Archivo por días: 25 enero, 2011

Esto eran un economista, un poeta, y un médico…

Parece el comienzo de un chiste, de esos de “esto eran un francés, un italiano y un español….”. Pero no. Esto eran un economista conservador, un poeta del partido socialista y un médico independiente salido de la nada. Todos portugueses, y aspirantes a presidir su país. El economista, Aníbal Cavaco Silva, ha ganado oficialmente y estrena segundo mandato. El poeta, Manuel Alegre, no ha ganado nada. El médico, Fernando Nobre, también gana: de cero a 600.000 votos en sus primeras elecciones. Gana más que el ganador, y es que Cavaco es presidente, pero con medio millón de votos menos que hace cinco años.

Y estos eran los ingredientes de un cóctel electoral al que hay que añadir mucha abstención, o si no, no funciona. Más del 53% de los electores se han quedado en casa.

Cavaco ha convivido durante los últimos años con un ejecutivo socialista, y está dispuesto a cambiarlo. A este matrimonio de conveniencia entre gobierno y presidente le esperan tiempos difíciles.

AlamoGoodBadUgly

El economista, el poeta y el médico. También suena a esa gran, gran película El bueno, el feo y el malo. Que conste que el orden de los factores tampoco aquí altera el producto, y que no me pronuncio sobre quién sería quién. Precisamente este año se cumplen 45 desde que se estrenara este clásico, cuya sinopsis, ojo al dato, dice así: “Los protagonistas son tres cazadores de recompensas que buscan un tesoro que ninguno de ellos puede encontrar sin la ayuda de los otros dos. Así que los tres colaboran entre sí, al menos en apariencia.”

¿Nos suena de algo? ¿Es una premonición sobre el estado actual del panorama político en Portugal? ¿Podrán nuestros protagonistas rescatar del rescate a su propio país? Una vez más, hasta ahí puedo leer.

El censor de la red

“Nada de fotos, por favor. Hay mucha gente que se cree que soy el responsable de Internet durante los últimos años y puedo tener problemas”. Son las primeras palabras de Kamel Saadaoui, director general de la temida Agencia de Internet de Túnez (ATI, por sus siglas en francés), que está deseoso de explicar su trabajo “una labor puramente técnicas, este organismo lo formamos sesenta ingenieros e informáticos y los único que hacíamos era facilitar a las autoridades los mecanismos necesarios para controlar la red, pero no éramos nosotros los que decidíamos qué censurar. No somos policías, somos ingenieros. Además, cuando decidían censurar una página o un blog, encriptaban toda la información y nosotros sólo veíamos que estaba bloqueado, nada más”.

Saadoui repasa mentalmente las cifras de páginas bloqueadas y asegura que “empezaron con unas trescientas, pero con el inicio de las revueltas ya eran varios miles, no todas de contenido político, muchas de ellas de proxys que usaba la gente para saltarse los filtros”. ¿Por qué el Gobierno no cortó Internet o redujo la velocidad de conexión cuando empezaron las revueltas al igual que hizo Irán en 2009 tras las elecciones presidenciales? “Porque no eran conscientes del poder de convocatoria de la red, no se dieron cuenta del daño que la red les estaba haciendo, es la única respuesta posible”. Túnez sufría una fuerte censura en Internet, pero también una increíble expansión de la red de alta velocidad a la que tienen acceso en medio millón de hogares, según los datos de ATI.

Situada en una bonita villa en el número trece de la calle Pasteur y sin apenas seguridad en los accesos, los empleados de la ATI tienen ahora “tiempo para tomar café las ocho horas de trabajo cada día”. El director explica que en sólo una semana se han dado grandes pasos en la administración de Internet y que a partir de ayer, día 24, “el correo electrónico es ya libre en el país. Antes controlábamos cada email y las autoridades tenían capacidad de leer su contenido, hoy cualquiera puede tener su servicio SMTP”.

Pese a la libertad en la red y el levantamiento de la censura a las páginas de contenido político, “los filtros se mantienen sobre páginas de contenido erótico, pornográfico y pedófilo. El gran cambio es que a partir de ahora será la Justicia la que decida lo que hay que filtrar, no el partido político del poder”.

Saadoui mira con simpatía al nuevo secretario de Estado de Juventud y Deportes, Slim Amamou, @slim404, un conocido programador informático y hacker al que se le incluye en el grupo de Anonymous que logró bombardear la mismísima web personal del presidente Ben Alí. “Luchábamos cada día contra ellos, hicieron muy bien su trabajo y, de verdad, que nosotros somos los primeros en alegrarnos del triunfo de la revolución”, afirma Saadoui.