Archivo de la etiqueta: Bielsa

A león flaco todo son pulgas

El derbi con menos expectación de la historia de los derbis certificó que en león flaco todo son pulgas.

Como term√≥metro de la expectaci√≥n baste decir que hab√≠a localidades enteras de Euskadi en cuyos bares no hab√≠a porras sobre el derbi pero si se produc√≠a cruce de apuestas sobre‚Ķla Ryder Cup. En esas estamos oigan. Que hab√≠a se√Īores a los que preguntabas ¬Ņqu√© tal el partido? Y te respond√≠an ‚ÄúPara m√≠ que Noruega tiene ahora much√≠simo mejor equipo de curling que Finlandia‚ÄĚ. O sea que ¬Ņpara qu√© incidir m√°s? Ser√≠a bueno que alguien o alguienes se cuestionaran sobre qu√© carajo ha sucedido este a√Īo con el partido‚Ķde f√ļtbol‚Ķm√°s esperado de la Liga por estos lares.

El Athletic de esta temporada seg√ļn Asier, en DEIA

El Athletic de esta temporada seg√ļn Asier, en DEIA

El encuentro en s√≠, como les apuntaba antes, certific√≥ que en le√≥n flaco todo son pulgas. Aunque en¬† este caso a√ļn no est√° claro si las pulgas adelgazan al le√≥n o si al estar flaco, vienen las pulgas. En cualquier caso, el bicho est√° flaco y cada d√≠a tiene m√°s pulgas. Fuera la presi√≥n del equipo txuriurdin, el acierto de Montanier o el mejor estado general de la Real, la cosa es que los de casa siempre dieron la sensaci√≥n de tener el encuentro m√°s cerca de su casillero. Los realistas estaban distribu√≠dos de forma razonable sobre el c√©sped, mord√≠an en los balones divididos y exhibieron cierta solidez defensiva.

También malas pulgas

Mientras, el Athletic sac√≥ lo m√°s florido de su muestrario de pulgas ante el p√ļblico de Anoeta. Y esta lo agradeci√≥ con fruici√≥n. Las pulgas del le√≥n hicieron sus famosos n√ļmeros del salto del triciclo, el meneo de la caja de cerillas y otros t√≠picos del prestigioso circo de las pulgas. La afici√≥n donostiarra termin√≥ pidiendo la Concha de Oro para el despliegue pulguil.

Esas eran las pulgas del circo, porque las otras, las malas pulgas, las concentra todas Fernando Amorebieta. Volvi√≥ a ser expulsado. Ya es el futbolista del Athletic que m√°s tarjetas rojas ha visto en toda la historia. La directiva podr√≠a darle una tarjeta de rub√≠es o algo as√≠, todo en una metopa grabada, en plan conmemorativo, ya me entienden. En lo que al juego se refiere, hablo del f√ļtbol, los de Bielsa estuvieron de Expediente X. Raritos.

Bielsa ante la nueva temporada. Asier, en DEIA

Bielsa ante la nueva temporada. Asier, en DEIA

Llevan unos partidos como si quisieran hacer bordados de bolillos pero se les hubiera olvidado tejer con punto bobo. Como si se metieran a hacer un trasplante pero no supieran poner una tirita. Y todo dejando entrever un estado de ánimo entre frenético y depresivo. Tiran una pared de tacón y luego pierden una pelota fácil en un pase de tres metros, lanzan una combinación centelleante en el área contraria pero dejan una pelota tonta y flotante en la frontal de su propia portería, se repliegan a la velocidad de la luz pero demasiados…o demasiado pocos.

Más pulgas para el león

En el derbi les salv√≥ de la debacle el futbolista m√°s vilipendiado de las √ļltimas jornadas despu√©s de Llorente (Cristiano Ronaldo no cuenta porque es el del Real Madrid): Gorka Iraizoz. Si Bielsa no es capaz de fumigar las pulgas del le√≥n, puede que para navidades el animalito haya olvidado rugir y s√≥lo tosa como un gato t√≠sico. De momento, este mismo lunes cay√≥ otro saco de de pulgas sobre Lezama en forma de desencuentro en el entrenamiento. Por suerte, no hab√≠a aficionados txuriurdines para jalear el espect√°culo como en Anoeta el s√°bado.

Y, bueno, pfuuuu, le√Īe, qu√© picor! Creo que me he tra√≠do algunas pulgas de Lezama. Voy a ver. Les dejo.

El gran salto de Javi Martínez

Ya ha habido r√°pidas reacciones al alboroto que ha armado el regreso de Javi Mart√≠nez a Lezama. Para empezar, el Bayern de M√ļnich de Jupp Heynckes ha planificado todos sus entrenamientos a puerta abierta‚Ķno vaya a ser que Javi llegue tarde a uno programado a puerta cerrada y se tuerza un tobillo por pegar un brinco sobre la tapia de la ciudad deportiva b√°vara.
Por otro lado, el alcalde de la localidad andaluza de Almonte, donde se encuentra la ermita de la Blanca Paloma, ha anunciado a Mart√≠nez como pregonero de la pr√≥xima Romer√≠a del Roc√≠o ‚Äúpor ser un ejemplo para todos nosotros y haber popularizado el Salto de la Valla en Aleman√≠a‚ÄĚ. El ayuntamiento de Aiegui, ¬†municipio natal del futbolista del Bayern, se ha dejado llevar y ha designado Olentzero de honor a Javi ‚Äúpor su facilidad para entrar en las casas de todo el mundo‚ÄĚ.
Desgraciadamente, quien ha vuelto a pagar los platos rotos de todo este l√≠o ha sido el jefe de las obras de Lezama. Hace unas horas se ha podido observar c√≥mo Marcelo Bielsa le zarandeaba tras haberle agarrado de la pechera del buzo. Seg√ļn parece, le estaba gritando que:
‚ÄúObjetivamente le traslad√© un trazado preciso de la altura de la vassha de las instalaciones en la perpendicular m√°xima de la bisectriz exacta en la que la plomada se suspende por encima de los tres metros con respecto al plano de la horizontal terrosa. Se comi√≥ la kitchenette y, adem√°s, me dej√≥ la vashha como para que se la saltara un simple defensa central ¬Ņpero en qu√© mundo vivimos, karajo?¬ŅEs que no hablo claro?‚ÄĚ
A estas horas nadie ha confirmado si el técnico argentino ha vuelto a autodenunciarse como agresor de un operario de la contrata de las obras de Lezama.
Locura por el  Salto de Valla
Lo que s√≠ podemos adelantar es que la presunta acci√≥n de Javi Mart√≠nez ha generado una aut√©ntica epidemia: anoche sorprendieron al exconsejero de Interior, Rodolfo Ares, tratando de saltar la valla de Ajuria Enea porque quer√≠a recoger unas cosillas que se hab√≠a dejado olvidadas. Lo mismo le ocurri√≥ a Borja Thyssen en la verja del museo de madre al que iba a coger un cuadrito que se dej√≥ sin darse cuenta. En fin. Eso por no hablar de Rodrigo Rato, al que se le enganch√≥ la cola del frac en la alambrada que est√° sobre el muro que rodea la sede del Banco de Espa√Īa. ‚ÄúEs que soy muy fan de Javi Mart√≠nez y esta es la tapia que tengo m√°s cercana‚ÄĚ aleg√≥ el exministro y exbancario.
Una furia el asunto de Javi Martínez. Un tema que ha saltado por encima de todo tipo de barreras.
Que pase pronto. Y que no vuelva a saltar.

Bielsa tambi√©n cree que “por sus OBRAS los conocer√©is”

Miren, no se si la raz√≥n la tiene Marcelo Bielsa, el Athletic, la contrata de las obras o San Juan Nepomuceno. Ignoro si la fecha de entrega del alicatado era el lunes pasado, el d√≠a de las paellas de la Galea o el del cumplea√Īos de Ana Garc√≠a Obreg√≥n, o sea, nunca. Carezco de criterio acerca de si hay en el mundo jodidas kitchenetes con o sin lavabo, lavafrutas o lo que sea y tampoco soy experta en inclinaciones, pendientes y curvas de pistas para la preparaci√≥n de atletas de √©lite.

Todo es raro-raro-raro

BielsitaT

Lo que s√≠ que les aseguro es que el Athletic est√° quedando malamente. En rid√≠culo. Con las rojiblancas nalgas al viento. Desde el Atl√©tico de Madrid de Jes√ļs Gil s√≥lo el Rayo de los Ruiz Mateos hab√≠a alcanzado cotas de generaci√≥n de pasmo superiores a las presentes. Y f√≠jense si durante los √ļltimos 30 a√Īos ha habido elementos de todo tipo en los palcos nobles de los clubs de f√ļtbol. Pues esto no ha hab√≠a pasado nunca.

Y esto es lo siguiente: que el entrenador del primer equipo de un club de una rueda de prensa convocada por el propio club en una de las salas de prensa del mismo club a las 20.00 horas de un día de entrenamiento normal, hora que subrayo porque es rara,…y al mediodía siguiente el club niega lo afirmado por su técnico, en una comparecencia de una hora, usando para ello un comunicado de tres puntos que cuelga en su página web. Increíble.

Ya fue incre√≠ble que no hubiera un acto de presentaci√≥n del Bielsa renovado cuando llegaron a un acuerdo de prolongaci√≥n el entrenador y el Athletic. Fue otro comunicado fam√©lico en la web y en un d√≠a extra√Īo. Incre√≠ble porque la expectaci√≥n, las dudas y los rumores alcanzaron m√°ximos nunca antes vistos por estos lares.

¬ŅQui√©n es el portavoz del Athletic?

Esta servidora de ustedes ya ha sostenido anteriormente que la comunicación externa del Athletic resulta, digamos, peculiar. Por lo que asoma, también la interna es original.

El resultado es que distintas instancias del propio Athletic se est√°n pisando la manguera, pinchando los balones y haci√©ndose el avi√≥n. Una de las cosas que explicit√≥ Bielsa fue su lamento por que nadie negara p√ļblicamente en nombre del Athletic distintas afirmaciones aparecidas en medios de comunicaci√≥n. Pero es que el Athletic no tiene quien niegue ni quien afirme. Como ya dije en su d√≠a, cuando aquel atronador rumor sobre el fichaje de Llorente por el Arsenal con rueda de prensa en un hotel de Bilbao ¬Ņse acuerdan?…bien, pues entonces asegur√© que se puede difundir que un meteorito ha ca√≠do en el centro de San Mam√©s, da√Īando el arco y el c√©sped, que nadie lo negar√°.

PlatasBielsaT

Twitter: @AsieryJavier_HG

La comparecencia de Bielsa, con fondo de escenario oficial, sala oficial, convocatoria oficial, ch√°ndal oficial, es palabra del Athletic. En ese momento, si no le acompa√Īa un directivo, Bielsa es el portavoz del Athletic. √Čl mismo es el Athletic.

Y para rectificarle debe salir al día siguiente un directivo de máximo nivel aclarando que ha hablado con el técnico y detallando cuál es la nueva situación.

Solventar el tema con una directiva parapetada tras un comunicado anoréxico es, sencillamente, hacer el ridículo. En fin, ojalá todo este affaire de obras y kitchenetes se quede en una sudorosa tormenta de verano. Pero no tiene pinta, no.

La explicación al burdo rumor: el Llorente que firmó ayer por el Arsenal debió ser el de la Real Sociedad

Al final resulta que fue más fácil ganar a Esperanza Aguirre que al Barcelona. El Athletic no pudo con el Barça, pero la afición rojiblanca quedó por encima de todo.
A√ļn, a estas horas, alg√ļn fen√≥meno sigue por los bares de Malasa√Īa y Huertas, tarareando el himno del Athletic y coreando aquello de ‚ÄúNi Bar√ßa, ni Madrid‚ÄĚ. A los que les ha ocurrido lo mismo pero siguen en alg√ļn local de Chueca, han mandado sms a casa diciendo que no les esperen hasta despu√©s del 28 de junio. As√≠ es la vida. Eso si, los aut√©nticos profesionales de la celebraci√≥n futbolera se quedaron de camino, pararon en Miranda de Ebro y se sumaron al fiest√≥n del ascenso del Mirand√©s.

De bajona

La cosa es que la parroquia de San Mam√©s ha pasado en dos semanas de la mayor de las euforias a una especie de melancol√≠a muy parecida a la que caracteriza a los peque√Īos accionistas de Bankia. Los bares han dejado de vender cerveza y kalimotxo como si ya hubiera llegado la era de la desertificaci√≥n mundial y, desde el domingo, han acabado con las reservas de manzanilla y tila.

El presidente del Athletic Club, Josu Urrutia, vestido para negociar el traspaso de Fernando Llorente (Por Asier, en Deia)

El presidente del Athletic Club, Josu Urrutia, vestido para negociar el traspaso de Fernando Llorente (Por Asier, en Deia)

La bajona es criminal en Bilbao. Hoy me he fijado‚Ķy el arco de San Mam√©s est√° fl√°ccido, con la zona curvada hacia abajo. √Čchenle un ojo. La gente se da palmadas en la espalda como en un enorme sepelio. S√≥lo falta publicar una esquela por ‚ÄúDo√Īa Ilusi√≥n Rojiblanca‚ÄĚ. La palabra ‚Äúgabarra‚ÄĚ se ha vuelto tab√ļ. Un se√Īor mayor con problemas en la dentadura fue expulsado de un caf√© por pronunciar dudosamente ‚Äútabarra‚ÄĚ.

Nerviosismo sobre Bielsa y Llorente
Pero lo peor es el estado de nerviosismo sobre Bielsa y algunas de las estrellas de la plantilla. A lo largo de hoy se ha desarrollado en el botxo un fen√≥meno que encaja en la teor√≠a perfecta del rumor. Se daba por hecho que Fernando Llorente hab√≠a fichado por el Arsenal. Incluso por el Chelsea. Y hasta por el Inter. Compa√Īeros nuestros hab√≠an recibido la convocatoria de una rueda de prensa en la que el delantero riojano iba a anunciar que dejaba el Athletic. Algunos hasta hab√≠an estado en esa rueda de prensa: que hab√≠a sido ayer. Varios ten√≠an declaraciones de un camarero que hab√≠a atendido a Arsene Wenger este fin de semana en varios restaurantes de Bilbao a la vez. Es m√°s, incluso los hab√≠a a quienes Wenger les hab√≠a dicho que ven√≠a a fichar a Llorente, Javi Mart√≠nez, De Marcos y Aitor Ocio. A Ocio le quer√≠a s√≥lo para hacer anuncios.
En otros lugares era al técnico del Chelsea, Di Matteo, al que habían servido un plato de salpicón de marisco. Venía con la carta blanca de Abrahamovich para fichar a 30.000 aficionados de San Mamés porque son lo mejor del equipo.

Llorente, el burdo rumor
Pero lo del rumor de Llorente es cierto. Todo el mundo en Bilbao sabe a qu√© hora y en qu√© hotel iba a ser su √ļltima rueda de prensa como rojiblanco. Esto revela el aut√©ntico estado de √°nimo de la afici√≥n del Athletic. Hace un mes, si a un forofo le hubieran dicho que el Arsenal iba a fichar Llorente, la respuesta hubiera sido: ‚Äúpues me parece bien, porque tampoco juega mucho en la Real Sociedad y parece que el club le va a dar la carta de libertad a Joseba ¬Ņno?‚ÄĚ.
Sin embargo, a lo largo de todo el día de ayer, el rumor del adiós de Llorente se ha hecho casi sólido. Algunos hasta le han visto con la camiseta del Arsenal.
Por cierto ¬Ņes verdad que Joseba Llorente va al Arsenal? ¬Ņeh? ¬Ņo no?

La explicación al burdo rumor: el Llorente que firmó ayer por el Arsenal debió ser el de la Real Sociedad

Al final resulta que fue más fácil ganar a Esperanza Aguirre que al Barcelona. El Athletic no pudo con el Barça, pero la afición rojiblanca quedó por encima de todo.
A√ļn, a estas horas, alg√ļn fen√≥meno sigue por los bares de Malasa√Īa y Huertas, tarareando el himno del Athletic y coreando aquello de ‚ÄúNi Bar√ßa, ni Madrid‚ÄĚ. A los que les ha ocurrido lo mismo pero siguen en alg√ļn local de Chueca, han mandado sms a casa diciendo que no les esperen hasta despu√©s del 28 de junio. As√≠ es la vida. Eso si, los aut√©nticos profesionales de la celebraci√≥n futbolera se quedaron de camino, pararon en Miranda de Ebro y se sumaron al fiest√≥n del ascenso del Mirand√©s.

De bajona

La cosa es que la parroquia de San Mam√©s ha pasado en dos semanas de la mayor de las euforias a una especie de melancol√≠a muy parecida a la que caracteriza a los peque√Īos accionistas de Bankia. Los bares han dejado de vender cerveza y kalimotxo como si ya hubiera llegado la era de la desertificaci√≥n mundial y, desde el domingo, han acabado con las reservas de manzanilla y tila.

El presidente del Athletic Club, Josu Urrutia, vestido para negociar el traspaso de Fernando Llorente (Por Asier, en Deia)

El presidente del Athletic Club, Josu Urrutia, vestido para negociar el traspaso de Fernando Llorente (Por Asier, en Deia)

La bajona es criminal en Bilbao. Hoy me he fijado‚Ķy el arco de San Mam√©s est√° fl√°ccido, con la zona curvada hacia abajo. √Čchenle un ojo. La gente se da palmadas en la espalda como en un enorme sepelio. S√≥lo falta publicar una esquela por ‚ÄúDo√Īa Ilusi√≥n Rojiblanca‚ÄĚ. La palabra ‚Äúgabarra‚ÄĚ se ha vuelto tab√ļ. Un se√Īor mayor con problemas en la dentadura fue expulsado de un caf√© por pronunciar dudosamente ‚Äútabarra‚ÄĚ.

Nerviosismo sobre Bielsa y Llorente
Pero lo peor es el estado de nerviosismo sobre Bielsa y algunas de las estrellas de la plantilla. A lo largo de hoy se ha desarrollado en el botxo un fen√≥meno que encaja en la teor√≠a perfecta del rumor. Se daba por hecho que Fernando Llorente hab√≠a fichado por el Arsenal. Incluso por el Chelsea. Y hasta por el Inter. Compa√Īeros nuestros hab√≠an recibido la convocatoria de una rueda de prensa en la que el delantero riojano iba a anunciar que dejaba el Athletic. Algunos hasta hab√≠an estado en esa rueda de prensa: que hab√≠a sido ayer. Varios ten√≠an declaraciones de un camarero que hab√≠a atendido a Arsene Wenger este fin de semana en varios restaurantes de Bilbao a la vez. Es m√°s, incluso los hab√≠a a quienes Wenger les hab√≠a dicho que ven√≠a a fichar a Llorente, Javi Mart√≠nez, De Marcos y Aitor Ocio. A Ocio le quer√≠a s√≥lo para hacer anuncios.
En otros lugares era al técnico del Chelsea, Di Matteo, al que habían servido un plato de salpicón de marisco. Venía con la carta blanca de Abrahamovich para fichar a 30.000 aficionados de San Mamés porque son lo mejor del equipo.

Llorente, el burdo rumor
Pero lo del rumor de Llorente es cierto. Todo el mundo en Bilbao sabe a qu√© hora y en qu√© hotel iba a ser su √ļltima rueda de prensa como rojiblanco. Esto revela el aut√©ntico estado de √°nimo de la afici√≥n del Athletic. Hace un mes, si a un forofo le hubieran dicho que el Arsenal iba a fichar Llorente, la respuesta hubiera sido: ‚Äúpues me parece bien, porque tampoco juega mucho en la Real Sociedad y parece que el club le va a dar la carta de libertad a Joseba ¬Ņno?‚ÄĚ.
Sin embargo, a lo largo de todo el día de ayer, el rumor del adiós de Llorente se ha hecho casi sólido. Algunos hasta le han visto con la camiseta del Arsenal.
Por cierto ¬Ņes verdad que Joseba Llorente va al Arsenal? ¬Ņeh? ¬Ņo no?

El Athletic estuvo verde en Bucarest

Al Estadio Nacional de Bucarest se pod√≠a acceder a trav√©s de las m√ļltiples stargates que habilitaron en Bilbao. Los cientos de miles de personas que lo experimentaron saben que es completamente cierto: hab√≠a puertas espaciotemporales que te llevaban directamente a la final de la Europa League.

Premonición
Quiz√° producto del paso por la stargate
que me tocó, debo decirles que, diez minutos, antes del inicio del partido, tuve la premoción exacta de lo que iba a suceder.

La vi√Īeta de la final, seg√ļn Asier (En Deia)

La vi√Īeta de la final, seg√ļn Asier (En Deia)

Era algo evidente. Los colores lo anunciaban todo. El Atlético de Madrid enfundando en su elástica habitual, la rojiblanca, ocupando su espacio. Los chicos del Athletic estaban verdes. Lo gritaban desde sus camisetas. Estamos verdes, decían. Se puede pensar que es color de la esperanza, el de la primavera. Y fue el de la esperanza, pero el de la Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid. Es más, momentos hubo que la mirada se me iba de las camisetas del Athletic, al palco en el que se repanchingaba la alcaldesa de Madrid. Estaba claro: verde y en Botella, solo puede ser una cosa, victoria del Atlético Madrid.

Falcao
El verde fue la representaci√≥n de la falta de madurez y de un sistema defensivo bastante ‚Äúprimaveras‚ÄĚ que dio al Tigre Falcao 20 cent√≠metros m√°s que el metro que necesita. Falcao es un bulto sospechoso en el 90% de la extensi√≥n de un campo de f√ļtbol. Pero resulta letal en el 10% restante, el √°rea rival. Falcao hace milagros en esa zona. Si le dan un metro cuadrado de terreno y 30 segundos es capaz de construir la Sagrada Familia, la de Gaud√≠. En Bucarest lo volvi√≥ a demostrar, rodeado de camisetas verdes que le daban m√°s distancia y m√°s tiempo.

Ese es el gran resumen de la final de la Europa League. El Atl√©tico fue fiel a si mismo, se hizo maduro en su filosof√≠a de presi√≥n y contraataque, la de siempre, la que los colchoneros llevan inscrita en su c√≥digo gen√©tico, mientras que el Athletic estuvo verde y ‚Äúprimaveras‚ÄĚ.

Luto
Pero a√ļn tengo subrayar aqu√≠ la premoci√≥n definitiva. La que todo lo anunciaba. El tan denostado ch√°ndal gris-plomo que ha acompa√Īado a Marcelo Bielsa durante toda la temporada no estuvo ayer en Bucarest. Es evidente que Umbro, la marca que fabrica estos productos, fue consciente de que la final de la Europa League ser√≠a seguida por decenas de millones de clientes potenciales en todo el mundo y que la sudadera gris-plomo de Bielsa podr√≠a hundir la cuenta de resultados de la compa√Ī√≠a para la pr√≥xima d√©cada. As√≠ que la equipaci√≥n del director t√©cnico del Athletic y sus ayudantes fue sustituida por otra m√°s elegante, moderna y atractiva. Ya no era gris-plomo. La sudadera gris-plomo de Bielsa, que empezaba tener consideraci√≥n de m√≠tica sobre todo cuando iba combinada con una bermuda tipo globo aerost√°tico, hab√≠a cedido su lugar a una sudadera con capucha en un s√≥lido tono negro azabache.

Marcelo Bielsa con su sudadera habitual (Asier y Javier, en Deia).

Marcelo Bielsa con su sudadera habitual (Asier y Javier, en Deia).

Lo vi claro. Era un luto anticipado. Si Bielsa se hubiera puesto la capucha para caminar por el t√ļnel de vestuarios hubiera podido pasar por cualquiera de los protagonistas de ‚ÄúEl nombre de la rosa‚ÄĚ. En cualquier caso, el funeral estaba servido y se anunciada premonitoriamente.

Era evidente. Aunque fuera producto de atravesar una de las stargates que se abrieron en Bilbao y que desembocaban en Bucarest. O quiz√° de resultas de mezclar alguna medicaci√≥n con una copita de cava. Qu√© quieren que les diga, si a Carmina le pasaba y ve√≠a apariciones marianas ¬Ņpor qu√© no voy a poder yo tener premoniciones futbol√≠sticas?.

Sólo me queda felicitar al Atlético.

Y trasladar mucho √°nimo al Athletic. Seguro que van a ‚Äúrerugir‚ÄĚ.

Es el √ļltimo minuto, carajoooo!

Los jugadores del Athletic van a tomar esta semana un poco de su propia medicina. Además de en otras ocasiones que mi mala memoria ha disculpado, en Anduva, en el Benito Villamarín y en San Mamés ante el Espanyol, los rojiblancos dejaron helados a sus seguidores en los minutos de extensión del partido.

Esos momentos en los que el minuto 90 ya ha caído a la fosa y los aficionados están pensando la ruta más sencilla para salir del estadio, alcanzar un vehículo y arrullarse entre las mantas. Esos momentos en los que, quien más quien menos, está comentando con su vecino las distintas posibilidades que da el resultado en la clasificación o en la superación de la eliminatoria. Pues justo en esos momentos es en los que el Athletic ha propinado jarros de agua fría a sus seguidores. Qué jarros, cubos, barriles, manguerazos de agua helada en forma de goles recibidos. De esos que silencian a la grada, o la vuelven loca, como en el caso de Sevilla.

Manguerazos de agua fría

Como consecuencia de esos manguerazos de agua fría el Athletic dejó en el alero una clasificación de Copa que luego reencarriló brillantemente y se encuentra fuera de la zona Champions. Eso es así. Pero también ha habido miles de forofos rojiblancos que tardaron media hora en encontrar su coche, ofuscados por la digestión del gol zombi, o se perdieron por las calles, o no lograron salir del estadio, o se confundieron de mantas en las que arrullarse. Porque un gol en el descuento confunde más que la noche. Lo cambia todo. Es eso, un manguerazo de agua fría.

El gol que dio la victoria al Betis en Sevilla, en el minuto 91 (Asier, en Deia)

El gol que dio la victoria al Betis en Sevilla, en el minuto 91 (Asier, en Deia)

Bien, pues la plantilla del Athletic va a conocer la sensaci√≥n que se extiende entres sus aficionados en esos momentos esta misma semana. Si se√Īor. Y no en el descuento de un partido. Sino desde la puerta del hotel cuando salgan a disputar el partido. Ser√° el jueves en Mosc√ļ ante el Bielsamotiv, perd√≥n, el Lokomotiv. Porque se esperan temperaturas de 15 bajo cero a la hora del encuentro de Europa League. Se conoce que igual que en el sur de Europa andan recortando derechos sociales, en Rusia lo que recortan son las temperaturas.

Ahí se van a dar cuenta los rojiblancos de lo que es un jarro de agua de fría, pero fría fría. A lo mejor les viene bien la experiencia y, a partir de ahí, por empatía se concentran en los minutos de prolongación del partido y evitan que goles sinsorgos dejen helados a sus seguidores.

Remedios para el fr√≠o de Mosc√ļ: hamsters en los calzones

Para Mosc√ļ, de todas formas, el Athletic lleva una equipaci√≥n especial de guantes, camiseras t√©rmicas, leggins y otra serie de admin√≠culos. De todos modos, les voy a dar algunos consejos extras. Que lleven una docena de hamsters para pon√©rselos dentro de los calzones a los jugadores que salten al c√©sped y al suplente que haga ejercicios: no se nota, es blandito y proporciona una temperatura uniforme a una parte de la anatom√≠a que es especialmente delicada. A la hora de montar barreras defensivas, que se junten pero sin entrar en contacto, si se congela el sudor pueden quedar pegados unos jugadores a otros, es bueno a la hora de tirar el fuera de juego pero impide ocupar el campo. Que un central hable continuamente a Iraizoz para detectar de manera precoz posibles s√≠ntomas de congelaci√≥n en el momento en que no responda o pronuncie frases m√°s incoherentes que lo habitual. Entre los compa√Īeros, aprovechar los saques de c√≥rner para abofetearse: calienta a la vez la cara del receptor y las manos del donante. Ojo en los c√≥rners: si Susaeta no vuelve es que se ha quedado tieso.

Como √ļltimo consejo podr√≠a procederse a una lectura de la Reforma Laboral en voz alta en el vestuario antes de saltar a jugar. As√≠ se dar√°n cuenta de que 90 ¬†minutos a quince bajo cero tampoco son malas condiciones de trabajo.

Nada m√°s sobre la aventura de Mosc√ļ. S√≥lo un apunte final referido a la final de Copa. Si el Athletic decide presionar sobre alg√ļn aspecto, probablemente sea m√°s eficaz que en lugar de influir para que la final se celebre en el Bernabeu, apriete para que el partido dure 85 minutos.

El Athletic es grande y Marcelo es su profeta

El Athletic es grande y Marcelo es su profeta. Ese es el estado de ánimo que se vive en el Bilbao futbolístico en este momento. Bielsa no es el Loco, es quien ha traído de nuevo la locura rojiblanca.

En Argentina, y también en Chile, los aficionados siguen a Bielsa (Asier, en Deia)

En Argentina, y también en Chile, los aficionados siguen a Bielsa (Asier, en Deia)

Y la predica principalmente en La Catedral, pero tambi√©n va por ah√≠, por esos campos de la pen√≠nsula y de Europa, predicando f√ļtbol en una especie de acci√≥n evangelizadora del 4-3-3 y del 3-5-3 de clara voluntad universal cuyo mandamiento √ļnico es: Jueguen a la pelota, carajoooo!.

En ese mandamiento nuevo se resume la prolija Biblia de Marcelo. En Bilbao, el lugar donde se volvi√≥ a aparecer el profeta en carne y ch√°ndal, ya todo el mundo se ha convertido al nuevo verbo. Todos menos Javier Clemente, que ya se caer√° un d√≠a de su carrito de golf y ver√° la palabra echa f√ļtbol. A San Pablo le pas√≥ con el caballo‚Ķno que lo dejara, sino que se cay√≥ de uno y, de repente, se convirti√≥.

El Profeta y sus apóstoles de pantalón corto han hecho un milagro. Uno grande y gordo. Nada relacionado con sanar enfermos y lograr que los ciegos vean, que de eso se ocupa Osakidetza.

La trayectoria en Europa est√° siendo muy positiva (Asier, en Deia)

La trayectoria en Europa est√° siendo muy positiva (Asier, en Deia)

Su milagro ha sido volver a encender la chispa de la ilusión en Bilbao en un momento en que la crisis, esta crisis transversal, global, intergeneracional y letal, mata las ilusiones. Y, lo que es mucho más difícil, tienen todos los objetivos de la temporada cumplidos cuando acaba de empezar la segunda vuelta.

A saber, est√°n en la final de la Copa, lo que asegura en un 90% la presencia en Europa. Han llegado muy arriba en la competici√≥n continental y puede que lleguen a cruzarse con un hist√≥rico como el Ajax o el M√°nchester United si pasan la aduana rusa. Y su clasificaci√≥n en Liga les permite so√Īar con un puesto de los que da paso a la Europa fet√©n, la Europa de verdad, la de la Champions.

A esto hay que sumarle otro milagro quiz√° m√°s trascendente. Es como si el Athletic hubiera ido a Lourdes. O a F√°tima. O a Umbe. Vale, esto √ļltimo es m√°s f√°cil.

marcelo Bielsa, un tipo especial (Asier, en Deia)

Marcelo Bielsa, un tipo especial (Asier, en Deia)

Once Leones guiados por un Loco

Porque desde octubre sabe a qu√© juega. Y se lo comunica a la grada. A cualquier grada. A la de San Mam√©s y las del resto de los estadios. Juega a ganar. A divertirse. A hacer gol. Y lo logran. Con √©xito. Salen unos tipos bajitos y otros muy altos y la arman. Milagroso en un club donde la parte l√ļdica del juego se hab√≠a juzgado siempre como superflua y hasta de mal gusto. En un club donde primaban el sudor, el barro y la sangre. Pero vino el Profeta, se apareci√≥ en carne y ch√°ndal, acuclillado junto al banquillo local, con los impertinentes colgando del cuello y la crestita revuelta sobre la frente, mirando, a la vez, hacia la tierra y hacia el cielo. Ya saben que a la ropa que envolv√≠a el cuerpo del profeta lo llaman sudario. En el caso de Bielsa no hace falta explicar la raz√≥n.

Crean ustedes en los milagros o no, lo cierto es que San Mam√©s vuelve a emitir su fulgor de luz y humo, Bilbao est√° otra vez te√Īida de rojo y blanco, y en la r√≠a flota una gabarra que pide una capa de pintura.

Todo gracias a once leones y un Loco. ¬ŅNo es para creer que el Athletic es grande y Marcelo es su profeta?

¬ŅQui√©n arbitr√≥ el Mirand√©s-Athletic de Copa?

En Anduva el resultado fue del gusto de todos.

Al rev√©s que el √°rbitro, que no gust√≥ ni a unas desesperadas que llevaban dos d√≠as de despedida de soltera. Malo de verdad, malo como los jamones del chino, malo como Admayeniea‚Ķ bueno, como el presidente de Ir√°n, ese que es malo-mal√≠simo. Malo como que te pasen la aspiradora al lado una ma√Īana de resaca.

El hombre perjudic√≥ al Athletic, perjudic√≥ al Mirand√©s, perjudic√≥ al p√ļblico, al c√©sped del campo que pis√≥ y seguramente al medioambiente, la capa de ozono y aument√≥ el efecto invernadero. Qu√© criatura. Qu√© facilidad para el error. Qu√© propensi√≥n al fallo. Menos mal que es √°rbitro y no cirujano cardiovascular, ni juez del Tribunal Supremo. Vale, a lo mejor al supremo podr√≠a llegar siendo el summun de la torpeza, pero a poco m√°s. ¬ŅQue c√≥mo se llama la criatura? Preferir√≠a no repetirlo y que su nombre se perdiera en el sumidero del colegio de √°rbitros.

A√ļn no se sabe si se present√≥ en Miranda de Ebro a dirigir un partido de f√ļtbol o a jugar al silbato ruso. Menudo pieza. Si hacen p√ļblico hoy que se trataba de un impostor, que el √°rbitro de verdad ha desaparecido y que el de Anduva era un bromista, oigan, me lo creo y me quedo m√°s tranquila. Que el hombre no acertaba ni cuando callaba.

Carlos Pouso muestra el mismo gusto que Bielsa por el f√ļtbol elaborado y los ch√°ndal horrorosos (Foto de El Pa√≠s)

Carlos Pouso muestra el mismo gusto que Bielsa por el f√ļtbol elaborado y los ch√°ndal horrorosos (Foto de El Pa√≠s)

Por lo demás, campo lleno, buen ambiente, partido copero y el resultado que todo el mundo deseaba. El Athletic gana y encarrila la ruta hacia la final. Y el Mirandés acudirá a San Mamés a algo más que a poner el ramo de flores junto al busto de Pichichi. El gol de Lanbarri con el tiempo cumplido abre un resquicio a la esperanza y sirvió de justo premio a un equipo que sólo bajo los brazos al final del primer tiempo, cuando los dos tantos de Llorente pesaban como notificaciones de la Hacienda Foral.

Pero Pouso les debi√≥ ajustar las tuercas a los suyos en el vestuario. Salieron a toda m√°quina y con nuevo plan. Como el intento de atacar al toque con Alain, Muneta e Infante cedi√≥ ante la presi√≥n de los rojiblancos, el Mirand√©s decidi√≥ afrontar el final de la Batalla del Ebro al estilo Norte: pelotazo a la cabeza de Lanbarri desde donde haga falta y a apretar en la segunda jugada. Vamos, lo que ha sido el juego rojiblanco desde que el propio Pichichi se ataba los pa√Īuelos en la testa. Esta fue la receta que se les indigest√≥ a los de Bielsa.

Durante m√°s de una hora de partido los rojiblancos fueron muy superiores. Hasta que lleg√≥ Lanbarri con aquello de ‚Äúa mi el pelot√≥n que los arrollo‚ÄĚ.

La final de la Copa queda pendiente de que San Mamés remate la faena. Puede que el jabalí de Miranda haya podido seguir con vida peleando en su madriguera, pero nadie apostará a que salga entero de la guarida del león.

En cualquier caso, se trata de un bicho de cuidado.

Toquero, la pesadilla calva de los defensas

Una vez defin√≠ al n√ļmero 2 del Athl√©tic como el futbolista que vive en el mundo del bal√≥n dividido. Porque divide todos los balones que est√°n en su poder y porque est√° convencido de que puede alcanzar cualquier pelota que controle un rival. Bastar√° con que el cuero se le escape un solo cent√≠metro al contrario, ah√≠ estar√° Gaizka para meterle la puntera o la calva. Sencillamente, Toquero posee la fe inquebrantable en que los dem√°s jam√°s tendr√°n absolutamente controlado el esf√©rico. Y que, en el caso, hipot√©tico de que si fueran capaces de hacerlo, en alg√ļn momento tendr√°n que pasarlo. Ah√≠, de nuevo, arrancar√° la persecuci√≥n sin fin, sin aliento, sin cejar‚Ķ

Gaizka Toquero seg√ļn Asier. Publicado en Deia

Gaizka Toquero seg√ļn Asier. Publicado en Deia

Para cualquier central debe ser una pesadilla marcar a Llorente y tratar de impedir que remate, soportar los saltos con el gigante de Rinc√≥n de Soto. Marcar a Toquero es otra cosa, es tratar de neutralizar a un tipo con tres pies, que cae constantemente a las bandas, y, con incre√≠ble frecuencia, a las dos bandas a la vez. S√≥lo el delantero gasteiztarra y, con menos frecuencia, Oscar de Marcos son capaces en todo el mundo de tirar un desmarque cayendo a los dos bandas ‚Äúa la vez‚ÄĚ. Pero esto s√≥lo lo puede hacer alguien que es delantero y extremo ‚Äúalav√©s‚ÄĚ, como en el caso en el que nos encontramos.

El estrés post-toquérico

Lo peor para el central responsabilizado de la marca de Toquero, es que Gaizka le marcar√° a √©l inmediatamente una vez que el Athl√©tic haya perdido la pelota. En ocasiones, incluso antes. Y tratar de sacar la pelota jugada ante la presi√≥n de Toquero resulta una tortura. Varios l√≠beros de la primera divisi√≥n se hallan en tratamiento psiqui√°trico tras haber sufrido lo que se ya se conoce como ‚Äúestr√©s post-toqu√©rico‚ÄĚ. El acoso que padecen durante el juego produce alucinaciones como la de ver a Gaizka en el avi√≥n que les devuelve a su ciudad, o en el ba√Īo de sus propias casas, sentado a su lado en el coche, etc. En ese estado de desquiciamiento alguno ha acudido al puesto de la ertzaina de San Mam√©s a solicitar una orden de alejamiento contra Toquero. Los polic√≠as auton√≥micos ya est√°n acostumbrados.

A están características, conocidas desde hace ya un par de temporadas, Toquero ha ido sumando valores sin parar. Ha crecido haciendo cierto aquello de la mejora continua. Ahora es uno de los mejores centradores al área desde las bandas en el Athlétic. Y, ojo, desde cualquiera de las dos bandas. Ha ganado confianza y sosiego relativo en el uno contra uno y en el remate.

Otra visi√≥n de Toquero seg√ļn Asier. En Deia

Otra visi√≥n de Toquero seg√ļn Asier. En Deia

También es cierto que existe el rumor de que los defensas de la primera división no quieren quitarle la pelota a Toquero, sólo estorbarle todo lo posible, porque saben que si se la roban, el jugador del Athlétic se les echará encima inmediatamente y sin descanso. Ante eso, es mucho mejor que la tenga él, opinan los zagueros.

Bien, pues al catálogo habitual de Gaizka se ha sumado el remate a gol de espaldas y de tacón. Además, relativamente lejos de la portería. Una delicatessen que ni Txetxu Rojo. Y, zas, se la saca de la calva, Toquero.

Se trata de aquel delantero que Joaqu√≠n Caparr√≥s rescat√≥ de la segunda B y de quien los comentaristas de guardia se re√≠an porque llevaba el n√ļmero 2 en la camiseta. Qu√© numero m√°s feo para un atacante, llegaron a decir.

Como Toquero siga as√≠, el 2 se va a generalizar c√≥mo n√ļmero de delantero. Ya lo ver√°n.