Archivo por meses: junio 2012

La poes√≠a vital, l√ļdica y emotiva de I√Īigo Astiz

FOTO.I√Īigo AstizEl escritor navarro I√Īigo Astiz (Iru√Īa, 1985) acaba de publicar en la editorial Susa Baita hondakinak ere. Se trata de su primer poemario. El libro a√ļna poemas l√ļdicos, poemas de corte m√°s existencialista y reflexiones sociopol√≠ticas. Son poemas que hacen pensar, que hacen re√≠r, al menos en ocasiones,¬†y que¬†apelan a la emoci√≥n.¬†Con el autor hemos charlado. Pincha y escucha la conversaci√≥n.

Manuel Chaves Nogales, periodista espa√Īol, republicano, escritor brillante

‚ÄúEste libro, de naturaleza exclusivamente period√≠stica, no aumentar√° en nada el acervo de la cultura contempor√°nea; no hay en √©l ni una sola idea nueva, ni nada que no se haya dicho antes por gentes autorizadas que utilizan prudentes y copiosas palabras. Solo contiene noticias que procura divulgar f√°cilmente por la virtud prodigiosa de unas palabras, eficaces m√°s que sabias‚ÄĚ. As√≠, de un modo tan humilde, comienza el prospecto que Chaves Nogales escribi√≥ para La vuelta a Europa en Avi√≥n. Un peque√Īo burgu√©s en la Rusia Roja, al fin en nuestras librer√≠as. Nogales naci√≥ en Sevilla en 1897. Comenz√≥ muy joven a trabajar como periodista y lleg√≥ a dirigir el Ahora, diario af√≠n a Aza√Īa. Despu√©s lleg√≥ la guerra, su toma de postura a favor de la Rep√ļblica, el exilio, primero en Par√≠s y despu√©s en Londres. All√≠ muri√≥, con 47 a√Īos, y all√≠ fue enterrado. LIBRO.La vuelta al mundo en avi√≥nDurante a√Īos hemos sabido muy poco de este escritor brillante, cuya obra, gracias a la editorial Libros del Asteroide, podemos leer ahora.¬† ‚ÄúChaves Nogales -ha escrito Mu√Īoz Molinaes el hombre justo que no se casa con nadie porque su compasi√≥n y su solidaridad est√°n del lado de las personas concretas que sufren; es el que ve las cosas con una claridad que lo vuelve extranjero‚ÄĚ.

Precisamente esos an√°lisis certeros son los que hacen que suba el voltaje de La vuelta a Europa en avi√≥n. En 1928, este periodista emprendi√≥ un viaje en avi√≥n por Europa que lo llevar√≠a del Mediterr√°neo al Caspio con objeto de enviar distintos reportajes al Heraldo de Arag√≥n. ‚ÄúEl tiempo es un aviador‚ÄĚ, escribe. Tuvo oportunidad de conocer la situaci√≥n pol√≠tica y social que viv√≠an los principales pa√≠ses europeos, aunque la mayor parte del libro se centra en Rusia. Chaves celebra los logros de la revoluci√≥n, aunque no deja de lamentar lo que ya se atisbaba: ‚ÄúNo hay modo, sin embargo, de encontrar un retrato de Trosky en toda Rusia‚ÄĚ. ‚ÄúCuando los bolcheviques se lanzaron acaudillados por Lenin a la conquista del Poder, la idea comunista no hab√≠a madurado lo suficiente, y el pueblo pobre ruso ha padecido las consecuencias de esta precipitaci√≥n y las seguir√° padeciendo todav√≠a mucho tiempo (‚Ķ). Pero el porvenir es suyo.‚ÄĚ

Adem√°s de an√°lisis e informaci√≥n, sus cr√≥nicas llegaban repletas de literatura: ‚ÄúPara el viajero que ama el viaje, el regreso es siempre un poco precipitado. Se ha detenido demasiado en todas partes, se ha ido quedando enganchado en todos los requerimientos.‚ÄĚ

Y por si fuera poco tanto talento, tampoco le fallaba el humor: “La Tierra es una vieja calva, fea, llena de arrugas, basta y grandota, con la que no puede uno entenderse. M√°s que nuestra madre la Tierra, es nuestra t√≠a la Tierra; nuestra t√≠a abuela.‚ÄĚ Pues ah√≠ queda eso.

Txani Rodríguez

Erretratoak. Sandra

Sandra. Euskal Herrira dantzaria izateko heldu zen Sandra. Pisukide desegokia, lesio larriegia, zorte txarra… eta beste hamaika zorigaitzek kalera eraman dute. Guggenheim alboko aterpean egiten du lo. Osterantzeko orduak kalean ematen ditu. Hasieran bakarrik, baina laster kideen beharrizanaz jabetu zen. Bera inoiz ez da otso bakartia izan. Aste bete kalean nahikoa izan zen konturatzeko. Sandra beti izan da argala; orain, baina, ikutu eta apurtu litekeela dirudi. Paperekoa dela esaten dio sarri kide batek. Mutilaguna dauka, Isidro. Berarekin dagoenetik ez du arazorik izan kaleko kideekin. Gizonek, dagoeneko, bakean uzten dute. Bera Isidrorena da. Isidro gizon zintzoa dela esaten du. Ez du jotzen eta droga doan lortzen dio. Diru laguntza txikia jasotzen du, hilaren hasieran. Hartu eta Isidrori ematen dio, bera baino diru kudeatzaile hobea delako. Inoiz mesede txikiren bat egin behar izan dio Isidrori, ezagutzen duen gizonen batekin, baina gutxi-gutxitan izaten da. Isidrok beti esan dio zaindu egingo duela, eta hori euren onerako izaten dela. Sandrak ez du oso gustuko, baina ‚Äúmesedearen‚ÄĚ ondoren oso maitekor egoten da Isidro, eta horregatik bakarrik merezi du. Asteon jakin du gaixo dagoela. Ez du ustekabean harrapatu, bada denbora txarto sentitzen zela. Pilulak agindu dizkio medikuak. Hartzen hasi zen baina Isidrok kudeatuko zizkiola esan zionetik askoz gutxiago hartzen du. Eta hobeto sentitzen da. Argalago baina hobeto.

Goizalde Landabaso

El comictario. Egipto imaginario, Egipto real con Milan Hulsing

Egipto, dictadura, corrupci√≥n, represi√≥n, revoluci√≥n. Cinco palabras que sirven para resumir lo ocurrido en el pa√≠s de los faraones desde que, en febrero del a√Īo pasado, las revueltas populares forzaran la ca√≠da del r√©gimen de Hosni Mubarak. Hoy, 16 meses despu√©s, el cambio pol√≠tico en Egipto se completa con unas elecciones presidenciales que pueden dar el triunfo a los Hermanos Musulmanes y el paso a segundo plano de unas Fuerzas Armadas que han tutelado y gobernado con mano de hierro el pa√≠s durante 30 a√Īos.

Egipto es, junto a T√ļnez, el m√°s claro ejemplo de ese fen√≥meno bautizado como “Primavera √Ārabe“. Son hechos f√°ciles de explicar ahora, pero un autor holand√©s residente en El Cairo, Milan Hulsing, tuvo el m√©rito de anticipar lo que iba a ocurrir en Egipto. LIBRO.Ciudad de barroPocas semanas antes de que la multitud comenzara a llenar la emblem√°tica Plaza Tahrir, Hulsing public√≥ Ciudad de barro, un c√≥mic fascinante, de ambiente kafkiano, en el que un funcionario corrupto, llamado Salem, pone en marcha un ins√≥lito plan para robar fondos p√ļblicos.

Buen conocedor de la enorme burocracia del régimen, característica de todas las dictaduras, Salem se inventa una ciudad a la que pone por nombre Khaldiya. La ubica en el delta del Nilo y copia para esta población el esquema habitual del país: una zona de la ciudad moderna, rica y corrupta; y otra sumida en la pobreza y donde la policía no para de encontrar delincuentes, agitadores y peligrosos terroristas. Una actividad incesante de las fuerzas policiales que exige el envío de grandes cantidades de dinero que, por supuesto, termina en el bolsillo de Salem.

Para ubicarse bien en Khaliya, el corrupto funcionario modela una maqueta en barro, cada vez con m√°s detalles. Redacta incesantes informes sobre lo que ocurre en esa ciudad ficticia y, mientras crece la mentira, crece tambi√©n su locura… Personajes imaginarios pueblan sus sue√Īos, su montaje empieza a hacer aguas y a despertar sospechas entre sus jefes. La situaci√≥n es cada vez m√°s agobiante. El lector viaja con Salem hasta los umbrales del delirio y hasta el espl√©ndido final, con una simb√≥lica tormenta de arena y un √ļltimo documento oficial que certifica lo irracional de las dictaduras y lo absurdo de esa met√°stasis que es la burocracia.

Magnífico cómic, Ciudad de barro, publicado en castellano por Ediciones Sins Entido y que está basado en una novela del escritor egipcio Mohamed El Bisatie, que logró burlar la censura gracias al ambiente onírico de su obra. Buen trabajo también el del dibujante Milan Hulsing, que emplea un color ocre, acorde con el tono de la historia, y cuyo estilo recuerda en muchos momentos al gran maestro Alberto Breccia.

I√Īaki Calvo

Las √ļltimas novedades de junio de 2012

LIBRO.CalcioJUAN ESTEBAN CONSTA√ćN

¡Calcio! (SEIX BARRAL)         220 páginas

El colombiano Juan Esteban Consta√≠n (Popay√°n, 1979) es un historiador, ensayista y profesor de relaciones internacionales, que investiga y traduce libros griegos y latinos en la Universidad del Rosario. En los √ļltimos a√Īos se ha dedicado tambi√©n a la creaci√≥n literaria. Ha publicado un libro de relatos y dos novelas, El naufragio del Imperio y ¬°Calcio! Se nota en ellas su pasi√≥n juguetona por los misterios del pasado. En ¬°Calcio! se adentra en una controversia que no acaba de resolverse: ¬Ņqui√©n invent√≥ el f√ļtbol, los ingleses √≥ los italianos? Y lo hace a trav√©s de las investigaciones de un profesor italiano que escandaliza al c√≠rculo acad√©mico de Oxford asegurando que los or√≠genes del f√ļtbol se encuentran en Italia y que el primer partido de balompi√© tuvo lugar durante un enfrentamiento entre el Imperio espa√Īol y la Rep√ļblica de Florencia. Una novela divertida y apasionante.

ERNESTO FERREROLIBRO.El √ļltimo viaje del Capit√°n Salgari

El √ļltimo viaje del capit√°n Salgari (√ĀTICO DE LOS LIBROS) 237 p√°ginas

Ernesto Ferrero (Tur√≠n, 1938) es un grande de la edici√≥n italiana. Fue director editorial de Einaudi en los momentos de m√°ximo esplendor, y trabaj√≥ junto a Natalia Ginzburg, Italo Calvino y Norberto Bobbio. ¬†En paralelo ha desarrollado una notable labor como ensayista, historiador, cr√≠tico literario y narrador. El √ļltimo viaje del capit√°n Salgari es una novelizaci√≥n de la vida de Emilio Salgari, creador de Sandokan, un hombre incre√≠ble. No sali√≥ del norte de Italia, pero su voracidad lectora le convirti√≥ en un experto en casi todo. Fue periodista y vivi√≥ con su mujer y sus cuatro hijos en una humilde vivienda. Siempre acosado por la falta de dinero fue un estajanovista del trabajo, de ah√≠ su ampl√≠a producci√≥n literaria, que le convirti√≥ en una celebridad mundial. La novela narra los √ļltimos a√Īos de su vida hasta su suicidio, a trav√©s de las voces de los que le conocieron. Un libro magn√≠fico y hermoso.

LIBRO.Tal vez sea suficienteALEJANDRO FERN√ĀNDEZ ALDASORO

Tal vez sea suficiente (TXALAPARTA)     119 páginas

Fern√°ndez Aldasoro (1970) es un bilba√≠no que reside desde hace a√Īos en Donostia. Se dedica profesionalmente al mundo de la publicidad y hace dos a√Īos le descubrimos con la novela Un viajante, en la que contaba la historia de un representante de sastrer√≠a que a finales de los a√Īos setenta, cuando el negocio estaba ya en decadencia, recorr√≠a el pa√≠s con un coche cargado de maletas, mientras se debat√≠a entre dos amores. En Tal vez sea suficiente, su nueva entrega narrativa, cuenta la historia de un solitario estudiante que sobrevive leyendo novelas. Hasta que inicia una relaci√≥n que desgraciadamente le llevar√° al escepticismo y de nuevo a la soledad. A√Īos despu√©s las coincidencias interrumpen de nuevo su vida solitaria. Pero esta nueva historia sentimental no har√° m√°s que recordarle a la primera. Vamos, que la vida tropieza casi siempre dos veces en la misma piedra.¬† La confirmaci√≥n de un narrador.

RICHARD FORDLIBRO.Flores en las grietas

Flores en las grietas (ANAGRAMA)   222 páginas

A estas alturas nadie duda de que Richard Ford (Jackson, 1944) es uno de los m√°s notables narradores estadounidenses de su generaci√≥n. Galardonado con premios tan relevantes como el PEN/Faulker √≥ el Pulitzer, es autor de una amplia obra narrativa entre la que destacan novelas como El periodista deportivo, y sus dos secuelas, e Incendios y libros de relatos como Rock Springs y Pecados sin cuentos.¬† En Flores en las grietas, subtitulada Autobiograf√≠a y literatura, se re√ļnen los escritos autobiogr√°ficos y los ensayos literarios que el autor fue publicando en revistas y peri√≥dicos. ‚ÄúReflexiones sobre la literatura y la vida, sobre la vida como germen de la literatura y sobre la literatura como indagaci√≥n en los misterios de la vida‚ÄĚ, como se dice en la contraportada del libro. Por estas p√°ginas aparecen Chejov, Carver, Salter, Yates y tambi√©n su padre, su abuelo y el boxeo. Una joya.

El Agujero Negro. Diva

La diva disfruta de inc√≥gnito. Su placer m√°s √≠ntimo es mirar la vida desde el anonimato. Verse en las portadas de las revistas adolescentes, en posters, en vallas publicitarias. Recorrer supermercados de barrio como una m√°s, atrincherada tras las gafas, la gorra y las ropas amplias que ella considera inescrutables. En su autista divagar, su carro choca violentamente con el de un orondo paisano que brama con acritud: ‚Äú¬°Cuidado se√Īora!‚ÄĚ.

Casi sin darse cuenta, la diva permite entonces que su gorra se deslice hasta el suelo.

Roberto Moso

John Gregory Dunne, la recuperación de un clásico de la novela negra

Quizá recuerden ustedes una vieja película, de 1.981, donde Robert de Niro y Robert Duvall interpretaban a dos hermanos, sacerdote el primero, policía el segundo, que se reunían con la disculpa de que había aparecido muerto un cura en un prostíbulo. Se titulaba Confesiones verdaderas y el libro en que se basaba, escrito por el estadounidense John Gregory Dunne, acaba de ser reeditado en la colección Roja y Negra, dirigida por Rodrigo Fresán, de Random House Mondadori.

Empecemos por reconocer que el hecho que parec√≠a desencadenar la intriga en el film, es un episodio sin demasiada importancia en su antecedente literario. En realidad lo que se cuenta en esta novela es el caso de La Dalia Negra, aquella mujer que apareci√≥ muerta en un solar de Los √Āngeles en 1.947 y cuyo misterio todav√≠a no ha sido aclarado, aunque aqu√≠ se haya cambiado el nombre y el apodo de la asesinada, pero, eso s√≠, se mantienen la fecha y la mayor parte de los elementos del crimen. Y, naturalmente, hay un detective y su hermano sacerdote y gente que les rodea que est√°n interesados en medrar y que har√°n para ello cualquier cosa.¬† Aqu√≠ tenemos pues a nuestro h√©roe, un detective de la vieja guardia, un tipo que conoLIBRO.Confesiones verdaderasce el terreno que pisa, que sabe que nunca pasar√° de ser un investigador del mont√≥n, al que, en principio le da igual que los casos se resuelvan o no, pero que no est√° dispuesto a pasar ni una a la corte de pelotas que acompa√Īan a su hermano, porque este es una figura al alza en el arzobispado, a √©l se dirigen los que quieren hacer negocios, a √©l los que quieren un destino terrenal mejor antes de cumplir con su religi√≥n y encontrarlo en la otra vida, y √©l sabe quien conoc√≠a a la muerta y puede tener la clave del enigma. Este polic√≠a no est√° especialmente desesperado, no tiene dependencias agudas, su esposa est√° en un sanatorio mental y √©l est√° liado con una mujer a la que salv√≥ en un secuestro. Pero tiene una historia, como todos los personajes de esta novela ejemplar donde nos ponen en situaci√≥n en las mod√©licas primeras p√°ginas mejor que en ning√ļn otro relato que yo conozca. Si despu√©s de leer el primer cap√≠tulo de esta novela no se leen al menos cien p√°ginas de una sentada llevados por la emoci√≥n y el inter√©s, es que no tienen ustedes sentido de la narraci√≥n o yo estoy muy equivocado. Es cierto que, despu√©s, la novela se hace menos concentrada, las situaciones m√°s largas, las conversaciones mas detallistas y todo parece durar bastante m√°s, pero es porque el pr√≥logo nos ha lanzado a una velocidad inusual.

Dice George Pelecanos en la introducci√≥n, que ha le√≠do esta novela varias veces y no recuerda quien es el culpable porque lo que a √©l le interesa es el retrato de una ciudad, de una √©poca, de unos personajes, de unas relaciones humanas, que dejan fuera del foco el aspecto puramente criminal. Tiene raz√≥n. Y a√ļn as√≠ la intriga tambi√©n es importante, consistente, s√≥lida, apasionante. Me ha gustado mucho Confesiones verdaderas. Les recomiendo que no se la pierdan ahora que pueden encontrarla en la librer√≠a m√°s cercana. No siempre se puede con las obras maestras. Lamentablemente John Gregory Dunne muri√≥ hace ya nueve a√Īos, su propia vida y su muerte tambi√©n han sido objeto de investigaci√≥n literaria por parte de su viuda Joan Didion, y no se sabe que dejara otro escrito tan potente como Confesiones verdaderas. Con la disculpa de que se acerca el verano, reg√°lensela.

Félix Linares

El concurso del 16 de junio de 2012

¬ŅQuieres conseguir libros gratis? Lo tienes muy f√°cil. Escucha el enigma que plantea I√Īaki Berazategi cada semana, descubre el nombre de un autor y el de su libro, y env√≠anos la respuesta a nuestra direcci√≥n. La electr√≥nica es pompas@eitb.com y la postal es ‚ÄúPompas de Papel. Radio Euskadi. Capuchinos de Basurtu 2, Bilbao-48013‚ÄĚ. Entre todas las respuestas acertadas sorteamos lotes de libros para tres oyentes. El enigma de hace quince d√≠as encerraba una novela m√≠tica El amante de Lady Chatterley de D.H. Lawrence. Los ganadores de los libros han sido Javier Mendieta, Jos√© Luis Marco y Lorea Ega√Īa. La semana que viene pondremos en marcha nuestro concurso de verano, que estar√° relacionado con los 25 a√Īos de Pompas de Papel.

Rescatando gemas perdidas

FOTO.Piedras preciosas recuperadasPompas de Papel rescata a dos autores que han permanecido fuera del foco demasiado tiempo. Uno de ellos es el estadounidense John Philip Dunne. Confesiones verdaderas, su obra maestra y un peque√Īo gran cl√°sico de la novela negra, se recupera ahora con todos los honores. Tambi√©n se extrae del ba√ļl de los libros olvidados La vuelta a Europa en avi√≥n, las cr√≥nicas viajeras de ese gran periodista espa√Īol republicano llamado Manuel Chaves Nogales.

Recuperaciones aparte, charlamos en nuestro √ļltimo programa convencional de la temporada con¬† I√Īigo Astiz. El periodista navarro debuta en el mundo de la poes√≠a con Eta ondakinak ere, una reflexi√≥n experimental, l√ļdica y culta sobre la vida y sus circunstancias. Entre las novedades tenemos libros del colombiano Juan Esteban Consta√≠n, el italiano Ernesto Ferrero, el vizca√≠no Alejandro Fern√°ndez Aldasoro y el estadounidense Richard Ford. El c√≥mic, Ciudad de barro, lo firma el holand√©s Milan Hulsing. Y completamos el programa con los espacios de creaci√≥n ‚ÄúEl agujero negro‚ÄĚ y ‚ÄúErretratoak‚ÄĚ, la colaboraci√≥n de los “libreros asesinos“, la recomendaci√≥n antiliteraria y el concurso. Pincha, escucha y disfruta.

Lecturas de fin de semana. Iban Barrenetxea, la ilustración hecha arte

Iban Barrenetxea (Elgoibar, 1973) es un ilustrador y escritor vasco que comenz√≥ trabajando en el dise√Īo gr√°fico y que lleva ya un tiempo viviendo en exclusiva de su trabajo como ilustrador. A finales de 2010 public√≥ Bomb√°stica Naturalis (Premio Euskadi de Literatura 2011 en el apartado ilustraci√≥n), un relato marcado por un texto fant√°stico y surrealista y por unos dibujos encantadores que rememoraban las viejas ilustraciones que acompa√Īaban a los cuentos de los hermanos Grimm √≥ de Hans Cristian Andersen. El libro estaba protagonizado por un bot√°nico Bombastus Dulcimer y por sus invenciones, una mezcla de bot√°nica y de ingenier√≠a. Fue el primer trabajo en el que a su labor como ilustrador uni√≥ la de autor del relato.LIBRO.El cuento del carpintero

Su nueva entrega creativa, El cuento del carpintero (A buen paso), nos cuenta la historia un laborioso carpintero, Firm√≠n, que hace unas ruedas tan perfectas que ‚Äúel impulso de una mirada bastaba para echarlas a rodar‚ÄĚ. Firm√≠n es contratado reiteradas veces por el Bar√≥n von Bombus para que le arregle los ‚Äúdesperfectos‚ÄĚ causados en su cuerpo por la guerra. Que si un brazo, que si un pie‚Ķ Todo lo arregla nuestro carpintero, que no se arredra ante los embates de la vida.

El libro de Barrenetxea es una maravillosa fabula sobre el esp√≠ritu humano, sobre su creatividad y tambi√©n sobre su estupidez. Sus ilustraciones destacan por el realismo con el que describe ambientes, cosas y edificios y tambi√©n por el entra√Īable aspecto caricaturesco de sus personajes. Lo curioso del asunto es que siendo un relato profundamente antibelicista, la violencia no es expl√≠cita y solo se presentan sus consecuencias. El libro adem√°s est√° repleto de sutilezas, porque los dibujos van m√°s all√° de los textos. Por ejemplo en las im√°genes asistimos a una bella historia de amor que no se encuentra en lo escrito. El autor no solo ilustra sus propias historias sino que ha puesto im√°genes a textos cl√°sicos de Dickens, los propios Grimm, Perrault, Samaniego, Lewis Carroll y Henry James. Barrenetxea demuestra que los libros ilustrados no son solo para los ni√Īos.

Enrique Martín