Archivo por días: 9 marzo, 2010

Toquero, el tipo que corre como un calvo para poder vivir como un melenudo

Ayer se celebr√≥ el D√≠a de la Mujer Trabajadora. Ya saben, la mujer trabajadora es como Toquero, pero con m√°s pelo. Realiza las mismas funciones que sus compa√Īeros, es eficaz, se puede confiar en ella‚Ķpero cobra menos. Esa es la gran cuesti√≥n a√ļn.

Nos seguimos desayunando con la foto de Kathryn Bigelow en las portada de todos los peri√≥dicos. La pel√≠cula que ella ha dirigido se ha llevado todos los premios gordos en los √ďscar. Su exmarido James C√°meron, tambi√©n conocido como C√°meron de la Isla por su afici√≥n a dar el cante, se ha empacado los √ďscar t√©cnicos por ‚ÄúAvatar‚ÄĚ. Ahora bien, no pregunten a nadie cu√°nto cobr√≥ C√°meron de la Isla por su trabajo y cu√°nto Kathryn por el suyo.

‚ÄúEn tierra hostil‚ÄĚ, as√≠ es como estamos todas las mujeres trabajadoras a fin de mes. Y Toquero. El delantero gazteiztarra hizo este fin de semana lo de siempre: correr como un calvo para poder vivir como un¬† melenudo, si me permiten la variante a la famosa frase de Samuel Etoo. Adem√°s de eso, meti√≥ dos goles en el primer tiempo de un Athl√©tic-Vall√°dolid que naci√≥ fiambre. Los de pucela salieron al c√©sped como si la hierba bilba√≠na fueran cuchillas de afeitar. A los de Caparr√≥s les bast√≥ con empujar y ser serios den defensa para fundir a los del Estadio de la Pulmonia, que manifiestan una bronquitis clasificatoria preocupante.

Toquero, instantes depués de haber recogido un brazo del césped

Toquero, instantes depués de haber recogido un brazo del césped

Los de On√©simo, redondo, redondo en lo f√≠sico, mostraron menos argumento que ‚ÄúAvatar‚ÄĚ. Tiraron el partido al bajarse del autob√ļs.

Por cierto, los que est√°n en el mundo de Pandora, conectados con la madre eterna del f√ļtbol y las esencias del balompi√© a trav√©s de la melena de Guti, son los del Real Madrid. Los blancos han logrado encaramarse al liderato de la primera divisi√≥n despu√©s de haber frito a pelotazos a Palop y los postes de su porter√≠a. Guti fue el artificiero perfecto en la ‚ÄúTierra hostil‚ÄĚ en la que el Sevilla hab√≠a convertido su √°rea. Cuando no se le cruzan los cables, el centrocampista zurdo que llegar√° a abuelo con fama de ni√Īo terrible, sabe desarmar bombas defensivas. Lo hizo en compa√Ī√≠a de otro aventado del bal√≥n: Rafael Van der Vart.

Una hora antes, el Barcelona se hab√≠a atrancado ante el modesto Almer√≠a de Juan Malillo. Los gigantes Na-Vi azul‚Ķgranas se van achicando. Tanto que Guardiola fue expulsado por algo ins√≥lito: acercarse al micr√≥fono que lleva el cuarto √°rbitro en el pecho y emplearlo para trasladarle sus opiniones al √°rbitro principal. Eso sin soltar antes un: ‚Äú¬Ņmesescucha bien?‚ÄĚ. Tuvo mala suerte Guardiola. En la jornada anterior no le hubiera pasado nada si le hubiera tocado Perez Burrull. A este le fallaba el pinganillo. Pero el s√°bado, el s√°bado funcionaba.

En fin, la cosa se aprieta. Por cierto, les recuerdo que ma√Īana tambi√©n es el d√≠a de la mujer trabajadora. Y pasado y al otro‚ĶTodos. Lo que espero es que pronto se instaure el D√≠a Internacional de la Mujer Cobradora.

Edurne Pasab√°n, las tribulaciones de una chica en China

Edurne Pasabán creía que le restaban dos ochomiles para alcanzar los 14. Y se equivocaba. Edurne pensaba que eran el Shisha Pagma y el Annapurna, pero no contaba con el ochomil más duro de todos: la burocracia china. Esa hay que escalarla sin oxígeno suplementario. Además el viento es terrible y muy frío en sus oficinas.

Así es, debe haber un chino gilipichi entre los mil millones de habitantes del país más potente del mundo. Y ese erá el que tenía que ponerle el sellito de OK, que en chino se dice Cha-Chi, al permiso de Edurne para escalar el Sisha en marzo. Y en vez de del de Cha-Chi, agarró el tampón de Chun-Go, y hala a correr.

Edurne dijo dos veces ¡Oh! cuando recibió  la notificación. Un ¡Oh! de sorpresa y otro ¡Oh! acordándose del nombre de la escaladora surcoreana que compite con ella y con la Kaltenbrunner por alcanzar los 14 ochomiles. Es así como se llama, Oh.

Pasab√°n m√°s de 8.000 metros, muchos m√°s

Pasab√°n m√°s de 8.000 metros, muchos m√°s

Claro que tambi√©n hay que ponerse en el pellejo del funcionario chino en cuesti√≥n. Si los empleados p√ļblicos del ayuntamiento de, digamos Socu√©llamos o Calasparra, localidades de modesta poblaci√≥n, ya est√°n aburridos de su trabajo, de darle al sellito y al registro, y venga formulario 12-B-7 y venga formulario BZ1003..imag√≠nense a esas criaturas que tienen que atender a mil millones de ciudadanos, todos chinos, hablando en chino y con formularios en chino. Y ojito si metes la pata, que te aplican el formulario definitivo, el AK-47.

Seamos comprensivos. Adem√°s, un pa√≠s y su burocracia no son realmente poderosos si de vez en cuando no joden a alguien de manera arbitraria. Eso pasa en todos los lugares. Y no me cuenten que les suena a chino, que todos conocemos a alg√ļn operario de control de aparcamiento regulado.

Bueno, pues en esas, y sin recurrir a Kafka para justificar la decisi√≥n del gobierno chino, Edurne ha hecho lo que solemos hacer las mujeres en estos casos: arreglarnos con lo que hay. ¬ŅQu√© no quedan patatas para una porrusalda? ¬°Pues tenemos sopa de cebolla!. As√≠ que Pasab√°n ir√° primero al Annapurna, que est√° en Nepal, y ah√≠, como son budistas, todo les parece bien, est√°n en armon√≠a con el universo y Richard Gere, no problem my friend, y luego, en abril, al Sisha.

Apuesto a que se hace con los dos antes de junio. Y aunque, Kaltenbunner o quiz√°¬†Oh adelanten a la nuestra, Edurne ser√° la primera mujer en coronar 15 ochomiles, las catorce monta√Īas y la burocracia china, que esto √ļltimo si que est√° al limite de lo imposible.

Terry, Bridge y T√©vez o el tango del f√ļtbol ingl√©s

El Apache Tévez confirmó lo que esta servidora de ustedes les anunció hace unos días. Los argentinos no tienen nada que ver con los ingleses en las cosas del amor.

Ya les coment√©¬†que el Chelsea-Manchester City del otro fin de semana daba para un tango bailado sobre la verde hierba de Londres. Mientras que los gentleman y las myladys del T√°mesis se escandalizaban en los medios de comunicaci√≥n por el l√≠o que mantuvo John Terry con la pareja de su excompa√Īero Wayne Bridge, excompa√Īero en el Chelsea y la selecci√≥n, amigo √≠ntimo, a la postre m√°s √≠ntimo de lo que Bridge hubiera deseado, el Apache T√©vez, ahora en el Manchester City de Brigde, pas√≥ del esc√°ndalo a los hechos. Si en la guerra argentinos e ingleses fueran como en el amor, las Islas Falkland se seguir√≠an llamando Malvinas.

Tévez, un palmo y pico más bajo que el terrible Terry, le mostró los tacos de sus botas y se encaró  con quien tiene el prestigio de ser el central marcador más duro de las Islas y el Continente. Luce ese galardón desde que Ballesteros subió kilos y bajó a segunda división y se retiraron Javi Navarro y Pablo Alfaro. Pero Tévez se arrugó menos que el cutis de Carmen Lomana.

Recientemente hizo unas declaraciones a The Sun que tienen mucho de letra de tango por escribir. ‚ÄúEn mi barrio a Terry le partir√≠an las piernas‚ÄĚ ha dicho el argentino antes de a√Īadir que ‚Äúun futbolista que se acostase con la mujer de un compa√Īero, no sobrevir√≠a en Argentina‚ÄĚ.

A este tango le falta la m√ļsica. Pero suena a chirrido de navaja al abrirse. ‚ÄúTerry carece de moral‚ÄĚ ha sentenciado T√©vez.

Carlitos Tévez, un futbolista que da la caraTévez, un futbolista que da la cara

No se equivoquen, el fiero delantero de la ribera del Plata no se refiere a la quiebra fundamental de confianza que se produce en el tr√≠o Bridge-Vanessa Perroncel-Terry, que es el de la se√Īora Terry y de Brigde respecto a la ya se√Īorita Perroncel. Qu√≠a. Lo que T√©vez no traga es la falta de lealtad entre compadres. No est√° mal que enga√Īes a tu pareja, lo que es insoportable es que falles a un compa√Īero de vestuario. Y mereces que te pase algo en lo que Terry tiene experiencia, que te partan las piernas. Esa es la esencia de los m√°s exitosos tangos ¬ŅLa infidelidad de la pebeta? Noooooo‚ĶLa infidelidad del compadre. Esa es la m√°s insoportable inmoralidad para T√©vez.

Ashley Cole, un tipo sin miedo a las fracturas

Quiz√°¬†por eso no ha mencionado el caso de Ashley Cole, uno de los mejores jugadores de banda de la Premier, que est√° a punto de dejar el f√ļtbol porque se ha descubierto que ocasionalmente se acostaba con su esposa, y con frecuencia con una lista de se√Īoras mayor que el n√ļmero de amigos de Amaya Salamanca en Facebook. Impresionante, aunque Cole siempre ha sido de esos futbolistas que cubr√≠a mucho campo.

Para T√©vez, Cole debe ser un tipo de moral intachable y que merece mantener intactas sus piernas: ha sabido respetar a sus compa√Īeros de vestuario mucho m√°s que a su propia esposa.

De todos modos, yo miraría qué  comen los jugadores del Chelsea. Algo les deben poner en el desayuno ese de antes del entrenamiento. Ashley Cole también pertenece a este club londinense.