Archivo de la etiqueta: comictario

El comictario. Ulli Lust y cómo ser una buena persona

Hace seis a√Īos el mundo del c√≥mic se vio sacudido por la publicaci√≥n y enorme √©xito de una novela gr√°fica titulada Hoy es el √ļltimo d√≠a del resto de tu vida, con gui√≥n y dibujo de la autora austr√≠aca Ulli Lust. En un tono de comedia dram√°tica, con varios momentos angustiosos, Ulli Lust nos contaba la peripecia que vivi√≥ en 1984, cuando era una punki de s√≥lo 17 a√Īos y en compa√Ī√≠a de su amiga Edi decidieron viajar a Italia con un saco de dormir, sin dinero ni documentaci√≥n y sin m√°s ropa que la que llevaban puesta. Dos meses de viaje con un saldo terrible: droga, mafia y un brutal machismo que termina en violaci√≥n. Esta historia, contada con una sinceridad descarnada, se llev√≥ entre otros el premio al autor revelaci√≥n en Angoul√™me y el Premio Ignatz en Estados Unidos. Todo apuntaba a que con ese c√≥mic Ulli Lust hab√≠a matado sus demonios, pero no.

Seis a√Īos despu√©s, la autora austr√≠aca publica la segunda parte de sus memorias bajo el expresivo t√≠tulo de C√≥mo trat√© de ser una buena persona. Ulli tiene 23 a√Īos y un hijo de cinco, fruto de la violaci√≥n, que vive con sus abuelos en la granja familiar. Nuestra joven protagonista quiere dedicarse a la ilustraci√≥n, pero no le admiten en ninguna academia de arte. Tiene un novio cuarent√≥n, Georg, que se dedica al teatro, mientras ella pasa el tiempo preparando un portfolio de dibujos y buscando un trabajo corriente que en realidad no quiere encontrar. Ulli lucha por mantener la ilusi√≥n frente a la realidad de un futuro incierto, y es entonces cuando conoce a Kimata, un emigrante nigeriano con el que vive una t√≥rrida relaci√≥n sexual, tolerada por su novio Georg. Una situaci√≥n ins√≥lita que se ve complicada por los problemas de Kimata para regularizar su estancia en Austria y sus arrebatos de celos y violencia.

Con pulso firme y la s√≥lida base de su memoria, Ulli Lust esboza su drama personal y el drama del choque de culturas, los prejuicios y el impacto que eso supone para los emigrantes. La autora austr√≠aca hace gala otra vez de una sinceridad estremecedora. No le importa salir mal parada en varios momentos de la historia y, al final, tenemos que rendirnos ante la capacidad del ser humano para superar obst√°culos y conseguir sus objetivos. En el caso de Ulli Lust, triunfar como dibujante y ser due√Īa de su propia editorial en Alemania, pa√≠s donde reside y trabaja. Una obra que es pura vida, ilustrada con estilo tan sencillo como eficaz y con un llamativo bitono rosa que solo sorprende al principio.

Totalmente recomendable este c√≥mic, C√≥mo trat√© de ser una buena persona, publicado en castellano por Ediciones La C√ļpula. No os lo perd√°is.

I√Īaki Calvo

El comictario. Los mundos salvajes de Jiro Taniguchi

Dos a√Īos despu√©s de la muerte del gran maestro del manga Jiro Taniguchi, el autor japon√©s con m√°s √©xito en el mercado del c√≥mic europeo, la editorial Ponent Mon recupera varias historias cortas que dibuj√≥ entre los a√Īos setenta y ochenta del pasado siglo. Bajo el t√≠tulo gen√©rico de Mundo salvaje, las vi√Īetas de Taniguchi nos trasladan a un entorno natural en el que el hombre o es un intruso o trata de convivir con monta√Īas, r√≠os, bosques y su rica fauna. Lo del respeto a la Naturaleza es algo que el maestro nip√≥n se tomaba tan en serio como sus otras especialidades: las relaciones familiares (a las que dedica sus dos principales t√≠tulos, El almanaque de mi padre y Barrio lejano), el gozo de caminar disfrutando el paisaje (ah√≠ est√° su obra El caminante), aproximaciones a la historia reciente de Jap√≥n, como La √©poca de Botchan, y el placer de la gastronom√≠a, el tema central de otra de sus creaciones m√°s destacadas, El gourmet solitario. Y a todo esto hay que a√Īadir, por supuesto, su exquisita gu√≠a de viaje con los m√°s bellos rincones de Venecia.

Todo un maestro, Jiro Taniguchi que, como digo, mostr√≥ a lo largo de su vida un enorme respeto hacia la Madre Naturaleza y tambi√©n una gran admiraci√≥n por el Salvaje Oeste. Ambos ingredientes se mezclan en esta primera entrega de Mundo salvaje, donde encontramos historias sobre personajes como el gran jefe apache Ger√≥nimo, o un homenaje a los japoneses que, en el siglo XIX, participaron en exhibiciones de costumbres niponas en EEUU y luego fueron abandonados y tuvieron que sobrevivir en un pa√≠s hostil y sin conocer casi una palabra de ingl√©s. Uno de tantos dramas humanos ocultos por el pesado manto de la historia. Es curioso c√≥mo la devoci√≥n de Taniguchi por el Far West le lleva a buscar v√≠nculos entre aquella Am√©rica de indios, vaqueros, colonos y exploradores y el pa√≠s del Sol Naciente. La segunda parte del c√≥mic lleva por t√≠tulo El depredador, y recoge cuatro historias de cazadores y presas con hermosos paisajes de bosques y monta√Īas y un evidente mensaje ecologista. Buena parte del esp√≠ritu de Jiro Taniguchi se concentra en esta novela gr√°fica, Mundo salvaje, que se completar√° con un segundo volumen y que constituye una magn√≠fica oportunidad para empezar a conocer su obra.

Y por si fuera poco, nos permite además apreciar la evolución del dibujo de este gran creador, ganador de premios y reconocimientos en Oriente y Occidente y que ha dejado una huella imborrable en el mundo del cómic. No os lo perdáis.

I√Īaki Calvo

El comictario. Soldados de Salamina, de Cercas y García

Matar un ruise√Īor, la serie del comisario Ricciardi y Mi traidor. En los √ļltimos tiempos hemos comentado para Pompas de Papel varias adaptaciones al c√≥mic de obras literarias, y esta semana sigue la racha con Soldados de Salamina, la famosa novela de Javier Cercas que ha convertido en vi√Īetas el dibujante Jos√© Pablo Garc√≠a, el mismo que hizo sendas novelas gr√°ficas con los ensayos del historiador Paul Preston La Guerra Civil Espa√Īola y La muerte de Guernica. Con este importante bagaje a sus espaldas, Jos√© Pablo Garc√≠a era quiz√° el m√°s indicado para llevar al lenguaje del c√≥mic la exitosa novela que Javier Cercas public√≥ en 2001, y que muchos consideran que abri√≥ el camino a otras obras que profundizaron a partir de entonces en la recuperaci√≥n de la Memoria Hist√≥rica.

Un relato apasionante protagonizado por el propio Javier Cercas, que aparece como un novelista en horas bajas en busca de una buena historia que contar. Y esa historia la halla en una entrevista al escritor Rafael Sánchez Ferlosio realizada en 1994. Durante el rato que hablaron, Ferlosio le contó a Cercas la peripecia de su padre, el intelectual y fundador de la Falange Rafael Sánchez Mazas, que escapó de un fusilamiento en la comarca catalana del Collell y al que un miliciano perdonó la vida tras localizarle en el bosque. Obsesionado por esa historia, Javier Cercas convierte en novela su investigación y repasa el periplo de un Sánchez Mazas que gozó de privilegios durante la dictadura franquista pero murió en el olvido político y literario.

Tras conseguir las claves de la vida de S√°nchez Mazas, Javier Cercas emprende la b√ļsqueda del soldado que le dej√≥ escapar en el bosque, y en esa tarea logra dar en Francia con Miralles, un miliciano de la Rep√ļblica que estuvo en el Collell y que se convierte en esta novela en el s√≠mbolo de los que perdieron la guerra en Espa√Īa, combatieron al fascismo en la Segunda Guerra Mundial y agotan sus √ļltimos d√≠as olvidados por su pa√≠s y por la historia. Al igual que en el texto literario, la narraci√≥n de estos hechos discurre con intensidad y fluidez. Jos√© Pablo Garc√≠a hace una respetuosa y eficaz adaptaci√≥n de una novela que ya ha sido llevada al cine y al teatro y ahora cuenta con su versi√≥n en c√≥mic, publicada a principios del pasado mes de abril y coincidiendo adem√°s, cosas del destino, con la muerte de Rafael S√°nchez Ferlosio, fallecido 25 a√Īos despu√©s de aquella entrevista con Javier Cercas que dio lugar a esta apasionante historia.

Soldados de Salamina, un cómic imprescindible publicado por Reservoir Books. No os lo perdáis.

I√Īaki Calvo

El comictario. El borracho infame de Olivier Schrauwen

Beber hasta emborracharse, echar unas risas, dormir la mona y, al despertar, aprovecharse de alguien, incluso matarle, para seguir bebiendo y divirtiéndose. Esto es lo que hace el protagonista de Guy, retrato de un bebedor, impactante cómic con guión de los franceses Ruppert y Mulot y dibujos del belga Olivier Schrauwen, uno de los autores europeos más destacados de la actualidad. Alejado de estilos y escuelas habituales, Olivier Schrauwen posee un trazo de líneas a veces claras, a veces abigarradas, en blanco y negro o en color, y sus personajes, sobre todo los secundarios, carecen de rostro en muchas ocasiones. Esa falta de expresión, de ojos y nariz, es sustituida por el agujero negro de la boca que grita y por el escorzo del cuerpo al bailar, correr o retorcerse en la agonía.

Conocido sobre todo por los c√≥mics sobre su abuelo, Ars√©ne Schrauwen, que vivi√≥ los √ļltimos tiempos del imperio colonial belga, Olivier Schrauwenaborda en esta obra el tema de la pirater√≠a, pero desde el lado m√°s vil y menos rom√°ntico posible. El protagonista es Guy, un borracho malo como la peste que vaga por las calles de una ciudad europea en el siglo XVIII en busca de algo de dinero para seguir bebiendo. Guy canturrea, pide limosna y se la gasta en la taberna. Por un momento nos hace hasta gracia, pero todo se funde en negro cuando nuestro borrach√≠n saca la navaja y mata a un caballero para robarle la bolsa. Muerte cruel, sin piedad, y as√≠ el asesino puede seguir tragando ron. En las siguientes p√°ginas Guy aparece enrolado en un barco, el buque sufre el ataque de los piratas y nuestro borracho asesino cambia de bando sin remilgos, porque su √ļnica patria es la botella. A la sombra de la bandera negra, Guy luce su talante abyecto y traicionero, consigue sobrevivir a duras experiencias y vuelve a la civilizaci√≥n a seguir con su bestial y mort√≠fera carrera.

Ruppert y Mulot escriben la historia de un hombre rastrero, sin moral ni valores, y el dibujo cortante y efectista de Olivier Schrauwen hace el resto, dando forma no solo a las andanzas de Guy, sino también a sus alucinaciones fruto del alcohol, seres fantasmales que aportan al relato su dolorido testimonio. Hace tiempo que el cómic explora nuevas vías, y Schrauwen es uno de los que más las transitan. La excusa perfecta para acercarse a este autor belga tan brillante como peculiar es la obra que hoy nos ocupa, Guy, retrato de un bebedor, publicada con la calidad que acostumbra por la editorial riojana Fulgencio Pimentel. Nos os la perdáis.

I√Īaki Calvo

El comictario. Las vacaciones de Prudhomme y Rabaté

Estando como estamos en pleno mes de mayo, muchas personas tienen ya la vista puesta en las vacaciones de verano. Como todos los a√Īos y, salvo excepciones de cartera boyante, seguiremos el ritual de buscar un destino bueno, bonito y barato para disfrutar de nuestro merecido descanso al sol y, preferentemente, en la costa. La playa, ese lugar que en el per√≠odo estival se llena de la m√°s variopinta colecci√≥n de seres humanos, ha sido argumento de novelas, pel√≠culas, teleseries y, por supuesto, tambi√©n c√≥mics. El √ļltimo, por ahora, nos llega de Francia, se titula ¬°Vivan las vacas! y lleva la firma de dos reconocidos autores galos, David Prudhomme y Pascal Rabat√©, que ya han colaborado anteriormente en obras de √©xito como La virgen de pl√°stico.

En esta ocasi√≥n, Prudhomme y Rabat√© echan mano de la sencilla realidad, con todo lo que eso supone. Hacen de las vi√Īetas una c√°mara que va tomando im√°genes por una playa en pleno verano y el resultado es un jocoso documental porque, reconozc√°moslo, verano y playa son un c√≥ctel explosivo en lo que al teatro humano se refiere. Por el escenario de arena, toallas y sombrillas desfilan sin problemas ni inhibiciones todo tipo de hombres, mujeres y ni√Īos, parejas, matrimonios, personas solitarias, exhibicionistas, ancianos, nudistas, gays, y en ese microcosmos de la playa suceden cosas de manera constante, cosas peque√Īas, cotidianas, pero que juntas forman un todo fascinante.

Prudhomme y Rabat√© siguen al mir√≥n que va de paseo playero con su perro, a los ni√Īos y ni√Īas que juegan en la arena y en el agua, al padre que intenta que todo sea m√°s m√°gico de lo que es en realidad, a la se√Īora harta de que su marido no le ayude, al lig√≥n de playa en busca de presas e, incluso, a los pintores que est√°n d√°ndole una capa de color a verjas y vallas y que se divierten viendo el espect√°culo que discurre ante sus ojos. Una obra coral sin superh√©roes, ni mundos al rev√©s, ni tesoros ocultos, ni misterios insondables, ni grandes batallas, ni gigantes ni dragones. Solo gente corriente disfrutando sus vacaciones, sus “vacas“, en la playa. Nada nuevo bajo el sol, es cierto, pero c√≥mo luce este c√≥mic gracias al buen hacer de dos autores que, seguro, han vivido en persona gloriosos d√≠as playeros y nos hacen recordar momentos que, m√°s o menos, todos y todas hemos pasado a la orilla de la mar.

El resultado es ¬°Vivan las vacas!, una de las sorpresas de este a√Īo, un c√≥mic refrescante y divertido, publicado en castellano, desde Granada, por Barbara Fiore Editora. No os lo perd√°is.

I√Īaki Calvo

El comictario. Insexts, de Bennett y Kristantina

Cada cierto tiempo surge en Estados Unidos una editorial de c√≥mics con el sello de “independiente“, que quiere decir que no pertenece a ninguno de los dos gigantes del sector, Marvel y DC, y que respeta los derechos del autor sobre su obra. La √ļltima en llegar ha sido Aftershock, nacida en 2016 y que ya ha publicado un buen n√ļmero de t√≠tulos, con el atractivo de que ha conseguido reunir a varios de los guionistas estrella de los √ļltimos 25 a√Īos, como Garth Ennis, Warren Ellis o Brian Azzarello. La m√°xima de esta nueva editorial es dejar a los autores que desarrollen libremente sus ideas, y eso es un buen punto de partida para cualquier proyecto creativo. Con estos antecedentes, hace tres meses la editorial Planeta empez√≥ a publicar los c√≥mics de Aftershock en castellano, y hemos elegido uno de esos t√≠tulos para hacer la primera aproximaci√≥n a este sello.

Se trata de Insexts, una serie feminista de terror victoriano escrita por la estadounidense Marguerite Bennett e ilustrada por la dibujante indonesia Ariela Kristantina, las dos con experiencia en los c√≥mics de superh√©roes. Bennett nos lleva hasta el Londres de finales del siglo XIX para contarnos la historia de Lady Bertram y su doncella Mariah. Una mujer infeliz en su matrimonio y una criada que mantiene con ella una t√≥rrida relaci√≥n de amor l√©sbico. Todo un esc√°ndalo que se convierte en un relato de terror al surgir la verdadera condici√≥n de estas mujeres: son dos monstruos, dos arp√≠as con parte humana y parte de insecto que deciden vivir su amor sin los cors√©s que les impone la sociedad de la √©poca. Claro mensaje feminista precedido de un rotundo pr√≥logo a cargo de la propia Marguerite Bennet en el que habla de “terror corporal“.

El terror y la esclavitud que sufren las mujeres a consecuencia de un cuerpo que se hincha, se transforma, sangra, duele y les obliga a m√ļltiples cuidados para ofrecer la imagen perfecta que se exige de ellas. Un manifiesto de rebeld√≠a a cargo de una mujer joven, de solo 30 a√Īos, que explica muchas de las violentas escenas y de alto voltaje sexual que incluye este c√≥mic, ilustrado con br√≠o por Ariela Kristantina. Insexts genera atracci√≥n e inquietud a partes iguales. Lo mismo que Animosity, la otra serie escrita por Marguerite Bennett para Aftershok, una f√°bula en la que los animales se vuelven inteligentes y empiezan a devolver al g√©nero humano todo el sufrimiento que hist√≥ricamente han padecido. Habr√° que seguir de cerca la carrera de esta guionista, Marguerite Bennet, cuya estrella empieza a brillar en el firmamento del c√≥mic. No os lo perd√°is.

I√Īaki Calvo

El comictario. El traidor personal de Pierre Alary

El asesinato hace dos semanas de la periodista Lyra McKee en la ciudad norirlandesa de Derry, asumido como un error por el grupo denominado Nuevo IRA, ha vuelto a poner en primer plano el conflicto de Irlanda del Norte, cerrado hist√≥ricamente con los “Acuerdos de Viernes Santo” de 1998 y la elecci√≥n del primer gobierno aut√≥nomo compartido entre los unionistas y el Sinn Fein en el a√Īo 2007. Todo muy emblem√°tico y rodeado de gran ceremonia, pero lo cierto es que, doce a√Īos despu√©s, en Irlanda del Norte sigue habiendo personas que no aceptan el proceso de paz y, aunque cuentan con el rechazo de la mayor√≠a, han vuelto a derramar sangre solicitando despu√©s un perd√≥n tan cruel como in√ļtil.

Este tenso escenario hace más que recomendable la lectura de un cómic que sorprende por su mensaje sincero y profundo. Se titula Mi traidor y está basado en la novela homónima del escritor francés Sorj Chalandon, un hombre que hizo suya la causa norirlandesa y sufrió la mayor decepción de su vida al descubrir que su gran amigo y mentor, el dirigente del IRA Denis Donaldson, era un infiltrado de la inteligencia británica. Un hecho histórico que tuvo gran repercusión y que supuso un auténtico shock emocional para Sorj Chalandon. Cuatro meses después de su confesión, Denis Donaldson fue asesinado. Sabía lo que le esperaba, pero prefirió quedarse y morir en tierra irlandesa.

Atormentado por el enga√Īo de su gran amigo, Chalandon decide exorcizar sus demonios con la novela titulada Mi traidor, publicada en 2007 y ganadora de varios premios literarios. El autor cuenta los hechos pero cambia los nombres. √Čl se convierte en Antoine, un luthier parisino convertido a la causa irlandesa, y Tyrone Meehan es su amigo y dirigente del IRA. Tras el √©xito de la novela lleg√≥ su adaptaci√≥n al teatro, y ahora le toca el turno a su versi√≥n en c√≥mic a cargo de Pierre Alary, autor franc√©s que nos ha hecho disfrutar con la serie de aventuras Silas Corey y que, en esta ocasi√≥n, se implica hasta las cachas para trasladar la gran carga emocional de esta historia de amor, violencia y traici√≥n. ¬ŅPor qu√©? ¬ŅQu√© le pas√≥ al h√©roe irland√©s para convertirse en traidor?

Son preguntas que plantea esta historia y que se quedan en el aire. Sorj Chalandon esper√≥ hasta 2011 para dar las respuestas en otra novela, Regreso a Killybegs, que profundiza en la vida y motivos de su amigo irland√©s. Ignoro si se adaptar√° tambi√©n al c√≥mic pero, mientras tanto, la novela gr√°fica Mi traidor, publicada en castellano por la editorial Dibbuks, es de lectura obligada y uno de los t√≠tulos imprescindibles de este a√Īo. No os lo perd√°is.

I√Īaki Calvo

El comictario. La segunda entrega de Mezolith

Hace dos a√Īos y medio disfrut√© como pocas veces lo he hecho leyendo Mezolith, un c√≥mic brit√°nico maravillosamente dibujado y ambientado en la prehistoria, en el per√≠odo Mesol√≠tico, hace 10.000 a√Īos. El gui√≥n lo firmaba Ben Haggarty, reputado cuentacuentos experto en recuperar narraciones tradicionales, y las fant√°sticas ilustraciones eran el primer c√≥mic de Adam Brockbank, autor de los dise√Īos de todas las pel√≠culas de Harry Potter y de la octava entrega de Star Wars. Un d√ļo art√≠stico de alto nivel que dio como resultado un c√≥mic inolvidable. Haggarty y Brockbank nos transportaron a un mundo en el que los seres humanos eran todav√≠a cazadores y recolectores y viv√≠an en plena armon√≠a con la Naturaleza. Un mundo en el que la mera supervivencia hab√≠a dado paso ya a rituales y ceremonias, a una cierta creaci√≥n art√≠stica y a un plano de espiritualidad a la hora del nacimiento y la muerte.

El protagonista principal era un ni√Īo llamado Poika, miembro de la tribu de los Kansa, que iba creciendo poco a poco, aprendiendo de sus mayores y de las experiencias cotidianas. Un fresco majestuoso de aquellos tiempos primitivos, justo despu√©s de la √ļltima glaciaci√≥n, en los que Gran Breta√Īa todav√≠a no era una isla y permanec√≠a unida al continente europeo. Una curiosa paradoja en estos tiempos de Brexit. Aquel bello relato qued√≥ en mi memoria y en la de otros muchos lectores y ahora, dos a√Īos y medio despu√©s, se publica la segunda entrega, en la que Poika se convierte en adolescente y joven adulto, va asumiendo responsabilidades y conoce las primeras tensiones del amor. Un proceso gradual que discurre en el protector ambiente de la tribu, con episodios de caza, enfermedades, alg√ļn choque con las bestias del entorno y visiones y sue√Īos fruto de la imaginaci√≥n de un ser humano en pleno desarrollo, tanto f√≠sico como creativo.

Y todo vuelve a ilustrarlo con trazo maestro Adam Brockbank, cuyos dibujos y colores nos hacen respirar y sentir el mundo puro y cristalino de hace diez mil a√Īos. Especialmente destacables las ilustraciones a doble p√°gina al principio y al final del √°lbum y la fascinante imagen de una ceremonia funeraria en el mar, con una balsa en la que viaja el cuerpo del fallecido cubierto de flores y que es empujada lentamente por varios miembros de la tribu hacia el que ser√° su √ļltimo viaje. Una escena llena de simbolismo y serenidad, el resumen perfecto del aura m√°gica que impregna Mezolith, un c√≥mic imprescindible publicado en castellano por Di√°bolo Ediciones. No os lo perd√°is.

I√Īaki Calvo

El comictario. Negalyod o como Perriot resucita a Moebius

Hace siete a√Īos que nos dej√≥ el gran Jean Giraud, alias Gir, alias Moebius, uno de los genios indiscutibles de la historia del c√≥mic. El Teniente Blueberry, El Garaje Herm√©tico, El Incal, su incursi√≥n en el mundo de los superh√©roes con Estela Plateada, un sinn√ļmero de obras maestras que quedaron para la posteridad. En Francia, pa√≠s natal de Moebius, esperaban desde hace siete a√Īos al sucesor del genio, y quiz√° sea por eso que en el pa√≠s vecino haya tenido tanta repercusi√≥n el c√≥mic que hoy nos ocupa, Negalyod, una f√°bula futurista postapocal√≠ptica con gui√≥n y dibujo de Vincent Perriot, un autor que hab√≠a ofrecido destellos en sus primeras obras pero que, con 35 a√Īos reci√©n cumplidos, ha evolucionado hasta postularse como digno heredero de Moebius. Veremos si es su estilo definitivo, pero las planchas que ha dibujado para Negalyod despiertan casi la misma emoci√≥n que sent√≠amos al leer un c√≥mic del maestro fallecido.

Sin explicaciones, que poca falta hacen, Vincent Perriot nos lleva a un futuro en el que el mundo es un gran desierto y el agua un aut√©ntico tesoro, controlado por una poderosa entidad llamada La Red. En este mundo futuro vuelve a haber dinosaurios, y cuidar un reba√Īo de estos animales es la labor del protagonista de la historia, Jarri, un joven pastor que tiene el don de entender lo que le dicen las bestias. Jarri vive feliz haciendo su trabajo hasta que un d√≠a un artefacto que tiene como misi√≥n provocar la lluvia mata con sus radiaciones a todo su reba√Īo. Jarri viaja hasta la gran ciudad en busca de justicia, y all√≠ contacta con la resistencia, un grupo que quiere acabar con el tir√°nico poder que ejerce La Red.

Vale, de acuerdo, un mundo postapocal√≠ptico, falta de agua, un r√©gimen desp√≥tico, la resistencia, un h√©roe a la fuerza; dir√©is que esto ya lo hab√©is visto o le√≠do antes, y no os falta raz√≥n pero, como siempre digo en estos casos, lo importante de una historia es que est√© bien contada y, si es c√≥mic, bien dibujada, y las dos condiciones se cumplen con creces en Negalyod. El gui√≥n discurre con fluidez, apoyado en las magn√≠ficas ilustraciones de Vincent Perriot con dinosaurios, paisajes des√©rticos, ciudades flotantes, naves voladoras y un color sobresaliente obra de Florence Breton que, ¬°oh, casualidad!, era la colorista habitual de los √°lbumes de Moebius. ¬ŅSe puede pedir m√°s? Quiz√° en el futuro s√≠ pero, de momento, solo queda disfrutar de Negalyod, un integral de 200 espl√©ndidas p√°ginas publicado en castellano por Norma Editorial. No os lo perd√°is.

I√Īaki Calvo

El comictario. El comisario Ricciardi, de la editorial Bonelli

A la sombra del dominio que el mercado y la industria francobelga ejercen sobre el c√≥mic europeo, hay una familia en Italia, los Bonelli, que lleva casi 80 a√Īos publicando c√≥mics con autores locales y gran √©xito de ventas. Al sello Bonelli pertenecen series tan populares como Tex, Zagor, Dylan Dog, Martin Myst√®re o Nathan Never, t√≠tulos que han vendido millones de ejemplares y han dado trabajo a much√≠simos dibujantes y guionistas, incluso de fuera de Italia. Pero el √©xito de p√ļblico no lo es todo, y Bonelli ha arrastrado siempre la etiqueta de “populachero“, alejado de las corrientes que en los √ļltimos 30 a√Īos han apostado por un c√≥mic de m√°s nivel, ese modelo que conocemos como “novela gr√°fica“.

Un modelo que no pod√≠a ser ignorado por un editor como Sergio Bonelli y as√≠, en junio de 2007, el m√≠tico sello italiano lanz√≥ su primera novela gr√°fica, Dragonero, un relato de fantas√≠a que fue tambi√©n un √©xito de ventas y al que han seguido decenas y decenas de t√≠tulos. Un material muy interesante que hace medio a√Īo empez√≥ a publicar en castellano la editorial Panini a raz√≥n de dos novedades por mes. Y de lo visto hasta ahora hay una serie que destaca poderosamente, la adaptaci√≥n al c√≥mic de las cuatro novelas del escritor Maurizio de Giovanni protagonizadas por el comisario Ricciardi.

El escenario de todas ellas es la ciudad de N√°poles a principios de los a√Īos 30, un lugar con muchos rincones oscuros y en el que los pobres miran con admiraci√≥n y resentimiento a las √©lites dominantes, cercanas al r√©gimen fascista de Mussolini. Es la ciudad del inspector Luigi Alfredo Ricciardi, siempre con traje, corbata y gabardina y poseedor de un don ins√≥lito: cuando accede al lugar del crimen puede ver al espectro de la v√≠ctima y escuchar sus palabras, mensajes con escaso significado a los que el comisario Ricciardi va dando forma mediante laboriosas investigaciones. Un trabajo que hace con la ayuda de su colaborador, el sargento Maione, y del m√©dico forense Bruno Modo.

Ellos, y decenas de personajes secundarios, protagonizan cuatro excelentes historias de g√©nero negro ambientadas en las cuatro estaciones del a√Īo. De momento, hemos podido disfrutar del invierno y la primavera, El sentido del dolor y La condena de sangre, con dos v√≠ctimas bien distintas: un famoso tenor y una anciana echadora de cartas. Los dos √°lbumes cuentan con un equipo diferente de guionista y dibujante, Claudio Falco y Daniele Bigliardo el primero y Sergio Brancato y Lucilla Stellato el segundo. Profesionales eficaces que superan con nota el reto de adaptar al c√≥mic las novelas del comisario Ricciardi. No os lo perd√°is.

I√Īaki Calvo