Archivo por días: 7 mayo, 2009

El cambio de la meteorología obliga a regresar al campo base

Alberto Iñurrategi, Juan Vallejo y Mikel Zabalza, los tres integrantes de la expedición vasca Naturgas Makalu Oeste ’09, se han visto obligados a desistir de su primer intento de hacer cumbre en estilo alpino por el Pilar Oeste de esta montaña de 8.463 metros. Un brusco cambio meteorológico, con intensas rachas de viento, les ha obligado a retornar al Campo Base, después de una noche infernal a 6.500 metros de altitud.

En las condiciones extremas en las que se desarrolla la escalada de un ochomil, las ventiscas no significan solamente una dificultad añadida, sino que pueden convertirse en una trampa mortal para los alpinistas. Los tres expedicionarios han optado por regresar al Campo Base tras una noche en la que el viento ha estado a punto de llevarse la tienda en la que pernoctaban.

Iñurrategi, Vallejo y Zabalza superan 1.200 metros de altitud en tan sólo 8 horas y llegan a los 6.500

Primera jornada superada. La expedición Naturgas Makalu 09, compuesta por Alberto Iñurrategi, Juan Vallejo y Mikel Zabalza, ha llegado en 8 horas hasta la cota de 6.500 metros, tras superar 1.200 metros de desnivel desde el Campo Base. Han aplicado una de las máximas del estilo alpino o ligero: la rapidez, y como han llegado pronto, se han ganado un tiempo extra para descansar del esfuerzo de hoy, eso siempre los 3 se acoplen bien en su diminuta tienda para dos personas: 2’3m2 de una tela extra-fina. Este es uno de los peajes que tienen que pagar para ir ligeros de peso una preocupación que Alberto Iñurrategi aplica a rajatabla, siempre que puede: “Reinhold Messner, quien sigue siendo un mito en el himalayismo, solía decir que para abordar una escalada de estas características había que preparar una mochila ligera y luego quitarle la mitad. En nuestro caso, sí hemos procurado hacer unas mochilas muy ligeras porque va a ser una clave en esta ascensión: para superar las dificultades y movernos con rapidez en el terreno es fundamental que lo que llevamos en la espalda no pese mucho”. Sigue leyendo