By

Strudel de manzana

_DSC0659_phixr

El Apfelstrudel o strudel de manzana es un postre típico tradicional de la cocina austriaca y del sur de Alemania, cuyos orígenes podrían remontarse a antiguas recetas de las cocinas bizantina, armenia o turca.

Con un poco de pericia y práctica llegarás a elaborar, en un momentito, una masa estupenda  para hacer el strudel, y tendrás un postre ligero, sabroso y elegante.

STRUDEL DE MANZANA

 

INGREDIENTES:

MASA:

· 300 gr. de harina

· 1 yema de huevo

· 40 ml. de aceite de girasol

· 10 gr. de sal

· de 120 ml. a 150 ml. de agua

RELLENO:

· pan rallado

· 4 manzanas reineta o golden

· 50 gr. de azúcar mezcladas con 2 cucharaditas de canela.

· 50 gr. de almendra fileteada (opcional)

· 1 puñado de pasas de corinto

 

PARA LA CUBIERTA:

· mantequilla derretida

· azúcar glas

_DSC0664_phixr

ELABORACIÓN:

Para formar la MASA, tamizar la harina en un cuenco, a continuación agregar el agua y la sal, añadir la yema de huevo a la mezcla de agua y harina. Seguidamente, verter el aceite por encima. Formar una masa homogénea, , mezclando bien a mano o todavía mejor con un gancho amasador en un robot de cocina tipo Kitchen Aid.

Una vez que tengamos la masa, sacarla a la encimera (espolvoreada con un poco de harina) y continuar amasando con las manos hasta que tenga un aspecto homogéneo, nos quede una masa lisa y elástica.

Formar una bola con la masa, envolverla con un film transparente y dejar la reposar a temperatura ambiente durante 30 minutos.

_DSC0599_phixr_DSC0604_phixr_DSC0611_phixr

Pasado ese tiempo, extender la masa tan fina como nos sea posible sobre un paño de cocina espolvoreado de harina. Cubrir la lámina de masa con un paño y dejarla reposar 5 minutos más. Transcurrido ese tiempo, extender la masa por todos lados con el dorso de las manos enharinad, trabajando desde el centro de la masa hacia fuera.

La masa está suficientemente extendida si puede leerse una receta a través de ella. Recortar los bordes gruesos de la masa y proceder a rellenar la masa.

Para RELLENAR la masa, espolvorear con pan rallado, repartir las manzanas cortadas en gajos finos por encima del pan rallado, dejando un reborde de unos 3 cm. de ancho sin rellenar por los cuatro lados. Encima de la manzana distribuir las pasas de corinto, la almendra en láminas (opcional), y espolvorear con el azúcar mezclado con la canela. Seguidamente proceder a formar el strudel.

_DSC0614_phixr_DSC0617_phixr_DSC0623_phixr

Para MONTAR el strudel, doblar uno de los rebordes laterales sobre el relleno, después hacer una doblez de los dos laterales y enrollar el strudel con cuidado, ayudándonos del paño de cocina para darle forma de “brazo de gitano”, dejando la costura en la parte de abajo.

Colocar el strudel en una bandeja de horno previamente forrada con papel de horno o silpat. Hornear a 170º con calor arriba-abajo durante 40 minutos aproximadamente, hasta que veamos que está horneado, pintando la masa dos veces durante todo el horneado con mantequilla derretida.

Una vez horneado, sacar del horno y dejar entibiar en la propia bandeja. Una vez frío, espolvorear la superficie con azúcar glas.

***Se puede comer tanto frío como tibio.

***Se puede acompañar con una crema inglesa de vainilla, una bola de helado de nata o incluso con nata montada.

***Con estas cantidades salen 2 strudel de buen tamaño.

_DSC0701_phixr

By

Pestiños especiales de almendra

_DSC0507_phixr

Esta receta es de esas que haces con mucho cariño, ya que son “tesoros”  que pertenecen a tradiciones familiares muy arraigadas en ciertas zonas. Esta receta de  pestiños vienen desde Cádiz, se elaboran en época navideña y forman parte de la repostería navideña más tradicional de una familia muy especial para mí.

A los ingredientes habituales de los pestiños, se le añade algún otro, como la almendra, especias,  esencias… que hace que nos queden unos pestiños tan  especiales como para otorgarles la categoría de “navideños”.

PESTIÑOS ESPECIALES DE ALMENDRA

 

INGREDIENTES:

· 1,5 kg. De harina

· 1 vaso de los de agua (tipo Nocilla) de almendra tostada y molida.

· 1 cucharada sopera de canela

· 3 cucharadas soperas (no colmadas) de ajonjolí (semillas de sésamo) tostado y molido

· ralladura de 1 limón pequeño

· 2 vasos de aceite de oliva suave o girasol llenos hasta arriba

· 1 puñado generoso de matalauva ( granos de anís verde).

· 2 vasos de vino blanco fino (tipo Montilla, Moriles, Fino de Jerez…)

· 1 pellizco de sal

· Para bañar o “enmelar”: 1 tarro grande de miel

_DSC0519_phixr

ELABORACIÓN:

En primer lugar, tostar las almendras bien en el horno o en la sartén (es aconsejable utilizar almendra de la variedad marcona). Luego, molerlas hasta dejarlas en polvo. Debemos moler la cantidad necesaria para lograr un vaso de los de nocilla lleno. También tostaremos el ajonjolí o sésamo y lo reduciremos a polvo (con el molinillo de café se hace muy bien).

Por otro lado, templaremos en un cazo el vino blanco con la sal. También calentamos el aceite y cuando esté bien caliente, echamos el anís verde y retiramos del fuego. Dejamos que el aceite coja el gustillo del anís.

En un bol amplio, ponemos 1 kg. De harina, echamos el aceite bien caliente (colado, sin los granos de anís) y removemos; Se echa el vino templado, la canela, la ralladura de limón, la almendra molida y el ajonjolí. Amasamos todo bien y vamos añadiendo el medio kilo de harina restante, según vayamos necesitándolo. Quizás no necesitemos añadir toda la harina, eso lo iremos viendo en la masa, cuando logremos una masa que se despega de las manos y es apta para extender.

_DSC0583_phixr

Cogemos trozos de masa, la estiramos bien fina con el rodillo y hacemos cuadrados (depende un poco del tamaño que queramos hacer los pestiños. Yo he optado por hacerlos pequeños, de bocado), doblamos dos extremos opuestos y presionamos bien para darle forma típica de pestiño. Conviene presionar bien las juntas para que no se abran durante la fritura.

Procederemos a freírlos, para ello, calentamos abundante aceite de girasol en una sartén o cazo y vamos friéndolos por tandas en aceite caliente. Una vez fritos, los sacamos a un colador grande para que se escurran y después los pasamos a una bandeja con papel absorbente de cocina para eliminar el exceso de grasa.

Una vez terminada de freir toda la masa, procederemos a “enmelar” los pestiños, para ello, ponemos en un cazo una proporción de 2 partes de miel por una de agua, llevamos al punto de ebullición y quitamos la espuma que se forma ( la impurezas), bajamos el fuego al mínimo y sumergimos los pestiños de uno en uno. Sacamos inmediatamente y colocamos en rejillas para que se escurran y se enfríen.

Se guardan en latas. Duran varias semanas en perfecto estado.

***Es conveniente extender muy fina la masa, cuanto más fina se hace, queda mejor

***Si le añades bolitas de colores quedan unos pestiños mucho más navideños .

***Sale mucha cantidad, yo he hecho la mitad de la receta.

_DSC0542_phixr

By

Tarta mousse de tiramisú

DSC_1567_phixr

Esta  tarta  mousse queda muy rica, si te gusta el tiramisú, he preparado esta  versión en tarta, la receta del bizcocho de almendra y la mousse es de Paco Torreblanca, aunque adaptada a mis gustos y preferencias.

He querido darle un toque diferente en la decoración, espero que os guste.

***No tengo foto del corte porque era para regalar, pero os lo podéis imaginar…ummm…

TARTA MOUSSE DE TIRAMISÚ

 

INGREDIENTES: Para la base: bizcocho enrollado de almendra

Para el relleno: mousse de tiramisú

Para la cobertura y decoración: cacao en polvo y láminas de

chocolate.

BIZCOCHO ENROLLADO DE ALMENDRA

***cantidades para 2 planchas de 300 gr. cada una

· 130 gr. de almendra molida

· 100 gr. de azúcar

· 40 gr. de harina

· 160 gr. de huevo líquido (3 huevos aprox)

· 2 yemas (40gr)

· 3 claras (100 gr.)

· 25 gr. de azúcar

DSC_1569_phixr

ELABORACIÓN:

Por un lado, montamos los huevos y las yemas con los 100 gr. de azúcar hasta conseguir una crema blanquecina que haya doblado el tamaño, lo haremos con una batidora eléctrica de varillas (que nos facilitará el trabajo).

Una vez montado, añadimos la harina y la almendra molida que habremos mezclado y tamizado previamente. Se lo incorporamos con movimientos envolventes, sin castigar mucho el batido, procurando no bajar la crema.

Por otro lado, se montan las 3 claras que teníamos reservadas. Cuando están casi montadas a punto de nieve, se le añade el azúcar y se continúa batiendo hasta conseguir unas claras montadas a punto de nieve firme.

Cuando tengamos las dos bases montadas, se mezclan con cuidado, con movimientos envolventes y circulares, de abajo hacia arriba, procurando que nos quede una masa esponjosa, unir únicamente hasta que se junten las dos masas. NO BATIR.

Meter la masa en una manga pastelera con boquilla lisa, preparar las placas del horno, para ello, las forraremos de papel de hornear y escudillaremos la masa homogéneamente por toda la superficie de la placa.

*** Por eso, utilizo la manga pastelera, para ir trazando líneas hasta rellenar toda la plancha, de esta forma queda todo del mismo grosor.

Hornear en horno precalentado a 200º durante 6/8 minutos, hasta que veamos que está hecho.

DSC_1561_phixr

MOUSSE DE TIRAMISÚ

***Ingredientes para un molde de 25 cm

· 90 gr. de azúcar

· 45 ml. de agua

· 4 yemas de huevo

· 1 sobre de gelatina o 6 hojas

· 350 gr. de queso mascarpone (o philadelphia)

· 400 gr. de nata para montar 35% m.g.

· 25 ml. de leche

· virutas de chocolate

 

ELABORACIÓN:

Cocer el agua con el azúcar (preparar un almíbar) y mantenerlo al fuego durante un par de minutos hirviendo.

Calentar la leche en un vaso pequeño y verter el sobre de gelatina, remover y dejar esponjar o hidratar durante unos minutos, hasta que veamos que la gelatina ha esponjado.

Poner a montar las yemas y cuando estén blanqueadas, agregar el almíbar poco a poco, batiendo sin parar hasta lograr una crema blanquecina y espesa. Añadir la gelatina hidratada y continuar mezclando.

Por otro lado, mezclar el queso mascarpone con la nata y ponerlo a montar con una batidora de varillas, de modo que quede una crema semimontada.

Cuando las yemas estén templadas (nunca frías), ponerlas en la montadora y mezclarlas con la nata y el mascarpone que se han montado anteriormente. Hacerlo con movimentos suaves y envolventes.

Añadir virutas de chocolate y mezclar, si queremos que el relleno tenga trocitos de chocolate.

MONTAJE DE LA TARTA

En un molde redondo con base desmontable, se recorta una base de bizcocho del tamaño del molde, encima se vierte la mousse de tiramisú y se lleva a la nevera a enfriar hasta que cuaje. Este proceso es mejor hacerlo de un día para otro. También se puede congelar y dejar la decoración para el día de su uso.

A la hora de decorar, se puede hacer de muchas maneras, en este caso, he optado por hacer unos triángulos de chocolate y espolvorear la superficie de cacao.

***El cacao conviene espolvorearlo justo antes de servir, ya que si no se humedece.

By

Galletas de manteca y anís

DSC_0015_phixr(2)

En cuanto le ví estas galletas a Natalia, del blog  “Cocino y disfruto”,  sabía que me iban a gustar;  y…  ¡vaya si me han gustado!.  Son las clásicas galletas con ese sabor de siempre que le da el uso de la manteca.

Son unas galletas o pastitas que ganan con el paso de los días. El primer día tienen un marcado aroma a manteca, que con el paso de los días se va disipando, asentándose el resto de sabores y ganando en cuanto a textura y sabor.

Son fáciles de hacer, con una masa muy manejable con la que no te llevas sorpresas.

GALLETAS DE MANTECA Y ANÍS

INGREDIENTES:

· 250 gr. de manteca de cerdo

· 250 gr. de azúcar

· 2 huevos

· 600 gr. de harina

· 1 buen chorreón de anís

· pizca de sal

· Para decorar: gotas de chocolate, crocanti de almendra, crocanti de avellana, almendras, avellanas…

DSC_0023_phixr

ELABORACIÓN:

En primer lugar, se bate concienzudamente la manteca de cerdo, hasta que esponje un poquito. Se le añade el azúcar y se continúa batiendo (es conveniente utilizar una batidora de varillas o un robot mezclador, aunque también se puede hacer con unas varillas manuales o incluso un tenedor).

Una vez que lo tenemos bien mezclado, añadimos los huevos ligeramente batidos y mezclamos hasta que estén perfectamente integrados.

Seguidamente se le añade el anís y la sal, y se continúa batiendo. Ahora es el momento de añadir la harina, para ello, se irá añadiendo poco a poco (a cucharadas y previamente tamizada), se mezclará con un tenedor, procurando no amasar y trabajar la masa lo menos posible, únicamente hasta que estén todos los ingredientes bien mezclados. NO BATIR.

Acabar de unir con las manos, pero “fresando” la masa, no amasando (como haríamos con el pan). Esto se hace siempre así, cuando preparamos masa para galletas, hay que tratar de evitar que la masa se vuelva elástica, que adquiera “correa”, ya que con masa correosa logramos galletas duras, que se encogen y de un resultado tosco.

Una vez que tenemos lista la masa, la dividimos en dos y colocamos cada parte entre dos plásticos de cocina, lo estiramos un poco con el rodillo y llevamos a la nevera para que se enfríe. Lo dejamos un par de horas.

*** También lo podemos dejar en el congelador, en caso de que tengamos prisa, se enfriará con más rapidez.

*** Es muy práctico dejar la masa “semi-extendida” entre plástico film, ya que además de que la masa se endurece antes, la tenemos casi lista para cortar, solamente tendremos que extender un poquito más, con lo que apenas manipulamos la masa y es mucho mejor para el resultado final.

Una vez que la masa se ha endurecido ( incluso se puede dejar en la nevera de un día para otro), la sacamos a la mesa de trabajo y terminamos de extender con el rodillo (del grosor deseado), extenderemos la masa sobre el mismo plástico y pasaremos el rodillo por encima del film de la parte superior; De esta forma conseguiremos dos cosas:

1.- No añadir más harina (así no variamos las proporciones de la receta) para que no se nos pegue la masa a la encimera.

2.- Evitamos que se nos pegue la masa al rodillo, sin añadir más harina.

Damos forma a las pastas, con el cortapastas que deseemos y las colocamos sobre un papel de horno o silpat en la bandeja del horno.

Pincelamos con huevo batido la parte superior de las galletas y decoramos al gusto, en mi caso, he hecho unas con avellanas y crocanti de avellana, otras con almendra y crocanti de almendra y las últimas con gotas de chocolate.

Precalentamos el horno ( en mi caso, a 200º con calor arriba-abajo-turbo) durante 15 minutos y metemos las galletas ( en mi caso, bajo el horno a 175º con calor abajo-turbo) y las dejo unos 12 minutos, hasta que cogen un bonito tono dorado.

Sacamos las pastas del horno y colocamos sobre rejillas para que terminen de enfriarse.

*** Cada uno deberá adecuar el tema tiempos y manera de hornear a las características propias de su horno, ya que no todos funcionan igual, por lo que yo he puesto a título orientativo, cómo lo hago yo, pero deberán hornearse de la manera en que horneéis galletas habitualmente.

*** Todos los ingredientes deberán estar a temperatura ambiente.

DSC_0050_phixr

By

Corbatas de Unquera

DSC_0127_phixr

Este dulce de hojaldre es típico de Unquera, pequeña localidad al este de Cantabria, fronteriza con Asturias. Las corbatas de Unquera son muy apreciadas en la zona como una muestra de la gastronomía autóctona.

Con un buen hojaldre, una glasa real y unas almendras picadas, elaboraremos unas estupendas corbatas en un periquete. Si compras el hojaldre ya elaborado (en mi caso, de la marca Belbake, de venta en el Lidl) no tardarás nada en tener preparado un estupendo dulce para el café. Es facilísimo de hacer. No tiene ninguna complicación, así que no tenéis excusa para intentar prepararlas.

CORBATAS DE UNQUERA

 

INGREDIENTES: ( para 24 corbatas)

 

· 2 planchas de hojaldre (del Lidl)

· 1 clara de huevo

· 100 gr. aprox, de azúcar glass

· chorrito de zumo de limón

· almendra en crocanti

DSC_0137_phixr

ELABORACIÓN:

Primeramente, elaboraremos una glasa con la clara de huevo y el azúcar glas, para ello, echamos la clara en un bol y añadimos el azúcar, con un tenedor batimos bien (como si se tratase de tortilla o como para montar claras a punto de nieve), hasta lograr una “pasta” blanca, brillante y espesa. Añadimos el chorrito de limón y seguimos batiendo. La textura que deberemos conseguir es algo consistente, como si se tratase de cola blanca de carpintero, más o menos.

En caso de que nos quede demasiado líquida, le añadiremos azúcar glas hasta lograr la consistencia deseada y si está demasiado sólida, le podemos añadir unas gotitas más de zumo de limón.

Cuando tengamos la glasa lista, la reservamos y comenzamos a preparar las corbatas.

Extendemos el hojaldre que viene enrollado, nos queda un rectángulo que dividiremos en dos partes y sacaremos 6 corbatas de cada parte. Por lo que nos saldrán 12 piezas de cada plancha de hojaldre.

Cogemos cada tira y le damos una vuelta en el centro, colocamos todas las tiras en una placa de horno que previamente habremos cubierto con papel de horno y extendemos la grasa cubriendo cada lado. Espolvoreamos la almendra crocanti encima y horneamos.

Para hornear estas piezas de hojaldre, habrá que prestar especial atención a la temperatura del horno y a su tiempo.

Este tipo de piezas requiere una temperatura alta y no muy prolongada en el tiempo. En mi caso, he precalentado el horno a 225º durante 15 minutos con calor arriba-abajo-turbo (para que esté bien caliente a la hora de introducir la bandeja) y una vez que he metido la bandeja, lo he bajado a 190º con calor abajo-turbo durante 12 minutos. Hasta que veamos que la glasa adquiere un tono tostado y el hojaldre está dorado.

*** estos datos del horno son a título orientativo, cada uno deberá vigilar el hojaldre en su horno (ya que no todos se comportan igual) y sacarlos cuando veáis que las corbatas están bien horneadas y doraditas.

*** Se hornean en dos tandas, cada plancha de hojaldre requiere una bandeja de horno.

DSC_0129_phixr

By

Pastas de anís de Sor Piedad

DSC_0543_phixr

A esta receta de pastas le tengo un especial cariño. La fórmula me la ha facilitado Sor Piedad, una monja con un corazón que no le cabe dentro  del cuerpo y cuyo cometido en esta vida es ayudar a los más desfavorecidos en los momentos más duros.

Ni que decir tiene que están buenísimas, que tienen ese toque rústico de las cosas hechas en casa, y lo mejor de todo es, que no son difíciles, es una masa bastante manejable, perfecta para iniciarse en esto de las pastitas.

Seguro que si las probáis, no podréis comer sólo una…¡ya  me contaréis!

PASTAS DE ANÍS DE SOR PIEDAD

 

INGREDIENTES:

· 600 gr. De harina

· 300 gr. De azúcar

· 250 gr. De mantequilla

· 1 sobre de levadura tipo Royal

· 2 cucharadas de anís

· 2 huevos y 2 yemas

· 1 clara

· Para decorar: guindas, almendra, nuez…

DSC_0553_phixr

ELABORACIÓN:

Primeramente se bate la mantequilla, bien con un tenedor, bien con varillas, hasta dejarla suave y esponjosa.

Se baten los huevos como si fuese para tortilla y se unen a la mantequilla, se mezcla muy bien, hasta que esté perfectamente unido, es de mucha ayuda utilizar unas varillas eléctricas, ya que facilita bastante la tarea.

Cuando está bien mezclado, se añade el azúcar y se sigue mezclando. Después, se añade el anís y se bate.

Por otro lado, habremos tamizado la harina junto a la levadura. Se vierte toda la harina sobre la mezcla de mantequilla y se une, primero con un tenedor o espátula de pastelería y después con las manos, procurando NO AMASAR, juntando los ingredientes hasta formar una bola tierna en la que los ingredientes estén bien distribuidos.

Esa masa se divide en dos trozos, se coloca sobre un plástico film de cocina y se coloca otro plástico sobre la bola, entonces de aplana con el rodillo, se cierra bien y se guarda en la nevera durante un par de horas, hasta que se endurezca la masa.

De esta forma, al dejar la masa más o menos plana, se nos endurecerá antes y luego será más fácil el terminar de extenderla para formar las pastas.

Colocamos papel de hornear sobre una bandeja de pastelería y precalentamos el horno a 200º  durante 15 minutos.

Extendemos la masa sobre una lámina de silicona (para que no se nos pegue), o sobre la encimera que habremos espolvoreado un poco de harina. Damos forma a las galletas con un cortapastas redondo, recogemos con cuidado con una espátula de pastelería y trasladamos las pastas a la bandeja que tenemos preparada.

Con la clara que nos ha sobrado, la batimos un poco y pincelamos la parte superior de las pastas, para darle un bonito color dorado.

Colocamos una guinda, una nuez o almendra entera en el centro de la pasta y horneamos.

Cuando metemos la bandeja al horno, bajamos la temperatura a 180º , en mi caso horneo con calor abajo-turbo durante unos 10/12 minutos. Pero eso dependerá de cada tipo de horno, hay que sacar las pastas cuando adquieran un ligero tono dorado. Aunque parezcan tiernas, sacarlas, porque luego se endurecen cuando se enfrían.

Se retiran del horno, se ponen sobre rejillas para que terminen de enfriarse.

DSC_0556_phixr

*** con estas cantidades salen una buena cantidad de pastitas.

*** también se pueden decorar con hilillos de chocolate, confetis de colores…

*** es una masa que no admite formas muy perfiladas, ya que al llevar levadura, crece bastante en el horno y pierde la forma.

By

Tejas de Tolosa

DSC_0094_phixr

Con la misma masa que utilizo para hacer las Tulipas, se elaboran estas exquisitas tejas, únicamente hay que añadirles almendra, bien en granillo, bien en láminas. El resultado son unas pastitas francamente deliciosas. Son las de Tolosa, las que tienen merecida fama, junto con los cigarrillos  que elaboran en las confiterías de la zona con absoluta maestría. En algunas recetas utilizan huevos enteros, o bien harina fina de maíz. Para mi gusto, esta receta (tomada de Pedro Subijana) es ideal para elaborar, tejas, cigarrillos, tulipas y lenguas de gato.

Con ingredientes naturales y al alcance de todo el mundo, resulta difícil entender que puedan salir de tu horno estas delicadas y exquisitas pastas.

Estáis tod@s invitad@s … 😉

TEJAS DE TOLOSA

INGREDIENTES:

· 100 gr. de azúcar glas

· 100 gr. de claras

· 100 gr. de mantequilla

· 100 gr. de harina floja

. almendra en granillo

DSC_0071_phixr

ELABORACIÓN:

.- Mezclar la mantequilla en pomada con el azúcar glas.

.- Añadir las claras de huevo sin montar poco a poco, cuando la mezcla esté homogénea, echar la harina tamizada y mezclar bien hasta conseguir una masa fluida.

.- Preparar una bandeja de horno, cubrirla con una lámina de horno antiadherente y extender una cucharada de masa, dándole el tamaño y forma ovalada para hacer la teja. Se espolvorea almendra picada por encima de cada teja.

.- Cocer en horno precalentado a 180º con calor arriba-turbo (sin suelo) y cuando comience a dorarse por los bordes sacar del horno. (unos 6/8 minutos).

.- A la salida del horno y en caliente, se les da la forma de teja, colocando la pasta sobre un rodillo , una botella… ( yo he utilizado un palo extensible de escoba, que es como de aluminio y que utilizo solamente para estas cosas), de esta forma me cabe toda la hornada en el mismo palo.

DSC_0098_phixr

NOTAS A TENER EN CUENTA:

La elaboración de las tejas no es para nada difícil, la masa se hace muy fácilmente pero hay que tener una serie de factores en cuenta para que salgan perfectas sin problema alguno.

· Hay que vigilar continuamente el horno, es una masa que se hace muy rápido, por lo que hay que estar muy atento para que no se quemen. En mi caso, cada hornada tarda unos 6 minutos.

· Hay que tener el trabajo perfectamente organizado y sincronizado, es mejor hacerlas en un momento en que no haya niños alrededor para que no te interrumpan.

· Voy a contar cómo me organizo yo: Necesitarás 2 bandejas de horno con sus respectivas láminas de horno antiadherentes, preparas la primera bandeja, con 8 tejas (no es conveniente poner más, porque no da tiempo a hacerles la forma a más cantidad de tejas, sin que se te hayan quedado duras en la propia bandeja.

· Metes al horno la primera bandeja, inmediatamente, das forma a otras 8 tejas en la segunda bandeja y la dejas preparada al lado del horno.

· Sacas la bandeja del horno y sin perder tiempo, colocas las pastas sobre el palo, el rodillo o la botella.

· Metes la segunda bandeja en el horno, ahora tienes unos seis minutos para dar forma a la siguiente hornada, aquí te darás cuenta que tienes caliente la bandeja que acabas de sacar del horno, entonces lo que haces es retirar la lámina antiadherente, le pasas un papel de cocina a la lámina y notas que ya está fría, por lo que comienzas a dar forma a las tejas, más tarde, ya colocarás la lámina sobre la bandeja (que ya estará fría).

· Ahora, retiras las tejas del palo (ya se habrán requeteendurecido ) y las colocas sobre una rejilla, para dejar sitio para las tejas que están en el horno.

· Compruebas el horno y si están para sacar… vuelves a empezar todo el proceso, o sea, sacas la bandeja del horno, colocas las tejas en el palo, metes la bandeja siguiente al horno, das forma a las siguientes…

· Todo esto lo tienes que hacer en 6 minutos aproximadamente, por eso digo que hay que hacerlo sin gente “molestando” por la cocina, ya que da el tiempo justo para hacerlo, eso sí … sin interrupciones.

· Una vez que tengas todas las tejas hechas, no las dejes mucho tiempo al aire. Guárdarlas inmediatamente en latas para que no se ablanden y estén supercrujientes durante 1 semana por lo menos.(no he comprobado más tiempo, porque no han durado tanto) pero se mantienen en perfectas condiciones una semana como mínimo.

DSC_0090_phixr

By

Pastas de limón sin gluten y sin lactosa

DSC_0205_phixr

Estas pastitas son ideales para tomar con un café o un té, otra opción diferente para disfrutar de un dulce, en caso de que tú o la persona para quien las prepares tengáis algún tipo de intolerancia al gluten o a la lactosa. No echarás de menos ningún ingrediente, con respecto a las pastas elaboradas con harina tradicional, ya que están muy pero que muy buenas.

PASTAS DE LIMÓN (sin gluten, sin lactosa)

INGREDIENTES:

· Para la masa:

.- 2 claras de huevo

.- zumo y ralladura de ½ limón

.- 250 gr. de azúcar

.- 150 gr. de almendra en polvo (Borges)

.- 200 gr. de harina sin gluten ni lactosa

(marca Epsilon).

.- una puntita de levadura sin gluten

( marca Adpan).

· Para el glaseado:

.- 125 gr de azúcar glas

.- 3 ó 4 cucharadas de zumo de limón.

DSC_0208_phixr

ELABORACIÓN:

Batir las claras a punto de nieve, agregar la ralladura y el zumo de limón, poco a poco y batir brevemente. Añadir el azúcar, la almendra molida y la harina y trabajar la mezcla hasta obtener una masa maleable. No amasar con fuerza, simplemente, se trata de unir los ingredientes hasta formar una masa: en caso de que nos quede demasiado pegajosa (depende de la cantidad de zumo de limón, de la capacidad de absorción de la harina…) añadirle más azúcar o harina (bien de almendra o bien sin gluten ni lactosa).

*** yo prefiero añadirle harina, porque si añadimos azúcar quedan demasiado dulces para mi gusto.

Una vez que tenemos formada la bola, extenderla entre dos plásticos de cocina y llevar a refrigerar, dejarla reposar unas cuantas horas.

*** esta masa no endurece demasiado en el frigorífico, ya que no lleva mantequilla.

Cuando ya ha reposado lo suficiente, extender una porción de masa sobre el propio plástico film y formar las piezas. Pasarlas rápidamente a la bandeja de hornear (que tendremos cubierta con papel de horno, para que no se peguen durante la cocción).

***esta masa es bastante delicada a la hora de formar las piezas, hay que trabajar deprisa para que la masa no se caliente, cada vez que formamos una pieza, pasar el molde por azúcar para que la masa no se quede pegada a él.

También se puede extender la masa sobre la propia bandeja de horno, (para no tener que mover las piezas y que se nos deformen) y quitar los recortes, volviéndoles a juntar y seguir cortando galletas.

No es conveniente utilizar cortadores con muchas esquinas o formas, ya que al ser una masa bastante tierna, sería muy difícil que mantuviesen la forma.

En caso necesario, ayudarnos de más harina para evitar que se nos pegue la masa.

Precalentamos el horno a 200º con calor arriba y abajo, cuando introducimos las pastas, bajamos el horno a 180º calor arriba-abajo y dejamos unos 10 /12 minutos, hasta que comienzan a tomar color.

Cuando las sacamos del horno, esperamos unos minutos (ya que están todavía muy tiernas) y después, las colocamos en rejillas para que terminen de enfriarse.

Para el glaseado:

Preparar una emulsión de azúcar glas y zumo de limón, para ello, mezclaremos con un tenedor cantidad suficiente de azúcar glas e iremos añadiendo cucharadas de zumo de limón hasta lograr una pasta de una textura idónea para bañar las galletas. Deberá dar como resultado una crema espesa.

Se decoran con una cucharilla o manga pastelera con boquilla estrecha al gusto.

*** el resultado son unas pastitas muy agradables, con un intenso sabor a limón, muy ricas y sabrosas.

DSC_0211_phixr

By

Bizcocho básico para rellenar (sin gluten, sin lactosa)

Este bizcocho es ideal para ser dividido en 3 ó 4 capas, es liviano, queda muy alto y absorbe estupendamente cualquier líquido, por ejemplo, almíbar, zumos…cualquier cosa para calar el bizcocho. De sabor está divino, nadie detectaría la falta de ningún ingrediente… por lo tanto, es un bizcocho altamente recomendable para elaborar tartas rellenas, pasteles de cumpleaños, etc.
La particularidad es que está realizado con harinas libre de gluten y de lactosa, os lo muestro para que veais que se pueden hacer cosas bien ricas en pastelería con estas limitaciones.
BIZCOCHO BÁSICO PARA RELLENAR:

1.- 110 gr. de harina sin gluten, sin huevo, sin lactosa (Epsilon)
2.- 20 gr. de harina de almendra (Borges)
3.- 20 gr. de harina de maíz (Maizena)
4.- 4 huevos
5.- 120 gr. de azúcar
6.- 2 cucharadas de agua caliente
7.- 1 cucharadita de levadura sin gluten, sin lactosa (Adpan)
8.- 1 pizca de salELABORACIÓN:

En primer lugar, separar las yemas y las claras. Batir con las varillas eléctricas las yemas con las dos cucharadas de agua y añadirle después unos 75 gr. de azúcar. Continuar batiendo hasta lograr una crema espesa y blanquecina.
Por otro lado, montar las claras de huevo a punto de nieve con una pizca de sal, cuando estén prácticamente montadas, añadirle el resto del azúcar y continuar batiendo hasta lograr un merengue fuerte, que haga picos.

En un bol, habremos mezclado y tamizado las harinas con la levadura.
Se incorpora las claras a punto de nieve al batido de yemas y azúcar, poco a poco, con unas varillas manuales y movimientos suaves y envolventes, procurando no bajar el batido.
Seguidamente se incorpora las harinas de la misma manera, con movimientos suaves, en forma de lluvia, hasta lograr integrar toda la harina y que esté perfectamente mezclada.
Habremos preparado un molde adecuado (en este caso, he utilizado un papel de horno sobre el que he colocado un aro de repostería extensible, de unos 18/20 cm.), he pincelado de aceite el aro y le he colocado papel de horno alrededor para que no se pegue la masa al aro.
Vertemos la masa en el molde. Precalentamos el horno a 200º con calor arriba-abajo-turbo, cuando introducimos la bandeja, bajamos la temperatura del horno a 175º con calor abajo-turbo y lo tenemos unos 30 minutos, hasta que adquiera un bonito color dorado y al introducir una aguja en el centro, ésta sale limpia.
Una vez horneado, lo dejamos en el interior del horno unos 5 minutos con la puerta entreabierta (para evitar un cambio brusco de temperatura y que se nos baje demasiado), después, sacamos, desmoldamos sobre una rejilla y lo dejamos enfriar. A partir de entonces ya está listo para ser utilizado.*** la forma de hornear el bizcocho que he puesto , es la que utilizo yo, aunque cada cual deberá hornearlo de la manera que hornea habitualmente los bizcochos, ya que cada horno es un mundo.
*** con estas medidas queda un bizcocho muy alto, para ser dividido perfectamente en 3 ó 4 capas, también se puede hacer en un molde más grande, de 24/26 cm. Quedará muy bien.
*** para dividirlo en capas, es conveniente hacerlo el día anterior, envolverlo en plástico film una vez frío. Queda más asentado.

*** queda un bizcocho ideal para dividir y rellenar por capas.

 

By

Pastel de ciruelas claudias

 

Aprovechando la temporada de ciruelas, me he decidido a hacer un pastel con esta fruta. Buscando por diferentes blogs una receta que me gustara, llegué al blog “ La Olla Suiza” , su pastel de ciruelas me cautivó, así que, con mis modificaciones, os muestro este delicioso pastel de fruta, húmedo y jugoso, realmente sabroso.

 

PASTEL DE CIRUELAS CLAUDIASINGREDIENTES:

 

.- 600 gr. aprox. de ciruelas claudias
.- 115 gr. de mantequilla punto pomada
.- 100 gr. de azúcar moreno
.- 135 gr. de harina
.- 115 gr. de harina de almendras
.- 1 y ½ cucharadas de levadura química tipo Royal
.- 2 huevos
.- 30 gr. de almendras en láminas
.- aroma al gusto (vainilla, limón…)
.- mermelada de ciruelas para abrillantar.


ELABORACIÓN:

Se bate la mantequilla a punto pomada, se le añade el azúcar y se continúa batiendo hasta lograr una masa esponjosa y hueca.
Se añaden los huevos de uno en uno, no integrando el siguiente hasta que el anterior esté perfectamente integrado.
Por otro lado, se mezclan y tamizan la harina, la almendra en polvo y la levadura. Se mezcla con la masa de mantequilla-huevos con una varilla manual, con movimientos suaves y envolventes, solamente hasta lograr que esté todo bien mezclado.
Se prepara un molde desmontable de 24 cm. Aprox. Se engrasa y se espolvorea harina, seguidamente se vierte la masa y se alisa.
Por otra parte, habremos lavado, deshuesado y cortado en dos las ciruelas claudias, las colocamos sobre la masa del pastel, superponiendo unas sobre otras y hundiéndolas levemente en la masa.
Espolvoreamos las almendras en láminas sobre la superficie y si queremos también un poquito de azúcar moreno.

Precalentamos el horno a 200º, metemos el pastel y bajamos a 180º, lo tenemos durante 50 minutos aproximadamente, hasta que veamos que está doradito y bien hecho por dentro.
Sacamos del horno y abrillantamos con un poco de mermelada de ciruelas ( mejor casera) rebajada con un poco de agua.
Dejamos enfriar y ¡lista para comer!.

P.D. Se puede acompañar con una jarrita de nata líquida.
Idea tomada del blog “ La olla suiza”