Archivo por meses: junio 2019

Mujeres al poder literario

Este fin de semana¬† del 22 y 23 de junio de 2019 en Pompas de Papel recibimos a Miren Agur Meabe que ha vuelto a los mundos de la novela Kristalezko begi bat con el volumen de relatos Hezurren erretura, en los que su vida, o la vida de alguien que se le parece, se transforma en materia literaria. Adem√°s comentamos otros dos libros interesantes: Cambiar de idea, honesta y dolorosa reflexi√≥n sobre el feminismo de la vizca√≠na Aixa de la Cruz, y Errantes novela criminal de la argentina de origen vasco Florencia Etcheves. Tambi√©n recomendamos el c√≥mic Parentesco, basado en una impresionante novela de la estadounidense Octavia Butler, la poes√≠a de la espa√Īola Irene G. Punto y el volumen infantil del guipuzcoano Juan Kruz Igerabide Arkakusoa/La pulga. Y como siempre tuvimos rese√Īas de novedades, espacios creativos y el concurso.

S√°bados a las cuatro de la tarde y domingos a las doce de la noche, Pompas de Papel, el club de los libros y los lectores de Radio Euskadi, desde hace m√°s de treinta a√Īos. Pincha y disfruta.

El tocho. Los no lugares del francés Marc Augé

‚ÄúEl lugar y el no lugar son m√°s bien polaridades falsas: el primero no queda nunca completamente borrado, y el segundo no se cumple nunca totalmente: son palimpsestos donde se inscribe sin cesar el juego intrincado de la identidad y la relaci√≥n. Pero los no lugares son la medida de la √©poca, medida cuantificable y que se podr√≠a tomar adicionando, despu√©s de hacer algunas conversiones entre superficie, volumen y distancia, las v√≠as a√©reas, ferroviarias, las autopistas y los habit√°culos m√≥viles llamados ‚Äúmedios de transporte‚ÄĚ (aviones, trenes, autom√≥viles), los aeropuertos y las estaciones ferroviarias, las grandes cadenas hoteleras, los parques de recreo, los supermercados, la cadena compleja, en fin, de las redes de cables o sin hilos que movilizan el espacio extraterrestre a los fines de una comunicaci√≥n tan extra√Īa que a menudo no pone en contacto al individuo m√°s que con otra imagen de s√≠ mismo‚ÄĚ.

Este es un párrafo de Los no lugares. Espacios del anonimato, de Marc Augé. Publicado en 1992, este breve pero revelador ensayo, intenta realizar, tal y como indica el subtítulo, Una antropología de la sobremodernidad. Expresión esta que le sirve al autor, el antropólogo francés Marc Augé, para caracterizar nuestra época y de paso, polemizar con otros pensadores, como el sociólogo Lipovetski y su hipermodernidad, o el filósofo Lyotard y sus acólitos, que establecieron, con mucha fortuna, el discurso de la posmodernidad.

Para Aug√© el problema de nuestra sociedad es que est√° basada en el exceso, que est√° sobre-dimensionada (de ah√≠ el concepto de sobremodernidad) en tres aspectos fundamentales: en el tiempo, con la superabundancia de acontecimientos noticiosos diarios, que nos impulsan a vivir en un tiempo acelerado, una especie de presente continuo; en el espacio cada vez m√°s amplio, recorrido por los individuos merced a la proliferaci√≥n de viajes intercontinentales (aunque correlativa y parad√≥jicamente el planeta parezca cada vez m√°s achicado); y por √ļltimo, en la esfera m√°s √≠ntima, la del yo, objeto continuo de todo tipo de referencias individualizadas.

A esta sociedad sobremoderna le corresponde una nueva concepci√≥n del lugar. Los lugares antropol√≥gicos, tradicionalmente, se caracterizaban por ser fijos y estables, generadores de identidad y de relaciones culturales. En nuestra sociedad esa concepci√≥n cambia y se generan¬† no lugares, espacios utilizados por los individuos meramente como lugares de tr√°nsito, aeropuertos, autopistas, supermercados, hospitales, donde solo se establecen relaciones ef√≠meras y provisionales, y en los que las personas se sienten ajenas, desvinculadas del entorno. ‚ÄúEn el an√≥nimato del no lugar es donde se experimenta solitariamente la comunidad de los destinos humanos‚ÄĚ, nos dice Marc Aug√©. Pero tambi√©n nos recuerda que fen√≥menos como el retorno de los nacionalismos son, en primer lugar, un rechazo del orden colectivo, y que los individuos pueden adoptar ante esta sociedad diferentes actitudes: la huida, el miedo, la intensidad de la experiencia o la rebeli√≥n contra los valores establecidos.

Como ven, en este l√ļcido ensayo no solo se diagnostican los males de nuestra cultura, sino que tambi√©n se apuntan posibles respuestas. Eso lo convierte en un libro valiente y necesario: Los no lugares de Marc Aug√©, en editorial Gedisa.

Javier Aspiazu

El poema. Ana Elena Pena, espa√Īola

Hay un espejo en la entrada de mi casa

Que ha leído todas las versiones de mí

A lo largo de la vida.

 

Bebé de cabello ensortijado

Y manos regordetas

En los brazos de mi madre.

Ni√Īa con lazos en el pelo

Y vestidos que inevitablemente odiaba.

Adolescente risue√Īa con gafas met√°licas

Y acné rebelde.

Joven de 47 kilos un día y 60 kilos otro

(así continuamente, cono un acordeón).

Y por √ļltimo, mujer.

Pelo corto y azul.

con un ni√Īo invisible colgando del pecho.

Los espejos son amables a veces,

otras,

crueles,

pero siempre se mantienen fieles a nuestra imagen.

¬ŅC√≥mo es posible, entonces,

que estemos rotas y ellos no?

Este poema titulado Espejos, es de Ana Elena Pena. Una escritora espa√Īola nacida en Murcia pero que vive hace a√Īos en Valencia. Estudi√≥ Bellas Artes, y es una artista que tambi√©n escribe y publica poemas. Su primer poemario lo public√≥ en 2010 con el t√≠tulo Hago pompas con la saliva. Este poema lo hemos sacado un poemario titulado Peque√Īos cat√°logos de animales heridos.

Goizalde Landabaso

Tatiana Tibuleac, una mirada moldava a una madre y su hijo

En la literatura escrita en lengua rumana ha surgido en los √ļltimos a√Īos una voz que est√° cautivando a Europa. Es la voz de Tatiana Tibuleac. Una periodista reconocida en prensa y televisi√≥n, nacida en 1978 en Chisinau, en Moldavia, un pa√≠s en el que se habla rumano, y que se encuentra situado entre Rumania al sur y Ucrania al norte. Tibuleac comenz√≥ publicando un libro de relatos en 2014, F√°bulas modernas, y su √ļltimo trabajo es una novela del a√Īo pasado titulada Jard√≠n de vidrio, que ha sido galardonado con uno de los premios literarios de la Uni√≥n Europea. Pero el libro que le ha dado popularidad es su primera novela, de 2016, que ahora ha traducido al castellano la vasca Marian Ochoa de Eribe para la editorial Impedimenta. La novela se titula El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes y cuenta una historia terrible, no exenta de poes√≠a, ternura y sentido del humor, que indaga en una dura relaci√≥n, marcada por el rencor, entre un hijo desequilibrado y su infeliz madre. Una novela que reivindica la fuerza del amor y el perd√≥n.

El hijo se llama Aleksia y siente que fue un ni√Īo no deseado, un ni√Īo que nadie quiso. En realidad nunca se ha sentido amado. Adem√°s tiene problemas psiqui√°tricos que le convierten en un ser violento cuando deja de tomar su medicaci√≥n. La madre, lo iremos conociendo poco a poco, no es esa se√Īora inculta que aparenta, sino una mujer que ten√≠a aspiraciones, aspiraciones que se vieron truncadas cuando qued√≥ embarazada, demasiado pronto, de un camionero y tom√≥ la err√≥nea decisi√≥n de casarse con √©l. Para intentar reconciliarse con su hijo organizar√° unas largas vacaciones con √©l fuera de Moldavia, en un pueblecito de la campi√Īa francesa no muy lejos del mar. La madre, lo sabemos desde el principio, tiene c√°ncer terminal, y quiere recuperar el amor de su hijo y que √©ste la quiera y la comprenda.

Como hemos dicho estamos ante una historia muy dura que narra el enfrentamiento, y posterior entendimiento, entre ese hijo desequilibrado y esa madre incomprendida que necesita que la entiendan, que su hijo sepa por qué actuó como actuó, y que la perdone. El lector comprende la amargura del adolescente porque es él el que cuenta la historia en primera persona desde el futuro, un futuro en el que se ha convertido en un artista famoso. Y al saber que está desequilibrado, el lector comprende enseguida que debe estar en guardia, porque no podemos saber cuándo nos dice la verdad o cuando esa verdad se ve transformada por sus arrebatos psicóticos.

La autora es muy h√°bil tambi√©n al facilitarnos la informaci√≥n, porque poco a poco nos va dejando peque√Īas pistas de lo que sucede y ha sucedido en el pasado. As√≠ vamos a ir haci√©ndonos una idea de toda la historia. Vamos a conocer el ecosistema en el que se mueven los personajes: una peque√Īa ciudad, la madre y la abuela regentando una tiendecita, el hijo con problemas constantes en el colegio, la cuadrilla de descerebrados adolescentes, la primera atracci√≥n por las chicas, el padre ausente que huy√≥ de casa‚Ķ Pero tambi√©n nos ir√° contando c√≥mo es ese peque√Īo pueblo franc√©s donde todo el mundo se conoce y que va a acabar acogiendo a madre e hijo. Incluso sabremos algo de la vida de Aleksia en el futuro, marcada por el √©xito, pero tambi√©n por una tragedia.

Por cierto, aunque la voz del narrador sea terrible, sobre todo al comienzo de la novela, hay momentos muy divertidos, porque el protagonista es un tipo bastante guas√≥n, a pesar de sus problemas. Especialmente hilarante es el cap√≠tulo en el que se narra la excursi√≥n de madre e hijo a la playa, donde alquilar√°n una barca que son incapaces de manejar. Parece salido de una pel√≠cula de Jacques Tati. Tambi√©n impresionan las escenas conmovedoras que van uniendo a los dos personajes y que se pueden resumir en esos cap√≠tulos de una o dos l√≠neas que empiezan con la f√≥rmula ‚ÄúLos ojos de mi madre eran‚Ķ‚ÄĚ, y concluyen con una hermosa met√°fora po√©tica.

El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes es una novela portentosa en la que se nos narra c√≥mo alguien puede llegar a ‚Äúdesodiar‚ÄĚ a una persona a la que ha aborrecido mucho. No es un proceso sencillo, se nos dice, es m√°s, es un proceso largo, complicado, complejo, pero que puede llegar a buen puerto. Aunque al final en los muelles, al desembarcar, no todo sea felicidad. Porque aqu√≠ no hay un final ‚ÄúMade in Hollywood‚ÄĚ, algo que debemos agradecer a la sabidur√≠a de Tatiana Tibuleac, porque en la vida se pueden arreglar muchas cosas, pero seguramente no todas.

Enrique Martín

Cuando Jon Arretxe llev√≥ a Tour√© a la monta√Īa

El escritor vizca√≠no, pero residente en tierras navarras, Jon Arretxe (Basauri, 1963), acaba de publicar en la editorial Erein la novela No digas nada, traducci√≥n al castellano del original en euskera Ez erran deus. Arretxe es doctor en Filolog√≠a Vasca, licenciado en Educaci√≥n F√≠sica y ha completado, en los conservatorios de Bilbao y Vitoria, sus estudios de piano y canto. El autor lleg√≥ a la literatura a trav√©s de las narraciones de sus viajes: 7 colores, Tubabu √≥ El Sur de la Memoria. Despu√©s lleg√≥ la ficci√≥n y las novelas negras como Shahmar√°n, Sue√Īos de sangre y la serie protagonizada por Tour√©, investigador africano vidente afincado en Bilbao: 19 c√°maras, 612 euros, Sombras de la nada, Juegos de cloaca y Piel de topo. No digas nada es la sexta entrega de la serie. La novela arranca con una pregunta: ¬Ņd√≥nde est√° Tour√©? El nuevo supervisor de las c√°maras de la Peque√Īa √Āfrica de San Francisco en Bilbao repasa una y mil veces las im√°genes del √ļltimo mes; pero es en vano, no hay ni rastro de Tour√©, se ha esfumado. Aunque sus amigos, Sa Ken√©, Osm√°n y Xihab, tampoco conocen a ciencia cierta su paradero, saben que se ha largado harto de humillaciones y de ser utilizado por la polic√≠a. De hecho, el burkin√©s ha decidido desaparecer para refugiarse en un pueblo perdido del Pirineo navarro, donde le espera Adama, antiguo compa√Īero de fatigas desde que ambos fueran los √ļnicos supervivientes de la traves√≠a en patera. Con un oficio m√°s que a√Īadir a su variopinto curriculum, ahora Tour√© se dedica a cuidar ovejas, y lo √ļnico que desea es una vida tranquila, pero all√° donde va su destino le persigue. Nuestro detective-vidente se ver√° envuelto en una serie de vicisitudes estramb√≥ticas, y estar√° a punto de perder la vida intentando resolver un caso en el que nunca se hubiera querido involucrar. Un rural noir, con el peculiar ingenio y sentido del humor de Arretxe. Con el autor hemos charlado. Pincha y disfruta.

El comictario. Ulli Lust y cómo ser una buena persona

Hace seis a√Īos el mundo del c√≥mic se vio sacudido por la publicaci√≥n y enorme √©xito de una novela gr√°fica titulada Hoy es el √ļltimo d√≠a del resto de tu vida, con gui√≥n y dibujo de la autora austr√≠aca Ulli Lust. En un tono de comedia dram√°tica, con varios momentos angustiosos, Ulli Lust nos contaba la peripecia que vivi√≥ en 1984, cuando era una punki de s√≥lo 17 a√Īos y en compa√Ī√≠a de su amiga Edi decidieron viajar a Italia con un saco de dormir, sin dinero ni documentaci√≥n y sin m√°s ropa que la que llevaban puesta. Dos meses de viaje con un saldo terrible: droga, mafia y un brutal machismo que termina en violaci√≥n. Esta historia, contada con una sinceridad descarnada, se llev√≥ entre otros el premio al autor revelaci√≥n en Angoul√™me y el Premio Ignatz en Estados Unidos. Todo apuntaba a que con ese c√≥mic Ulli Lust hab√≠a matado sus demonios, pero no.

Seis a√Īos despu√©s, la autora austr√≠aca publica la segunda parte de sus memorias bajo el expresivo t√≠tulo de C√≥mo trat√© de ser una buena persona. Ulli tiene 23 a√Īos y un hijo de cinco, fruto de la violaci√≥n, que vive con sus abuelos en la granja familiar. Nuestra joven protagonista quiere dedicarse a la ilustraci√≥n, pero no le admiten en ninguna academia de arte. Tiene un novio cuarent√≥n, Georg, que se dedica al teatro, mientras ella pasa el tiempo preparando un portfolio de dibujos y buscando un trabajo corriente que en realidad no quiere encontrar. Ulli lucha por mantener la ilusi√≥n frente a la realidad de un futuro incierto, y es entonces cuando conoce a Kimata, un emigrante nigeriano con el que vive una t√≥rrida relaci√≥n sexual, tolerada por su novio Georg. Una situaci√≥n ins√≥lita que se ve complicada por los problemas de Kimata para regularizar su estancia en Austria y sus arrebatos de celos y violencia.

Con pulso firme y la s√≥lida base de su memoria, Ulli Lust esboza su drama personal y el drama del choque de culturas, los prejuicios y el impacto que eso supone para los emigrantes. La autora austr√≠aca hace gala otra vez de una sinceridad estremecedora. No le importa salir mal parada en varios momentos de la historia y, al final, tenemos que rendirnos ante la capacidad del ser humano para superar obst√°culos y conseguir sus objetivos. En el caso de Ulli Lust, triunfar como dibujante y ser due√Īa de su propia editorial en Alemania, pa√≠s donde reside y trabaja. Una obra que es pura vida, ilustrada con estilo tan sencillo como eficaz y con un llamativo bitono rosa que solo sorprende al principio.

Totalmente recomendable este c√≥mic, C√≥mo trat√© de ser una buena persona, publicado en castellano por Ediciones La C√ļpula. No os lo perd√°is.

I√Īaki Calvo

La tercera entrega de novedades de junio de 2019

WHITNEY SCHARER

La edad de la luz     (SALAMANDRA)  396 páginas

Esta novela escrita por la estadounidense Whitney Scharer se ha convertido en una sensaci√≥n en muy poco tiempo, ha sido traducida a una docena de idiomas y ha conseguido el reconocimiento de la cr√≠tica. Es la primera novela de una licenciada en Literatura Inglesa que imparte talleres creativos y que ha publicado relatos en multitud de revistas. La edad de la luz recrea la vida de la fot√≥grafa Lee Miller, modelo, musa del movimiento surrealista, reportera de guerra y que tuvo una relaci√≥n¬† muy estrecha con Man Ray, el artista que la introdujo en el mundo del arte. La novela se inicia con una Miller envejecida y consumida por el alcohol a punto de ser despedida de la revista Vogue. Como ultim√°tum a su desidia, su editora le encarga un reportaje sobre Man Ray y el Par√≠s de los a√Īos treinta que tan bien conoci√≥. A partir de sus recuerdos iremos conociendo como se forj√≥ su leyenda y como su vida en el mundo de los surrealistas. Atractiva.

ANDR√ČE A. MICHAUD

Bondrée. La frontera del bosque    (ALIANZA)  333 páginas

Andr√©e A. Michaud (Saint-S√©bastien-de-Frontenac, Quebec, 1957) es una de las grandes escritoras en lengua francesa de Canad√°. Ha ganado dos veces el Prix Litt√©raire du Gouverneur G√©n√©ral, el m√°s alto galard√≥n de las letras de su pa√≠s. Adem√°s de novelas ha escrito tambi√©n obras de teatro. Son muy apreciadas sus peculiares novelas negras dotadas de una gran profundidad psicol√≥gica. Bondr√©e. La frontera del bosque, publicada en 2013, le ha servido adem√°s para saltar la barrera hacia el mundo anglosaj√≥n. La historia de esta novela transcurre en el verano de 1967. Las familias disfrutan de sus vacaciones del sol junto al lago Bondr√©e. Los ni√Īos se divierten en sus orillas. Pero de repente todo cambia cuando desaparece Zaza Mulligan mientras jugaba al hula-hop con su amiga Sissy Morgan. El p√°nico se desata cuando Sissy desaparece tambi√©n. El inspector Michaud entra en acci√≥n sospechando de las trampas que encierran las profundidades de los bosques.

AGNES RAVATN

El tribunal de los pájaros     (SEIX BARRAL)  274 páginas

Esta novela, un despiadado análisis de una relación obsesiva, ha servido a su autora, la noruega Agnes Ravatn (Olen, 1983), periodista y columnista, para conseguir un gran éxito en su país, para ser publicada en varias idiomas, para conseguir premios dentro y fuera de Noruega y para ser adaptada al teatro. El tribunal de los pájaros cuenta como, para alejarse de su triste vida en Oslo, la protagonista, Allis Hagtorn, acepta una peculiar oferta de empleo en un fiordo aislado. Es contratada por el enigmático Siggurd Bagge, para que se ocupe de la casa y de su jardín hasta que la esposa de éste regrese. Pero la fascinación y el deseo irán acercando a Allis y Sigurd, hasta el punto de que la tensa convivencia hará que los secretos del pasado empiecen a salir a la superficie. Lo que llevará a Allis a concluir que tal vez no debería haber aceptado ese empleo. Una historia que habla de los muros que levantamos para protegernos de nuestras heridas.

CARLOS AGUIRRE DE C√ĀRCER

Los sinedíe       (TABULA RASA)  513 páginas

Carlos Aguirre de C√°rcer (Donostia, 1958) es docente y ha escrito desde siempre. Ha publicado ya en esta editorial otros dos libros, la novela corta Juan Raz√≥n Rapaz y el libro de relatos Cunetas. Por tanto Los sined√≠e es su primera novela larga. Es una saga familiar que se centra en los hermanos Sined√≠e (Azur, Gules y Sinople), que tras una fuerte discusi√≥n abandonan su localidad natal en un mundo rural, Las V√≠boras, siguiendo caminos diferentes, traslad√°ndose a la ciudad. All√≠ seguiremos sus andanzas, con sus momentos de aprendizaje, sus situaciones melodram√°ticas y surrealistas. Y tambi√©n conoceremos las historias de sus descendientes, desde el tiempo de la infancia a la madurez. La novela se cerrar√° con una vuelta al origen, con la vuelta al mundo rural. Una novela que no desde√Īa la cr√≠tica social y que nos sorprende con escenas humor√≠sticas. Una novela sobre los sue√Īos incumplidos y el desenga√Īo, sobre la reconstrucci√≥n de la esperanza, sobre la b√ļsqueda de la felicidad. Un autor a descubrir.

INGRID GUARDIOLA

El ojo y la navaja     (ARCADIA)  268 páginas

El mundo es imagen y son datos. Im√°gines y datos que compartimos alegremente a trav√©s de todo tipo de dispositivos. De tal forma que nuestra vida privada se ha convertido en p√ļblica. El mundo es ya una gran interfaz virtual. Una interfaz que nos est√° cambiando la mirada, una mirada comercializada por los dictados hegem√≥nicos neoliberales, una mirada que nos vuelve cada vez m√°s individualistas, aunque¬† creamos todo lo contrario, que estamos conectados a m√°s gente, que somos mas guays. Ha llegado la hora, dice la investigadora audiovisual Ingrid Guardiola (Girona, 1980), de frenar la sobreexposici√≥n de nuestra intimidad, de cuestionar las inercias del poder, de repensar el uso de las tecnolog√≠as, para volver a impulsar la participaci√≥n social y pol√≠tica, para reapropiarnos del espacio p√ļblico.

La ficción y la vida en los relatos de Miren Agur Meabe

Hezurren erretura es el nuevo libro de cuentos de Miren Agur Meabe; y es cierto que estamos ante eso, ante una colecci√≥n de relatos, pero como hay novelas muy fragmentarias, escritas como a retales ‚ÄďDepartamento de especulaciones, de Jenny Offill, podr√≠a ser un buen ejemplo de esto- a veces, los libros de cuentos que tienen un solo narrador, unos personajes que aparecen y reaparecen y un paisaje dominante, se acercan mucho a algo que podr√≠a ser tambi√©n una novela. De hecho, da la sensaci√≥n de que es la misma voz la que nos va contando recuerdos de su infancia, su vida escolar en colegios religiosos donde sufri√≥ algunos abusos, combinados con su etapa adulta, una voz que relata experiencias tristes y otras m√°s alegres. Sabemos que la narradora es una escritora, que tiene un hijo, que vive en Bilbao, aunque tiene una casa con un huerto en Lekeitio, que ha perdido a sus padres‚Ķ

Esos detalles y algunas referencias a aspectos f√≠sicos concretos hacen que tonteemos con la idea de que asistimos a confesiones de la propia autora; sin embargo, esa voz narradora es, dir√≠a yo, solo un trasunto de la de Meabe. Adem√°s, para reforzar esa idea de continuum a la que alud√≠a antes hay personajes¬† que se entrecruzan por estas p√°ginas, personajes como Adela, una mujer que cuid√≥ del padre de la narradora; Flora, una anciana a la que conoci√≥ en una residencia que visitaba de ni√Īa; O., un hombre con el que mantuvo una relaci√≥n sentimental o Colette, un gato. Precisamente, los animales tienen un papel relevante en este libro que se abre con un cuento maravilloso, Miramar, en el que las ratas podr√≠an simbolizar la devastaci√≥n que produce el paso del tiempo.

Ese trasunto de la autora da una clave sobre el origen de este libro: ‚ÄúOraindik ez neukan izenbururik, baina intuizioak hezurrak iradokitzen zizkidan: sinbolo horrek batasuna eman ziezaiokeen nire lanari, azalean hasi, eskuetatik jarraitu, begian geldigunea egin eta gorputzaren barrenengoetara jo gurako lukeen miaketan.‚ÄĚ La otra palabra que contiene el t√≠tulo, ‚Äúerretura‚ÄĚ, tambi√©n tiene fuerza porque la protagonista aparece quemando rastrojos, o pensando en quemarlos, pero, sobre todo, porque recoge y conserva, al escribirlos, los restos de la quema que, sobre nuestras vivencias, impone el devenir del tiempo.¬† ‚ÄúMinari ezin zaio utzi aginteaz jabetzen‚ÄĚ, afirma en un momento dado la narradora. Y yo creo que esa frase apunta a uno de los motores del libro: la resistencia, la supervivencia, la capacidad de sobreponernos¬† a la tragedia, como esos bosques cuyos √°rboles, al poco de un incendio, generan brotes nuevos.

Algunos cuentos, los que miran m√°s hacia atr√°s, como Karitatearen alabatxoa, se mueven en una horquilla temporal amplia, es decir, contienen meses, incluso a√Īos, pero otros, La recherche de l‚Äô absolu, entre ellos, atomizan en un par de escenas unas pocas horas. En ambas distancias, Meabe se mueve muy bien y compone historias realistas, sencillas, pero profundas, elocuentes. ¬†Todo por supuesto, esto ya no es sorpresa, envuelto en una prosa de calidad excepcional.

Hezurren erretura combina pues la melancol√≠a de un tiempo pasado con el nerviosismo del presente; la devastaci√≥n de la derrota con la promesa del d√≠a de ma√Īana, y nos deja un conjunto de relatos, o quiz√° solo uno largo, que nos har√° reflexionar sobre c√≥mo el tiempo pasa tambi√©n por todos nosotros, para hacer inventario, quiz√°s, de lo que ha quemado ya.

Txani Rodríguez

El concurso de Pompas de Papel del 15 de junio de 2019

Nueva entrega del concurso de Pompas de Papel en el que Bego Yebra os pone a prueba y en el que ten√©is que adivinar el nombre de un autor y el de su libro con las pistas que da. Ten√©is que enviar las respuestas a nuestras direcciones: la digital es pompas@eitb.eus o la postal ‚ÄúPompas de Papel. Radio Euskadi. Capuchinos de Basurtu 2, Bilbao-48013‚ÄĚ. Entre todas las respuestas acertadas sorteamos tres lotes de libros. El libro del que se hablaba era El hombre que fue Jueves del escritor brit√°nico G.K. Chesterton. Los ganadores de los libros han sido Jose Antonio Medina Castro, Meltxor Alberdi y Samuel Garc√≠a S√°nchez. Ya tenemos nuevo enigma para resolver. Pincha y suerte.

Misterio en las monta√Īas y otras historias

Este pasado fin de semana, 14 y 15 de junio de 2019, en Pompas de Papel recibimos al vasco Jon Arretxe que ha recuperado las historias criminales protagonizadas por el investigador vidente africano Tour√©. Su sexta aventura, que transcurre en los Pirineos, se titula Ez erran deus, traducida al castellano como No digas nada. Adem√°s comentamos otros dos estupendos libros de dos grandes escritoras: Hezurren erretura, volumen de relatos de la vizca√≠na Miren Agur Meabe, y El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes novela de la moldava Tatiana Tibuleac. Tambi√©n recomendamos el c√≥mic C√≥mo trat√© de ser una buena persona, la poes√≠a de la espa√Īola Ana Elena Pena y el ensayo ya cl√°sico del franc√©s Marc Aug√© Los no lugares. Y como siempre tuvimos rese√Īas de novedades, espacios creativos y el concurso.

S√°bados a las cuatro de la tarde y domingos a las doce de la noche, Pompas de Papel, el club de los libros y los lectores de Radio Euskadi, desde hace m√°s de treinta a√Īos. Pincha y disfruta.