By

Trenza de nata

_DSC0463_phixr

Aunque se hayan terminado las navidades, con todos sus excesos y las recetas de navidad compartidas como la tarta de mousse de turrón, las galletas Santa Claus, las galletas copos de nieve, las galletas duende, los pestiños, el quarkstollen alemán o el mismísimo roscón de reyes … y aunque estemos un poco saturados de dulce, pues en mi casa se sigue desayunando todos los días. Por eso, os propongo esta opción que, además, no es muy calórica 😉

Este tipo de masas es de las que gustan en mi casa, sobre todo a los niños. Son sencillas, de sabores básicos, sin tropiezos “sospechosos”,  sin colores  “raros”. Yo me he dado cuenta que a mis niños, cuanto más básicas son las recetas de repostería, más les gustan. Además esta trenza no lleva mantequilla y yo tenía curiosidad por probar una masa levada sin demasiada grasa. La grasa en este caso la aporta el huevo y la nata (yo la he sustituído por leche evaporada) y de esta manera, he rebajado considerablemente la cantidad de grasa de la trenza.

TRENZA DE NATA

 

INGREDIENTES:

· 500 gr. de harina de fuerza

· 250 gr. de nata de montar (yo lo he sustituido por 250 g. De leche evaporada)

· 1 paquete de levadura de panadero seca ( o 25 gr. de levadura fresca)

· 80 gr. de azúcar

· 1 sobre de azúcar avainillada

· ralladura de 1 limón o unas gotas de esencia de limón

· 1 pizca de sal

· 2 huevos de tamaño M

· 1 clara de huevo tamaño M

· Para Pintar: 1 yema de huevo, 1 cucharada de leche

_DSC0458

ELABORACIÓN:

Para elaborar la masa, en primer lugar calentar la nata, no hervir, sólo entibiar. Mezclar la harina tamizada con el sobre de levadura seca, ir añadiendo el resto de ingredientes, o sea, el azúcar, la vainilla, el limón, la sal, los huevos y la clara. Añadir la nata tibia y trabajar la masa con un robot de cocina con el gancho amasador, primeramente a baja velocidad hasta unir ingredientes y posteriormente a más velocidad durante 5 ó 10 minutos hasta lograr una masa homogénea, brillante y elástica.

Si elaboramos la masa a mano, ponemos la harina en forma de volcán, añadimos el resto de ingredientes en el agujero de en medio y vamos juntando los ingredientes, primeramente unimos los del centro y luego vamos cogiendo la harina hasta lograr una bola de masa. Amasamos durante 15 minutos aproximadamente hasta que tengamos una masa lisa, no pegajosa y que se pueda trabajar bien.

Una vez esté la masa lista, la ponemos en un bol engrasado, la tapamos con un plástico film también engrasado y cubrimos con un paño de cocina. Dejamos levar hasta que duplique o triplique su tamaño. (esta operación nos llevará entre 1 y 2 horas, dependiendo de muchos factores, tales como humedad, calor en la habitación….)

Una vez que ha levado, pasamos la masa a una superficie de trabajo ((ligeramente enharinada), le damos un pequeño masaje para desgasificarla. Dividimos la masa en 4 trozos iguales. Formamos cilindros de 30 cm. de largo.

Con los cilindros hacemos una trenza, fijarse en las fotografías para formar la trenza. Los extremos los unimos y fijamos bien, para que no se abran durante el levado u horneado.

_DSC0442_DSC0445_DSC0449

En la bandeja del horno, poner un papel de hornear o silpat y colocar la trenza sobre la bandeja. Pincelar la superficie de la trenza con la yema de huevo mezclada con la leche. Cubrir con plástico film y dejar en un lugar templado para que leve otra vez (se puede dejar metido dentro del horno –apagado-)

Una vez levado, precalentar el horno a 200º con calor arriba-abajo-turbo durante 15 minutos e introducir la bandeja con la trenza en la parte central del horno, bajar la temperatura a 160º (si utilizamos el aire o turbo) y a 180º (si horneamos con calor arriba-abajo), dejarlo durante 30 minutos aproximadamente, hasta que veamos que se ha dorado y está bien hecho. En caso de que veamos que se dora demasiado rápido por la parte de arriba, poner un papel de hornear cubriendo la trenza.

Una vez horneado, sacar y dejar enfriar con el papel de horno sobre una rejilla.

***Esta trenza se puede enriquecer todavía más añadiendo a la masa unas uvas pasas, frutas escarchadas, frutos secos…

***Es ideal para el desayuno, con mantequilla y mermelada.

***Se puede tostar en la tostadora.

***Es una masa que se trabaja muy bien

_DSC0486_phixr

By

Galletas de copos de nieve

DSC_0527_phixr

Utilizando la receta básica de galletas para decorar , se pueden crear un sinfin de galletas navideñas, utilizando los cortadores adecuados para ello.

La cuestión es no complicarse demasidado, obteniendo un resultado más que aceptable. Quedan unas galletas muy vistosas, sabrosas e ideales para la navidad.

La inspiración, en este caso, ha venido de dos libros básicos e  imprescindibles en el arte de decorar galletas, para principiantes y con conocimientos de inglés.

LA GLASA PARA GALLETAS DECORADAS

 

INGREDIENTES:

· Azúcar glas

· Claras de huevo pasteurizadas

· Agua

· Zumo de limón, extracto de vainilla u otro sabor

DSC_0548_phixr

ELABORACIÓN:

Para elaborar la glasa para decorar galletas deberemos tener en cuenta que la textura variará dependiendo si vamos a hacer glasa para delinear contorno (más densa) o para cubrir superficies (más fluída).

Partimos de la base de que necesitaremos una cantidad variable de azúcar glas y claras de huevo, no siempre se necesita la misma cantidad ya que depende de varios factores como la humedad ambiente, temperatura de la cocina, lugar donde vivas… para que puedas necesitar más o menos cantidad de azúcar glas.

Eso sí, es imprescindible que el azúcar glas sea industrial, no vale el molido con el molinillo, ya que quedaría con grumos y aspecto arenoso. También es totalmente necesario el tamizar el azúcar.

En principio, se partirá de una proporción de 200 gr. de azúcar glas por cada clara de huevo, añadiendo más si fuese necesario hasta obtener la textura idónea para delinear. La cantidad exacta nos la determinará nuestra experiencia tras elaborar muchas veces la glasa.

Es altamente recomendable utilizar claras de huevo pasteurizadas, para evitar intoxicaciones alimentarias causadas por la salmonelosis.

Para hacer gran cantidad de glasa es muy recomendable utilizar un aparato batidor electrico (tipo Kitchen Aid o similar), conseguiremos una textura brillante y homogénea, que estará perfectamente mezclada. En caso de no disponer de este robot, se puede elaborar con unas varillas manuales y un bol. Para pequeñas cantidades yo lo hago manualmente.

DSC_0542_phixr

MODO DE HACERLO:

.- Tamizar el azúcar glas. En el bol de tu aparato eléctrico, echar parte del azúcar glas, añadir las claras y comenzar a batir, batir a velocidad alta, mejor con la pala durante 5 minutos aproximadamente, echar el extracto o sabor deseado (deberá ser transparente para no alterar el color blanco de la glasa) y continuar batiendo. Añadir el azúcar restante a cucharadas hasta obtener la textura deseada.

.- Para glasa para delinear, deberá quedarnos una textura similar a la pasta de dientes. Haremos una prueba sobre una superficie, si trazamos unas lineas cruzada y se mantienen, eso quiere decir que tenemos la textura idónea. Si no es así, añadir más azúcar glas tamizado.

.- Para glasa para cubrir, deberá quedarnos una textura similar a la cola de carpintero, para ello, se puede rebajar con agua tibia, echando poco a poco el agua hasta alcanzar la textura ideal.

.- Una vez que tenemos la glasa con la consistencia deseada, es importante cubrir inmediatamente la mezcla (ya que se seca rápidamente) o dividirla en recipientes con tapa y separados para colorear la glasa.

.- para un glaseado sencillo, de principiantes como es mi caso, meter la glasa en una manga pastelera desechable con boquilla del 2 (una boquilla fina) y delinear las galletas al gusto.

***Para más información sobre la glasa, podeis mirar un tutorial estupendo en el blog “elrincondebea”, que es una experta en galletas decoradas.

También podemos utilizar otro tipo de técnicas para elaborar galletas bien bonitas, llamativas y fáciles. Como ejemplo, este pequeño paso a paso, en el que cortamos la masa de galleta con un cortador con forma de árbol de navidad, con la punta de un cuchillo le hacemos presión a la masa antes de hornear, colocamos unas bolitas decorativas o cualquier otro motivo, horneamos y una vez fría la galleta, le hacemos un hilo de glasa para simular las cintas de navidad.  No es nada complicado y resulta muy bonito.

_DSC0311_DSC0315_DSC0317

Y éste es el resultado : solamente le he añadido unas bolitas de glasa roja y un cordoncillo de glasa blanca, simulando, eso sí, las cintas de navidad.

_DSC0412_phixr

Otra forma de decorar las galletas con glasa:

Se cubre la galleta con glasa fluída, de relleno y se añade glasa de otro color, con un palillo se le va dando la forma deseada, bien estrellitas, bien lineas…

_DSC0428

By

Pestiños especiales de almendra

_DSC0507_phixr

Esta receta es de esas que haces con mucho cariño, ya que son “tesoros”  que pertenecen a tradiciones familiares muy arraigadas en ciertas zonas. Esta receta de  pestiños vienen desde Cádiz, se elaboran en época navideña y forman parte de la repostería navideña más tradicional de una familia muy especial para mí.

A los ingredientes habituales de los pestiños, se le añade algún otro, como la almendra, especias,  esencias… que hace que nos queden unos pestiños tan  especiales como para otorgarles la categoría de “navideños”.

PESTIÑOS ESPECIALES DE ALMENDRA

 

INGREDIENTES:

· 1,5 kg. De harina

· 1 vaso de los de agua (tipo Nocilla) de almendra tostada y molida.

· 1 cucharada sopera de canela

· 3 cucharadas soperas (no colmadas) de ajonjolí (semillas de sésamo) tostado y molido

· ralladura de 1 limón pequeño

· 2 vasos de aceite de oliva suave o girasol llenos hasta arriba

· 1 puñado generoso de matalauva ( granos de anís verde).

· 2 vasos de vino blanco fino (tipo Montilla, Moriles, Fino de Jerez…)

· 1 pellizco de sal

· Para bañar o “enmelar”: 1 tarro grande de miel

_DSC0519_phixr

ELABORACIÓN:

En primer lugar, tostar las almendras bien en el horno o en la sartén (es aconsejable utilizar almendra de la variedad marcona). Luego, molerlas hasta dejarlas en polvo. Debemos moler la cantidad necesaria para lograr un vaso de los de nocilla lleno. También tostaremos el ajonjolí o sésamo y lo reduciremos a polvo (con el molinillo de café se hace muy bien).

Por otro lado, templaremos en un cazo el vino blanco con la sal. También calentamos el aceite y cuando esté bien caliente, echamos el anís verde y retiramos del fuego. Dejamos que el aceite coja el gustillo del anís.

En un bol amplio, ponemos 1 kg. De harina, echamos el aceite bien caliente (colado, sin los granos de anís) y removemos; Se echa el vino templado, la canela, la ralladura de limón, la almendra molida y el ajonjolí. Amasamos todo bien y vamos añadiendo el medio kilo de harina restante, según vayamos necesitándolo. Quizás no necesitemos añadir toda la harina, eso lo iremos viendo en la masa, cuando logremos una masa que se despega de las manos y es apta para extender.

_DSC0583_phixr

Cogemos trozos de masa, la estiramos bien fina con el rodillo y hacemos cuadrados (depende un poco del tamaño que queramos hacer los pestiños. Yo he optado por hacerlos pequeños, de bocado), doblamos dos extremos opuestos y presionamos bien para darle forma típica de pestiño. Conviene presionar bien las juntas para que no se abran durante la fritura.

Procederemos a freírlos, para ello, calentamos abundante aceite de girasol en una sartén o cazo y vamos friéndolos por tandas en aceite caliente. Una vez fritos, los sacamos a un colador grande para que se escurran y después los pasamos a una bandeja con papel absorbente de cocina para eliminar el exceso de grasa.

Una vez terminada de freir toda la masa, procederemos a “enmelar” los pestiños, para ello, ponemos en un cazo una proporción de 2 partes de miel por una de agua, llevamos al punto de ebullición y quitamos la espuma que se forma ( la impurezas), bajamos el fuego al mínimo y sumergimos los pestiños de uno en uno. Sacamos inmediatamente y colocamos en rejillas para que se escurran y se enfríen.

Se guardan en latas. Duran varias semanas en perfecto estado.

***Es conveniente extender muy fina la masa, cuanto más fina se hace, queda mejor

***Si le añades bolitas de colores quedan unos pestiños mucho más navideños .

***Sale mucha cantidad, yo he hecho la mitad de la receta.

_DSC0542_phixr

By

Magdalenas de naranja y limón

_DSC0183_phixr

Estas ricas magdalenas se preparan en un periquete, además no necesitas ningún ingrediente extraño, se elaboran con lo que habitualmente tenemos en la cocina. El resultado es sorprendente, nos quedan unas magdalenas buenas de verdad. Son abizcochadas, mullidas y dulces, ideales para el desayuno y el café.

Yo las hago grandes, me parece que quedan mejor así. Deberéis tener cuidado con el tema del horno si las hacéis más pequeñas, ya que los tiempos están adaptados a este tamaño de magdalena. En caso de hacerlas más pequeñas, deberéis modificar el tiempo.

MAGDALENAS DE NARANJA Y LIMÓN

 

INGREDIENTES: (para 12 magdalenas grandes)

· 4 vasos de los de yogurt de harina (280 gr.)

· 10 gr. de levadura tipo Royal (3/4 de sobre)

· 3 vasos de los de yogurt de azúcar (350 gr.)

· 3 huevos L

· zumo de ½ naranja y zumo de ½ limón (todo junto y rellenar de leche hasta llenar la medida del vaso de yogurt –125 ml-)

· ½ yogurt ó 2 cucharadas soperas de queso fresco batido 0% m.g.

· 1 vaso de los de yogurt de aceite de girasol

· ralladura de limón y ralladura de naranja

_DSC0189_phixr

ELABORACIÓN:

La elaboración de estas magdalenas es sencilla. Primeramente, se baten concienzudamente los huevos con el azúcar hasta lograr una crema blanquecina (es conveniente utilizar un batidor eléctrico de varillas para facilitar el trabajo, aunque con unas varillas manuales también queda muy bien).

Seguidamente se añade el aceite poco a poco, en forma de hilillo. Se bate enérgicamente hasta que esté bien integrado en la mezcla. A continuación se echa el vaso con los zumos y la leche (tendrá aspecto de “cortado” o tipo “cuajo”, esto es debido a la acción del zumo de limón con la leche (buttermilk).

Una vez mezclado, añadimos las dos cucharadas de yogurt o queso fresco batido y continuamos batiendo. (tendremos una masa más bien líquida). Añadimos las ralladuras de limón y naranja y batimos.

Por otro lado, habremos tamizado la harina con el impulsor (levadura tipo Royal), se la añadimos a la mezcla anterior, para ello, bajaremos la velocidad de la batidora de varillas o incluso lo haremos con varillas manuales. La incorporación será suave, con movimientos envolventes, removeremos hasta lograr una mezcla homogénea, en la que se haya integrado perfectamente la harina a la mezcla líquida.

Preparamos los moldes para magdalenas, a mí, particularmente me gusta hacer las magdalenas en las típicas flaneras individuales de acero inoxidable, para ello, corto cuadrados de papel de hornear y los ajusto a los moldes, vertiendo parte de la mezcla batida en su interior, hasta alcanzar las ¾ partes.

_DSC0225_phixr

***podemos poner azúcar moreno en la parte superior, o granillo de almendra o pepitas de chocolate… eso al gusto.

Horneamos en horno precalentado a 200º con calor arriba-abajo-turbo, cuando introducimos la bandeja (se coloca en la ranura del medio) con las 12 flaneras, bajamos la temperatura a 170º con calor abajo-turbo, durante 35 ó 40 minutos hasta que veamos que están doradas y que al introducir un palillo en el centro, éste sale seco.

***Quedan unas magdalenas muy esponjosas y ricas.

_DSC0204_phixr

By

Bavaroise de limón light, (Dieta Dukan)

DSC_0226_phixr

Otra deliciosa receta para que no tengamos que renunciar a nuestro adorado ” postre dulce“.

Con este postre tan rico, nadie sospecharía, probándolo, que estás en pleno periodo de adelgazamiento. Es más, seguro que tienes que preparar copas “extra” para el resto de la familia.

BAVAROISE  DE LIMÓN LIGHT (DIETA DUKAN)

INGREDIENTES:

· 300 ml. de leche desnatada

· 1 yogurt de limón 0% m.g.

· 125 ml. de queso fresco batido 0% m.g.

· 1 cucharada sopera de edulcorante líquido

· ralladura y zumo de medio limón

· ½ sobre de gelatina neutra (Royal) 7 gr. ó 3 hojas

DSC_0235_phixr

ELABORACIÓN:

De los 300 ml. de leche, se separa un poco en un vasito y se vierten los polvos de gelatina neutra para que se hidrate. El resto de la leche se calienta en el microondas, sin que llegue a hervir. Una vez hidratada la gelatina, se echa en la leche caliente y se mezcla con un tenedor hasta que se disuelva perfectamente la gelatina en la leche. Se reserva.

Por otro lado, en un recipiente echamos el yogurt, el queso batido, la ralladura de limón y el edulcorante y lo batimos con unas varillas manuales. Una vez bien mezclado, añadimos el zumo de limón a chorrillo, poco a poco y sin dejar de batir.

Cuando se haya templado la leche con la gelatina, se añade a la crema anterior, removiendo y mezclando para que quede una crema homogénea.

Se vuelca en copas o cuencos y se mete en la nevera para que cuaje. Se deja un mínimo de 4 horas (mejor de un día para otro).

*** Salen 4 raciones.

*** Si añadimos 250 ml. de leche en vez de 300 ml. queda un poquito más cuajada, perfecta para presentar en plato, colocándola en un molde de silicona antes de enfriar y dándole la vuelta sobre un plato.

*** La receta la he sacado de internet y la he adaptado a mis gustos

By

Compota de Navidad

DSC_0142_phixr

En estas fechas, todo el mundo se encuentra inmerso en los preparativos navideños. Parte importante de estos festejos son los menús para estos días tan señalados, por eso, a partir de ahora,  voy a ir poniendo una serie de postres tradicionales vascos de Navidad.

Quiero comenzar con una compota navideña, postre que no falta en muchísimos hogares vascos para celebrar los principales días de la Navidad. Al menos en mi casa siempre está presente, por la parte navarra de la familia, que incluso le da un particular nombre: “Manzanate“.

Existen muchas variantes en la forma de elaboración, tantas como hogares en las que se realiza. Yo os dejo esta versión, la mía. Una mezcla de esa fórmula tradicional navarra y de algunas variantes introducidas.

COMPOTA NAVIDEÑA

 

INTRODUCCIÓN:

La compota de fruta, es la cocción en almíbar (agua y azúcar) junto con especias al gusto, que variarán según la zona, de una o varias frutas troceadas.

Estas frutas pueden ser frescas o secas, o una mezcla de ambas (entonces se denominará “compota navideña”).

El punto de cocción de la fruta dependerá de cada uno, desde la cocción “al dente” casi dura y dejando enteros trozos de las frutas hasta dejarla hecha casi puré y “requemándola” para que le dé un sabor acaramelado.

Dependerá también del gusto personal la adición de algún licor, normalmente al finad de la cocción y en pequeña cantidad.

DSC_0153_phixr

INGREDIENTES:

· 1 kg. de manzanas ( reineta o golden)

· 1 kg. de peras de invierno (conferencia)

· 200 gr. de ciruelas pasas

· 150 gr. de orejones de albaricoque

· 150 gr. de higos secos

· 150 gr. uvas pasas

· 1 palo de canela

· piel de limón

· 400 gr. de azúcar

· anises en grano

· canela en polvo

· cardamomo (opcional)

· 750 ml. de agua

ELABORACIÓN:

Se pela la fruta y se trocea. Se puede cascar como si fuesen patatas, o darle forma, bolas, dados, etc.

Se pone la fruta en una cazuela de tamaño apropiado junto con el azúcar , la canela, las especias utilizadas y la cáscara de limón.

*** Para que no nos aparezcan los anises ni la piel del limón en la compota, lo que hago es hacer un atillo con una gasa limpia, en la que pongo los anises, el cardamomo y las pieles del limón, se ata bien y se introduce el saquito en la cazuela, cuando termina la cocción solamente hay que retirarlo.

Se cubre con el agua. La cantidad de agua puede variar entre 750 ml. a 1 litro (dependiendo si nos gusta un poco más líquido o no).

Se deja cocer suavemente ( es importante que la cocción sea lenta y suave, NO a borbotones), hasta que la fruta esté blanda y el conjunto haya espesado. Este proceso nos llevará algo más de una hora.

Una vez fría, se puede conservar bien tapada en la cámara por lo menos 5 ó 6 días.

*** La compota se toma fría o caliente según gustos, y si se desea se puede espolvorear con almendras.

*** En mi caso la dejo tal cual y está riquísima.

*** La compota es típica de Navidad, pero se puede consumir en cualquier fecha del año.

DSC_0167_phixr

By

Plum-cake de naranja y limón

DSC_0023_phixr

Este plum-cake es un clásico en nuestros desayunos familiares, me encanta el sabor a cítricos que tiene, su textura es perfecta para desayunos y meriendas, además siempre los hago de dos en dos para aprovechar el calor del horno. ¡Que te parece mucho…, seguro que alguien se pone muy contento si se lo regalas!  O si no, reduce las cantidades a la mitad y haz solamente un cake.

Está basado en el bizcocho de naranja, sólo que añadiéndole en este caso el limón y algunos ajustes más. Para mí es fácil de hacer, rápido y sobre todo, con un resultado inmejorable.

PLUM-CAKE DE NARANJA Y LIMÓN

 

INGREDIENTES: (para 2 moldes de plum-cake)

· 500 gr de harina

· 500 gr. de azúcar

· 6 huevos

· 1 sobre de levadura tipo royal

· 1 yogurt natural

. 125 ml. de leche

· 200 ml. de aceite de girasol

· 1 naranja y 1 limón

. 1 pizca de sal

DSC_0012_phixr

ELABORACIÓN:

En primer lugar, se baten concienzudamente los huevos junto con el azúcar (deberán estar a temperatura ambiente). Se bate con una batidora eléctrica de varillas hasta lograr una crema blanquecina que haya doblado o triplicado el volumen.

Por otro lado, elegimos una naranja de zumo con una corteza bonita, la lavamos bajo el grifo a conciencia, partimos la naranja en trozos y eliminamos las pepitas. La metemos en un robot de cocina (utilizaremos TODA la naranja, peladura y pulpa con su zumo). Con el limón hacemos algo parecido, elegimos medio limón, lo lavamos, le quitamos las pepitas y lo troceamos. (en caso de que sea de esos limones que tienen una capa bastante gorda de blanco entre la peladura y la pulpa, se la quitamos para que no amargue; en ese caso, utilizaremos la piel amarilla y la pulpa). Juntamos la naranja y el limón y trituramos en el robot de cocina hasta obtener una especie de puré.

DSC_0034_phixr

Añadimos el puré de naranja y limón a la crema de huevos y seguimos batiendo. Una vez que está bien mezclado, añadimos el aceite poco a poco, en forma de hilillo y sin parar de batir.

A continuación, añadiremos el yogurt natural o la leche. Continuamos batiendo hasta que veamos que todo está perfectamente mezclado.

Tamizamos la harina con la levadura y se la incorporamos a la mezcla. La forma de unirla será con varillas manuales, poco a poco, sin castigar el batido hasta que toda la harina esté integrada en la masa.

Engrasamos y enharinamos 2 moldes de plum-cake y vertemos la crema obtenida en ellos. Horneamos en horno precalentado a 200º durante 15 minutos con calor arriba-abajo-turbo, cuando metemos el molde con la masa, bajamos el horno a 175º con calor abajo-turbo, lo mantenemos así unos 50 minutos. Comprobamos que está totalmente cocido, introduciendo una aguja en el centro y si sale seca, significa que ya está hecho. Sacamos del horno, dejamos reposar unos 5 minutos dentro del molde y después desmoldamos sobre una rejilla hasta que termine de enfriarse.

DSC_0018_phixr

By

Pastas de limón

DSC_0002_phixr

Estas pastitas de limón son un bocado delicado y exquisito. La verdad es que no será la última vez que las haga. Las masas para estas pastas tienen que ser algo blandas debido al hecho de que han de escudillarse, o sea, darles forma con boquillas de diferentes diámetros y formas, pudiendo además ser lisas o rizadas.

Un detalle de gran importancia es que requieren un especial cuidado para evitar que cojan nervio cuando se les mezcla la harina. En caso de que llegasen a tomar nervio serían muy difíciles de escudillar, además de que, por lo general, resultarían encogidas y aceitosas.

Es recomendable no llenar demasiado las mangas, pues ello podría dificultar la labor de escudillado, lo que impediría la realización de unas bonitas pastas.

Al contrario que las masas duras, éstas deben escudillarse en cuanto están amasadas para que no se endurezcan más y se formen con más facilidad.

DSC_0003_phixr

PASTAS DE LIMÓN

 

INGREDIENTES:

· 200 gr. de mantequilla

· 160 gr. de azúcar glas

· 2 cortezas de limón ralladas

· 1 huevo

· 50 g. De leche tibia

· 340 g. De harina

· 6 g. De levadura tipo Royal

DSC_0020_phixr(1)

ELABORACIÓN:

En primer lugar, trabajar en la batidora de varillas la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar glas y la ralladura de limón. Hacerlo durante un buen rato, hasta que la mantequilla quede muy esponjosa y todos los ingredientes unificados.

Seguidamente añadimos el huevo y continuamos batiendo hasta que se integre perfectamente en la masa. Después, añadir la leche y seguir trabajando la masa en la batidora.

Tamizamos la harina y la levadura en polvo. Se la añadimos a la masa, esta vez poco a poco a cucharadas, sin castigar demasiado el batido. Mezclando, NO batiendo, hasta que esté la harina perfectamente mezclada con la masa de mantequilla.

Echamos la mezcla resultante en una manga pastelera con boquilla rizada. Formamos las pastitas sobre papel de hornear, dándole la forma deseada. Se hornean en horno precalentado a 200º bien caliente. Cuando introducimos la bandeja con las pastas, bajamos la temperatura a 180º con calor abajo-turbo, las tenemos unos 10 minutos, hasta que comienzan a dorarse las partes más sobresalientes de las pastas.

Una vez cocidas, se sacan y se colocan sobre rejillas para que se enfríen.

DSC_0013_phixr

*** Estas pastas son muy delicadas tanto de sabor como en el manejo una vez terminadas.

***El secreto para obtener unas pastas finas y blanditas por dentro es batir concienzudamente la mantequilla con el azúcar.

***Para aumentar el sabor a limón, se puede añadir unas gotas de extracto de limón.

By

Rosquillas de pueblo

DSC_0125_phixr

Cada vez que pruebo una rosquilla casera, no puedo evitar preguntar por la receta. Este verano me he hecho con esta receta, de un pequeño pueblo de La Rioja. Sobre todo, las preparan en grandes cantidades cuando se acercan las fiestas patronales. Es una manera de tener un dulce listo en todo momento para agasajar a los visitantes, y  que aguanta en perfectas condiciones más de una semana.

En casa, siempre son bien recibidas las rosquillas. Éstas, en concreto, también nos han gustado mucho. Son de una textura diferente a lasRosquillas esponjosas, quedan más duritas por dentro, diferentes pero muy buenas. Antes que estas también había hecho otras: rosquillas de leche,  rosquillas patissier, rosquillas portugalujas o rosquillas dobles. Cada una tiene sus propias características. Espero que estas también os gusten 😉

ROSQUILLAS DE PUEBLO


 

INGREDIENTES: (para 12 huevos)

 

· 1 docena de huevos

· 1 kg. De azúcar

· 2 cucharadas por cada huevo de manteca derretida frita con cáscara de limón.

· Zumo de 1 limón y zumo de 1 naranja

· Ralladura de 1 limón y 1 naranja

· 1 vaso de los de agua de anís (250 ml.)

· 1 sobre doble de gaseosas (tipo Armisén, El tigre) por cada huevo, o sea, 12 sobres dobles.

· 1 chorrito de vinagre

· algo más de 2 kg de harina

· aceite de girasol para freir

DSC_0133_phixr

ELABORACIÓN:

En primer lugar, se derrite la manteca en una sartén junto con unas cáscaras de limón (para aromatizar). Una vez que se derrite la manteca y se fríe la cáscara, se retira del fuego y se deja entibiar.

Por otro lado, se baten los huevos con el azúcar (es conveniente hacerlo con unas varillas eléctricas), una vez batidos, se añaden las ralladuras, el zumo de naranja y limón, se mezcla. Seguidamente, se echa el anís y las 24 cucharadas de manteca derretida. Se bate bien para que se mezcle todo. Después se añade el chorrito de vinagre y se vuelve a remover.

Se echan los sobres de gaseosas y se remueve (aumenta mucho el volumen, así que deberemos preparar la mezcla en un barreño bien grande).

Comenzamos a echar la harina y a mezclar. Para estas cantidades necesitaremos algo más de 2 kg.

Se amasa convenientemente hasta lograr una masa que deberá quedar tierna, más bien, blandonga. Para comprobar el punto de la masa, nos embadurnamos las palmas de la mano con aceite y si cogiendo un trozo de masa, podemos formar una bola que no se quede pegada, entonces ése es el punto de la masa.

Se deja reposar la masa durante un par de horas y después se forman las rosquillas y se fríen en aceite de girasol caliente.

Una vez fritas las rosquillas, se van sacando a un colador grande ( para que escurra el aceite) y después se colocan sobre papel de cocina.

DSC_0154_phixr(1)

*** Con estas cantidades salen muchísimas rosquillas, se puede reducir las cantidades proporcionalmente para hacer menos cantidad.

*** La cantidad de harina a utilizar dependerá un poco de la cantidad de líquido de los zumos, del tamaño de los huevos… por eso es difícil determinar una cantidad exacta de harina, ya que en unos casos necesitaremos algo más y en otros algo menos.

By

Tarta de limón

DSC_0020_phixr(1)

Aprovechando que el limonero de casa está en plena producción, he elaborado esta tarta mousse, muy apropiada para estas fechas, ya que es fresquita, nada pesada y con un marcado sabor a limón.

La receta, tanto de la mousse como de la cobertura, están tomadas de unos apuntes de repostería de la escuela de Hostelería de Galdakao. Es muy sencilla de hacer y si os gusta el sabor del limón no podeís dejar de probarla.

TARTA DE LIMÓN

 

INGREDIENTES:

· Base de bizcocho en microondas (pinchad sobre la receta para verlo)

· Mousse de limón : .- 175 ml. de zumo de limón

.- 75 ml. de zumo de piña

.- 200 gr. de azúcar

.- 6 hojas de gelatina (1 sobre )

.- 500 ml. de nata para montar

· Yema de limón para napado: .- 100 ml. de zumo de limón

.- 100 gr. de azúcar

.- 1 huevo

.- 10 gr. de maizena

.- mantequilla

· Decoración: .- Tiras de piel de limón confitadas

.- chocolate

DSC_0022_phixr

ELABORACIÓN:

Primeramente, elaboramos una Base de bizcocho en microondas y la calamos con un poco de zumo de piña. Reservamos hasta el montaje de la tarta.

Para elaborar la Mousse de limón, procederemos de la siguiente manera: pondremos a calentar los zumos de limón y piña con el azúcar, removemos bien para que se disuelva el azúcar, añadimos las hojas de gelatina (previamente hidratadas en agua) para que se disuelvan con el calor.

En caso de utilizar gelatina en polvo, verteremos el sobre de gelatina en un poco de zumo de piña, una vez que lo haya absorbido todo, lo echaremos a la mezcla de zumos caliente y removemos hasta que esté perfectamente disuelto. Retiramos del fuego y dejamos enfriar (sin que se endurezca).

Por otro lado, semimontamos la nata y se la añadimos a la mezcla de zumos, se deberá mezclar suavemente para que no pierda volumen, con movimientos envolventes, de abajo hacia arriba hasta que esté todo bien mezclado.

Para elaborar la Yema de limón para napado: (se hace igual que una crema pastelera), se templa el zumo de limón y se mezcla con el azúcar, el huevo y la maizena con la varilla hasta que se disuelva el azúcar y se consiga un líquido o crema homogénea.

Se vierte sobre un cazo y se pone al fuego (suave), se trabaja con varillas para que no se agarre al fondo y se mueve continuamente. Se va subiendo la temperatura hasta llegar al punto de ebullición. Se le da un hervor, se retira y se continúa removiendo. Se añaden unos daditos de mantequilla, se remueve y se deja enfriar.

Para elaborar las Tiras de piel de limón confitadas, sacaremos las pieles de 1 limón, procurando coger solamente la parte amarilla, sin nada de blanco, para ello nos ayudaremos de un pelapatatas. Cortaremos las pieles en juliana y blanqueamos 2 minutos en agua caliente, dejamos que se escurran en un colador.

Las extendemos sobre papel de cocina hasta que se sequen un poco. Calentamos 30 gr. de azúcar con 20 ml. de agua hasta que se disuelva. Herviremos la juliana hasta que se ablanden se evapore el líquido.

Le damos la forma deseada (bien de lazo, espiral…) en caliente, ya que cuando se enfría queda muy duro, como un caramelo de limón. En caso de que se nos quede duro, volvemos a calentar suavemente al fuego para que se pueda modelar.

DSC_0055_phixr(1)

MONTAJE DE LA TARTA

Colocamos la base de bizcocho emborrachada sobre el fondo de cristal del molde. Para que quede más bonita, conviene que el bizcocho no cubra totalmente la superficie, si fuese necesario, recortar el bizcocho para que luego la mousse caiga por los laterales y no se vea el bizcocho.

Vertemos la mousse sobre el bizcocho y llevamos a la nevera para que se enfríe y se endurezca. Lo dejamos unas cuantas horas, hasta que se haya endurecido.

Extendemos la yema de limón sobre la mousse, procurando cubrir homogéneamente toda la superficie. (No quedará superlisa, ya que tiene la textura de una crema pastelera, pero procurar dejarla lo más pareja posible).

Volver a meter a la nevera para que se enfríe o meterla al congelador.

Finalmente, quitarle la pared de silicona y decorar al gusto.

*** cantidades para un molde desmontable de base de cristal y paredes de silicona de 25 cm. de diámetro.

***Se puede congelar perfectamente.

***Para que quede totalmente lisa al desmoldarla, hay que congelar la tarta y recién sacada del congelador, quitarle la silicona de los laterales.

DSC_0007_phixr