Archivo de la etiqueta: Dani Aranzubia

El de la tarjeta a Aranzubía era un poli

No era un árbitro de fútbol. Es lo que pasa. Se creen que la vida es como un partido y luego se llevan sorpresas.

Les ocurrió a tres jugadores del Deportivo de la Coruña, entre ellos Dani Aranzubía. Iban en coche, el conductor cometió una infracción y les paró la policía. Como si se tratara de un acto reflejo, los tres futbolistas reaccionaron como cuando un trencilla pita un penalti: yo no he sido, el penalti de verdad lo han cometido en el otra área, árbitro no tienes ni idea, ya te darás cuenta cuando veas la televisión…Ya me entienden, cosas de esas, trufadas de aspavientos y algún que otro insulto. Además, muy crecidos, porque, claro, jugaban en casa, estaban en La Coruña.

Los pobres, incluido Aranzubia, debían pensar que el tema se resolvería con una tarjeta amarilla, o con una roja como mucho, una sanción de un partido o así. Pero el poli no les pidió que se dieran la vuelta para apuntar el número. Les pidió el DNI para proceder a elaborar el único habano que es laxante, conocido como “un puro que te cagas”.

Aranzubía, atrapado en los calabozos de la comisaría de La Coruña

Aranzubía, atrapado en los calabozos de la comisaría de La Coruña

Las criaturas no llevaban el carné. A lo mejor ni siquiera saben qué es. ¡Ah! Ya¡ debió decir uno: “esa cosa de plástico duro que va en la cartera entre las tarjetas de crédito, la de la sauna y los billetes de 100 euros”.

En lugar de en los vestuarios, el affaire terminó en una comisaría de policía de La Coruña donde los futbolistas puede que reclamaran continuamente la hora. ¿Se imaginan al comisario Peláez saliendo de su despacho y a Aranzubia señalándose el reloj y gritando Arbitro, la hoooora?. No debió caer en la cuenta de que, a pesar de tratarse de La Coruña, aquello no era Riazor y no había presión del público que valiera. Así que les empapelaron.

Esta misma semana han tenido que acudir los futbolistas al juzgado a declarar. La fiscalía pide una multa de 300 de euros. Es poco, ya, pero el mal rato ante el de la toga no se paga con la MasterCard.

Pasa por mi mente la pregunta del juez. “Señor Aranzubia, ¿qué puede decir en su defensa?”. Y la respuesta. “Hombre, en mi defensa los que mejor andan son Lopo y Manuel Pablo, gente veterana, con experiencia, que sudan la camiseta y lo dan todo por el club”.

Ante los carraspeos y algún que otro gesto de su abogado es muy posible que Aranzubia se tirara al suelo agarrándose la tibia izquierda y acusando al fiscal de haberle dado una patada sin balón.