Archivo de la etiqueta: Athletic Club

El mejor gol de CR7 lo había metido antes Toquero

El pasado domingo se abrieron los cielos sobre Vallecas para que pudiera descender el hijo del Dios del F√ļtbol hecho carne y gomina y lograra el gol de goles.

Eso cre√≠a yo al menos cuando me despert√≥ el estallido de pitidos de tel√©fonos, ordenadores, radios y televisiones. Ya se que con la Reforma Laboral me pueden echar por menos, pero, oigan, estaba medio dormida en la redacci√≥n de deportes, tratando de recuperarme del tute del fin de semana de la NBA y su partido de las estrellas. Ver tanto hombret√≥n pegando saltos me quita el sue√Īo, me dorm√≠ a las mil y luego me despertaron para ver el partido del verm√ļ de Villareal. As√≠ que por la tarde no sab√≠a en que uso horario me encontraba. Estaba m√°s desorientada que el sastre de Falete.

El gol de su vida

Al despertar de golpe me ocurrió lo mismo que al socio de Urdangarín: me empecé a sentir culpable de todo. Me invadieron la sed y el desosiego. Para la sed tiré de mueble-bar. Para el desosiego me puse a mirar lo que había sucedido. Los teletipos se repetían: Cristiano Ronaldo logra el gol de su vida. Espectáculo de Cristiano Ronaldo en Vallecas. Apoteosis del gol. El portugués logra lo imposible. Los animadores de los carruseles deportivos de todas las cadenas seguían vociferando que el delantero del Madrid había salvado la distancia de los merengues con un tanto irrepetible, la quintaesencia, el novamás, gloria pura, oro molido…Qué se yo.

Vi√Īeta de Asier sobre el gol de Toquero (En Deia)

Vi√Īeta de Asier sobre el gol de Toquero (En Deia)

Para entonces ten√≠a el tel√©fono plagado de sms y wasaps que me hab√≠an llegado a cientos desde todos los lugares del mundo, incluidos Andorra y Berriat√ļa. Tienes que ver el gol, qu√© pasada, grande Ronaldo, esto no lo hace Messi, qu√© tal si quedamos el pr√≥ximo s√°bado, reina?…No, este √ļltimo se me ha colado. Bueno, todo eso me ocurri√≥ con el famoso partido de Vallecas entre los locales y el Real Madrid.

As√≠ que, ni corta ni perezosa, busqu√© un canal en el que repitieran el gol de las narices. Hablando de narices, me alegro que Zurutuza haya vuelto ya a los campos en plan Bel√©n Esteban, con nariz nueva‚ĶPor cierto ¬Ņa que no saben en que tele estaban dando el gol? Exactamente, en todas. Desde Al Jaziira hasta la p√ļblica noruega, que cort√≥ un interesante reality show basado en el apasionante deporte del curling para emitir la obra de arte de Cristiano Ronaldo.

La verdad es que me dejó con la boca abierta. Es un tanto que necesita imaginación, técnica y osadía. Se produce un rechace dentro del área, el balón supera al delantero mientras se aleja de la portería, Cristiano corre hacia el esférico, lo adelanta y se saca un taconazo que sorprende a todo el mundo. Impresionante.

Pero lo más impresionante de todo es que es clavado, incluso algo más sencillo porque el balón rueda limpiamente en lugar de dar botecitos, clavado digo, a otro que logró Gaizka Toquero hace unas pocas semanas. Vamos a ver, ahora resulta que el mejor gol de la vida de una megaestrella del universo balompie como Cristiano Ronaldo, lo había echo antes un proletario del balón como Toquero.

Qu√© cosas tiene el f√ļtbol. ¬ŅEh? Pues me alegr√≥ la tarde. L√°stima que Gaizka no tenga qu√© engominarse.

Es el √ļltimo minuto, carajoooo!

Los jugadores del Athletic van a tomar esta semana un poco de su propia medicina. Además de en otras ocasiones que mi mala memoria ha disculpado, en Anduva, en el Benito Villamarín y en San Mamés ante el Espanyol, los rojiblancos dejaron helados a sus seguidores en los minutos de extensión del partido.

Esos momentos en los que el minuto 90 ya ha caído a la fosa y los aficionados están pensando la ruta más sencilla para salir del estadio, alcanzar un vehículo y arrullarse entre las mantas. Esos momentos en los que, quien más quien menos, está comentando con su vecino las distintas posibilidades que da el resultado en la clasificación o en la superación de la eliminatoria. Pues justo en esos momentos es en los que el Athletic ha propinado jarros de agua fría a sus seguidores. Qué jarros, cubos, barriles, manguerazos de agua helada en forma de goles recibidos. De esos que silencian a la grada, o la vuelven loca, como en el caso de Sevilla.

Manguerazos de agua fría

Como consecuencia de esos manguerazos de agua fría el Athletic dejó en el alero una clasificación de Copa que luego reencarriló brillantemente y se encuentra fuera de la zona Champions. Eso es así. Pero también ha habido miles de forofos rojiblancos que tardaron media hora en encontrar su coche, ofuscados por la digestión del gol zombi, o se perdieron por las calles, o no lograron salir del estadio, o se confundieron de mantas en las que arrullarse. Porque un gol en el descuento confunde más que la noche. Lo cambia todo. Es eso, un manguerazo de agua fría.

El gol que dio la victoria al Betis en Sevilla, en el minuto 91 (Asier, en Deia)

El gol que dio la victoria al Betis en Sevilla, en el minuto 91 (Asier, en Deia)

Bien, pues la plantilla del Athletic va a conocer la sensaci√≥n que se extiende entres sus aficionados en esos momentos esta misma semana. Si se√Īor. Y no en el descuento de un partido. Sino desde la puerta del hotel cuando salgan a disputar el partido. Ser√° el jueves en Mosc√ļ ante el Bielsamotiv, perd√≥n, el Lokomotiv. Porque se esperan temperaturas de 15 bajo cero a la hora del encuentro de Europa League. Se conoce que igual que en el sur de Europa andan recortando derechos sociales, en Rusia lo que recortan son las temperaturas.

Ahí se van a dar cuenta los rojiblancos de lo que es un jarro de agua de fría, pero fría fría. A lo mejor les viene bien la experiencia y, a partir de ahí, por empatía se concentran en los minutos de prolongación del partido y evitan que goles sinsorgos dejen helados a sus seguidores.

Remedios para el fr√≠o de Mosc√ļ: hamsters en los calzones

Para Mosc√ļ, de todas formas, el Athletic lleva una equipaci√≥n especial de guantes, camiseras t√©rmicas, leggins y otra serie de admin√≠culos. De todos modos, les voy a dar algunos consejos extras. Que lleven una docena de hamsters para pon√©rselos dentro de los calzones a los jugadores que salten al c√©sped y al suplente que haga ejercicios: no se nota, es blandito y proporciona una temperatura uniforme a una parte de la anatom√≠a que es especialmente delicada. A la hora de montar barreras defensivas, que se junten pero sin entrar en contacto, si se congela el sudor pueden quedar pegados unos jugadores a otros, es bueno a la hora de tirar el fuera de juego pero impide ocupar el campo. Que un central hable continuamente a Iraizoz para detectar de manera precoz posibles s√≠ntomas de congelaci√≥n en el momento en que no responda o pronuncie frases m√°s incoherentes que lo habitual. Entre los compa√Īeros, aprovechar los saques de c√≥rner para abofetearse: calienta a la vez la cara del receptor y las manos del donante. Ojo en los c√≥rners: si Susaeta no vuelve es que se ha quedado tieso.

Como √ļltimo consejo podr√≠a procederse a una lectura de la Reforma Laboral en voz alta en el vestuario antes de saltar a jugar. As√≠ se dar√°n cuenta de que 90 ¬†minutos a quince bajo cero tampoco son malas condiciones de trabajo.

Nada m√°s sobre la aventura de Mosc√ļ. S√≥lo un apunte final referido a la final de Copa. Si el Athletic decide presionar sobre alg√ļn aspecto, probablemente sea m√°s eficaz que en lugar de influir para que la final se celebre en el Bernabeu, apriete para que el partido dure 85 minutos.

¬ŅQui√©n arbitr√≥ el Mirand√©s-Athletic de Copa?

En Anduva el resultado fue del gusto de todos.

Al rev√©s que el √°rbitro, que no gust√≥ ni a unas desesperadas que llevaban dos d√≠as de despedida de soltera. Malo de verdad, malo como los jamones del chino, malo como Admayeniea‚Ķ bueno, como el presidente de Ir√°n, ese que es malo-mal√≠simo. Malo como que te pasen la aspiradora al lado una ma√Īana de resaca.

El hombre perjudic√≥ al Athletic, perjudic√≥ al Mirand√©s, perjudic√≥ al p√ļblico, al c√©sped del campo que pis√≥ y seguramente al medioambiente, la capa de ozono y aument√≥ el efecto invernadero. Qu√© criatura. Qu√© facilidad para el error. Qu√© propensi√≥n al fallo. Menos mal que es √°rbitro y no cirujano cardiovascular, ni juez del Tribunal Supremo. Vale, a lo mejor al supremo podr√≠a llegar siendo el summun de la torpeza, pero a poco m√°s. ¬ŅQue c√≥mo se llama la criatura? Preferir√≠a no repetirlo y que su nombre se perdiera en el sumidero del colegio de √°rbitros.

A√ļn no se sabe si se present√≥ en Miranda de Ebro a dirigir un partido de f√ļtbol o a jugar al silbato ruso. Menudo pieza. Si hacen p√ļblico hoy que se trataba de un impostor, que el √°rbitro de verdad ha desaparecido y que el de Anduva era un bromista, oigan, me lo creo y me quedo m√°s tranquila. Que el hombre no acertaba ni cuando callaba.

Carlos Pouso muestra el mismo gusto que Bielsa por el f√ļtbol elaborado y los ch√°ndal horrorosos (Foto de El Pa√≠s)

Carlos Pouso muestra el mismo gusto que Bielsa por el f√ļtbol elaborado y los ch√°ndal horrorosos (Foto de El Pa√≠s)

Por lo demás, campo lleno, buen ambiente, partido copero y el resultado que todo el mundo deseaba. El Athletic gana y encarrila la ruta hacia la final. Y el Mirandés acudirá a San Mamés a algo más que a poner el ramo de flores junto al busto de Pichichi. El gol de Lanbarri con el tiempo cumplido abre un resquicio a la esperanza y sirvió de justo premio a un equipo que sólo bajo los brazos al final del primer tiempo, cuando los dos tantos de Llorente pesaban como notificaciones de la Hacienda Foral.

Pero Pouso les debi√≥ ajustar las tuercas a los suyos en el vestuario. Salieron a toda m√°quina y con nuevo plan. Como el intento de atacar al toque con Alain, Muneta e Infante cedi√≥ ante la presi√≥n de los rojiblancos, el Mirand√©s decidi√≥ afrontar el final de la Batalla del Ebro al estilo Norte: pelotazo a la cabeza de Lanbarri desde donde haga falta y a apretar en la segunda jugada. Vamos, lo que ha sido el juego rojiblanco desde que el propio Pichichi se ataba los pa√Īuelos en la testa. Esta fue la receta que se les indigest√≥ a los de Bielsa.

Durante m√°s de una hora de partido los rojiblancos fueron muy superiores. Hasta que lleg√≥ Lanbarri con aquello de ‚Äúa mi el pelot√≥n que los arrollo‚ÄĚ.

La final de la Copa queda pendiente de que San Mamés remate la faena. Puede que el jabalí de Miranda haya podido seguir con vida peleando en su madriguera, pero nadie apostará a que salga entero de la guarida del león.

En cualquier caso, se trata de un bicho de cuidado.

Si los jugadores han de ser aut√≥ctonos ¬Ņpor qu√© la hierba de San Mam√©s es de Burdeos?

Era Shakira. Pero, por las noticias que hemos podido leer en la prensa, pudo haber sido Amy Winehouse. Me refiero al concierto de San Mamés de hace unos días. Y podía haber sido la buena de Winehouse porque no quedó hierba en el campo del Athlétic después del concierto. Y de las rayas, ni rastro. Todo fundido. Vamos, lo que resulta habitual en los conciertos de Amy. A lo mejor me quedo corta, Winehouse podría haber dejado seco también el sistema de riego. Sea como fuere, tras Shakira, para la hierba de SanMamés ya no sale el sol.

Así de alta y lozana estaba la hierba de San Mamés cuando llegó Shakira. Después del concierto, hubo que traer césped nuevo.

Así de alta y lozana estaba la hierba de San Mamés cuando llegó Shakira. Después del concierto, hubo que traer césped nuevo.

La cosa es que sin hierba sobre el campo, el club rojiblanco se ha embarcado en el cambio del c√©sped. Que estar√° para finales de mes. En todo caso, considero contradictorio que los de Ibaigane defienden el trabajo de cantera pero no el de pradera. Porque, oigan, los jugadores han de ser aut√≥ctonos o asimilados. Y se potencia el trabajo de promoci√≥n de los jugadores formados en Lezama. Pero el segundo elemento m√°s importante en el juego del Athl√©tic, despu√©s de los propios jugadores, ese queda fuera de la pol√≠tica de l√°bel de los leones. Hay pol√≠tica de cantera pero no de pradera. Si se√Īoras y se√Īores, el Athl√©tic trae el c√©sped de San Mam√©s del mismo lugar del que trae los entrenadores la Real Sociedad: Francia. Y, ojito, hemos podido saber que no se trata de una gram√≠nea de origen euskald√ļn.

Propongo a los candidatos a la presidencia del Athl√©tic que incluyan la soluci√≥n a esta contradicci√≥n en sus programas electorales. Cantera si, pradera tambi√©n. Me van a decir ustedes que no hay en el Txoriherri o en la Reserva de la Biosfera de Urdaibai una campa que pueda dar hierba de suficiente calidad para poblar San Mam√©s. Es m√°s, si se preguntar√° a la hierba que sale en Ordu√Īa o en el Parque de Do√Īa Casilda, responder√≠an que su mayor ilusi√≥n desde que eran una semillita era poder crecer en San Mam√©s, aunque sea en el cachito ese en el que calientan los suplentes. Joder, defendamos nuestra hierba ahora que se ve perseguida por esas despiadas directivas que ponen moqueta artificial. Una moqueta que no s√≥lo va a acabar con dos productos de la tierra tan t√≠picos como el central tronco y el delantero centro tocho, tambi√©n cerca de la hierba aut√≥ctona.

El Athl√©tic no da ejemplo, no hace pradera, importando tepes de finolis gramineas francesa desde Burdeos. ¬ŅPor qu√© si no soportamos el txakoli de Burgos invertimos en c√©sped de Burdeos? ¬ŅEh?

Hagamos pradera: hierba autóctona en San Mamés ya. Voy a proponerlo también en la acampada del 15 M.

En otro orden de cosas, quisiera resaltar la figura de Shakira. Una mujer capaz de dejar temblando el vestuario del Barcelona. Y de desertificar el césped de de San Mamés. Cuando le dé por el Real Madrid, lo arrasa.

El Athlétic incorpora en Lezama sistemas para realizar ecografías prenatales

El Athlétic ha sufrido este fin de curso un ataque de pederastia futbolera. Y perdonen la expresión.

Como influenciado por alg√ļn agente de bolsa, el staff t√©cnico de rojiblanco se ha sumergido en el universo de los futuros. As√≠ es como han contratado un par de chicos de entre 13 y 16 a√Īos. Y parece que est√°n dispuestos ha fichar a alguno a√ļn m√°s joven. En el f√ļtbol no se han impuesto a√ļn la campa√Īa del FROM que clama lo de PEZQUE√ĎINES NO, Gracias.

Lo bueno de esta estrategia es que permite a los de San Mamés realizar fichajes entre las estrellas de la plantilla del Barcelona. Eso si, entre las estrellas de la plantilla cadete. Pero algo es algo y desde ahí es desde donde empieza a erosionarse al rival.

Esta es la equipación que han presentado en Ibaigane para sus próximos fichajes

Esta es la equipación que han presentado en Ibaigane para sus próximos fichajes

Imagino el estado de cosas en Lezama. Si, se√Īoras y se√Īores, el Athl√©tic estar√° en estos momentos empleando las l√≠neas telef√≥nicas de su sede para solicitar se√Īoritas de compa√Ī√≠a. Esto no resulta raro en los clubs de f√ļtbol. Pero el rojiblanco ser√° el √ļnico club que est√© solicitando se√Īoritas de compa√Ī√≠a de las de verdad, de las que acompa√Īan al personal y nada m√°s, que cuentan con su licenciatura en pedagog√≠a y que est√°n dispuestas a hacer de madre de un chico de 13 a√Īos con aspiraciones de estrella del f√ļtbol.

El gran problema de los protofutbolistas contratados lejos, todo lo lejos que le cabe al Athl√©tic y sabiendo que el Durango de M√©xico no vale, es que se sienten muy solos sin su ama. Por eso no ser√≠a extra√Īo que Ibaigane desarrollara un grupo de madres de compa√Ī√≠a incrustadas en el cuerpo t√©cnico de Lezama que armonicen la vida privada de los chicos con su desarrollo furbol√≠stico. Este puede ser el gran valor diferencial del Athl√©tic a la hora de atraer j√≥venes valores. O no tan j√≥venes pero que a√ļn est√©n por superar el complejo de Edipo. Este es un complejo que ha cercenado la carrera de cientos de promesas y que amenaza la de otros muchos. Por ejemplo, Asier del Horno. ¬ŅUn cabeza loca? Nooooo, un nost√°lgico de su familia. Casos como el del lateral izquierdo son los que se podr√≠an evitar o subsanar con las madres de compa√Ī√≠a.

La solución a las autolimitaciones del Athlétic

Claro que si el Athl√©tic sigue profundizando en su pr√°ctica de fichar chavalines y avanza en ella habr√° de ser consecuente. A corto plazo veremos c√≥mo se ficha a mujeres embarazadas de futuros futbolistas. Ya hay ecograf√≠as en tres dimensiones que permitir√°n a los t√©cnicos de Lezama discernir si el beb√© tiene aptitudes para el deporte-rey. Es cuesti√≥n de ampliar las instalaciones con un ala gionecol√≥gico-deportiva y ya est√°. Estoy segura de que Jos√© Mari Amorrortu estar√≠a encantado de dirigir este experimento revolucionario del f√ļtbol-base.

Por cierto, este sistema conseguir√≠a la cuadratura del c√≠rculo: universalizar la capacidad de fichaje del Athl√©tic. Bastar√≠a mandar un comando de t√©cnicos y toc√≥logos por el mundo para ir detectando se√Īoras embarazadas de beb√©s con aptitudes por todo el globo. Una vez localizadas s√≥lo habr√≠a que contratarlas y traerlas, por ejemplo a Amoroto, a dar a luz.

Genial ¬Ņno es cierto?

Larrazabal o Preciado como sustitutos de Joaquín Caparrós

manolo_preciadoEstos días se ha hablado de una supuesta llamada de Joaquín Caparrós a Lopo, jugador del Deportivo, para que no firmara con el Getafe para la próxima temporada y que lo haga con el Sevilla. Si este dato fuese totalmente cierto, está claro que Joaquín Caparrós entrenará al Sevilla la próxima temporada. Por lo tanto, habría que comenzar a barajar nombres para sustituir al técnico de Utrera.

Entre mis principales opciones estar√≠an Ernesto Valverde y Jos√© Luis Mendilibar, pero ambos parecen estar bien atados en sus respectivos clubes, en Olympiacos y en Osasuna. Valverde se ha proclamado campe√≥n de la Liga Griega con el Olympiacos y todo hace indicar que seguir√° en Grecia. En el caso de Mendilibar, est√° resucitando a Osasuna y aunque me gustar√≠a que volviese al Athletic para demostrar que es un buen t√©cnico, todo hace indicar que se quedar√° en el club rojillo. Est√° claro que ahora hay otro ambiente en el Athletic, con nuevos jugadores y que casi no queda ninguno de los que le hicieron la cama a ‘Mendi’, aunque alguno queda todav√≠a en la actual plantilla rojiblanca.

Descartando estos dos nombres, se me ocurren dos entrenadores que encajarían en la entidad rojiblanca; Manuel Preciado y Aitor Larrazabal. El primero está demostrando en el Sporting que es un buen entrenador y siempre ha hablado bien del equipo rojiblanco. Además, también ha dicho que le gustaría entrenar al Athletic de Bilbao. El caso de Larrazabal quizá sea más arriesgado por la falta de experiencia en Primera División. Sin embargo, conoce a la perfección el club, los jugadores de la cantera y también es un gran conocedor de las categorías regionales. Además, otros equipos como es el caso del FC Barcelona también apostaron por un ex jugador que estaba entrenando al Barça B en Tercera División y miren los frutos que está dando el técnico azulgrana.

Creo que ambas opciones serían las mejores para sustituir a Caparrós. Tácticamente cuentan con más variantes que un Caparrós que apenas varía u esquema de juego y los rivales se lo saben ya de memoria y personalmente también otorgarían un mejor trato a todos los jugadores de la primera plantilla. Algunos socios del Athletic también comentaban el nombre de Ziganda el pasado domingo en las gradas de San Mamés.

Personalmente, apostaría por Larrazabal aunque no me parecería mal la opción de Preciado como técnico del Athletic Club para la temporada 2011-2012.

Salvemos el Arco de San Mamés

athletic-san-mamc3a9s

‚Äú¬ŅHas o√≠do hablar del f√ļtbol?‚ÄĚ Quiero pensar que un viejo minero pregunt√≥ esto su joven ayudante hace muchas d√©cadas al fondo de una mina de hierro. Quiz√° en Gallarta. O en Galdames.

minerosEl chaval pudo no escuchar la cuestión de veterano debido al fragor del trabajo en la veta. En la galería suenan los picos arrancando el mineral de la tierra, suenan las palas levantándolo a los vagones, suenan los caballos al arrastrarlos. De vez en cuando suena la dinamita abriendo una brecha en alguna galería gemela. Pero, sobre todo, suena la respiración de los mineros, sus canciones, los juramentos, las toses…

En el calor del t√ļnel huele al ocre √≥xido, que es un olor parecido al de la sangre, y a sudor, a carburo ardiendo, a ropa sucia de mah√≥n y a bo√Īigas.

All√≠ abajo se ve poco a pesar de las l√°mparas. Los pottokas que arrastran los vagones se quedan ciegos pronto y nadie lo lamenta. Si alguno se despe√Īa, habr√° asado de caballo para cenar. Porque a los pocos d√≠as de cobrarla, la paga se ha olvidado. No hay para carne, ni para vino. Solo para pan. Poco. Y para bacalao seco del que roban los estibadores del puerto y patatas.

6793-272-404

Al volver a la penumbra del anochecer, fuera de la galer√≠a, el viejo minero vuelve a preguntar a su ayudante: ‚Äú¬ŅHas o√≠do hablar del f√ļtbol?‚ÄĚ. La gente en las minas juega a los naipes, a los bolos y a lanzar la palanca. Para encontrar un front√≥n hay que bajar al valle. Y no sobra tiempo.

El chico mira al veterano picador y le responde que si, que ha o√≠do hablar del f√ļtbol. Que alg√ļn s√°bado ha visto jugar a los ingenieros ingleses y a los peritos en una campa allanada cerca de la bocamina. Y que le han llamado para jugar, de portero lo llaman, con ellos. Bajo unos palos. Es f√°cil, explica el chico, s√≥lo hay que agarrar una pelota grande.

Le han dicho que en Bilbao lo juegan en un c√©sped que se cuida para eso. Y que vienen gentes de otros sitios, de Ir√ļn, de Asturias y de m√°s lejos, para disputar partidos.

Al chico le gustar√≠a ponerse alg√ļn d√≠a bajo los palos all√≠.

A mi me gustaría, y perdonen que me ponga sentimental, que ese chico lo hubiera conseguido. Y también que el hierro que extrajo de la galería esos días terminara formando parte de la matería prima de la que se forjó, mucho después, el arco de San Mamés.

imagesQué quieren que les diga. Si el hierro para el acero del Arco de San Mamés no lo sacó este chico, seguro que lo extrajeron otros muchos como él. Y lo fundieron otros en los altos hornos. Y forjaron el acero unos terceros. Y lo colocaron otros más.

S√≥lo por eso, se debiera conservar el Arco de San Mam√©s. Y porque el hierro que vuela es un s√≠mbolo del Athl√©tic. Porque es el puente que une el pasado y el futuro de San Mam√©s. Porque se trata de un icono de Bilbao. Y tambi√©n del f√ļtbol.

img5ccontenidos5clibro_055cbarrenadores_pagina_04_imagen_0001

Salvemos el Arco de San Mamés

athletic-san-mamc3a9s

‚Äú¬ŅHas o√≠do hablar del f√ļtbol?‚ÄĚ Quiero pensar que un viejo minero pregunt√≥ esto su joven ayudante hace muchas d√©cadas al fondo de una mina de hierro. Quiz√° en Gallarta. O en Galdames.

minerosEl chaval pudo no escuchar la cuestión de veterano debido al fragor del trabajo en la veta. En la galería suenan los picos arrancando el mineral de la tierra, suenan las palas levantándolo a los vagones, suenan los caballos al arrastrarlos. De vez en cuando suena la dinamita abriendo una brecha en alguna galería gemela. Pero, sobre todo, suena la respiración de los mineros, sus canciones, los juramentos, las toses…

En el calor del t√ļnel huele al ocre √≥xido, que es un olor parecido al de la sangre, y a sudor, a carburo ardiendo, a ropa sucia de mah√≥n y a bo√Īigas.

All√≠ abajo se ve poco a pesar de las l√°mparas. Los pottokas que arrastran los vagones se quedan ciegos pronto y nadie lo lamenta. Si alguno se despe√Īa, habr√° asado de caballo para cenar. Porque a los pocos d√≠as de cobrarla, la paga se ha olvidado. No hay para carne, ni para vino. Solo para pan. Poco. Y para bacalao seco del que roban los estibadores del puerto y patatas.

6793-272-404

Al volver a la penumbra del anochecer, fuera de la galer√≠a, el viejo minero vuelve a preguntar a su ayudante: ‚Äú¬ŅHas o√≠do hablar del f√ļtbol?‚ÄĚ. La gente en las minas juega a los naipes, a los bolos y a lanzar la palanca. Para encontrar un front√≥n hay que bajar al valle. Y no sobra tiempo.

El chico mira al veterano picador y le responde que si, que ha o√≠do hablar del f√ļtbol. Que alg√ļn s√°bado ha visto jugar a los ingenieros ingleses y a los peritos en una campa allanada cerca de la bocamina. Y que le han llamado para jugar, de portero lo llaman, con ellos. Bajo unos palos. Es f√°cil, explica el chico, s√≥lo hay que agarrar una pelota grande.

Le han dicho que en Bilbao lo juegan en un c√©sped que se cuida para eso. Y que vienen gentes de otros sitios, de Ir√ļn, de Asturias y de m√°s lejos, para disputar partidos.

Al chico le gustar√≠a ponerse alg√ļn d√≠a bajo los palos all√≠.

A mi me gustaría, y perdonen que me ponga sentimental, que ese chico lo hubiera conseguido. Y también que el hierro que extrajo de la galería esos días terminara formando parte de la matería prima de la que se forjó, mucho después, el arco de San Mamés.

imagesQué quieren que les diga. Si el hierro para el acero del Arco de San Mamés no lo sacó este chico, seguro que lo extrajeron otros muchos como él. Y lo fundieron otros en los altos hornos. Y forjaron el acero unos terceros. Y lo colocaron otros más.

S√≥lo por eso, se debiera conservar el Arco de San Mam√©s. Y porque el hierro que vuela es un s√≠mbolo del Athl√©tic. Porque es el puente que une el pasado y el futuro de San Mam√©s. Porque se trata de un icono de Bilbao. Y tambi√©n del f√ļtbol.

img5ccontenidos5clibro_055cbarrenadores_pagina_04_imagen_0001

Vera, el “traburko” de Caparr√≥s

Con Urko Vera en el campo el Athl√©tic se arma con un trabuco. Lo comprobaron en Getafe. Eso exige disparar muy de cerca y sin remilgos. Pero tampoco es preciso apuntar. Hay que llevar el bal√≥n a empujones hasta el √°rea y lanzarlo alto, no se necesita precisi√≥n. Fernando Llorente y Javi Mart√≠nez hacen tanto da√Īo en el √°rea rival que el bal√≥n termina entrando. En ocasiones casi por iniciativa propia, suplicando el cuero que no le den m√°s cabezazos, que ya le han arreado bastantes. Otras veces son los propios rivales quienes se hacen un autogol como pidiendo clemencia, rogando que baje el nivel de correteo y empuj√≥n.

Joaquín Caparrós, reflexionando en el banquillo si sacar el traburko o no. No le quedan chicles y el resultado pinta mal.

Joaquín Caparrós, reflexionando en el banquillo si sacar el traburko o no. No le quedan chicles y el resultado pinta mal.

Soltar a Urko Vera sobre el c√©sped sin retirar a Llorente supone destilar hasta el m√°ximo la quintaesencia del f√ļtbol elemental. Vera es capaz de liarse a empellones con los postes de la porter√≠a rival y de hacerse sitio entre una manada de elefantes que quisiera despejar un bal√≥n lateral. Si le arrojan un yunque a media altura, se lanzar√° en plancha con tal de que el yunque traspase la l√≠nea m√°gica. ‚ÄúVivo del gol‚ÄĚ , asegur√≥, pronunciando una frase que es toda una declaraci√≥n de principios.

Vera y Llorente convierten el ataque del Athlétic en un trabuco. Los más finolis achacarán que prefieren un rifle de precisión, un fusil damasquinado de los que manufacturaban en Eibar, o un moderno subfusil de asalto. Pero llegada la hora del cuerpo a cuerpo, cuando la cosa se ha puesto peluda y el barro sustituye a la caballerosidad, no hay nada como un trabuco.

Fue el delantero de Txurdinaga quien despen√≥ al Getafe rematando un bal√≥n llovido desde el c√≥rner, con la versi√≥n atacante de Gorka Iraizoz subido a la chepa, sin saltar, encogi√©ndose‚Ķpero mandando el cuero picado a la base del poste. En el minuto 94, en la √ļnica pelota que toc√≥ con claridad. Los madrile√Īos no pudieron desactivar un c√≥rner. Tampoco es extra√Īo cuando el rival blande un trabuco en el fragor del √°rea.

Urko Vera es la ant√≠tesis de Fernando Llorente. A pesar de que la altura y el peso son casi id√©nticos nada tienen en com√ļn salvo el gol y la camiseta. Llorente es un mocet√≥n rubio y de ojos azules que podr√≠a pasar por un estudiante de Oxford. Fernando ha vivido siempre en la √©lite, con su tremenda exigencia, pero tambi√©n con sus ventajas. Es el deseado, un cabeceador terrible que, adem√°s, juega de espladas como pocos y que es capaz de dibujar filigranas sobre la l√≠nea de fondo. Internacional, campe√≥n del mundo.

A Urko no le esperaba nadie. Ha venido solo. Es un rematador que corre hasta la desesperación. Toquero en versión XL. Con el pelo casi rapado, los tatuajes y la dentadura irregular podría salir de una mina de Gales, de un bar de los suburbios de Brisbane o ser el defensa central del Celtic de Glasgow. Te lo podías encontrar en un gimnasio de Durban o entre la policía antidisturbios de Wisconsin. En cualquier caso, no parece un buen cliente.

Urko Vera celebra con delicadeza el gol que consiguió ante el Getafe

Urko Vera celebra con delicadeza el gol que consiguió ante el Getafe

Llorente celebra sus goles con satisfacci√≥n, con las manos abiertas y las palmas hacia arriba. A Vera, con el pu√Īo cerrado en alto, se le adivina una mezcla de rabia y alegr√≠a. Mucha alegr√≠a. Y mucha rabia.

Lo mejor para Caparr√≥s es que ambos hacen que el Athl√©tic tenga un trabuco dentro del √°rea, cargado con ¬†muchos kilos de m√ļsculo, un mont√≥n de cent√≠metros, paladas de clase y tambi√©n hambre de gloria.

Oigan, que los finolis dir√°n lo que quieran, pero un trabuco acojona.

Piqué luce Mango

¡Qué diferentes nos hace la fama! Estudiemos los casos de Piqué y Koikili para valorarlo en su justa medida.

En esta foto de canalathlétic.com, Koikili Lertxundi haciendo méritos para lo de Mango

En esta foto de canalathlétic.com, Koikili Lertxundi haciendo méritos para lo de Mango

El central del Barcelona cobrar√° por Mango. No se escandalicen, es una marca de ropa. Nada tiene que ver con Shakira ni es que ha dejado el f√ļtbol y se ha lanzado definitivamente al proceloso mar de los gigolos. Se trata de que la marca Mango ha elegido a Piqu√© para protagonizar sus dos pr√≥ximos cat√°logos. Seg√ļn la empresa, el futbolista encarna los valores que representa Mango: independencia, decisi√≥n, etc√©tera. Los mangantes, o sea, los directivos de la multinacional, no vieron el partido del domingo, claro. Piqu√© iba que arrastraba la marca de ropa. Ya comentamos que fue lo m√°s parecido a la crema catalana: blando, vacilante, edulcorado y bastante quemado.

Otra cosa es que la gente de Mango haya decido aprovechar la ola de relevancia p√ļblica que se le viene encima a Piqu√© durante los pr√≥ximos meses. Y para eso da lo mismo que le parta la pierna a Messi en un entrenamiento, se meta doce goles en propia puerta o le regatee Ironside. Esa relevancia p√ļblica es la que a Mango le viene bien y tiene que ver con Shakira. As√≠ es. Quiz√° el defensa internacional se de cuenta dentro de unos a√Īos que quien a mango mata, a mango muere. Pero eso es otro cantar. De momento, la fama le va a m√°s.

Todo lo contrario se puede afirmar de Koikili Lertxundi, lateral izquierdo del Athlétic. Koi es un tipo con vocación de motoazada de la banda y que parece un gran tipo. De él se pueden decir muchas cosas, entre otras que seguro que se le daría mejor inmovilizar a Shakira que a Piqué, debido a su preparación en lucha grecorromana. Por eso, por su conocimiento de numerosas llaves, a menudo ejerce como defensa de cierre en el Athlétic. Pues si a Piqué no paran de sacarle en todo tipo de publicaciones…a Koikili le borran. Es lo que tiene la humildad.

No es Koikili con el pelo cardado, es Dani Diges, pero ¬Ņqui√©n sabe?

No es Koikili con el pelo cardado, es Dani Diges, pero ¬Ņqui√©n sabe?

Si, lo hizo el diario As del pasado lunes, oigan. Incre√≠ble. Los compa√Īeros de As se cascaron una infograf√≠a del primer gol del Barcelona al Athl√©tic y, en el pase de Xavi a Dani Alves, en el que el brasile√Īo habitaba la frontera del fuera juego, los de As borraron a Koi. Ah√≠, con un par. El de Otxandiano era quien cerraba, por lo de las llaves, as√≠ que la imagen del fuera de juego de Alves es escandalosa. Koikili, un tipo trabajador y sin vanidad, a lo mejor no toma medidas, pero el Athl√©tic y Petronor debieran cargar contra As. ¬ŅQu√© es eso de borrar camisetas y publicidades, hombre por Dios?

Lo lógico es que los de As, si querían evidenciar que el Barcelona ganó por un gol en fuera de juego, en lugar de borrar a Koi debieran haber duplicado a Piqué poniéndolo junto a Gorka Iraizoz. El efecto hubiera sido el mismo, el ridículo también, pero no hubieran hecho de menos a nadie.

Ya ven a que conduce la fama. A estas diferencias, por ejemplo, entre Piqué y Koikili. Que digo yo que Koi hace buena pareja con Anne Igartiburu. Debiera intentarlo, aunque sea sólo para que no le borren de las fotos.