Archivo por días: 13 mayo, 2009

Finaliza mi viaje

Finaliza mi viaje

Ya finaliza el viaje de la Copa. Este jueves por la tarde he cogido el avión. Con pena de no haber ganado la Copa, pero orgulloso de como animamos al equipo. Me quedo con la imagen del ‘Athletic Hiria’ y con la marea rojiblanca partiendo desde la carpa del Athletic hacia Mestalla.

También me quedo con las muestras de cariño de la gente, tanto de Valencia como la del aeropuerto de Madrid. La gente que iba a su puerta de embarque en Barajas paraba de hablar por el movil para decirte: ‘¡Aupa Athletic!’. Después, en el vuelo hacia Bilbao, empiezo a hablar con una mujer de Mundaka que me pregunta a ver si venía de Valencia. Le respondo que si y me pasé todo el viaje hablando. Ella vivió el partido en Madrid por motivos de trabajo. Estuvo en el IFEMA y me dijo que desde la mañana del miércoles fue allí con el pañuelo del Athletic puesto. Ahí me di cuenta de que la final se vivió en muchos sitios distintos y de que todo el mundo ha vuelto a ver al Athletic como un equipo grande, en una final. A lo mejor hablé incluso demasiado, pero es que los que estuvieron en Valencia seguro que me entienden. Es para contarlo una y otra vez, además no te aburres al contarlo, porque lo revives y te emocionas mucho con los recuerdos.

Me alegro de haber podido estar en Valencia y en Mestalla, ya que es un viaje inolvidable. Ya, sólo me queda decir que otra vez será y ¡Ánimo Athletic!.

Se acerca la hora del partido

Seguimos en Valencia, cerca de Mestalla. El ambiente cada vez es mejor. Cada vez hay más gente y casi todos del Athletic.

A las 16:00 han emitido la final del 84 contra el Barça. La gente pitaba cuando el narrador mencionaba la alineación del Barcelona. En el gol de Endika, los aficionados rojiblancos han saltado como si el partido fuese en directo. Y al final del partido, ha sido como si hubieramos ganado la Copa esta tarde.

El ambiente, impresionante. Por aquí corría el rumor de que se iban a vender unas 3.00 entradas en taquilla (las que no retiraban los aficionados del Barça), pero nos han afirmado que eso es imposible. En este caso, rumores, rumeros son.

Ahora toca ir a las inmediaciones del estadio, ver el ambiente y sacar fotos que publicaremos los próximos días.

¡Aupa Athletic!

Miércoles, el día de la final.

Ya ha llegado el día, el gran día. Valencia está de color rojiblanco. Con nubes, pero con calor. La gran mayoría de la gente es del Athletic, pero poco a poco también se juntan los aficionados catalanes.

Ayer, martes, la fiesta en el ‘Athletic Hiria’ se prolongó. Muchísima gente del Athletic en la carpa y también se unieron los pocos aficionados que había del Barça. Y es que resulta que las txoznas de la zona del Barça se cerraron por la poca gente que hubo en esa área azulgrana.

Hoy miércoles, es el día de la final. Cada vez llegan más aficionados del Athletic y los del Barça también están llegando, pero en menor número. Bizkaia está de color rojiblanco, pero Valencia también. La reventa está a la orden del día. Ayer hubo varios aficionados que consiguieron entrada en la reventa. Alguno que conozco, lo compró por 150, otros por 300 y alguno más por 350 euros. Todas esas entradas son vendidas por aficionados del Barça, pero a los rojiblancos les da igual estar en la zona azulgrana. Seguro que tres cuartas partes de Mestalla serán de color rojiblanco. Hoy, el día de la final, nos han ofrecido entradas. Pero el precio era de 600 euros. Seguro que baja el precio 5 minutos antes del partido.

La gente de aquí, de Valencia, está con el Athletic. Te dan ánimos cuando te ven con la camiseta rojiblanca, en los restaurantes, por la calle los coches pitan y sacan la mano para saludarte y gritan “¡Aupa Athletic!”. La ciudad de Valencia también está con el Athletic.

Mi viaje a Valencia

El lunes, partí hacia Valencia para presenciar el miércoles 13 de mayo la gran final de la Copa del Rey entre el Athletic y el F.C. Barcelona. Con la camiseta rojiblanca del Athletic, la de Beti Zurekin con el símbolo de la final de Copa, la bufanda y la maleta llena de ilusión emprendí rumbo al aeropuerto de Loiu. Sigue leyendo