

Se deja entibiar y una vez casi fría, se vierte sobre la mousse de fresas, suavemente para que se distribuya por toda la superficie de la tarta. Se vuelve a meter en la nevera para que espese y endurezca.

Finalmente, se adorna al gusto.

*** Esta tarta mousse admite perfectamente el congelado.

DSC_0021_phixr(1)

By

Tarta de fresas y lichis

DSC_0133_phixr

Ahora que comienza la temporada de fresas, os enseño esta tarta que he preparado para celebrar el cumpleaños de mis dos sobrinos. Es una tarta de mousse de fresas y lichis en conserva. La combinación de ambos ingredientes da un resultado muy agradable. Exótico, diría yo. Los lichis tienen un sabor suave para el paladar. No es un sabor al que estamos acostumbrados, pero te haces con él fácilmente.

En casa ha gustado a todo el mundo. Además, la decoración con gelatina causa muy buena impresión.

TARTA DE LICHIS Y FRESAS

INGREDIENTES:

· Base de bizcocho en microondas

· Mousse de queso, lichis y fresas

· Cobertura de gelatina de fresa con fresas.


* Para la Base de bizcocho en microondas: Pinchad sobre la receta para ver cómo se elabora.

*Para la Mousse de queso, lichis y fresas: Necesitaremos:

· 300 gr, de queso crema, tipo philadelphia

· 500 ml. de nata para montar (35% mat. grasa)

· 1 bote de lichis en conserva (567 gr. peso líquido)

· 150 gr. de azúcar

· 1 sobre  y medio de gelatina neutra

· 10 fresas

· zumo de ½ naranja

*Para la Cobertura de gelatina de fresa: Necesitaremos:

· ½ sobre de gelatina de fresa ( 40 gr)

· fresas en láminas para decorar

· 125 ml. de almíbar de lichi.

· 125 ml. de agua

DSC_0155_phixr

ELABORACIÓN

Primeramente, elaboramos una base de bizcocho en el microondas, también puede ponerse cualquier otro tipo de base al gusto, por ejemplo, base de galletas o sobados.

Es importante contar con un molde con base desmontable que facilitará el posterior desmoldado de la tarta. Yo, concretamente, utilizo uno de base de cristal con laterales de silicona que es perfecto para este tipo de preparaciones de mousses.

Colocaremos la base de bizcocho sobre el fondo del molde, es conveniente recortar un poco el bizcocho, que quede 1 cm. más pequeño que el diámetro del molde, para que cuando echemos la mousse no se vea el bizcocho y quede más elegante (por lo menos, a mí me gusta más).

En segundo lugar, elaboraremos la mousse de la siguiente manera:

En un bol amplio (preferiblemente de acero inoxidable) verteremos la nata, el azúcar y el queso crema. Batiremos con las batidora de varillas hasta que esté perfectamente montado, deberá quedar como una nata bien montada. Reservamos en la nevera.

Por otro lado, trituraremos con el brazo de la batidora, los lichis en conserva, con parte de su almíbar (lo que nos quede, no tirarlo!!, lo utilizaremos en la cobertura) y las fresas.

Para calcular la cantidad de almíbar que necesitaremos, triturar en primer lugar con un poco del almíbar y deberá quedarnos una textura como si de una crema de verduras se tratase. Si vemos que está demasiado espeso, se añade un poquito más del almíbar de los lichis, hasta que tengamos la textura idónea.

Pondremos el puré de frutas al fuego hasta que esté caliente ( no tiene que hervir), por otro lado, hidrataremos el sobre  y medio de gelatina neutra en el zumo de naranja y cuando veamos que está suficientemente hidratado (un par de minutos), lo vertiremos en el puré de frutas caliente y removeremos hasta su completa disolución. Retiramos del fuego y dejamos templar.

Una vez templado, lo iremos añadiendo a la crema de nata y queso que tenemos en la nevera, lo haremos poco a poco, con varillas manuales, con movimientos suaves y envolventes hasta que esté totalmente unido.

Vertiremos la mousse sobre la base de bizcocho, alisaremos y guardamos en la nevera hasta que se endurezca. Mejor de un día para otro.

Para hacer la cobertura de fresas pondremos 125 ml. de agua al fuego hasta que hierva, echaremos el preparado de gelatina de fresa y removeremos hasta que esté totalmente disuelto. Retiramos del fuego y añadimos los 125 ml. de almíbar de lichi que teníamos reservados y removemos bien. Reservamos.

Por otro lado, partimos unas cuantas fresas en láminas y colocamos sobre la mousse de manera decorativa. Cuando la gelatina de fresa se ha templado un poco, vertemos con MUCHO CUIDADO sobre la mousse, poniendo una cuchara al revés, para que la gelatina caiga sobre ella y se vaya distribuyendo por toda la superficie de la tarta.

Se lleva a la nevera a enfriar y se deja allí hasta que haya cuajado.

*** cantidades suficientes para un molde de 26 cm.

DSC_0137_phixr

By

Tarta mariposas


Con esta tarta tan primaveral y fresquita y coincidiendo con la entrada del verano, le voy a dar al blog un merecido descanso.
A partir de ahora, con los niños mucho más tiempo en casa, el buen tiempo, las vacaciones… creo que es el momento perfecto para tomarme un respiro. Eso no significa que no siga visitando y comentando vuestras recetas, pero en un plan mucho más relajado.
Bueno, vamos con la tarta que es lo que realmente importa;
Esta tarta la había visto por primera vez a María Lunarillos en su estupendo blog ” tartas provocativas“, verdaderamente es una tarta que impresiona mucho la primera vez que la ves.
La elaboración de la misma me ha parecido bastante sencilla, la decoración es original y muy fácil de realizar; Queda una tarta preciosa, muy original y de sabor es muy ligera y suave. En casa ha gustado a todo el mundo, así que la recomiendo totalmente.

TARTA MARIPOSAS

INGREDIENTES:
*** 1 bizcocho genovés (pinchad encima del nombre para ver la receta)
*** Relleno:
.- 350 gr. de piña al natural
.- 400 gr. de nata montada
.- 150 gr. de azúcar
.- 1 sobre de gelatina neutra

*** Cobertura:

.- 400 gr. de nata montada
.- 150 gr. de azúcar
.- 2 rodajas de piña
.- 2 fresas
.- 1 lima
.- pistachos en polvo
.- 1 cucharada de queso fresco
.- 1 cucharada de leche en polvo


ELABORACIÓN:

Preparar un bizcocho genovés, ( es conveniente elaborarlo el día anterior para que esté más asentado), cortarlo en 3 partes y reservar.Para preparar el relleno, montar la nata con el azúcar y reservar en la nevera. Escurrir la piña y triturarla con la batidora hasta hacer un puré.
Calentar un poco del jugo de piña y echar el sobre de gelatina, mezclar hasta su total disolución. Volcar la gelatina sobre el puré de piña y remover bien.


Mezclar la nata montada con el puré de piña; Primeramente, echar una parte y mezclar de forma enérgica para igualar texturas. El resto de nata, incorporarlo de manera suave, con unas varillas manuales, con movimientos envolventes y de abajo hacia arriba, procurando no castigar la crema para que no se nos baje.
Sobre la fuente en la que vamos a presentar la tarta, colocamos un aro de repostería, ponemos un disco de bizcocho y calamos con el jugo de piña que tenemos reservado. Vertemos la mitad de la crema de relleno y alisamos. Ponemos otro disco de bizcocho, calamos con más jugo y vertemos el resto del relleno. Tapamos con el último disco. Metemos en la nevera para que se endurezca la crema. Dejamos un par de horas como mínimo.


Para hacer la cobertura de la tarta:
Montar la nata con el azúcar, el queso fresco y la leche en polvo (añado estos ingredientes para que quede bien firme y no usar estabilizante).
Reservar en la nevera mientras hacemos las mariposas (de esta forma, con el frío la nata coge cuerpo y se endurece).

*** Para hacer las mariposas, cortar las rodajas de piña en cuatro partes (obtendremos 8 trozos). Dividirla trasversalmente en dos (de cada trozo obtendremos, de esta forma, dos alas). Por la parte de fuera, hacer picos con una tijera para darle forma a las alas.
Cortar las fresas a lo largo en 8 trozos (para sacar los cuerpos de las mariposas).
Cortar tiras finas de lima para simular las antenas.
Reducir los pistachos a polvo con una procesadora de alimentos.
Cubrir todo el bizcocho con la nata montada, es conveniente utilizar una espátula de repostero para dejarla lo más lisa posible: Colocar las mariposas de manera decorativa, hincándolas en la nata, decorar con polvillo de pistacho y dejar enfriar en la nevera.

By

Tartaletas de frutas (sin gluten, sin lactosa)

 

De nuevo vengo con una receta adaptada totalmente al mundo de la intolerancia, tanto al gluten como a la lactosa. En esta ocasión, he preparado unas tartaletas de almendra con un relleno de crema pastelera y decorada con frutas de temporada. Nada que envidiar a una tarta tradicional, en serio!

TARTALETA DE CREMA Y FRUTAS (sin gluten, sin lactosa)

INGREDIENTES:
.- Para la masa de almendras (base): · 60 gr. de almendras molidas (Borges)
· 125 gr. de harina Mix Dolci C de Shär
· 2 cucharadas de azúcar
· ¼ de cucharadita de sal
· 90 gr. de mantequilla sin gluten y sin lactosa (Granovita)
· 2 ó 3 cucharadas de agua helada.- Para la crema pastelera (relleno):

· 3 yemas de huevo
· 75 gr. de azúcar
· ½ litro de leche sin lactosa (Kaiku)
· 2 cucharadas de harina fina de maíz (Maizena)
· cáscara de limón / canela (Carmencita)

.- Para la decoración (cubierta):

· fresas fresca
· kiwi
· melocotón almíbar
· almíbar (agua, azúcar) para abrillantar.


ELABORACIÓN:

Para la masa de almendras:

1.- Colocar las almendras molidas, la harina, el azúcar y la sal en un recipiente grande y mezclar bien.
2.- Cortar la mantequilla fría dentro de la mezcla rápidamente y amasar con vigor entre las palmas de las manos para asegurarse de que la mantequilla se distribuya de forma pareja. La mezcla debe tener la consistencia de migajas.
3.- Agregar el agua, de a una cucharada por vez, y mezclar con un tenedor hasta que la masa forme un bollo. Con dos o tres cucharadas de agua es suficiente. Acabar de unir con las manos, sin manipular demasiado la masa, solamente presionando la masa para formar una bola.
4.- Colocar la masa sobre un plástico film, ponerle otro film en la parte superior, por encima y extender al masa con un rodillo, hasta dejarla de un grosor suficiente como para forrar un molde. Meterla en la nevera a enfriar durante un par de horas, para que la masa se relaje y se endurezca.

*** la masa puede estar más tiempo refrigerándose, hasta 3 días. Es conveniente estirarla antes de enfriar , para facilitar posteriormente el forrado de la tartaleta. Esta masa es bastante frágil y quebradiza, por lo que conviene estirarla entre dos plásticos film.
*** con estas cantidades rinde para una tarta de 25 cm, o 5 tartaletas de 12 cm, o 10 de 7 cm.

Cómo forrar los moldes de tartaletas con masa dulce:

· La masa de almendras para postres se deshacen bastante por el contenido de azúcar y almendra molida, por eso pueden ser difíciles de estirar. La superficie de trabajo debe ser fría. Enharinar ligeramente la superficie de trabajo y el palo de amasar. Colocar una hoja de papel de pergamino o plástico film sobre la masa para impedir que se agriete, y expandir sólo en una dirección, hasta que tenga un espesor de 5 mm. No estirar la masa, porque esto provocará que se encoja durante el horneado.

Cómo cocinar las tapas de tartaleta:· Para hornear las tapas de tartaleta sin relleno, forrar las tapas con papel de aluminio suelto, con el lado brillante hacia arriba. Apretar el papel de aluminio en las esquinas para evitar que la masa se encoja. Poner peso sobre el papel de aluminio, por ejemplo, garbanzos…
· Para hornear las tapas por completo, cocinar durante 10 minutos, retirar del horno, retirar el papel de aluminio y los garbanzos y cocinar durante 10 ó 15 minutos más , hasta que estén doradas.
· Sacar del fuego y dejar enfriar, una vez frías, retirar del molde. Hacerlo con cuidado ya que son bastante frágiles.


Para la crema pastelera:

Calentar la leche con la cáscara de limón en un cazo. Por otro lado, mezclar las yemas de los huevos con el azúcar y la maicena. Seguidamente ir vertiendo la leche poco a poco sobre la crema de huevos y mezclar hasta que esté perfectamente unido. Poner de nuevo en el cazo al fuego suave y sin parar de mover, mantenerlo hasta el punto de ebullición, momento en el que habrá espesado. Dejarlo entibiar y añadirle una cucharadita de mantequilla sin gluten y sin lactosa (opcional).
Cubrir con plástico film en contacto directo con la crema y reservar hasta que esté totalmente fría.

MONTAJE DE LA TARTALETA:

1.- Rellenar la cazoleta con la crema pastelera y seguidamente, cortar las frutas elegidas en láminas y colocarlas sobre la crema de forma decorativa y armoniosa.
2.- Preparar un almíbar ligero y pincelar la fruta con él para darle brillo.

 

By

Tarta de fresas y almendras

Esta ha sido una de las tartas que he preparado este fin de semana para celebrar el cumpleaños de mi hijo. Es una tarta para reuniones numerosas, ya que rinde para 20 personas. Se podría hacer más pequeña reduciendo las cantidades.
La tarta ha sido muy alabada entre los invitados, todo el mundo coincidía en que estaba realmente rica, no la he hecho excesivamente azucarada y no queda nada pesada.
Aprovechando que estamos todavía en temporada de fresas, la he hecho utilizando esta fruta. La combinación de sabores realmente deliciosa… para muchos….la mejor tarta que he hecho nunca….

TARTA DE FRESAS Y ALMENDRAS

INGREDIENTES:
. Para el BIZCOCHO:

. 5 huevos
. 150 gr de harina
. 150 gr de azúcar
. ½ sobre de levadura

. Para el ALMÍBAR: . 100 ml de agua
. 100 gr de azúcar
. un chorrito de licor (opcional)

. Para la CREMA PASTELERA: . 400 gr de leche entera
. 400 gr de leche condensada
. 70 gr de Maizena
. 4 yemas de huevo
. chorrito de licor
. 40 gr de mantequilla

. Para la NATA MONTADA: . 500 gr de nata (35% mat. Grasa)
. 75 gr de azúcar glass
. 1 cucharada de queso de untar
. 50 gr de almendra en polvo

. Para el RELLENO: . 500 gr de fresas troceadas

. Para DECORAR: . 12 fresas
. chocolate de cobertura
. 200 ml de nata para montar
. 50 gr de azúcar glass
. 1 cucharadita de queso de untar
. almendra fileteada

ELABORACIÓN:

En primer lugar se hace un bizcocho básico para rellenar tartas ( para ver la forma de elaborarlo, pinchad sobre la receta). Se puede dejar hecho el día anterior. Una vez frío se divide en dos horizontalmente y se cala la parte de abajo con un almíbar que habremos preparado calentado el agua, el azúcar y el chorrito de licor elegido, dejamos que hierva y lo mantenemos unos minutos , sacamos del fuego y dejamos templar. Una vez tibio, se utiliza.

Por otro lado , habremos preparado una crema pastelera, pinchad sobre la receta para verla , pero doblando los ingredientes. Dejamos enfriar y reservamos (se puede hacer el día anterior).

Se lavan las fresas, se les quita el rabo y se cortan en trocitos (no demasiado pequeños).
Procedemos a montar la nata con el azúcar, un truco para que se mantenga bien montada consiste en añadirle una cucharada de queso crema, éste hace que quede más dura la nata y no aporta ningún sabor. Cuando esté prácticamente montada se añade la almendra en polvo y se continúa batiendo unos minutos.

MONTAJE DE LA TARTA:

Se coloca la base sobre la bandeja dónde se a va presentar, se cala con el almíbar y sobre ella se extiende la crema pastelera , encima se colocan las fresas troceadas, bien distribuidas por toda la superficie. Seguidamente se extiende la nata almendrada, se deja una parte para extender alrededor de la tarta una vez montada.

Se cubre con la tapa de bizcocho . Se extiende la nata reservada todo alrededor de la tarta y procedemos a DECORAR:
Se tuestan las almendras fileteadas en la sartén , teniendo cuidado ya que se queman muy fácilmente, se distribuyen por todos los laterales de la tarta.
Se derrite un poco de chocolate de cobertura y se hacen las hojitas de decoración, para ello, habremos elegido unas hojas de arbusto , las lavamos bien y con un pincel tapamos generosamente el reverso de la hoja , tenemos que poner una capa muy gruesa para luego sacarlas con facilidad. Se dejan enfriar en la nevera hasta que se endurezca el chocolate, después se despega la hoja con cuidado para que no se rompa. (esta operación es mejor hacerla el día anterior).

Con el resto de chocolate, se bañan las fresas hasta la mitad y se dejan secar. Después se reservan en la nevera.(mejor hacerlo el día anterior)
Se montan los 200 gr de nata con el azúcar glass y la cucharadita de queso. Se mete en una manga pastelera con boquilla de estrella y se procede a decorar todo alrededor de la tarta, formando unas florecitas o la decoración que guste.
Se decora al gusto, formando un conjunto armonioso y bo
nito.

*** Para la tarta he utilizado un molde rectangular de 36 por 24 cm.
***Rinde como unas 20 raciones.

By

Tarta de frutas frescas

En casa, las celebraciones familiares son multitudinarias, nos juntamos mucha gente, por lo que normalmente tengo que hacer 2 tartas grandes o una tamaño XXL. En este caso os presento una tarta de frutas, que resulta relativamente ligera después de una comida copiosa.

Ingredientes:

Para la base : (se hace una masa quebrada)
  • 400 gr. de harina común
  • 200 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 huevos enteros
  • algún aroma: vainilla, ralladura de limón, naranja.
  • una pizca de sal
  • 3/4 cucharadas de agua tibia.

Se cierne la harina en forma de volcán en una superficie de mármol, se hace un agujero en el centro y se echa la mantequilla cortada en trocitos, los huevos, la sal, el aroma y el agua.

Se mezclan suavemente los ingredientes del interior del círculo y luego se liga poco a poco con el resto, se forma una bola y se refrigera 1 hora como mínimo (si se deja más tiempo , no importa).

**** esas cantidades son para un molde rectangular muy grande. Para tartas redondas normales reducir las cantidades a la mitad.

Crema pastelera:

Ingredientes:

  • 1 litro de leche
  • 6 yemas de huevo
  • 4 cucharadas soperas de harina refinada de maiz (maizena)
  • 150 gr. de azúcar
  • 50 gr. de mantequilla
  • canela en rama
  • unas gotas de esencia de vainilla.

Se pone en un bol las yemas, el azúcar, la maizena y la esencia de vainilla. Se mezcla bien y se le incorpora la leche (previamente calentada con la canela en rama o la cáscara de limón).

Se trabaja con el batidor y se acerca al fuego. Se empieza con fuego suave, moviendo la mezcla continuamente, no dejar de remover (para evitar que se pegue), a medida que pasa el tiempo , se va aumentando la temperatura de la vitro, hasta llegar a hervir.

Una vez que rompe a hervir y ha espesado , se aparta del fuego y se agrega la mantequilla. Se deja enfriar (tapada con un film, en contacto con la superficie, para que no quede costra).

*****La forma más adecuada de remover la crema pastelera, mientras se está cocinando, es con movimientos en forma de ocho, ya que así , la varilla pasa 2 veces por el centro de la cazuela en cada vuelta, y este es el punto donde más calor tiene la mezcla.

Frutas:

– Aquí se pueden usar cualquier tipo de frutas, al gusto personal, teniendo en cuenta que, cuanto más colorido y variado sea, pues eso, resulta más atractivo.

Brillo:

  • mermelada de albaricoque
  • un chorrito de agua
  • un poco de zumo de limón.

Montaje de la tarta:

Una vez que tenemos la pasta quebrada bien fría, se estira en forma rectangular (o con la forma del molde) en una superficie enharinada. Con cuidado, se coge con el rodillo y se coloca en el molde, pegándolo bien a las esquinas. Una vez colocada la pasta en el molde, se procede a pinchar la masa con un tenedor (para que no suba al hornear) y se coloca un papel de horno ,encima de este se cubre de garbanzos, judías… (algo con peso).

Se hornea en horno precalentado a 180º durante 15/20 minutos (dependerá del horno), se saca , se quitan los garbanzos y el papel y se mete en el horno por espacio de 10 minutos (hasta que se dore un poquito la superficie).

Se saca del horno y se deja enfriar.

Se prepara la crema pastelera y una vez fría la base , se extiende sobre ésta.

Encima de la crema , se coloca la fruta, cortada en láminas, formando dibujos al gusto.

Se barniza con la mermelada de albaricoque , calentada con un poco de agua y un chorrito de limón (para darle brillo).