El país Atlético de Madrid y Spirou-De Gea, el botones que ascendió portero

Me ha dado por pensar en el Atlético de Madrid. Si, fíjense lo que son las cosas. El Barcelona presume de ser más que un club, el Real Madrid de ser reflejo de un modo grandioso de hacer las cosas, el Athlétic de su filosofía…pero ¿y el Atlético de Madrid?.

Un país en el Manzanares

A lo mejor, mirándolo con detenimiento, resulta que el club colchonero es el perfecto reflejo del país en el que se encuentra. Hace unos años subió como la espuma en las alas de la especulación inmobiliaria uno de cuyos exponentes fue el finado Jesús Gil. Anunció el final de la burbuja del ladrillo con su descenso a segunda. Volvió a primera encubriendo lo que restaba del ladrillo con la figura de un productor cinematográfico, o sea, Enrique Cerezo.

Pero desde entonces es un equipo ciclotímico. Pasa de la depresión a la euforia en cuestión de segundos. Ahora tiene el crédito de su andadura en la Copa, pero las dudas de sus resultados en el torneo de la regularidad que le mantienen lastrado. Los rojiblancos madrileños oscilan entre el éxito y el crak. Existen los mismos indicios para hacerse colchonera mañana mismo, que para darse de baja en las próximas 24 horas.

Se trata de un club con demasiada deuda, proyectos inmobiliarios ralentizados, una plantilla justita en la que abunda el absentismo, fichajes dudosos y un entrenador curado de espanto. Incluso ha pasado fases de división entre su afición. El club tiene vocación de estar entre los grandes, sin embargo su juego a veces se ve superado por otros más modestos. La descripción es casi calcada a la de cierto país. Me dirán ustedes si la cosa no da para una tesis doctoral. Y más aún teniendo en cuenta que dispone de Reyes para solventar algunos compromisos. Calcado.

Spirou futbolista

Spirou futbolista

Peras mentales aparte, me llama la atención el nuevo fenómeno colchonero. David de Gea. Se trata de un portero de 19 años que lleva semanas en el primer equipo y que ha desplazado a otro portero de su misma edad que fue vendido como un gran fichaje. Ya hay comentaristas que piden su internacionalidad absoluta. Es para no creérselo.

Spirou-De Gea

Esta servidora de ustedes le ha visto. Y creo que se trata de un buen portero. Alto, tranquilo, seguro y frío. Parece que estoy describiendo el combi de mi casa. Pero su irrupción supone un problema para el Atlético. ¿Qué hacer con Sergio Asenjo? Ninguno de los dos guardametas es un veterano treintaañero con el sosiego suficiente para aguantarse en el banquillo y vivir de los réditos solucionando problemas puntuales. Ambos tienen su carrera por delante y no por detrás, entiéndanme bien. Y eso produce ansia viva.

Este dilema, y la exaltación de De Gea, forman parte de la identidad ciclotímica del club. Por cierto, si una tuviera que valorar alguna de las virtudes de De Gea por encima del resto, sin duda, subrayaría los nervios de acero. Una persona normal que trabajara de guardameta en el Atlético de Madrid ya hubiera atentado contra la integridad física de Luis Amaraldo Perea, el central que debiera jugar de extremo derecho, cuanto más lejos de su propia portería mejor. Perea la arma parda al menos una vez por partido. Quizá sea una cuestión de confianza, pero sólo le falta ponerse celebrar brazos en alto el próximo gol que meta en propia puerta. O pedir a algún delantero rival que se desmarque al hueco, que él se la pasa. Un portero con un sistema nervioso capaz de sobrevivir a un defensa como Perea por delante, tiene mucho futuro o muy pocas pulsaciones. Y De Gea sigue ahí.  Una cuestión: en nuestro paralelismo anterior ¿quién sería De Gea y quién Perea? ¿Y quién Sergio Asenjo?Ahhhh, mójense, mójense.

El portero del Atlético, vestido de botones de hotel

El portero del Atlético, vestido de botones de hotel

Antes de despedirme, un detalle, el chico es un nuevo jugador de dibujos animados. ¿Les suena el personaje Spirou?. Pues el nuevo portero del Atlético es su clon. O al revés.Lo que manda narices es que Spirou era botones, o sea, el tipo que está en la puerta de un Hotel recogiendo los recados. Y ahora es portero, el siguiente paso en el escalafón hotelero. Va como un tiro. A lo mejor llega a ministro.

3 thoughts on “El país Atlético de Madrid y Spirou-De Gea, el botones que ascendió portero

  1. Pingback: Radio Euskadi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *